Finaliza la serie de reuniones de las Asambleas de la OMPI

Ginebra, 5 de octubre de 2004
Comunicado de prensa PR/2004/397

Las Asambleas de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) clausuraron el martes 5 de octubre su serie anual de reuniones tras pasar revista a las actividades realizadas desde hace un año y llegar a un acuerdo sobre el programa de la Organización para el año próximo. La Asamblea General de la OMPI, en cuyo marco se reúnen los 181 Estados miembros de la Organización, estuvo presidida por el Embajador Bernard Kessedjian, Representante Permanente de Francia ante la Oficina de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales con sede en Ginebra.

En su discurso de clausura, el Embajador Kessedjian dio las gracias a las delegaciones por su participación en los trabajos de la Asamblea General y se felicitó por el espíritu de cooperación que ha prevalecido durante los debates. Por otro lado, acogió con satisfacción las iniciativas tomadas por varios Estados miembros, en particular, los debates sobre la necesidad de integrar la dimensión de desarrollo en la labor de la OMPI. "La propiedad intelectual no es asunto de unos cuantos, es asunto de todos y constituye un potente motor de crecimiento y progreso", dijo el Embajador Kessedjian, añadiendo que la propiedad intelectual es un elemento indisociable del desarrollo sostenible y que "sus beneficios han de ser compartidos por todos". Por último, el Presidente de la Asamblea General felicitó a los Estados miembros por los positivos resultados obtenidos en el marco de las reuniones que, en su opinión, darán nuevo impulso a la Organización.

Entre los puntos más destacados de las reuniones de las Asambleas, reunidas del 27 de septiembre al 5 de octubre, figuran (reseñadas conforme al proyecto de orden del día).

  • La Asamblea General aprobó el informe sobre el rendimiento de los programas en el bienio 2002-2003 y tomó nota de los logros obtenidos por la OMPI a pesar de las limitaciones financieras por las que atraviesa la Organización. Ese tipo de informes se somete a examen de los Estados miembros dos veces por año con arreglo a la decisión tomada por la OMPI en 1998 de promover una gestión orientada hacia la obtención de resultados; en ese tipo de informe se ofrecen datos a los Estados miembros sobre los resultados obtenidos por la OMPI de conformidad con los criterios establecidos en el presupuesto por programas. Durante las reuniones de las Asambleas, los Estados miembros subrayaron en particular los logros obtenidos por la OMPI en todo el mundo en el fomento de la propiedad intelectual como herramienta de desarrollo social, económico y cultural. Numerosos Estados miembros dejaron además constancia de su satisfacción por las amplias iniciativas de asistencia técnica y jurídica que ha llevado a cabo la OMPI para promover una cultura de propiedad intelectual, modernizar la infraestructura de propiedad intelectual, desarrollar los recursos humanos y velar por la aplicación de los tratados internacionales. Dichos Estados pidieron a la OMPI que siga fomentando el sistema de propiedad intelectual en sus países y prestando asesoramiento en materia de creación de capacidad y de incorporación de los objetivos de desarrollo en las políticas de propiedad intelectual. Los Estados miembros tomaron también nota de la reseña de la ejecución de los programas, a saber, un documento informativo sobre la ejecución de las principales actividades durante el primer semestre de 2004.
  • Los Estados miembros examinaron también los resultados obtenidos a raíz de las consultas sobre cuestiones pendientes en relación con la protección de las interpretaciones y ejecuciones audiovisuales y decidieron varias medidas en torno a esa cuestión (véase también el comunicado de prensa PR/2003/367). Varios países exhortaron a que se llegue rápidamente a una solución de las cuestiones pendientes de modo que pueda adoptarse un nuevo tratado. Los Estados miembros convinieron en seguir estudiando esa cuestión en su serie de reuniones de 2005. Los debates internacionales sobre la protección de los derechos de los artistas intérpretes y ejecutantes sobre sus interpretaciones y ejecuciones audiovisuales se remontan a principios de los años 90. En 2000 se convocó una conferencia diplomática sobre la protección de las interpretaciones y ejecuciones audiovisuales en cuyo marco se realizaron importantes avances en lo que respecta a la protección de los derechos de esos artistas pero no pudo llegarse a un acuerdo sobre la cuestión fundamental de determinar en qué medida y de qué forma debe contemplarse la cesión de los derechos del artista intérprete o ejecutante al productor en un tratado sobre los derechos de los artistas intérpretes y ejecutantes. Adoptar un nuevo instrumento sería una forma de mejorar las condiciones de los artistas intérpretes y ejecutantes en la industria audiovisual, al sentar bases jurídicas más claras en lo que respecta a la utilización de las obras audiovisuales, tanto en los medios de comunicación tradicionales como en las redes digitales. Además, un instrumento internacional contribuiría a proteger los derechos de los artistas intérpretes y ejecutantes contra la utilización no autorizada de sus interpretaciones o ejecuciones en los medios audiovisuales como la televisión, el cine y los vídeos.
  • La Asamblea General de la OMPI pidió a un órgano subsidiario que se encarga de la cuestión del derecho de autor que prosiga sus esfuerzos encaminados a la adopción de un instrumento internacional sobre la protección de los organismos de radiodifusión a fin de actualizar las normas de propiedad intelectual que se aplican a la radiodifusión en la actual era de la información. El Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos, que se reunirá nuevamente el próximo mes de noviembre, seguirá esforzándose por lograr un consenso sobre esa cuestión. Si se llega a un acuerdo en lo esencial, la Asamblea General podría decidir la convocación de una conferencia diplomática, que suele ser el último eslabón del proceso de adopción de tratados. La iniciativa de actualizar los derechos de propiedad intelectual de los organismos de radiodifusión, en la actualidad contemplados en la Convención de Roma sobre la protección de los artistas intérpretes o ejecutantes, los productores de fonogramas y los organismos de radiodifusión, comenzó a principios de 1997. El creciente problema de la piratería de señales que se acusa en todo el mundo, en particular, la piratería de señales digitales anteriores a la radiodifusión, ha puesto en evidencia la urgente necesidad de solucionar esa cuestión (véase el comunicado de prensa PR/2004/38 6).
  • Los Estados miembros decidieron convocar una conferencia diplomática sobre la revisión de un tratado internacional de primera importancia a fin de simplificar y agilizar los procedimientos de registro de marcas. En la conferencia diplomática para la adopción de un Tratado revisado sobre el Derecho de Marcas (TLT) se actualizarán las disposiciones del tratado actualmente en vigor al adaptar los procedimientos a los avances tecnológicos que se han producido en el último decenio en la esfera de las telecomunicaciones. Dicha conferencia, que por lo general es la fase con la que culmina el proceso de adopción de un tratado, se celebrará en marzo de 2006. Antes de la conferencia, y a fin de proseguir la labor sobre las cuestiones que siguen pendientes, se organizarán dos sesiones del Comité Permanente sobre el Derecho de Marcas, Diseños Industriales e Indicaciones Geográficas (SCT) así como una reunión de preparación. Con arreglo a la revisión del TLT se prevé la inclusión de disposiciones sobre la presentación electrónica de solicitudes de registro de marcas y comunicaciones conexas, disposiciones sobre la inscripción en el Registro de licencias sobre marcas, medidas de subsanación en caso de incumplimiento de plazos y el establecimiento de una asamblea de las Partes Contratantes a los fines de la actualización de las disposiciones administrativas que se contemplen en el tratado.
  • La Asamblea General pasó revista a la labor que lleva a cabo el Comité Asesor sobre Observancia (ACE) de la OMPI e instó a este último a proseguir sus actividades. Ese Comité fue creado por los Estados miembros de la OMPI en el año 2002 como foro de debate sobre cuestiones de observancia y con el mandato de prestar asistencia técnica y llevar a cabo actividades de coordinación, cooperación e intercambio de información en la esfera de la observancia (véase la Actualidad UPD 227/2004).
  • La Asamblea General pasó revista a la labor realizada por el Comité Intergubernamental de la OMPI sobre Propiedad Intelectual y Recursos Genéticos, Conocimientos Tradicionales y Folclore (el Comité Intergubernamental), habida cuenta de que se ha apuntado la necesidad de que esta instancia clave acelere su labor para lograr resultados en el plano internacional sobre las cuestiones que le incumben con arreglo a su mandato. El examen de la labor se llevó a cabo sobre la base de un informe de la marcha de los trabajos de dicho Comité (documento WO/GA/31/5) elaborado de conformidad con lo que pidió la Asamblea en 2003 al otorgar un nuevo mandato al Comité Intergubernamental. Al pasar revista a la labor realizada se acogieron con satisfacción los progresos efectuados para alcanzar resultados concretos, a saber, disposiciones sobre la protección de los conocimientos tradicionales y las expresiones de folclore/expresiones culturales tradicionales. Esas disposiciones se consideran un paso positivo hacia un enfoque internacional común sobre los objetivos y principios de base de la protección, con vistas a la salvaguardia de los intereses de los que han dejado constancia las comunidades tradicionales e indígenas. En el informe se observa que esas disposiciones podrían ser la esencia de un instrumento internacional en esa esfera. Se han preparado proyectos de texto en relación con esos resultados y serán sometidos a examen del Comité Intergubernamental en noviembre (véanse los documentos WIPO/GRTKF/IC/7/3 y WIPO/GRTKF/IC/7/5). Al analizar la labor del Comité Intergubernamental se contemplaron, además, otras actividades al margen de dicha instancia, en particular, iniciativas de creación de capacidad y un programa de cooperación, coordinación y diálogo con otros organismos de las Naciones Unidas especializados en esa esfera, con representantes de las comunidades indígenas y locales y con la sociedad civil.
  • La Asamblea General examinó también la importante relación que existe entre el sistema de patentes y los sistemas jurídicos que rigen el acceso a los recursos genéticos y la participación en los beneficios derivados del uso de dichos recursos. Varios países han enmendado su legislación de patentes para exigir a los solicitantes de patentes que suministren información específica sobre los recursos genéticos o conocimientos tradicionales empleados en las invenciones reivindicadas. Son también varios los Estados miembros de la OMPI que han exhortado a que se introduzcan cambios en las normas internacionales con ese mismo objetivo. Esa cuestión se ha planteado en varias instancias de la OMPI así como en otras organizaciones internacionales. No hace mucho, y a instancias de la Conferencia de las Partes en el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), la OMPI preparó un estudio técnico sobre esa problemática. En una reunión celebrada hace unos meses, la Conferencia de las Partes se refirió con satisfacción al estudio e invitó a la OMPI a examinar varios problemas concretos que se plantean a ese respecto (documento WO/GA/31/8). La Asamblea General ha convenido en que se emprenda un amplio programa de actividades para preparar los nuevos aportes previstos a la labor de la Secretaría del CDB. Dicha respuesta se basará en las propuestas formuladas por los Estados miembros y será examinada en el marco de una reunión intergubernamental que tendrá lugar en mayo de 2005 y en la que participarán los Estados miembros, organizaciones intergubernamentales y las ONG que obtengan la acreditación necesaria. La Conferencia de las Partes ha señalado que hará llegar a la OMPI nuevas observaciones una vez reciba de la Organización el material adicional. Los lazos de colaboración y el diálogo que mantienen esas dos instancias, que se refleja en un acuerdo de cooperación recientemente firmado, tienen por finalidad promover los objetivos estipulados en el CDB de conservación, uso sostenible y participación equitativa en los beneficios. La OMPI y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) tienen previsto publicar en breve un estudio sobre la función que desempeña la propiedad intelectual en la participación en los beneficios que se estipula en el CDB.
  • Los Estados miembros examinaron una propuesta presentada por las Delegaciones del Japón y los Estados Unidos de América en relación con un nuevo plan de trabajo para el Comité Permanente sobre el Derecho de Patentes (SCP) acerca del proyecto de Tratado sobre el Derecho Sustantivo de Patentes (SPLT). En dicha propuesta se apunta la necesidad de dar prioridad a estas alturas a cuatro cuestiones relacionadas con el estado de la técnica y de aplazar el debate sobre otras cuestiones relacionadas con el Derecho sustantivo de patentes hasta que no se solucione ese primer conjunto de problemas. Esa propuesta fue respaldada por varias delegaciones, a diferencia de otras, que consideran que aprobar un conjunto limitado de disposiciones equivaldría a dejar de lado varias esferas de interés (por ejemplo, las excepciones generales, y las disposiciones sobre transferencia de tecnología y sobre la protección, en aras del interés público general, de cuestiones como la salud pública, la diversidad biológica y la nutrición). A raíz de los debates, la Asamblea General aprobó una declaración en la que se observa que la propuesta formulada por las Delegaciones del Japón y de los Estados Unidos de América no ha sido objeto de consenso y que una vez concluida toda consulta oficiosa que desee emprender el Director General, incumbirá a este último fijar las fechas de la siguiente sesión del SCP.
  • La Asamblea General estuvo de acuerdo con examinar más a fondo una propuesta originalmente formulada por una serie de países en desarrollo en el sentido de dar más importancia a la dimensión de desarrollo en todas las actividades que emprenda la OMPI. Habida cuenta de las iniciativas tomadas hasta la fecha por la OMPI en la esfera del desarrollo, que los países en desarrollo respaldaron y acogieron con satisfacción durante las reuniones, la Asamblea General decidió convocar reuniones intergubernamentales entre períodos de sesiones a fin de examinar las propuestas formuladas en un principio por el Brasil y Argentina así como propuestas presentadas por otros Estados miembros. Esas reuniones quedarán también abiertas a la participación de organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales que gocen de acreditación ante la OMPI. En 2005 se someterá a examen de la Asamblea General un informe sobre esas cuestiones. Conforme a lo decidido, se exhorta también a organizar, en colaboración con otras organizaciones multilaterales, un seminario internacional sobre la propiedad intelectual y el desarrollo, cuya participación esté abierta a todas las partes interesadas, incluidas las ONG, la sociedad civil y los círculos académicos.
  • Los Estados miembros de la Asamblea de la Unión del Tratado de Cooperación en Materia de Patentes (PCT) tomaron nota de los progresos realizados en la reforma del PCT, enmendaron una serie de reglas sobre la base del proceso de reforma y convinieron en las prioridades que deben fijarse de cara al futuro. Tomaron también nota de la evolución que se ha registrado en lo que se refiere a los sistemas informáticos del PCT, en particular, en relación con la tramitación electrónica de solicitudes internacionales PCT. Por otro lado, los Estados miembros pasaron revista a recientes iniciativas tomadas por la OMPI para mejorar el proceso de recabar y publicar estadísticas relacionadas con la propiedad industrial a fin de ofrecer estadísticas más útiles sobre patentes. Los días 11 y 12 de octubre de 2005 se ha previsto celebrar en la Sede de la OMPI un seminario OMPI–OCDE sobre el uso de las estadísticas de patentes. La Asamblea de la Unión del PCT examinó también una propuesta sobre el ajuste de las tasas relativas a las solicitudes PCT y convino en que esa cuestión se someta lo antes posible a examen del Comité del Programa y Presupuesto, de la OMPI, y, en caso necesario que se estudie en el marco de un período extraordinario de sesiones de la Asamblea del PCT.
  • Se informó también brevemente sobre el seguimiento de las recomendaciones aprobadas por los Estados miembros en 2002 para modificar la Política Uniforme de Solución de Controversias en materia de Nombres de Dominio, en el sentido de proteger los nombres de países y los nombres y siglas de las organizaciones intergubernamentales. Esas recomendaciones son hoy objeto de examen por la Corporación de Asignación de Nombres y Números de Internet (ICANN). El Centro de Arbitraje y Mediación de la OMPI es el principal proveedor de servicios de solución de controversias derivadas del registro abusivo de nombres de dominio de Internet (véase el Comunicado de Prensa PR/2003/363).
  • De conformidad con la finalidad de la Organización de promover la transparencia y debates en los que participe el mayor número posible de partes interesadas, las Asambleas de la OMPI convinieron también en conceder la condición de observador a la Secretaría del Commonwealth, en calidad de organización intergubernamental, así como a una serie de organizaciones no gubernamentales, a saber: Centro de Derecho Ambiental Internacional (CIEL), Civil Society Coalition (CSC), European Generic Medicines Association (EGA), Fédération des Scénaristes d'Europe (FSE), Foundation for a Free Information Infrastructure (FFIIe.V.), Free Software Foundation Europe (FSF Europa), Independent Music Companies Association (IMPALA) y Organization for an International Geographical Indications Network (ORIGIN). Esa decisión obedece a una serie de criterios establecidos por los Estados miembros de la OMPI en septiembre de 2003 en relación con la concesión de la condición de observador a ese tipo de organizaciones. Las organizaciones que gozan de la condición de observador tienen la facultad de asistir a las reuniones de las Asambleas de la OMPI y otras reuniones de interés.

De conformidad con una decisión tomada por los Estados miembros de la OMPI en octubre de 2002, otras tres organizaciones no gubernamentales nacionales han recibido la condición de observador por considerarse que pueden contribuir de forma sustancial y constructiva a las deliberaciones de las Asambleas de la OMPI, a saber: Electronic Frontier Foundation (EFF), Instituto Japonés de Invención e Innovación (JII) y Picture Archive Council of America (PACA).

En la actualidad gozan de la condición de observador ante la OMPI 66 organizaciones intergubernamentales, 181 ONG internacionales y 13 ONG nacionales.

Para más información, diríjase a la Sección de la OMPI de Relaciones con los Medios de Comunicación y el Público: