Erradicar de forma segura uno de los riesgos de la urbanización

Nombre:Bit Bait Algeria
País / Territorio:Argelia
Derecho(s) de PI:Patentes
Fecha de publicación:19 de diciembre de 2014
Última actualización:12 de marzo de 2015

Bit Bait, Argelia

La rápida implantación de las condiciones propias de la vida moderna y la expansión urbana en todo el mundo, sumadas a la afluencia de un gran número de personas que buscan en pueblos y ciudades nuevas oportunidades para mejorar su nivel de vida, han convertido sus nuevos hogares en el hábitat natural de distintas plagas urbanas, como ácaros, cucarachas, pulgas y mosquitos (Organización Mundial de la Salud (OMS), 2008). La mejora de las condiciones de vida lleva aparejadas mayores comodidades, y cosas tan simples como las moquetas, el aislamiento de paredes o las zonas verdes urbanas, aunque han cambiado para bien el estilo de vida de mucha gente, sirven al mismo tiempo de refugio a plagas portadoras de graves enfermedades y problemas de salud (Chartered Institute of Environmental Health (CIEH), 2008). Los estudios han puesto de manifiesto que a medida que aumentan los ingresos aumentan también las plagas y las especies invasoras nocivas (Journal of Applied Ecology, 2009). El incremento del producto interno bruto y la evolución de las ciudades han posibilitado el desarrollo del transporte urbano, que permite a las personas desplazarse fácilmente no sólo dentro de las ciudades, sino también de un país a otro, lo que está difuminando los límites geográficos y propagando por el mundo estas plagas (Primer Simposio Internacional sobre Control Biológico de Artrópodos, 2003).

article_0207_01
El mundo está siendo testigo de un proceso de urbanización sin precedentes que lleva aparejado el aumento de peligrosas plagas urbanas (Foto: Flickr/Iñaki do Campo Gan)

Para combatir estas plagas y las graves enfermedades que pueden transmitir ha surgido toda una industria en torno a un conjunto de productos: los pesticidas. Los pesticidas suelen estar regulados por organismos públicos, ya que muchos de ellos contienen productos químicos que son nocivos para el ser humano (OMS, 2008). A pesar de la normativa y de las precauciones de uso, la exposición a los pesticidas puede producirse a través de vapores, superficies tratadas o residuos presentes en el agua o en los alimentos (Banco Mundial, 2005), al eliminar una amenaza, en este caso las plagas, puede surgir otra nueva, la que representan los pesticidas, que también puede resultar nociva para el medio ambiente (OMS, 2008). La solución ideal sería un pesticida capaz de controlar eficazmente las plagas sin perjudicar a las personas ni al medio ambiente.

En 2007, el Sr. Zeinou Abdelyamine, químico de profesión de la República Democrática Popular de Argelia (Argelia), se propuso precisamente eso a su regreso de los Emiratos Árabes Unidos, donde había trabajado durante más de una década. En el marco de un proyecto de investigación y desarrollo (I+D), el Sr. Abdelyamine desarrolló un pesticida natural y no tóxico basado en minerales naturales inocuos tanto para el medio ambiente como para las personas (según la empresa fundada por este químico). El empresario protegió su invención mediante el sistema de propiedad intelectual (P.I.) en Argelia y fuera de su país con arreglo al Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT), lo que le permitió comercializar eficazmente su invención a través de una empresa, Bit Bait Algeria (Bit Bait), y contribuir así a erradicar de forma ecológica las plagas nocivas presentes en las zonas urbanas.

Investigación y desarrollo

A finales de la década de 1990, el Sr. Abdelyamine, químico de profesión, estaba inmerso en un proyecto que culminó en la formulación de una solución de ácido bórico para uso en la industria de los plaguicidas. El ácido bórico es un compuesto natural y un pesticida eficaz contra los insectos a la vez que relativamente inocuo para los seres humanos (Journal of Pesticide Reform, 2004).  Sin embargo, la fórmula desarrollada por el equipo del Sr. Abdelyamine contenía unos valores excesivamente elevados de Dosis Letal 50 (conocida como LD50), uno de los métodos empleados para determinar la toxicidad aguda de un plaguicida (United States Environmental and Protection Agency (EPA), 2012). En 2001, visto que el uso del producto, debido a esos elevados valores de LD50, era demasiado nocivo, el empresario se embarcó en un largo proceso de I+D y formuló un gel a base de ácido bórico que no requiere agua ni contiene ingredientes perjudiciales para las personas o para los animales domésticos (Inspire Magazine, 2012).

article_0207_02
Las plagas, tanto las de ácaros diminutos como las de grandes roedores, contaminan los alimentos y el medio ambiente y entrañan un riesgo para la salud pública (Foto: Flickr/Stavros Markopoulos)

En esta misma línea, el Sr. Abdelyamine prosiguió su I+D para fabricar pesticidas a partir de ingredientes naturales y más seguros (Inspire Magazine, 2012). Por lo general, los plaguicidas convencionales atacan el sistema nervioso central de insectos y roedores (OMS, 2008). Sin embargo, los insectos y otras plagas pueden acabar desarrollando con el paso del tiempo una resistencia a muchos tipos de pesticidas, lo que dificulta su control y se traduce en la formulación de una amplia gama de pesticidas nuevos que pueden llegar a mermar la seguridad alimentaria y aumentar el riesgo de degradación del suelo (Environmental Science & Policy, 2006). 

