23 Capital: nuevas formas de monetizar la propiedad intelectual

Abril de 2019

Por Catherine Jewell, División de Comunicaciones, OMPI

Jason Taub y Stephen Duval, cofundadores de 23 Capital, proveedor de capital y soluciones para los sectores del deporte, la música y el entretenimiento, exponen sus ideas sobre cómo crean valor los derechos de propiedad intelectual (PI) en un sector en rápida evolución como el deportivo. En una entrevista reciente con la Revista de la OMPI, estos emprendedores visionarios hablan sobre el papel de 23 Capital en la creación y el lanzamiento reciente de OTRO, un club digital mundial de aficionados que ofrece la oportunidad de relacionarse con algunos de los futbolistas más famosos del mundo.

Stephen Duval (izquierda) y Jason Traub (derecha) crearon 23 Capital en 2014, en un momento en el que el panorama cambiante de los negocios y la radiodifusión ofrecía a las organizaciones, marcas y particulares, incluido el mundo de los deportes, nuevas oportunidades lucrativas de capitalizar su talento y su PI.

¿Qué es 23 Capital?

Jason: 23 Capital es un proveedor de capital y soluciones para los sectores del deporte, la música y el entretenimiento. No somos un prestamista tradicional. Pensamos más como una empresa de deportes o entretenimiento que como un banco. Proporcionamos financiación a entidades y particulares de todos estos sectores y de todo el espectro de riesgo financiero.

Stephen: Por lo que respecta a la financiación, monetizamos la PI en los sectores del deporte, la música y el entretenimiento en relación con contratos o cuentas por cobrar de muy alto nivel. En cuanto a las soluciones, ayudamos a estructurar y crear nueva PI y a encontrar nuevas formas de monetizar o explotar la PI ya existente para generar flujos de ingresos nuevos e innovadores. Llevamos en nuestro ADN la creación de PI y nuevas formas de monetizar la PI existente.

¿Qué nicho están cubriendo en el mercado?

Stephen: Llevamos una oferta del día a día a un mundo que ha tenido dificultades durante décadas para acceder a la financiación básica. Hemos construido 23 Capital en torno a nuestra especialización y concepción de cómo genera valor la PI en estos sectores. Para 23 Capital, los derechos de PI pueden ser más valiosos que los activos físicos tangibles (por ejemplo, los estadios) propiedad de las organizaciones deportivas.

Jason: La PI es un activo muy difícil de financiar para los mercados institucionales tradicionales, y quienes negocian o explotan la PI en los sectores del deporte, los medios de comunicación y el entretenimiento nunca han tenido acceso en realidad a la financiación de la misma forma que las empresas que desarrollan actividades en otros sectores. 23 Capital proporciona a los sectores del deporte, la música y el entretenimiento lo que constituye una oferta básica en otros sectores, y los derechos de PI son fundamentales para esa tarea.

Los jugadores y deportistas son mucho más expertos en PI actualmente y están dividiendo cada vez más lo que antes era un macroconjunto de derechos de PI en numerosos componentes donde la suma de las partes es mayor que el todo.

Stephen Duval, cofundador y director ejecutivo de 23 Capital

¿Por qué están tan mal financiados estos sectores?

Jason: Existen varias razones regulatorias y relacionadas con el riesgo. En primer lugar, los bancos prefieren los activos tangibles, a los que se puede poner fácilmente un valor de mercado y negociar con ellos, por encima de los intangibles, que son más difíciles de tasar y negociar. A título ilustrativo, no resulta tan fácil vender la retransmisión de un club de fútbol importante aún por cobrar (por ejemplo, el valor de un pago de retransmisión por Sky al Manchester United) cuando hay problemas en el mercado.

En segundo lugar, los problemas relacionados con la reputación también disuaden a los bancos de intervenir mucho en estos sectores. Por ejemplo, hace diez años, el banco británico RBS prestó una suma considerable al Liverpool Football Club. Después, cuando todo salió mal, el banco se quedó en la estacada. Como entidad de depósito, para sus actividades cotidianas dependía del público, entre ellos los aficionados del Liverpool, y no podía permitirse que lo conocieran como el banco que cerró el club.

En tercer lugar, los bancos por lo general no tienen la presencia necesaria para abordar la escala mundial de los deportes. En el fútbol, por ejemplo, no tiene sentido ser un experto en fútbol inglés; el mercado es demasiado pequeño. Hay que ser experto en fútbol argentino, brasileño, inglés, francés, alemán, italiano y español para crear una escala suficiente que permita presentar una oferta sólida. Por la forma de estructuración de 23 Capital, nosotros no nos topamos con esos obstáculos.

¿Quiénes son sus clientes principales?

Stephen: Cualquiera que tenga un activo de PI que pueda generar un flujo de ingresos puede ser nuestro cliente. Podríamos monetizar una retransmisión por cobrar de Sky, un acuerdo sobre los derechos de denominación de un estadio a diez años o un acuerdo de patrocinio de Adidas.

