Abandonan el nido para crear una marca mundial

Nombre:Yeigo Communications Proprietary Limited
País / Territorio:Sudáfrica
Derecho(s) de PI:Derecho de Autor y Derechos Conexos, Marcas
Fecha de publicación:23 de julio de 2012
Última actualización:25 de septiembre de 2015

ANTECEDENTES


La Sra. Rabana (última a la derecha) y el Sr. Matshoba (que no aparece en la imagen) formaban parte del reducido grupo de jóvenes empresarios que fueron elegidos "Global Shapers" (transformadores mundiales) en la reunión anual del Foro Económico Mundial de 2012 (Foto: YEIGO)

En el siglo XXI, Sudáfrica ha pasado a convertirse en la referencia, entre los países emergentes, en lo tocante a las tecnologías modernas de telecomunicaciones. La empresa YEIGO Communications Proprietary Limited (YEIGO), que desarrolla innovadores programas informáticos de comunicación y que tiene su sede en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, es una de las empresas líderes del sector en el país.

Establecida en 2005 por titulados universitarios emprendedores, YEIGO, gracias a sus productos, permite a sus clientes hacer llamadas telefónicas gratuitas, enviar SMS y comunicar con otros usuarios por Internet mediante breves mensajes de texto. Esta pequeña y mediana empresa (pyme), en la vanguardia del desarrollo de programas informáticos en el mundo (ocupa el primer puesto en Sudáfrica), ofrece servicios de telefonía móvil gratuita mediante el protocolo de transmisión de voz por Internet (VoIP), que es un conjunto de herramientas de comunicación accesibles por Internet.

Poco después de su fundación, YEIGO logró no solo potenciar su presencia en el mercado y ampliar la gama de productos y servicios que ofrece, sino también contribuir a la modernización del sector de las telecomunicaciones en Sudáfrica e inspirar a los jóvenes de ese país a crear sus propias empresas. Así, YEIGO ha equipado a sus clientes con las más modernas herramientas de comunicación y, al mismo tiempo, ha ayudado a mejorar los servicios y la competitividad internacional del país.

Investigación y desarrollo

YEIGO, que significa “con espíritu” en la lengua de los Navajo, nación indígena estadounidense, fue fundada conjuntamente por Rapelang Rabana, Wilter du Toit y Lungisa Matshoba. Los tres fundadores establecieron la empresa poco después de haberse graduado de la Universidad de Ciudad del Cabo (UCT).

Los jóvenes empresarios, que contaban con recursos financieros limitados, como todo estudiante, sufrían en carne propia las crecientes dificultades debidas a la vetustez de las redes telefónicas existentes y las elevadas tarifas de las llamadas telefónicas. Ante la dificultad -y las oportunidades- que planteaba la creación de un programa informático de telefonía más eficaz y asequible, basado en Internet, los fundadores de YEIGO decidieron realizar sus aspiraciones empresariales y, al mismo tiempo, ocuparse de un problema tan urgente como generalizado.

Según la Sra. Rabana, una de las fundadoras de la pyme: “las mejores ideas nacen cuando se tienen problemas que resolver (en este caso, un sistema de telefonía oneroso e ineficaz). Es así como se logra sostener una empresa. Es muy probable que si se logra solucionar un problema que es importante para uno mismo, se solucione también para otras personas en el mundo”.


Creado en 2007, el programa YEIGO 2.1 fue el primer programa VoIP de la empresa que se introdujo en el mercado de telecomunicaciones sudafricano (Foto: YEIGO)

El periodo inicial de la experiencia empresarial de los jóvenes fundadores estuvo marcado por la incertidumbre y el riesgo. Algunos de los primeros desafíos a que se enfrentaron los fundadores fueron los costos de la instalación (como el acceso regular a Internet) y la falta de capital. Asimismo, los fundadores de YEIGO estaban preocupados por la perspectiva de que fuese necesario realizar inversiones en el futuro para ampliar la empresa o externalizar algunas competencias esenciales. Sin embargo, consideraron que era importante mantener los costos a un nivel bajo, impulsando la creatividad y la autonomía. Previeron también la posibilidad de obtener fondos, evitando al mismo tiempo los gastos innecesarios en esa etapa inicial de la vida de la empresa.