Para formular un pesticida que sea seguro y respetuoso con el medio ambiente y que no desarrolle resistencia, la I+D del Sr. Abdelyamine se centró en utilizar ingredientes naturales fácilmente accesibles en casi todo el mundo y que ataquen el sistema digestivo del insecto o roedor en lugar de su sistema inmunitario (Inspire Magazine, 2012). Según este empresario, los procesos empleados para fabricar el pesticida no requieren de agua ni generan residuos químicos, lo que mejora la seguridad del proceso de producción. A finales de la década de 2000, después de varios años dedicado a la I+D, el Sr. Abdelyamine regresó a Argelia para ultimar su invención e iniciar su comercialización.

Invención

Fruto de esos años dedicados a la I+D, el empresario creó un pesticida que sólo contiene ingredientes naturales, carece está libre de productos químicos y no genera resistencia. Se trata de un pesticida de liberación lenta que emplea el yeso como ingrediente activo. Según la United States Geological Survey y EuroGypsum, el yeso, uno de los minerales más populares del mundo, es un tipo de roca que suele emplearse como material de construcción en paredes (escayola), cemento y un sinfín de aplicaciones para el sector de la construcción, como aditivo del suelo e incluso como relleno de uso alimentario. Aunque se ha observado que el yeso sólo tiene un leve efecto irritante en humanos (United States Department of Health and Human Services, 2006), este inventor descubrió que, cuando los insectos y los roedores ingieren una cantidad suficiente, el yeso tiene un efecto lento, permanente y tóxico en su sistema digestivo.

Dado que el yeso está presente de forma natural en formaciones rocosas sedimentarias y presenta una apariencia dura y rocosa (EuroGypsum, 2007) no suele ser una fuente de alimento habitual para las plagas. Para aumentar su atractivo y palatabilidad, la invención del Sr. Abdelyamine combina una dosis letal de yeso para una serie de plagas concretas con un compuesto alimentario reblandecido con glicerina o aceite vegetal. A continuación, el producto se transforma en gel y comprimidos, y cuando el insecto o roedor digiere el pesticida, su organismo procesa el alimento, pero no el yeso, que en última instancia le provoca la muerte. La cantidad de yeso empleada en el producto es suficiente para ocasionar la muerte a insectos y roedores, pero resulta inocua en humanos, lo que aumenta su seguridad frente a los plaguicidas convencionales (según la empresa del inventor, Bit Bait). Además, el inventor desarrolló un método de producción para el nuevo pesticida que no requiere de agua (aspecto muy importante en las zonas en que el agua escasea) ni genera residuos, lo que mejora la seguridad del proceso de producción (Inspire Magazine, 2012).

article_0207_04
La base de esta invención es el yeso, un mineral muy habitual e inocuo para las personas, los animales domésticos y el medio ambiente (Foto: Flickr/drriss)

Financiación

De regreso a su país con su invención bajo el brazo, el Sr. Abdelyamine estaba decidido a comercializar su producto a pesar de las dificultades financieras que ello planteaba. Con ayuda de su hermana, logró recaudar suficiente capital para empezar a fabricar el producto que había inventado. En esos primeros años, la invención de este empresario captó la atención de distintos medios de comunicación nacionales e internacionales, y en 2012 el Sr. Abdelyamine fue el finalista del Innovation Prize for Africa y recibió un premio de 50.000 dólares de los EE.UU. por su invención (Innovation Prize for Africa, 2012). Este dinero le permitió aumentar la producción, modernizar sus instalaciones y ampliar su mercado.

Patentes y nombres de dominio

Como químico de profesión, el Sr. Abdelyamine supo reconocer enseguida la importancia del sistema de propiedad intelectual (P.I.) para garantizar el éxito comercial de un producto. Con este objetivo en mente, presentó una solicitud de patente para su invención y su proceso de fabricación ante el Instituto Nacional Argelino de Propiedad Industrial (INAPI), registrada con el nº 090020 (según la empresa). Posteriormente, en 2009, presentó una solicitud de patente internacional a través del sistema PCT. El registro de los derechos de P.I. no sólo sirve para proteger la invención del empresario, sino que también puede impulsar la inversión, las ventas y la I+D en nuevos productos.

Este empresario se ha servido de Internet para dar a conocer Bit Bait, acceder a nuevas oportunidades de financiación y comercializar su invención. Además de mantener su presencia en las principales redes sociales, la empresa ha adquirido un nombre de dominio en Internet, bitbaitint.com, para promover sus iniciativas en la red.

