Transcripción de la entrevista con Sopharma acerca del Sistema de Madrid.

Somos fabricantes de medicamentos genéricos. Es importante que esos medicamentos tengan una marca registrada para ofrecer a nuestros clientes la máxima calidad posible por el precio que pagan por nuestros productos. La marca es algo muy importante para el cliente.

Nos dedicamos a la producción de fármacos. La farmacéutica es un sector en el que la propiedad intelectual debe protegerse de manera eficaz. Nos enorgullece contar en Sopharma con un departamento que se ocupa muy eficazmente de la protección de nuestra propiedad intelectual.

Los productos que se hallan en la fase de desarrollo y van a salir al mercado deben tener su propia marca.

Solemos proteger la marca primero en Bulgaria y, de forma simultánea, en todos los países en los que la empresa tiene actividades.

En términos generales, usamos el Sistema de Madrid porque consideramos que es el método más eficaz y rápido para proteger la propiedad intelectual de nuestra empresa.

El Sistema de Madrid ofrece numerosas ventajas a las empresas. Su costo es muy inferior al de los demás métodos existentes para proteger la P.I. o las marcas. Tenemos actividades en muchos países de Asia y África, entre otros. Hemos registrado marcas por lo menos en 16 países. Se podrán imaginar la importancia que revisten para la empresa los ahorros de costos que su uso representa.

El Sistema de Madrid es un proceso diez veces más económico que el que consiste en presentar una solicitud de registro en diez países distintos, con un formulario de solicitud nacional particular, el pago de las tasas correspondientes y los honorarios de los abogados, y todos los inconvenientes que plantea la diversidad de países y legislaciones. Es un proceso oneroso y que implica largas esperas para la lograr presentar una solicitud nacional. Con el Sistema de Madrid esos problemas desaparecen.

Por otro lado, el Sistema de Madrid, que es flexible, ofrece la posibilidad de actualizar el registro.

Gracias a las designaciones posteriores y la posibilidad de presentar solicitudes de registro, hemos podido ampliar nuestros mercados.

A mi juicio, el Sistema de Madrid es el mejor método para proteger nuestros intereses.

¡No duden en usarlo!