Para sacar adelante la empresa, los fundadores de YEIGO hicieron valer sus principales competencias (informática y gestión), motivación y espíritu de equipo. Como señaló la Sra. Rabana, “…si no se cuenta con las aptitudes básicas [entre los socios] para comenzar la empresa sin contratar [a otros] a partir del primer día [entonces], probablemente no se ha elegido a los [socios] correctos o no se cuenta con las aptitudes correctas, por lo que habrá que solucionar uno de esos dos problemas”.

Gracias a su gran motivación, a la estructura solidaria del grupo y a la complementariedad de sus aptitudes y competencias, los jóvenes empresarios lograron rápidamente conjugar un fuerte nivel de compromiso con la independencia y la confianza mutua. Así pues, los fundadores de YEIGO no solo investigaron y desarrollaron sus prototipos iniciales de VoIP sin asistencia externa, sino que también lograron gestionar por sí mismos otros aspectos de la empresa.

Por ejemplo, además de implantar la estructura básica para el desarrollo de las actividades de investigación y desarrollo (I+D) de YEIGO (adquisición de computadoras baratas y acceso regular a Internet para el estudio de mercado preliminar), los universitarios elaboraron un plan de trabajo, entablaron contactos con inversores y adoptaron procedimientos para la gestión administrativa y de proyectos. Abrumados por los problemas iniciales pero animados por una fuerte determinación y compatibilidad mutua, los jóvenes empresarios produjeron el primer prototipo del programa YEIGO a los seis meses del inicio de sus actividades de I+D.

La Sra. Rabana recordó que, “uno de los principales errores que se cometen cuando se crea la propia empresa es pensar que lo primero que hay que hacer es obtener capital. No se debe aceptar dinero hasta que sea absolutamente necesario, y esto solo suele suceder después de aproximadamente un año de arduos esfuerzos propios”.

En 2006, con ese prototipo en mano, los fundadores de YEIGO consiguieron su primera inversión informal de tres inversores providenciales (o informales) que proporcionaron capital a la incipiente empresa. A principios de 2007, una vez que hubo desarrollado un prototipo y obtenido los fondos necesarios, la empresa comercializó su primer producto VoIP. Las diversas aplicaciones del programa YEIGO incluían la telefonía móvil, la función de mensajería instantánea (que posibilita las comunicaciones en tiempo real) y el servicio de mensajes breves (SMS).

Por otra parte, al no depender de las redes tradicionales de trasmisión de voz, el programa de telecomunicaciones de YEIGO transmite la voz del usuario o un mensaje de texto por Internet, lo que hace que la llamada vocal, el mensaje instantáneo o el SMS sean gratuitos para el usuario de YEIGO. El único costo para el suscriptor del servicio es el pago inicial del acceso a Internet.

Además, el cliente puede descargar (mediante un SMS) y utilizar el programa de la empresa en diferentes plataformas además de los teléfonos móviles, como las computadoras de escritorio y portátiles. Aunque los suscriptores de YEIGO han comunicado gratuitamente, la empresa ha generado fondos cobrando una tasa cuando sus clientes llaman a usuarios de las redes de otros operadores.

Cuando la demanda del programa informático aumentó, la empresa pudo contratar personal. Sin embargo, los fundadores han logrado limitar el tamaño de la empresa y la velocidad de su crecimiento a fin de mantener la eficacia y el alto nivel de calidad de los productos y del personal. YEIGO se ha expandido únicamente para poder abastecer mejor a sus clientes.

Alianzas y financiación


La innovadora colaboración de YEIGO con Telfree es una alianza mutuamente beneficiosa que ha permitido la entrada de la empresa suiza en el sector de las telecomunicaciones VoIP y a la pyme la entrada en las redes de telecomunicaciones de Sudáfrica (Foto: YEIGO)

Los fundadores de YEIGO se han esforzado por establecer colaboraciones estratégicas con asociados importantes con el fin de obtener fondos, potenciar su conocimiento del sector y encontrar nuevas vías de expansión. Así, cuando la pyme desarrollaba sus primeros prototipos, los jóvenes empresarios se pusieron en contacto con fuentes de financiación tradicionales como los bancos, los inversores de capital de riesgo y los organismos gubernamentales, con miras a obtener apoyo financiero.