Comercialización

Con su invención bajo el brazo, el Sr. Abdelyamine regresó a Argelia en 2007 y creó una nueva empresa, Bit Bait Algeria (Bit Bait). La empresa comenzó a fabricar desde una planta de modestas dimensiones su propio pesticida a base de yeso para uso personal y profesional. Desde 2014, los productos Bit Bait pueden adquirirse en tiendas de todo el país en sus distintos formatos: pastillas, geles administrados con jeringa, cápsulas y bloques de mayor tamaño para roedores (por ejemplo, ratones).  Según la empresa, existen tres líneas de producto, a saber, el producto a base de yeso (Bit Bait), el pesticida con ácido bórico (formulado originariamente por el Sr. Abdelyamine), y un plaguicida de mayor potencia que contiene fipronil, un compuesto químico de acción rápida. Todos los productos se comercializan con el nombre de la empresa, Bit Bait.

article_0207_03
Concebidos para uso industrial o doméstico, los pesticidas pueden erradicar las plagas pero no están exentos de riesgos (Foto: Flickr/Don McCullough)

Seguridad alimentaria y salud pública

Sin un control adecuado, las plagas urbanas pueden tener efectos muy perjudiciales para la salud de seres humanos y animales domésticos, el medio ambiente y la seguridad alimentaria (OMS, 2008). Las plagas acuden a las zonas urbanas en busca de alimento, lo que facilita la propagación de los patógenos causantes del asma e implica otros riesgos graves para la salud, incluidas enfermedades emergentes como el síndrome respiratorio agudo severo (CIEH, 2008). Las plagas de moscas, cucarachas y ácaros constituyen una de las causas más frecuentes de contaminación de los alimentos (como la salmonela), especialmente en zonas de almacenamiento que no están debidamente protegidas, y no sólo contaminan los alimentos sino que además están relacionados con la aparición de otros riesgos para la salud (Food Safety Magazine, 2012).

Por otro lado, los plaguicidas que empleamos para librarnos de estas amenazas también pueden resultar perjudiciales. Muchos pesticidas son nocivos para los seres humanos y los animales domésticos, y existe el riesgo de que, al aplicar el producto, queden residuos en la superficie y se contaminen los alimentos expuestos, lo que plantea a su vez problemas para la salud y la seguridad alimentaria (Agencia Europea del Medio Ambiente, 2010), y ocasiona daños en el medio ambiente regional (OMS, 2008).

La erradicación segura de las plagas, protegiendo al mismo tiempo el medio ambiente y la salud de seres humanos y animales domésticos de los efectos nocivos asociados al uso de pesticidas, podría servir para mejorar la seguridad alimentaria y la salud pública. Por otro lado, los datos demuestran que los pesticidas de acción lenta son más seguros y eficaces (OMS, 2008). La invención del Sr. Abdelyamine, basada en ingredientes naturales, inocuos y de larga duración, puede erradicar estas peligrosas plagas de forma gradual, lo que podría repercutir positivamente en la seguridad alimentaria y la salud pública, sobre todo en los países con economías emergentes (Innovation Prize for Africa, 2012).

Resultados en el comercio y la industria

En el discurso pronunciado ante la African Innovation Foundation, el Sr. Abdelyamine declaró que su objetivo era introducir una nueva tecnología que resolviera los problemas relacionados con la seguridad alimentaria de forma segura y a precios competitivos, demostrando así a los ciudadanos de África que de ellos depende crear soluciones a los problemas que les afectan. Y, en efecto, el éxito de la invención y la comercialización de Bit Bait ha dado la razón a este empresario galardonado con el segundo premio del Innovation Prize Award for Africa en 2012. A juzgar por el éxito de ventas de Bit Bait en Argelia, la automatización de los procesos de fabricación en curso y los objetivos de expansión internacional del Sr. Abdelyamine (Inspire Magazine, 2012) el éxito de la nueva empresa de este químico de profesión parece estar garantizado.

article_0207_05
Para crear un medio urbano más seguro para todos es preciso erradicar las plagas de forma segura (Foto: Flickr/COSPE)

Se acabaron las plagas

Ahora que el mundo está experimentando el mayor proceso de urbanización de la historia (según el Fondo de Poblaciones de las Naciones Unidas), la protección del medio urbano y de las personas que lo habitan frente a las amenazas para la salud y la seguridad alimentaria cobra una importancia cada vez mayor. Por otra parte, una manera de limitar el aumento de las poblaciones de plagas y su capacidad para cruzar fronteras consiste en controlarlas de forma segura. El pesticida natural a base de yeso inventado por el Sr. Abdelyamine, objeto de solicitudes nacionales e internacionales de patente y todo un éxito comercial, es un ejemplo de cómo el control de plagas puede mejorar la seguridad alimentaria, proteger el medio ambiente y crear unas condiciones de vida más seguras para las comunidades urbanas.