Congreso Mundial para Combatir la Falsificación y la Piratería convoca a una respuesta coordinada para hacer frente a esta amenaza

Cancún, 1 de diciembre de 2009
PR/2009/620

Hosted by
INTERPOL and

El quinto Congreso Mundial sobre la lucha contra la falsificación y la piratería acoge en Cancún a los responsables de la toma de decisiones del sector privado, de los gobiernos, aduanas, y encargados de vigilar el cumplimiento de la ley, para buscar soluciones al comercio mundial de productos falsificados, que son una amenaza para la salud y para la economía mundial. 

La INTERPOL y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) organizan este congreso de tres días (1 a 3 de diciembre), al que asisten más de 500 delegados en representación de cerca de 30 países a fin de compartir propuestas para reducir el impacto de los productos falsificados e identificar estrategias efectivas que ya se estén empleando para tomarlas como punto de partida. 

El Congreso está auspiciado por la Organización Mundial de Aduanas (OMA) y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), con la colaboración de la comunidad empresarial internacional representada por la Cámara de Comercio Internacional (CCI), mediante su iniciativa Business Action to Stop Counterfeiting and Piracy (BASCAP) (Acción de las empresas para frenar la falsificación y la piratería), por la Asociación Internacional de Marcas (INTA) y por la International Security Management Association, y proporciona una oportunidad única de colaboración entre el sector público y el privado. 

El Sr. Ronald K. Noble, Secretario General de la INTERPOL, abrió el congreso y declaró que no se debe subestimar la amenaza que suponen las falsificaciones para la salud y la seguridad de las personas y el daño que pueden causar en las economías, y mencionó varias iniciativas conjuntas recientes que reflejan la voluntad y la capacidad que hay para hacer frente a los delincuentes. 

El Sr. Noble afirmó que “recientemente ha habido operaciones, como la Operación Pangea II contra la venta en Internet de medicamentos falsificados e ilegales, que se han saldado con éxito, y han demostrado que la acción coordinada entre el sector público y el privado da resultado, y más importante aún, que le estamos haciendo frente a los falsificadores”, y añadió que “estamos abordando estos delitos, tanto en el mundo real como en el virtual, y la INTERPOL va a continuar su labor para asegurarse de que los delincuentes que cometen estos actos no tengan donde esconderse.” 

Según el Sr. Jorge Amigo Castañeda, Director General del IMPI, “los perjuicios económicos y sociales asociados a estas prácticas ilegales, como las pérdidas de puestos de trabajo y de ingresos por impuestos, preocupan sobre manera a los gobiernos de todo el mundo. Creemos que la cooperación internacional es esencial para asegurarnos de que se tomen las medidas adecuadas en las fronteras para acometer esta delicada situación que amenaza a todos los países y a sus ciudadanos.” 

El Sr. Yo Takagi, Subdirector General de la OMPI, comentó en nombre del Director General de esa Organización, Sr. Francis Gurry, que “en el intento común de fomentar el respeto por la propiedad intelectual, la OMPI ha adoptado un planteamiento inclusivo orientado al desarrollo, lo que permitirá a la comunidad internacional calibrar mejor sus esfuerzos de colaboración. 

El Sr. Takagi añadió que “las complicadas condiciones económicas a las que se enfrentan los gobiernos, los empresarios y los ciudadanos de todo el mundo, en un momento en el que el comercio de productos falsificados continúa creciendo, ponen de relieve la necesidad de encontrar soluciones prácticas, realistas y eficaces que ayuden a reducir el impacto negativo de la falsificación y la piratería y a promover más respeto por los derechos de propiedad intelectual en todo el mundo”. 

El Sr. Michael Schmitz, Director de Control y Facilitación de la OMA agregó que “para enfrentarse al comercio de la falsificación y la piratería, se necesita que todas las partes interesadas afronten el problema desde varios ángulos. No se puede permitir que sigan atravesando las fronteras productos falsificados que son peligrosos y, lo que es más preocupante aún, medicamentos falsificados. La salud y la seguridad de los consumidores de todo el mundo son primordiales”. 

El Sr. Schmitz hizo hincapié en que “la OMA va a colaborar de manera estrecha con todos sus socios internacionales para hacer todo lo que se pueda con vistas a detener este comercio infame a través del fortalecimiento de la capacidad de las administraciones aduaneras, y mejorando el diálogo entre las empresas y las aduanas y la coordinación fronteriza, así como efectuando operaciones interinstitucionales de control”. 

Según el Sr. Richard Heath, Presidente de la INTA en 2009 y Vicepresidente de Unilever PLC, “en medio de una crisis económica a la que nadie es inmune, el Congreso Mundial se mantiene como foro crítico en el que los gobiernos, los dirigentes empresariales, y las organizaciones como la INTA, pueden encontrar soluciones y medidas eficaces contra la falsificación. Ahora más que nunca, es necesario extremar la lucha contra la falsificación, en especial en un momento en el que las redes de falsificación y sus actividades están traspasando fronteras mediante el uso de Internet para vender productos ilegales y aprovechándose de lagunas legales entre las distintas jurisdicciones para llevar a cabo actividades ilícitas”. 

Para el Sr. David Benjamin, Vicepresidente Primero del grupo Universal Music para asuntos de lucha contra la piratería, “al tiempo que los gobiernos y las empresas de todo el mundo se enfrentan a situaciones económicas muy complicadas, no podemos perder de vista que la falsificación y la piratería nos cuestan miles de millones de dólares, miles de puestos de trabajo, y que suponen un riesgo real para la salud y la seguridad de los consumidores”. 

El Sr. Benjamin continuó diciendo que “no es momento de mirar a otro lado. Este congreso puede ayudar a que los gobiernos se centren en la necesidad de ampliar las medidas de control contra la violación de la propiedad intelectual”. 

Se espera que los líderes que asistan al Congreso presenten sus impresiones sobre estrategias para hacer frente al creciente comercio de falsificaciones y productos pirateados. Según estimaciones de a OCDE, el comercio internacional de productos falsificados por sí sólo supera los doscientos mil millones de dólares EE.UU. al año. Entre los nuevos datos que se darán a conocer en el congreso, la BASCAP presentará un informe a los delegados presentes con nuevos datos económicos sobre el coste de la falsificación, incluidos el impacto laboral, la reducción de la inversión extranjera, la reducción de ingresos por impuestos, y el incremento del gasto destinado a la salud y a la aplicación de la ley. La BASCAP presentará también nuevas investigaciones sobre qué motivos llevan a los consumidores a adquirir productos falsificados y qué se necesita para cambiar estos hábitos de compra.

Contacts:

 

Para más información, diríjase a la División de Noticias y Medios de Comunicación de la OMPI:
  • Tel: (+41 22) 338 81 61 / 338 72 24
  • Correo-e