Jason: En el fútbol, tenemos desde la FIFA a la UEFA, desde las asociaciones de fútbol hasta la liga de primera división, pasando por clubes y jugadores. En cada uno de esos niveles hay todo un mundo de propietarios de derechos de PI, incluidos organismos de radiodifusión, patrocinadores y socios comerciales. Nuestra función consiste en presentar y monetizar una determinada cuenta por cobrar para crear liquidez, lo que podría suponer que un jugador de tenis que suscribe un acuerdo de patrocinio a cinco años con una marca deportiva importante reciba un pago inicial.

Photo: Courtesy of OTRO
Photo: Courtesy of OTRO

OTRO es un club digital de aficionados de corte innovador y alcance mundial que presenta contenido creado en exclusiva por muchos de los futbolistas más famosos del mundo, entre ellos xxxxxx (arriba). OTRO permite a los aficionados relacionarse con sus ídolos futbolísticos como nunca hasta ahora.

Solo trabajamos en el ámbito del deporte, la música y el entretenimiento al más alto nivel. En el deporte, hablamos de las principales ligas, asociaciones, empresas y titulares de derechos. Su estatus refleja su calidad crediticia. Así es como gestionamos nuestro riesgo. No somos prestamistas al por menor habituales.

Stephen: Ahora bien, un estatus de alto nivel no siempre significa obtener los mejores acuerdos. Muchas operaciones importantes entran en el radar de los bancos. Hay todo un mundo de grandes artistas, deportistas, marcas y otros titulares de derechos que no tienen acceso a una financiación flexible y justa de los prestamistas institucionales tradicionales, y es ahí donde entra en juego la especialización sectorial de 23 Capital.

¿Pueden explicar cómo se utiliza su capital?

Jason:  Ayudamos a nuestros clientes a aprovechar el valor de su PI. Por ejemplo, ayudamos a los equipos de fútbol a financiar sus operaciones en el mercado de fichajes. Al margen de la marca del club y del valor de su estadio, el activo más valioso de su balance son casi con toda seguridad sus jugadores. Ningún banco tradicional se plantea conceder préstamos avalados con un grupo de seres humanos, pero nosotros sí. Utilizamos nuestro capital para crear valor para nuestros clientes; en este caso, concediendo préstamos garantizados mediante el valor de mercado de un grupo de jugadores.

Un ejemplo concreto es el trabajo que realizamos para el Benfica portugués, uno de los clubes más grandes del mundo. El Benfica es muy activo en el mercado de fichajes y nosotros les ayudamos a gestionar su balance proporcionándoles financiación para reducir su deuda. Por ejemplo, les compramos algunos de sus derechos de cobro pendientes relacionados con la PI, como los derechos de radiodifusión (que explotarán en los próximos cinco años), y con ese dinero pueden reducir la deuda sobre su estadio y mejorar su balance. Como empresa que cotiza en la bolsa, el Benfica tiene una PI muy valiosa. Nuestro capital les permite utilizar sus derechos de PI de manera estratégica para mejorar su balance.

También ayudamos a los equipos de fútbol a tener liquidez concediéndoles préstamos avalados con sus jugadores. Del mismo modo, en el sector de la música, trabajamos con artistas para que puedan aprovechar el valor de sus repertorios.

Recientemente, desempeñamos un papel fundamental proporcionando financiación para adquirir PI muy valiosa de jugadores como David Beckham, Lionel Messi, Neymar Jr., Zinedine Zidane y otros con el fin de crear OTRO, el club digital de aficionados que puso en marcha Stephen.

¿Puede contarnos más sobre OTRO?

Stephen: OTRO es un club digital mundial de aficionados. Presenta contenido creado en exclusiva por muchos de los futbolistas más famosos del mundo. Forma una comunidad en la que miembros y jugadores pueden interactuar directamente y en la que los aficionados pueden relacionarse con sus ídolos futbolísticos como nunca hasta ahora. La afiliación da acceso a los aficionados a una serie de ventajas, entre las que se incluyen clases magistrales y la oportunidad de conocer a los jugadores. OTRO también permite a los jugadores monetizar sus derechos digitales al margen de acuerdos con clubes y patrocinadores de una forma nueva.

Se me ocurrió la idea viendo una Champions League hace algo más de tres años. Empecé a pensar en los antiguos clubes para hinchas en los que pagabas 2 dólares al mes por recibir consejos de entrenamiento y otros datos interesantes. Lo extrapolé y se me ocurrió una nueva vía para que los jugadores moneticen sus derechos digitales. Redacté el plan de negocios en el avión de vuelta a casa después del partido y me puse manos a la obra.

Hicimos un lanzamiento preliminar limitado en diciembre de 2018. Atrajo a 370 millones de personas y, en menos de una semana después de su lanzamiento en marzo de 2019, contabilizamos hasta 80.000 descargas.

¿Cómo genera valor?

Stephen: OTRO genera valor a través de un modelo de suscripción mensual. Las 17 grandes figuras del fútbol —con cerca de 1.000 millones de seguidores en redes sociales— y el crecimiento orgánico previsto de dichas redes hacen que la posibilidad de desarrollo de OTRO sea enorme. La plataforma seguirá creciendo a medida que se vayan sumando nuevos jugadores. Y existen muchos elementos distintos con posibilidad de monetización que se desprenden de esta PI. Por ejemplo, se puede vender material a otros socios de radiodifusión fuera de un plazo exclusivo o se pueden obtener comisiones del comercio electrónico. También existen diversas oportunidades de micropago dentro de la plataforma, en la que los aficionados pagan una pequeña cantidad para acceder a distintas ventajas. Hay muchísimas formas de monetizarlo.