Debido en parte a que en el año 2000 no existía un grupo estable de inversores de capital de riesgo en Sudáfrica y a que YEIGO no producía aún beneficios en ese período, los fundadores no pudieron al principio obtener fondos a través de los canales crediticios tradicionales. “La financiación fue nuestro primer gran obstáculo”, señaló la Sra. Rabana. “Hasta que se encuentran las personas adecuadas, es sumamente difícil obtener capital de riesgo en Sudáfrica, sobre todo en el sector tecnológico, de alto riesgo”. Por otra parte, la entrada en el sector de las telecomunicaciones en el país era excesivamente costosa para las nuevas empresas en aquella época.

Obligados a adaptarse a la realidad de Sudáfrica en un entorno económico e infraestructural desfavorable (la tecnología VoIP no se autorizó en el país hasta 2005), los jóvenes empresarios trabajaban desde su casa con un presupuesto apretado. Además de contar con los miembros de su familia para sus gastos diarios, se dirigieron en algunas ocasiones a sus mentores, como los antiguos profesores en la Universidad de la Ciudad del Cabo, para pedir asesoramiento estratégico. Posteriormente, recurrieron a la colaboración, inspiración y orientación de asesores comerciales profesionales.

YEIGO se alió con varios actores del sector, como BandwithBarn (BwB), una organización sin afán de lucro, con sede en la Ciudad del Cabo, que ayuda a las empresas incipientes de tecnologías de la información (T.I.) en Sudáfrica. Con una amplia gama de servicios para el sector de las T.I. (incluido el acceso a Internet de alta velocidad a bajo costo y el alquiler económico de locales para oficinas) BwB aparecía como socio natural de la pyme. Por otra parte, esa organización, que tiene como miembros a varias empresas del sector de las T.I., ha logrado desarrollar una de las comunidades de empresas de tecnología de la información más influyentes del país.

Como miembros de la red de empresas de BwB, los fundadores de YEIGO pudieron entablar contactos con otros profesionales del sector, beneficiándose así del intercambio de ideas con colegas de ideas similares. Gracias a los contactos, generalmente informales, con los miembros de BwB, los fundadores se dieron cuenta de que era importante que YEIGO trascendiera la idea original que la había inspirado. Para los empresarios en ciernes era importante, por ejemplo, desarrollar sus conocimientos especializados, reflexionar de forma creativa para diferenciar sus servicios de los de sus competidores y crear sólidos contactos con el sector.

En 2007, los tres fundadores de YEIGO fueron seleccionados “emprendedores de gran impacto” (High-Impact Entrepreneurs) por Endeavor, una organización sin afán de lucro que busca y promueve a pioneros de mercados emergentes. Las estrategias comerciales que adoptaron los jóvenes empresarios se desarrollaron gracias al programa de asesoramiento de la organización, que incluye a una amplia red de asesores, consultores e inversores.

Asociándose con un grupo de expertos locales e internacionales, YEIGO pudo mejorar su perfil empresarial, extender sus contactos en el sector y consolidar su reputación como empresa de excelencia. Posteriormente, la empresa aprovechó el perfil mejorado de la empresa para crear nuevas alianzas comerciales.

La alianza de YEIGO con Telfree, una empresa internacional de telecomunicaciones con sede en Suiza ha sido una de las más importantes. Desde la liberalización de la economía en Sudáfrica, Telfree ha logrado consolidar su posición en el sector tradicional de telecomunicaciones del país, y ampliar su presencia en las redes de telefonía fija del país. Sin embargo, el objetivo de la empresa suiza era entrar en el sector de las tecnologías punteras basadas en Internet de Sudáfrica. En aquella época, YEIGO estaba buscando un socio bien implantado y con conexiones locales del sector de las telecomunicaciones, para distribuir su programa innovador.

En 2008, Telfree adquirió una participación mayoritaria del 51% en YEIGO en virtud de un acuerdo que permitía a esta última suministrar su tecnología VoIP a la empresa suiza, en el marco de una colaboración que además de colmar enteramente las ambiciones inmediatas de ambas empresas, pasaría a convertirse en una alianza duradera. Así pues, gracias a las buenas relaciones de trabajo que YEIGO y Telfree lograron establecer desde el principio, concluyeron un fructífero acuerdo de licencia que preveía el reparto de los ingresos y que dio lugar a la plena incorporación de la tecnología y de los servicios VoIP de YEIGO en las redes y estrategias comerciales de la empresa suiza.

