La OMPI aplaude la adhesión de la OAPI a un importante tratado sobre diseños industriales

Ginebra, 16 de junio de 2008
PR/2008/554

El Director General de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), Dr. Kamil Idris, aplaudió la adhesión, el 16 de junio, de la Organización Africana de la Propiedad Intelectual (conocida por su sigla en francés, OAPI – Organisation africaine de la propriété intellectuelle) al Acta de Ginebra del Arreglo de La Haya relativo al registro internacional de dibujos y modelos industriales. El Acta de Ginebra es uno de los tres instrumentos que rigen el Sistema de La Haya de registro internacional de diseños industriales y ofrece a las empresas de todos los países que lo integran una manera simple, accesible y eficiente de proteger y mantener sus carteras de diseños industriales.

“La adhesión de la OAPI es un paso importante hacia la ampliación del alcance geográfico del sistema de registro internacional de diseños”, dijo el Dr. Idris, quien añadió que “la adhesión de la OAPI crea una interfaz para las operaciones de la OMPI en materia de diseños industriales a escala internacional y las de la OAPI, permitiendo a los usuarios obtener protección en los 16 países miembros de la OAPI, al igual que en las demás partes en el Acta de Ginebra del Arreglo de La Haya, mediante la presentación de una única solicitud para el registro de sus diseños industriales”.
 
Un registro internacional efectuado en virtud del Sistema de La Haya surte efecto en todas las partes indicadas en la solicitud de registro, excepto las que denieguen la protección dentro del plazo previsto.
 
El 16 de junio, el Dr. Paulin Edou Edou, Director General de la OAPI, depositó en poder del Director General de la OMPI el instrumento de adhesión de la OAPI;  esa adhesión surtirá efecto a partir del 16 de septiembre. El Dr. Edou Edou dijo: “La participación de la OAPI en este Sistema no sólo agilizará la protección de las creaciones extranjeras en el territorio de nuestros Estados miembros, sino que, ante todo, pondrá al alcance de nuestros creadores, económicamente más débiles, las facilidades que este Sistema ofrece para protegerse de los abusos de los que suelen ser víctimas y cosechar el fruto de su trabajo de creación, como corresponde.”

La OAPI agrupa 16 Estados, a saber: Benin, Burkina Faso, Camerún, Chad, Congo, Côte d'Ivoire, Gabón, Guinea, Guinea Bissau, Guinea Ecuatorial, Malí, Mauritania, Níger, República Centroafricana, Senegal y Togo.  “Estos países sólo representan una porción muy pequeña del volumen de comercio internacional”, añadió el Dr. Edou Edou, quien prosiguió diciendo que “el Sistema de La Haya da a sus creadores y empresarios la posibilidad de extender la protección de sus creaciones en el exterior sin la necesidad de someterse a numerosos requisitos, abaratando además los trámites”.

En virtud del Acta de Ginebra del Arreglo de La Haya, las organizaciones intergubernamentales que dispongan de una oficina en la que sus países miembros puedan obtener protección de sus diseños industriales podrán incorporarse al Sistema de La Haya. La OAPI es la segunda organización intergubernamental que se incorpora a ese Sistema; la CE se adhirió al Acta de Ginebra en enero de este año. Tras esas dos incorporaciones, el Sistema de La Haya cuenta en total con 49 Partes Contratantes, abarcando 70 Estados. El Acta de Ginebra está en vigor en 27 de esas Partes Contratantes y abarca 61 Estados.
 
El Acta de Ginebra del Arreglo de La Haya perfecciona el Sistema de La Haya al hacerlo más compatible con los procedimientos de registro de diseños industriales de los países en los que la protección de los diseños industriales depende a veces de un examen más complejo encaminado a determinar la posibilidad de aceptar una solicitud, y permite a esos países, por ejemplo, los Estados Unidos y el Japón, adherirse al Sistema de La Haya.
 

Antecedentes

Un diseño industrial es el rasgo ornamental o estético de un artículo funcional, esto es, la característica por la que el artículo resulta atractivo. Esta característica puede consistir en rasgos tridimensionales, como la forma o la superficie de un artículo, o en rasgos bidimensionales, como la composición, las líneas o los colores. Estos rasgos añaden valor al artículo y aumentan su comerciabilidad. La principal característica del diseño industrial es la ausencia de funcionalidad; es decir que el carácter de un diseño industrial es esencialmente estético, y no está vinculado con las características técnicas de un artículo.
 
El diseño es un valioso recurso de propiedad intelectual que a menudo determina el éxito de un producto con respecto a otro.  Por ejemplo, la apariencia de un reloj será lo que incite al consumidor a elegir un modelo y no otro.  Por esta razón, las empresas invierten ingentes sumas de dinero y abundantes conocimientos técnicos para lograr un buen diseño.  La protección internacional que se logra en el marco del Sistema de La Haya proporciona a los creadores una manera de protegerse contra la imitación.  Este Tratado, administrado por la OMPI, es un medio económico y fácil de usar mediante el cual los usuarios pueden proteger un diseño industrial, presentando una sola solicitud, en cualquiera de los países que formen parte del Sistema. De no recurrir a este Sistema, un diseñador tendrá que presentar distintas solicitudes en cada uno de los países en que desea obtener protección.  Y esto porque, por norma general, la protección del diseño industrial se circunscribe al territorio del país en que se solicita –y se concede– la protección.
 
En virtud del Acta de Ginebra del Arreglo de La Haya, las partes contratantes cuentan con un período de seis meses para determinar si un nuevo registro internacional puede recibir protección en su territorio.  Este plazo puede ampliarse a otros seis meses en los países cuya legislación exija examinar la novedad del diseño registrado.  Se introduce también una nueva tabla de tasas;  la posibilidad de aplazar la publicación de un diseño hasta 30 meses y de presentar con la solicitud muestras del diseño en lugar de fotografías y otras reproducciones gráficas.  Esto último reviste particular importancia para las industrias textil y de la moda. 
Para más información, diríjase a la División de Noticias y Medios de Comunicación de la OMPI:
  • Tel: (+41 22) 338 81 61 / 338 72 24
  • Correo-e