¿Cuáles fueron las dificultades con las que se encontraron para que OTRO despegase?

Stephen: El mayor obstáculo fue convencer a la gente de que era posible reunir a estos jugadores en un solo lugar, pero lo conseguimos. Sería casi imposible replicar este nivel de agrupación de jugadores. Tardamos cerca de tres años y nos enfrentamos a diversas dificultades, pero con paciencia, creatividad, habilidad, dinamismo y determinación, lo logramos.

El panorama deportivo está cambiando considerablemente. Muchas empresas tecnológicas con las arcas repletas están entrando en el espacio deportivo para ofrecer a los jugadores formas nuevas y diferentes de explotar su PI.

Stephen Duval, cofundador y director ejecutivo de 23 Capital

¿Están los deportistas más al tanto de los derechos de PI en la actualidad?

Jason: Sí, sin duda. Los jugadores y deportistas están empezando a negociar mejores acuerdos con los equipos para conservar sus derechos de PI. Antes no entendían el valor de su PI y realmente no tenían forma de explotarla al margen de un club o un patrocinador, pero ahora existen nuevas formas apasionantes de hacerlo. Los jugadores y deportistas son mucho más expertos en PI actualmente y están dividiendo cada vez más lo que antes era un macroconjunto de derechos de PI en numerosos componentes donde la suma de las partes es mayor que el todo.

Photo: Courtesy of OTRO
Photo: Courtesy of OTRO

23 Capital concede préstamos avalados con “flujos de ingresos sólidos y constantes” derivados de derechos de radiodifusión contratados, regalías de publicación, acuerdos de licencia y patrocinio, etc. Ofrece a los equipos deportivos profesionales y de otra índole “la libertad de crear, inspirar y competir apoyada por una financiación flexible y, lo que es más importante, justa”.

¿Qué repercusión tendrá en el panorama deportivo?

Stephen: Es una buena pregunta, pero difícil de responder. A un nivel muy alto, el panorama deportivo está cambiando considerablemente. Muchas empresas tecnológicas con las arcas repletas están entrando en el espacio deportivo para ofrecer a los jugadores formas nuevas y diferentes de explotar su PI.

El aspecto digital hace que un mayor número de personas puedan ver las retransmisiones deportivas desde cualquier parte del mundo a través de su móvil. No necesitan un televisor, solo cobertura. A día de hoy, los derechos digitales están haciendo llegar más contenido a más consumidores y, a medida que un mayor número de ellos consuman dicho contenido, el valor de los derechos digitales aumentará.

La generación del milenio cada vez ve menos deporte en directo y la única forma que tienen los organismos de radiodifusión de hacer que los sintonicen es ofrecerles material, como por ejemplo entrevistas, aparte del deporte en directo, que les permitan conocer mejor a sus jugadores favoritos. Los únicos con dinero para comprar este material son las empresas tecnológicas, así que los jugadores ganarán cantidades de dinero cada vez mayores por su PI. Esta dinámica forzará un cambio en el panorama de radiodifusión, a medida que empresas tecnológicas como DAZN, el servicio de retransmisión deportiva en directo y a demanda, compren derechos de retransmisión. En la próxima década se producirán enormes cambios en el panorama de radiodifusión deportiva.

¿Cuáles son los siguientes pasos de 23 Capital?

Jason: Seguiremos construyendo nuestra base de capital. Nuestro objetivo es poner encima de la mesa entre 15.000 y 20.000 millones de dólares en los próximos cinco años. Nuestra visión consiste en ser la principal empresa de capital y soluciones para los sectores del deporte, la música y el entretenimiento.

Stephen: 23 Capital siempre está buscando nuevas formas de utilizar el capital, crear formas innovadoras de monetizar la PI y generar valor para nuestros clientes. Abundan las nuevas oportunidades y estamos entusiasmados con el potencial que presenta el sector de deportes electrónicos, con un sector de videojuegos competitivos que se espera que rompa por primera vez el récord de 1.000 millones de dólares. Nuestro equipo también está aumentado la presencia de la empresa en los Estados Unidos de América y hemos abierto oficinas recientemente en Nueva York y Los Ángeles, así que el futuro pinta bien.

El propósito de OMPI Revista es fomentar los conocimientos del público respecto de la propiedad intelectual y la labor que realiza la OMPI, y no constituye un documento oficial de la Organización. Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no entrañan, de parte de la OMPI, juicio alguno sobre la condición jurídica de ninguno de los países, territorios o zonas citados o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites. La presente publicación no refleja el punto de vista de los Estados miembros ni el de la Secretaría de la OMPI. Cualquier mención de empresas o productos concretos no implica en ningún caso que la OMPI los apruebe o recomiende con respecto a otros de naturaleza similar que no se mencionen.