“Me parece que la razón por la que nuestra relación con Telfree ha sido exitosa hasta ahora [2011] es porque teníamos una relación cliente/proveedor antes de tener una relación patrimonial. Así, pudimos evaluar cuidadosamente sus sistemas y ellos los nuestros. Era patente que la compatibilidad de los productos que fabricábamos era perfecta”, dijo la Sra. Rabana.

Cuando los programas y la marca de YEIGO adquirieron fama internacional como sinónimos de calidad, la empresa, en colaboración con Telfree, concluyó otras alianzas con inversores y con importantes empresas de telecomunicaciones, como el grupo MTN Group Limited (MTN), que tiene su sede en Johannesburgo y Vodafone Group Plc, con sede en Londres (Reino Unido).

Desarrollo de marcas y comercialización

Tras la liberalización del sector de las telecomunicaciones en Sudáfrica, la empresa desarrolló marcas de programas informáticos VoIP (como YEIGO Lite, que salió al mercado en 2007) para teléfonos móviles, ya que la mayoría de sus clientes potenciales accedían a Internet por ese medio (los usuarios sudafricanos que utilizaban computadoras de escritorio o portátiles para tener acceso a Internet eran menos numerosos, según Mobile Monday™, 2011).

Por ejemplo, el producto pionero de marca YEIGO Lite, apareció en un momento oportuno y era fácil de utilizar (bastaba con abrir una cuenta Internet con la empresa, descargar su programa informático y seguir las sencillas instrucciones de instalación) y tenía varias funcionalidades innovadoras, como el “Holler” (que permitía al usuario solicitar la presencia de otro usuario en la red mediante un SMS) y “Call Back” (volver a llamar) (que permitía al servidor de YEIGO conectar a los usuarios que habían enviado y recibido un mensaje “Holler”).


La marca y el logotipo de YEIGO han adquirido rápidamente fama internacional como sinónimos de innovación y calidad (Foto: YEIGO)

YEIGO no solo ha colaborado con asociados implantados en el sector de la tecnología de la información para abrir nuevas vías de expansión y comercialización, sino que también ha creado productos y marcas de calidad, asequibles y de fácil utilización, basados en las tendencias más novedosas del sector de las telecomunicaciones. De esa manera, la empresa ha logrado atraer a nuevos clientes y fidelizarlos.

En concreto, YEIGO Lite podía instalarse en los teléfonos básicos de la plataforma JAVA (que pueden ser más económicos que los teléfonos inteligentes), lo que permitía a la empresa extender sus actividades más allá del mercado exclusivo de los teléfonos inteligentes. Como indicó la Sra. Rabana: “Antes de que se introdujeran los cambios reglamentarios, debíamos centrar nuestras actividades en un mercado más pequeño [teléfonos móviles] y diferenciarnos por la calidad, transparencia y conveniencia de nuestros servicios”.

Cuando se liberalizó el sector de las telecomunicaciones en Sudáfrica, la empresa pudo explotar muchas de las nuevas plataformas que surgieron como consecuencia de dicha liberalización. La marca YEIGO 2.1 (Y2.1), por ejemplo, permitía a los clientes aprovechar los avances más novedosos del sector, entre ellos, la aparición de puntos de acceso para la conexión inalámbrica (conocidos en general como Wi-FiTM), el acceso a Internet por medio de las redes de datos de los operadores telefónicos y las tecnologías de telecomunicaciones de tercera generación, es decir, un amplio conjunto de herramientas de comunicación inalámbrica de alta velocidad.

Con el Y2.1, los usuarios contaban con una herramienta tecnológica avanzada que permitía al cliente hacer llamadas telefónicas internacionales inalámbricas desde cualquier parte del mundo. Por otra parte, el programa comprendía varias funciones innovadoras como la de comunicación en pantalla plena y la “tab chat” (que permitía la comunicación simultánea entre varios usuarios).

Por otra parte, como el nuevo programa utilizaba un ancho de banda (velocidad de transferencia de información digital) mínimo, los usuarios podían beneficiar de un producto eficaz, versátil y de precio competitivo. Gracias a la fuerte competitividad de la empresa, sus usuarios han podido ahorrar hasta el 80% sobre todas las llamadas y el 90% sobre las tarifas de mensajes de textos a cualquier número de teléfono del mundo.

Además de las estrategias de precios competitivos que ha adoptado y de sus marcas, la empresa ha tratado de ampliar su base de clientes, pasando de los particulares a las empresas (incluidas las que operan fuera del sector de las telecomunicaciones). En vista de que los clientes empresariales tienen necesidades y exigencias específicas que cambian constantemente, incluso en lo tocante a las herramientas de comunicación móvil simplificadas, flexibles e internacionales (como la videoconferencia móvil con usuarios múltiples), la pyme ha adoptado la decisión estratégica de centrarse en esa importante clientela.

Así pues, esas versátiles herramientas de telefonía se han convertido en importantes facilitadores del comercio mundial y de la competitividad internacional para numerosas organizaciones, empresas y países. Según el Director General del Departamento de convergencia entre los sistemas de telefonía fijos y móviles de la empresa MTN, “…el cambio más notable que se ha producido en el sector [sudafricano] de telecomunicaciones es que se ha cobrado conciencia de que [las tecnologías móviles inalámbricas] ofrecen a las empresas y a los usuarios la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar, en cualquier momento, a través de cualquier medio, mediante cualquier aparato e interactuar con cualquier persona”.

Después de determinar las exigencias específicas de esta importante clientela, YEIGO ha adoptado varias medidas para satisfacer sus expectativas como, por ejemplo, asegurar que sus productos sean compatibles con diferentes plataformas disponibles en el mercado. En efecto, la tecnología de la empresa es compatible con algunos de los principales VoIP mundiales y clientes de mensajería como GoogleTalk (de Google Inc.), la red Microsoft (de la empresa Microsoft) y AOL Instant Messenger (de America Online Inc).

Al comercializar marcas de calidad, explotar los últimos avances tecnológicos y ampliar su gama de productos y servicios, la empresa potenció su estrategia de comercialización, haciéndose así con nuevos clientes tanto en el mercado de particulares como en el de empresas. Al mismo tiempo, YEIGO ha elevado el nivel del sector de las telecomunicaciones del país y ha logrado estimular y dotar a las empresas y al público en general de herramientas de comunicación internacionales, versátiles y asequibles.

Marcas, nombres de dominio y derechos de autor


El “recepcionista virtual” de Office Connection es solo uno de los elementos más importantes del programa que permite a los usuarios navegar fácilmente entre las llamadas externas e internas, SMS, faxes y facturación en tiempo real, en “la nube” (Foto: YEIGO)

Desde la creación de YEIGO, sus fundadores han sido conscientes de la importancia de los derechos de propiedad intelectual (P.I.) como medio para proteger la identidad empresarial y también como una baza para conseguir nuevas inversiones y alianzas.

Cuando los jóvenes emprendedores buscaron inversores inicialmente fuera de Sudáfrica, una de las dificultades a que se enfrentaron fue la transferencia de los activos de la P.I. de la empresa a otras jurisdicciones internacionales. Optando por desarrollar la empresa en Sudáfrica y buscar preferentemente posibilidades de inversión a escala local, los fundadores de YEIGO se apoyaron finalmente en el prestigio de los activos de P.I. de la empresa para conseguir inversores y asociados nacionales e internacionales.

Esas colaboraciones fueron posibles gracias a que la empresa afianzó su identidad empresarial mediante el registro en 2006 de la marca YEIGO Communications, ante la Comisión de Propiedad Intelectual y Empresas de la Oficina de P.I. de Sudáfrica.

Después de proteger el nombre comercial de la empresa en el mercado local y con objeto de expandirse hacia la Unión Europea, los fundadores registraron en 2007 la marca YEIGO (in 2007) ante la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI).

Asimismo, YEIGO se registró en 2008 en uno de los mercados más lucrativos del sector de las T.I., a saber, los Estados Unidos de América (EE.UU.), ante la Oficina de Patentes de los Estados Unidos de América (USPTO).

La empresa ha optado también por retener todos los derechos de autor sobre sus productos, eslóganes y marcas, y mantener un nombre de dominio en Internet (www.yeigo.com) con el fin de dejar abierta la posibilidad de expansión en el futuro. La sólida cartera de P.I. de YEIGO ha permitido a la pyme potenciar sus contratos y alianzas empresariales en todo el mundo.

Licencias

Después de adquirir una participación mayoritaria en YEIGO, Telfree concluyó un acuerdo de licencia para distribuir y comercializar los productos y servicios de la empresa bajo la marca de Telfree. En 2010, YEIGO y Telfree lanzaron su primer producto llamado Telfree Mobile, el primer sistema unificado de telecomunicaciones del mundo, que permitía hacer llamadas, enviar SMS, descargar automáticamente correo electrónico y enviar mensajes instantáneos en multiplataforma, con un solo aparato.

Una de las principales ventajas del programa es su tarifa fija a nivel mundial. Con esta oferta de precio innovadora los usuarios pueden hacer llamadas internacionales (o enviar SMS) al mismo costo, económico, que las llamadas locales o nacionales (o los mensajes de texto). Posteriormente, se modificó el programa para que fuera compatible con las plataformas de telefonía móvil establecidas en el mercado como Apple iPhone, Apple iPod Touch, Nokia y Windows Phone.

Una de las principales ventajas del programa es su tarifa fija a nivel mundial. Con esta oferta de precio innovadora los usuarios pueden hacer llamadas internacionales (o enviar SMS) al mismo costo, económico, que las llamadas locales o nacionales (o los mensajes de texto). Posteriormente, se modificó el programa para que fuera compatible con las plataformas de telefonía móvil establecidas en el mercado como Apple iPhone, Apple iPod Touch, Nokia y Windows Phone.

Salud pública

Desde la creación de Internet, se ha observado que existe a nivel mundial una discrepancia, conocida con el nombre de brecha digital, entre las regiones que tienen fácil acceso a la tecnología y las que no. Por ejemplo, en África, en 2004, solo tres de cada 100 personas (frente a una de cada dos en los países más desarrollados), tienen acceso a Internet, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, un organismo especializado de las Naciones Unidas (NN.UU.) que se encarga de las cuestiones relacionadas con las T.I.

Dado que los progresos en materia de salud han avanzado en paralelo a los tecnológicos (en especial en lo tocante a la difusión de la información), las regiones del mundo que carecen de herramientas de comunicación adecuadas (como una conexión a Internet) suelen disponer de servicios de salud menos eficientes (Plan de Acción de las NN.UU. para el Milenio, 2000).

Aunque en Sudáfrica el acceso a Internet ha aumentado considerablemente (de 2001 a 2009, el acceso a Internet casi se duplicó, beneficiando al 10,8% de la población, según Internet World Stats, 2009), las NN.UU. han colaborado con diversas entidades, incluidas las empresas privadas como YEIGO, para colmar la brecha digital y mejorar los resultados en la esfera de la salud. Estas iniciativas se han inspirado en parte de los principios reconocidos en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de las NN.UU., es decir, ocho metas para el desarrollo, establecidas en 2000, que se deben alcanzar a nivel mundial (entre las cuales figuran la lucha contra las enfermedades, la reducción de la desigualdad de género y de la brecha digital).

En ese contexto, la Sra. Rabana fue nombrada en 2011 embajadora para el Premio de la Juventud de la Cumbre Mundial (WSYA), una iniciativa de la ONU relacionada con las tecnologías de la información y la comunicación (T.I.C), que tiene por objeto fomentar la creatividad de los jóvenes menores de 27 años en el ámbito de la tecnología digital como uno de los medios para asegurar que se cumplan los ODM. Como portavoz del Premio WSYA, la cofundadora de YEIGO ha promovido la tecnología digital y la formación científica entre algunos de los grupos más marginados de África, sobre todo los jóvenes y las mujeres.

Siguiendo el mismo impulso que llevó a YEIGO a crear herramientas de comunicación innovadoras, la Sra. Rabana ha promovido la tecnología digital y su potencial para mitigar la pobreza, mejorar la salud y promover la autonomía de los consumidores, por medio de instructivas conferencias y ponencias en todo el mundo. Predicando con el ejemplo, la empresaria ha logrado, gracias también al perenne legado de la empresa que cofundó, inspirar a una nueva generación de empresarios en ciernes (en especial, los que, como las jóvenes mujeres, no están suficientemente representados en la enseñanza de las ciencias, la tecnología y la industria) cuyas innovaciones e ideas contribuirán a colmar la brecha digital y a alcanzar muchas de las metas de los ODM.

Resultados empresariales

Desde la creación de YEIGO, sus fundadores han contribuido a modernizar el sector de las telecomunicaciones en Sudáfrica y a desarrollar programas informáticos innovadores para teléfonos móviles. La pyme ha ampliado su oferta de servicios (que antes se limitaban a las aplicaciones VoIP para particulares) a programas que pueden abarcar todo el espectro de las telecomunicaciones para las empresas, también conocidos como “VoIP para móviles de segunda ola”.


Los programas de Office Connection de YEIGO, que forman parte de la “segunda ola” de aplicaciones VoIP de la empresa, han permitido a la pyme ampliar sus actividades y ofrecer servicios centralizados a los clientes empresariales (Foto: YEIGO)

Por ejemplo, con el producto de Office Connection de YEIGO, un programa de telefonía alojado en la nube, destinado a las empresas y distribuido por Telfree, los usuarios pueden suscribirse al servicio por internet, pagar una tarifa mensual, utilizar un “recepcionista virtual”, añadir a otros usuarios en la oficina gracias a la interfaz “arrastra y suelta”, utilizar el servicio de control de gastos en tiempo real, enviar SMS y faxes, y asignar presupuestos específicos para las llamadas (las llamadas internas son gratuitas). En consecuencia, esta innovación sencilla aunque rentable y racionalizada, permite a los usuarios empresariales agrupar sus necesidades de telefonía y hacer llamadas desde cualquier parte del mundo con una única plataforma en la nube.

Según la Sra. Rabana, “trasladar [los servicios telefónicos] a la nube es una de las mejores maneras de conectar todas las actividades de la empresa: todos los aparatos, todos los puestos de comunicación pueden ahora colocarse en un lugar centralizado desde el que se pueden supervisar todos los puestos. El problema de desconexión que se producía cada vez que añadíamos nuevos aparatos a nuestra ‘teleesfera’ se ha podido resolver; el teléfono privado, el profesional, el móvil, el de escritorio VoIP, el móvil VoIP y todos los demás… pueden conectarse [y colocarse] en la nube”.

Gracias a sus logros, YEIGO ha sido galardonada con muchos premios. El producto MzansiSMS de la empresa, desarrollado en colaboración con Telfree, recibió el premio Outstanding Regional Achievement Award for Excellence in Mobile Content (Premio regional de excelencia por logros excepcionales en el contenido destinado a móviles) en 2010, en ocasión de la entrega del Premio de la Cumbre Mundial de las NN.UU. Entre las numerosas ventajas que ofrece el programa está la reducción del costo del envío de un SMS para los clientes de bajos ingresos de la empresa.

En 2012, el Sr. du Toit, uno de los tres cofundadores de la empresa, cofundó a su vez la empresa Virtual Mobile Technologies, fabricante de programas de telefonía móvil para comercio electrónico con sede en la Ciudad del Cabo. El mismo año, la Sra. Rabana y el Sr. Matshoba fueron elegidos “Global Shapers” (transformadores mundiales), título de pionero social que se asigna a los jóvenes de 20 a 30 años en el Foro Económico Mundial en Ginebra (Suiza). Entre tanto, YEIGO, como empresa del grupo Telfree, pasó a ser una de las 100 empresas de tecnología más importantes de Sudáfrica.

Las águilas no necesitan paracaídas

Establecida por titulados universitarios que aunque carecían de capital, albergaban ambiciosos sueños, compartían aptitudes y preocupaciones acuciantes, YEIGO pasó a convertirse en una marca internacional con un sólido historial de creatividad. Además, la pyme aprovechó su sustancial cartera de activos de P.I. para concluir sus primeras alianzas empresariales y entrar en nuevos mercados.

Gozando de reputación internacional, YEIGO no solo mejoró el sector de las telecomunicaciones y la competitividad internacional de Sudáfrica, sino que también aportó herramientas de comunicación internacional asequibles a algunas de las poblaciones más pobres del mundo, sirviendo al mismo tiempo de inspiración para toda una nueva generación de jóvenes emprendedores.

Este estudio de caso se basa en información tomada de: