Contenedores para los alimentos de nuestro futuro

  • Nombre: Promens Dalvik Ehf.
  • País / Territorio: Islandia
  • Derecho(s) de PI: Integrated Circuits, Marcas
  • Fecha de publicación: 24 de octubre de 2014
  • Última actualización: 25 de agosto de 2021

Promens Dalvik, Islandia

Desde hace casi 165.000 años, la inmensidad de los océanos, mares, lagos y ríos de nuestro planeta ha sido una importante fuente de sustento de la población (Scientific American, 2007). A día de hoy, el pescado y el marisco siguen siendo parte esencial de la dieta de millones de personas. En 2011, la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) concluyó que la contribución del pescado a la dieta anual de una persona era de casi 17 kg, suministrando más del 15% de su ingesta media de proteínas de origen animal (FAO, 2011). 2011). Para que a tanta gente le llegue bien el pescado y el marisco es necesario un enorme sector de actividad que supone el medio de subsistencia de unos 540 millones de personas en todo el mundo (FAO, 2011).

Promens Dalvik debe parte de su nombre a la población donde tiene su sede, Dalvík, situada al norte de la parte central de Islandia (Foto: Flickr/Gudny Olafsdottir)

Si bien el calentamiento global está pasando factura a las poblaciones de peces del norte del océano Atlántico (Northeast Fisheries Science Center, 2009), el pescado y el marisco de esta región todavía representan cerca del 11% del total de la producción mundial (Íslandsbanki, 2013). Por tanto, los países situados en esa región disfrutan aún de un gran potencial para explotar las ventas en el mercado internacional de este inmenso recurso. Islandia es uno de esos países en los que la captura de pescado para su consumo interno y exportación internacional viene siendo uno de los pilares de la economía desde el siglo XII (según la oficina de turismo del país, Promote Iceland). Como la captura de pescado por empresas islandesas se eleva a más de 1,44 millones de toneladas anuales, se trata de una actividad esencial para la economía del país (Statistics Iceland, 2013). Este rico patrimonio, que se remonta a muy atrás, así como la abundancia de conocimientos acumulados durante siglos, ha hecho de Islandia la cuna de algunas de las empresas más innovadoras del mundo en materia de pesquerías y equipo y material conexo.

Una de ellas es Promens Dalvik Ehf. (Promens Dalvik), que es hoy uno de los primeros fabricantes de contenedores de plástico del mundo pero que hunde firmemente sus raíces en la actividad pesquera. Creada inicialmente con el nombre de Sæplast en 1984 en la ciudad de Dalvik, al norte de Islandia, Promens Dalvik viene liderando el desarrollo de contenedores isotérmicos de plástico de doble pared para las industrias de la pesca, la elaboración del pescado y la logística (según (la empresa y Green Marine Technology). Con el devenir de los años la empresa ha desarrollado contenedores para almacenamiento resistentes, ligeros y reciclables que ayudan a hacer sostenible la pesca (Green Marine Technology). Promens Dalvik cuenta con una sólida cartera de propiedad intelectual (P.I.) gracias a sus patentes y marcas y a sus alianzas con promotores y organizaciones de tecnología verde, y su objetivo es utilizar la innovación para aportar una contribución duradera a la sostenibilidad de la industria pesquera.

Investigación y desarrollo

Cuando uno piensa en contenedores para el pescado, tal vez no se percate enseguida de la importancia que tiene el producto. Puede que uno se pregunte por qué tiene que ser tan especial un recipiente que contenga la pesca capturada. Cuando el pescado se captura y se descarga en el buque, luego se lleva a los almacenes del puerto y a las plantas de elaboración y finalmente a camiones para su suministro, son muchas las personas que lo manipulan y muchos los entornos que atraviesa. Cada vez que el pescado se carga y descarga, está expuesto a daños provocados por errores humanos o mecánicos (UK P&I Club, septiembre de 2006). Si el recipiente que contenga la pesca capturada es endeble y flojo, el producto puede verse dañado, y un aislamiento inadecuado puede provocar cambios de temperatura que hagan que el pescado no sea apto para el consumo humano. Por ejemplo, el pescado recién capturado solo se conserva durante 15 días a 0 grados Celsius (ºC), 6 días a 6ºC, 3 días a 12ºC y solamente un día y medio a 18ºC (FAO, Containers in the Fishing Industry). Cuanto más fácil sea agarrar y desplazar un contenedor de pescado, más improbable será su derrame y contaminación. En muchos países, la falta de contenedores adecuados provoca que se eche a perder hasta el 30% del pescado (FAO).

Según la Organización para la Alimentación y la Agricultura, por término medio el pescado y el marisco suponen el 15% de la ingesta anual de proteínas de una persona, y de ahí la importancia de transportar el pescado de forma segura (Foto: Flickr/Jens Schott Knudsen)

Consciente de la importancia de dotar a la industria pesquera en Islandia y el extranjero con contenedores de pescado de alta calidad, en 1984 Promens Dalvik se puso a investigar y desarrollar una nueva línea de contenedores comercializados y vendidos con la denominación Sæplast. Estos contenedores, sumamente polivalentes, sirven también para otras industrias de elaboración. Su facilidad de uso y apilado, su potente aislamiento y su resistencia catapultaron a la empresa hasta la cumbre de la industria pesquera de Islandia y pronto penetró en los mercados internacionales. A medida que la empresa se expandía en la industria de la pesca aumentaban desde todo el mundo pedidos de los clientes de Promens Dalvik que demandaban contenedores de pescado susceptibles de refinarse y adaptarse a determinadas necesidades, con características como, por ejemplo, contener de manera eficaz variedades delicadas de pescado que exigen una manipulación cuidadosa, más protección térmica y una construcción más ecológica, aportando una contribución al movimiento en pro de prácticas pesqueras más sostenibles (World Fishing & Aquaculture, 2012).

Promens Dalvik fue capaz de satisfacer las necesidades de sus clientes, la industria pesquera y el medio ambiente gracias a la introducción de algunos productos innovadores. Primero puso a punto un nuevo contenedor de pescado que se comercializa bajo la ya notoria denominación de Sæplast. Después dedicó nueva I+D a crear un nuevo tipo de jaula de descarga para usar con los nuevos contenedores de la empresa y conseguir mayor seguridad y eficacia en las operaciones de carga y descarga. Por último, gracias a fructíferas alianzas en la industria, Promens Dalvik creó un contenedor especial capaz de transportar de manera rentable y más respetuosa con el medio ambiente mariscos como almejas, ostras y langostinos manteniéndolos vivos, frescos y seguros para el consumo humano.

Invenciones

El diseño del nuevo contenedor de Promens Dalvik, fabricado con plásticos reciclados, reúne algunas innovaciones. Por ejemplo, aunque se ha reducido el peso del contenedor su volumen interno de utilización ha aumentado y ofrece mayor espacio de almacenamiento (World Fishing & Aquaculture, 2007). De ahí que haga falta utilizar menos recipientes para contener la misma cantidad de pescado, lo que permite a los buques pesqueros regresar con un mayor volumen de capturas.

El contenedor tiene sus esquinas y caras redondeadas, con lo que es fácil lavarlo por todas partes y se impide que penetren la suciedad y otros contaminantes (según Promens Dalvik). Como los contenedores son fácilmente apilables, cada vez se puede amontonar y transportar un mayor número de ellos, con lo que hace falta menos esfuerzo humano y menos maquinaria consumidora de combustibles fósiles (como carretillas elevadoras) para moverlos, con lo que aumenta la eficacia y la rentabilidad. El nuevo modelo también tiene aislamiento de doble pared de polietileno (en el caso de los contenedores más pesados y fuertes) o de poliuretano (en el de los más ligeros y flexibles), lo que prolonga su vida útil (World Fishing & Aquaculture, 2007).

Además, este nuevo contenedor es completamente reciclable, se presenta en múltiples y diversos colores y puede llevar el logotipo, número de serie u otro texto del cliente que promueva su imagen de marca y sus productos. Por otro lado, los años de I+D que Promens Dalvik lleva consagrando a los microprocesadores de identificación por radiofrecuencia (RFID) han dado sus frutos y, si el cliente lo solicita, esos microprocesadores pueden incorporarse a los nuevos contenedores, con lo que se evita la pérdida o robo de éstos o, si no, que se los pueda encontrar con más facilidad (Eurofish Magazine, 2012).

En 2014 la empresa presentó una invención complementaria, la jaula de descarga Safe2Land, ideada para desplazar de forma más rápida, segura y eficiente el pescado recién capturado desde el buque pesquero al muelle (World Fishing & Aquaculture, 2014). Este singular sistema reduce el riesgo de que la pila de contenedores caiga durante el desplazamiento, lo que conlleva mayor seguridad en la carga y descarga de los contenedores Sæplast de la empresa. Aunque a finales de 2014 aún no estaba lista la producción a gran escala de la invención, ésta se presentó en septiembre de 2014 en una exposición (Icelandic Fisheries Exhibition) que tuvo lugar en Noruega. En declaraciones a la revista World Fishing & Aquaculture, Holmar Svansson, director del Departamento de ventas y comercialización de contenedores en Europa de Promens (la sociedad matriz de Promens Dalvik), dijo, “…hemos comprobado que hay mucho interés en invertir. Hemos salido muy optimistas de esta exposición

Trasladar las capturas desde el buque arrastrero hasta el muelle es una tarea que exige mucha mano de obra, y los novedosos contenedores de Promens Dalvik permiten reducir la energía mecánica y humana necesaria (Foto: Flickr/John Nuttall).

Alianzas

El rico historial de Promens Dalvik en la industria pesquera ha hecho ver a la empresa que es necesario mejorar, por ejemplo en el traslado del marisco. Habitualmente el marisco se transporta en pequeñas cantidades por vía aérea, lo que encarece excesivamente el precio del marisco vivo (como las cigalas o el cangrejo), y conlleva un sobrecosto de hasta el 500% (Packaging Gateway, 2009). La empresa conjeturó que si ese marisco pudiera enviarse por vía marítima el precio se podría reducir con beneficio medioambiental, pues las emisiones nocivas de carbono en el transporte marítimo pueden llegar a ser hasta un 70% inferiores a las del transporte aéreo (Packaging Gateway, 2009).

Para resolver el problema, Promens Dalvik se asoció con Aqualife, empresa con sede en Dinamarca especializada en el transporte de marisco vivo, a fin de crear el tanque Shellfish Tank, que conserva el marisco en su estado biológico natural desde el punto mismo de su captura y permite su transporte por vía marítima (según Aqualife y Promens Dalvik), manteniéndolo vivo hasta dos meses (Packaging Gateway, 2009).

En su afán por seguir desempeñando un papel en la pesca sostenible y encontrar soluciones respetuosas del medio ambiente, en 2013 Promens Dalvik se asoció con otras nueve empresas islandesas (como Thor Ice, Dis Solutions, y 3X Technology) del sector pesquero y presentaron la Green Marine Technology, iniciativa comercial que pone el acento en las tecnologías ecológicas y sostenibles innovadas por estas diez empresas (World Fishing & Aquaculture, 2013). Gracias a esta iniciativa, cuyo objetivo es fomentar las energías renovables, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y desarrollar tecnologías ecológicas, Promens Dalvik ha podido participar en un importante movimiento que resalta las cualidades de las tecnologías islandesas (según Green Marine Technology).

Patentes, marcas y nombres de dominio

Con la creación del singular contenedor apilable sin tapa de la empresa, en 2006 Promens Dalvik presentó una solicitud internacional de patente a través del Sistema del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT) que administra la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), designando importantes mercados como la Unión Europea, los Estados Unidos de América y el Canadá. Además, la empresa tiene presentada con anterioridad, en 2003, una solicitud en virtud del PCT para patentar su método de simulación de los efectos que tienen las oscilaciones de las olas en un contenedor para el transporte por mar de especies marinas como los mariscos. Esta tecnología se utiliza en el tanque para marisco (Shellfish Tank) creado y comercializado en alianza con Aqualife.

Innovador contenedor de la empresa que fue objeto de una solicitud de patente en virtud del PCT
(Imagen: PATENTSCOPE/WO2007054980)

A fin de proteger la imagen de marca de la empresa, el nombre y el logotipo de la compañía fueron objeto de una solicitud internacional presentada por conducto del Sistema de Madrid (administrado por la OMPI), que fue registrada en septiembre de 2007, al tiempo que su nombre Promens – fue registrado por conducto del sistema de Madrid como marca verbal en la Unión Europea, Suiza y Noruega. La empresa también presentó otra solicitud de registro para la marca Sæplast de sus contenedores por conducto del sistema de Madrid, la cual fue registrada en enero de 2014.

A fin de mantener su presencia en Internet, la sociedad matriz de Promens Dalvik (Promens) es propietaria del nombre de dominio promens.com donde tiene lugar la presentación y la promoción de todas las empresas filiales (como Promens Dalvik). Gracias a esta presencia en la red, los visitantes obtienen información acerca de los productos, los antecedentes y los datos de contacto relacionados con las ventas de Promens Dalvik.

Medio ambiente

Como la explotación de las pesquerías continúa, y aumenta el número de personas cuya subsistencia depende de los océanos, mares, lagos y ríos, la pesca sostenible ha adquirido gran importancia. Gracias a invenciones como la del singular contenedor de Promens Dalvik se puede reducir la huella de carbono que dejan las actividades pesqueras. Este contenedor duradero, sólido y reciclable reduce los contaminantes y ofrece un máximo espacio de almacenamiento, lo que rebaja el tiempo necesario para la carga y descarga de contenedores, lo cual reduce a su vez la cantidad de emisiones provocadas por los buques, las plataformas de carga y el funcionamiento de otros aparatos de logística (Green Marine Technology). Productos como el tanque para marisco también contribuyen a reducir las emisiones logísticas al tiempo que proporcionan a los clientes finales productos frescos y seguros (Packaging Gateway, 2009). Todo esto, junto con la puesta en marcha de la iniciativa Green Marine Technology, coloca a Promens Dalvik en la senda de aportar a la industria pesquera contribuciones ambientales positivas (World Fishing & Aquaculture, 2013).

Comercialización

Desde 1984 Promens Dalvik proporciona a la industria pesquera contenedores seguros, innovadores y duraderos. La empresa, que comenzó su andadura como pyme en Islandia, está comprometida con la calidad, el medio ambiente y la satisfacción de las necesidades de sus clientes, lo que la ha convertido en una de las empresas más grandes y conocidas de esa industria (Eurofish Magazine, 2012). En 2014, Promens Dalvik comercializa sus productos no sólo para la industria pesquera sino también para otros sectores, lo que se debe a la polivalencia de los contenedores de la empresa. Por ejemplo, debido a su ligereza y durabilidad y a que son reciclables, gozan de popularidad en la industria cárnica, las panaderías y las fábricas de reciclaje (Eurofish Magazine, 2012). Sus contenedores cuestan menos que los de acero y son fáciles de limpiar, transportar y reciclar, lo que los hace más atractivos en el país y fuera de él.

Promens Dalvik se ha convertido en uno de los principales proveedores de contenedores sostenibles y respetuosos con el medio ambiente para la industria pesquera (Foto: Flickr/Ubac)

Resultados del comercio y la industria

En 2014, Promens Dalvik fue una de las empresas más lucrativas del grupo Promens, vendiéndose sus productos en Europa, Norteamérica, Sudamérica y África. En 2010 la empresa disfrutaba de una cuota del 75% del mercado mundial de contenedores isotérmicos (World Fishing & Aquaculture, 2010) 2010) y la denominación Sæplast es una de las más conocidas de la industria. En 2012, la empresa abrió en Dalvik una nueva fábrica que exporta sus productos a más de 60 países del mundo (Plastic News, 2012). Las innovaciones de Promens Dalvik también han obtenido diversos premios internacionales. Por ejemplo, gracias a su alianza con Aqualife, el tanque para marisco (Shellfish Tank) obtuvo el Premio WorldStar de 2009 al Envasado Sostenible que otorga la World Packaging Organization (WPO) y el Premio Nórdico Scanstar al Envasado Innovador en 2008.

Un aluvión de innovaciones

Los seres humanos llevan 160.000 años utilizando los océanos de la tierra para su sustento. Procurar que perdure su sostenibilidad podría ser esencial para que millones de personas puedan seguir disfrutando de salud, bienestar y un medio de subsistencia. Gracias a productos innovadores, solicitudes de patentes y una sólida imagen de marca, este reto lo está asumiendo una empresa de ideas avanzadas en una pequeña nación insular.