Singapur: se adopta un tratado que favorecerá el registro internacional de marcas

Ginebra, 28 de marzo de 2006
Comunicado de prensa PR/2006/442

Los Estados miembros de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) adoptaron el 28 de marzo un nuevo tratado en la esfera de las marcas que será conocido con el nombre de Tratado de Singapur sobre el Derecho de Marcas, en reconocimiento del país anfitrión de la última ronda de negociaciones en torno a dicho instrumento. Con el nuevo tratado culminan los esfuerzos realizados por los Estados miembros de la OMPI para actualizar el Tratado sobre el Derecho de Marcas (TLT), de 1994, en sintonía con la evolución tecnológica del último decenio.

En su mensaje pronunciado en la ceremonia de clausura de la Conferencia Diplomática para la Adopción de un Tratado revisado sobre el Derecho de Marcas, el Dr. Kamil Idris, Director General de la OMPI, dijo se trataba de "una fecha histórica" para la OMPI y sus Estados miembros, a lo que añadió: "Unánimemente en la Organización acaba de ser adoptado un nuevo tratado en la esfera de la propiedad intelectual que representa un hito para la OMPI y para la comunidad internacional de la propiedad intelectual. Al adoptar el Tratado, que será conocido como Tratado de Singapur sobre el Derecho de Marcas, los Gobiernos de los Estados miembros de la OMPI transmiten un importante mensaje a todos los sectores de la sociedad mundial, en el sentido de que, en el siglo XXI, en el que la innovación y los conocimientos han pasado a ser un factor clave del bienestar económico, la propiedad intelectual desempeña una función crucial en la nueva sociedad de la información. En el Tratado de Singapur se reafirma la importancia de las marcas, que son uno de los principales activos de propiedad intelectual, en la medida en que fomentan el comercio nacional e internacional, la consolidación de las empresas y la confianza de los consumidores."

Además, el Dr. Idris rindió homenaje al "espíritu de buena voluntad y de comprensión de que han dado prueba los negociadores en las últimas dos semanas y media. La tarea ha sido ardua y el éxito con que ha terminado se debe a una mancomunación de esfuerzos y al empeño de fomentar el sistema de propiedad intelectual. El secreto está en la función que han desempeñado individual y colectivamente las delegaciones, en su voluntad de intercambiar puntos de vista y de entender las perspectivas de los demás", a lo que añadió: "El éxito de la Conferencia Diplomática pone en evidencia la voluntad de emprender iniciativas comunes, la sabiduría colectiva y la cooperación que caracterizan las relaciones de los Estados miembros de la OMPI".

El Director General dio las gracias al Gobierno de Singapur por haber organizado la Conferencia, y elogió al Presidente de la misma, el Embajador Burhan Gafoor , por haber velado con tanta eficacia para que las negociaciones lleguen a buen puerto. "El hecho de que las delegaciones hayan podido centrarse exclusivamente en las negociaciones que estaban sobre el tapete, sin tener que ocuparse de detalles administrativos se lo debemos a nuestro anfitrión, el Gobierno de Singapur", dijo el Dr. Idris, añadiendo: "Al no pasar por alto detalle alguno en los preparativos y al poner a disposición centros de reunión impecables, el Gobierno anfitrión ha contribuido a que los debates transcurran sin contratiempo alguno. Y al decir que estamos sumamente agradecidos por la generosidad, hospitalidad y amistad mostradas por el Gobierno y el pueblo de Singapur, no me cabe ninguna duda de que hablo en nombre de la Organización y también de todos sus miembros y de los participantes en la Conferencia". A este respecto, el Director General quiso referirse especialmente al Ministerio de Justicia, al Ministerio de Relaciones Exteriores y a la Oficina de Propiedad Intelectual de Singapur.

La Conferencia Diplomática se inauguró el pasado 13 de marzo y su fin estaba previsto para el día 28 de ese mes. Pero dada la positiva atmósfera en la que han transcurrido las negociaciones y la firme determinación de adoptar el tratado, las negociaciones han finalizado tres días antes de lo previsto. El Embajador Burhan Gafoor, Presidente de la Conferencia Diplomática, y Representante Permanente de Singapur ante la Organización Mundial del Comercio y ante la Sede en Ginebra de la Organización de las Naciones Unidas, ha dicho que ello refleja la voluntad de mejorar el marco normativo de la industria de los productos de marca.

"Me ha impresionado el grado de determinación de los Estados miembros de la OMPI para que las negociaciones concluyan de forma positiva. Los delegados no han escatimado esfuerzos, reuniéndose incluso hasta altas horas de la noche, para llegar a un resultado satisfactorio para todas las partes, y en mi opinión, eso se debe a que todos y cada uno de los delegados de la Conferencia son conscientes de la importancia que reviste el Tratado, que fomentará el comercio internacional y sentará las bases de procedimientos armonizados en la esfera de las marcas, lo que irá en beneficio de los países, las marcas y las empresas. En las consultas y los debates ha prevalecido un ánimo constructivo de colaborar y llegar a fórmulas de entendimiento entre los miembros de la OMPI. Deseo dejar constancia de mi gran agradecimiento por los esfuerzos y la perseverancia de que han dado prueba todos y que han hecho posible la adopción del Tratado", ha dicho el Embajador Gafoor, refiriéndose a las deliberaciones mantenidas en la Conferencia.

La Conferencia fue inaugurada por el Dr. Idris y por el Viceprimer Ministro de Singapur y Ministro de Justicia, Prof. S. Jayakumar (véase https://www.wipo.int/pressroom/es/prdocs/2006/wipo_pr_2006_439.html). En la Conferencia participaron 162 delegaciones en representación de los Estados miembros de la OMPI y varias organizaciones intergubernamentales y organizaciones no gubernamentales (ONG).

En el Tratado de Singapur se contemplan principalmente aspectos de procedimiento en materia de registro y concesión de licencias de marcas. Al llegar a un acuerdo de normas comunes en esa esfera, los Estados miembros crean un marco uniforme para todos los agentes económicos que intervienen en la esfera de los productos de marca, y lo que es más, en el Tratado de Singapur se ofrece un marco normativo dinámico en relación con los derechos de marca. Con la creación de una Asamblea de las Partes Contratantes, en el Tratado se establece un mecanismo interno de revisión de detalles administrativos de índole menor, que pueden revestir una gran importancia práctica para los propietarios de marcas.

En el Tratado se refleja la evolución que ha tenido lugar en la industria de los productos de marca y se fomenta la inversión en la diferenciación de los productos. Al hablar de marcas ya no solamente se hace referencia a adhesivos o etiquetas de los productos, antes bien, hoy la marca representa la identidad del producto. Para la elaboración de una marca son necesarias la creatividad y las inversiones y es fundamental que la industria pueda obtener las inversiones necesarias. En las nuevas normas aplicables a todos los tipos de marcas que se contemplan en el Tratado de Singapur se responde a esas necesidades. En el Tratado de Singapur se tienen en cuenta las ventajas y el potencial que ofrecen los medios electrónicos de comunicación sin dejar de tener presente las diferencias que a ese respecto existen entre países en desarrollo y países desarrollados. Cabe señalar que durante las negociaciones, varios países en desarrollo y países menos adelantados se refirieron con reservas a la posibilidad de beneficiarse plenamente del Tratado. Los debates se tradujeron en una firme determinación por los países industrializados de ofrecer asistencia técnica adecuada y otros medios de apoyo para reforzar la capacidad institucional de esos países a fin de que puedan aprovechar plenamente las ventajas que ofrece el Tratado.

Para más información, diríjase a la Sección de la OMPI de Relaciones con los Medios de Comunicación y el Público: