El sistema internacional de marcas introduce el español como idioma de trabajo

Ginebra, 1 de abril de 2004
Comunicado de prensa PR/2004/379

A partir del 1 de abril de 2004 los usuarios del sistema internacional de marcas podrán presentar solicitudes en español, además de poder hacerlo en francés e o en inglés, eliminando de esta manera la barrera del idioma que impedía con lo cual el régimen lingüístico no puede ser ya percibido como obstáculo a la adhesión de más países hispanohablantes al Protocolo de Madrid relativo al Registro Internacional de Marcas, administrado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

"La introducción del español como idioma de trabajo del Protocolo de Madrid anuncia una nueva era en la protección internacional de las marcas", declaró el Sr. Ernesto Rubio, Subdirector General de la OMPI encargado de los asuntos de marcas. "Este acontecimiento ofrece un nuevo incentivo a los países hispanohablantes para unirse a España y a Cuba, los dos únicos países de habla española que pertenecen actualmente al sistema, así como a otros países, y sienta las bases para un uso más amplio de dicho sistema, convirtiéndolo en un verdadero sistema mundial de registro", añadió el Sr. Rubio, quien declaró lo siguiente: "En el contexto actual del mercado mundial las marcas desempeñan una función esencial, especialmente en el ámbito de la promoción de la exportación, y los servicios que ofrece la OMPI para el registro internacional de marcas suponen un medio rápido, fácil y económico de obtener la protección de las marcas en varios países a la vez".

En 2003 la OMPI recibió 23.872 solicitudes de registro internacional de marcas en virtud del Sistema de Madrid. Esto supone un aumento del 3% respecto a 2002. Por undécimo año consecutivo, Alemania encabezó la lista de principales usuarios con 4.999 registros internacionales (el 22,9%), seguida de Francia (3.281 registros, o lo que es lo mismo, el 15%), Suiza (2.204 registros, el 10,1%) y los países del Benelux, es decir, Bélgica, Luxemburgo y los Países Bajos (2.104 registros, el 9,6%). Para más información sobre el uso del Sistema de Madrid en 2003, consulte https://www.wipo.int/pressroom/es/prdocs/2004/wipo_pr_2004_376.html.

En el primer trimestre de 2004, el uso del Sistema de Madrid ha experimentado un crecimiento del 12,5% en comparación con el mismo período (enero-marzo) de 2003, lo que supone unas 6.565 solicitudes, a diferencia de las 5.831 de 2003. Encabeza la lista Alemania con 1.257 solicitudes, seguida de Francia (703), los países del Benelux (633), Italia (513), Suiza (499), China (370), los Estados Unidos de América (368), Austria (308), el Reino Unido (222) y España (220).

Las perspectivas de crecimiento del Sistema de Madrid son prometedoras si se tienen en cuenta los últimos acontecimientos, como el hecho de que en noviembre de 2003 los Estados Unidos de América, el país en el que más actividad se genera a escala internacional en el ámbito de las marcas, han pasado a ser miembro del Protocolo de Madrid. En los cinco meses transcurridos desde su adhesión, los Estados Unidos se han situado entre los 10 usuarios principales del Protocolo. También constituyen indicadores muy positivos de crecimiento el hecho de que la Comunidad Europea haya manifestado su intención de adherirse al sistema este año y la inclusión del español como idioma de trabajo.

A finales de 2003 figuraban inscritos en el Registro Internacional unos 412.000 registros internacionales de marcas pertenecientes a más de 134.000 titulares distintos. Dicha cantidad de registros internacionales es el equivalente a unos 4,9 millones de registros nacionales considerando que, por término medio, cada registro internacional surte efecto en unos 12 países designados.

El sistema internacional de marcas permite al titular de la marca obtener protección para la misma en un total de hasta 74 países a la vez, mediante la tramitación de una sola solicitud, en un sólo idioma y abonando un sólo conjunto de tasas en una única divisa (el franco suizo). Posteriormente, el registro internacional se mantiene y se renueva mediante un sólo tramite. El registro internacional efectuado en virtud del sistema de Madrid surte los mismos efectos que si se presenta una solicitud de registro de la marca en cada uno de los países designados por el solicitante. Si la solicitud de protección no resulta denegada por la oficina de marcas de uno de los países designados, la protección será la misma que si el registro se hubiera efectuado en esa oficina. Se trata de un sistema rentable y eficaz que asegura a los titulares la protección de sus marcas en varios países a la vez mediante la tramitación de una única solicitud.

El sistema está regido por dos tratados internacionales, a saber, el Arreglo de Madrid relativo al Registro Internacional de Marcas y el Protocolo concerniente a dicho Arreglo. Este Protocolo, que empezó a aplicarse en 1996, introdujo algunas medidas, como la posibilidad de presentar las solicitudes en inglés y la ampliación a 18 meses del plazo para notificar la denegación de los derechos relativos a una marca, gracias a las cuales el sistema ganó en flexibilidad y cobró más interés para un mayor número de países.

Para más información, diríjase a la Sección de la OMPI de Relaciones con los Medios de Comunicación y el Público: