Normas internacionales, protección de marcas y éxito mundial

Nombre:Laboratorios Paill
País / Territorio:El Salvador
Derecho(s) de PI:Marcas
Fecha de publicación:15 de diciembre de 2010
Última actualización:11 de julio de 2012

Antecedentes

Laboratorios Paill (Paill) es una empresa farmacéutica de vanguardia con sede en San Salvador, la capital del El Salvador, país que cuenta con el tercer mercado farmacéutico de América Central por orden de importancia. Paill se fundó en 1992 y en 1993 ya producía y comercializaba con suma eficiencia productos farmacéuticos estériles, cuya excelente calidad hizo que en 1997 introdujera sus productos en los países de la región de América Central.


San Salvador (Fotografía: Erik Torner)

Investigación y desarrollo

Paill produce un amplio espectro de productos de venta libre y bajo receta, incluidos en dos grandes categorías: estériles y no estériles. Algunos de los más exitosos en la categoría de los productos estériles incluyen soluciones parenterales en ampollas y viales –soluciones inyectables, no bebibles– ungüentos y soluciones oculares. La planta de Paill también fabrica y empaqueta productos no estériles como comprimidos, cremas, soluciones para beber, cápsulas y polvos.

Una de las claves del éxito y la cultura empresarial de Paill es una atinada gestión de los activos humanos y físicos.

La empresa valora en sumo grado el trabajo de sus empleados, considerando que el capital humano es fundamental para mantener su ventaja competitiva y progresar. Fomenta la innovación en su unidad de investigación y desarrollo (I+D) mediante su programa de desarrollo de ideas, y cuenta en sus laboratorios con más de sesenta profesionales cualificados. Utilizando las más modernas tecnologías, el personal de la empresa crea constantemente medicamentos y productos líder en el sector. El departamento de control de calidad, por ejemplo, dispone de complejos equipos de análisis que realizan los distintos exámenes exigidos por las normas de la industria farmacéutica.

Paill también reconoce la necesidad de invertir en una infraestructura moderna de I+D para producir productos de buena calidad que atraigan a los consumidores y aumenten los beneficios. En 2000, la empresa construyó su segunda planta de fabricación de productos farmacéuticos. Actualmente, sus laboratorios están equipados con tecnología de vanguardia para la formulación, el desarrollo y la mejora de distintos productos farmacéuticos protegidos por marcas, por ejemplo, Ultra–Neuraxin Anti–Estrés, un remedio contra la fatiga y el estrés; Suero Oral, contra la deshidratación; y Sernox, un medicamento para trastornos gástricos e intestinales.

Con el fin de que el departamento de I+D produzca medicamentos y productos que se conforman al nivel exigido por el sector y los clientes, Paill consulta periódicamente a los proveedores de productos farmacéuticos y aplica las normas del sector para agilizar sus procesos de demanda y oferta.

Los laboratorios de la empresa están equipados para la fabricación y el embalado de forma estéril, siguiendo las estrictas buenas prácticas de manufactura correspondientes a la industria farmacéutica –un sistema de control de calidad aplicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que abarca la fabricación y el ensayo de principios farmacéuticos activos. Una parte del sistema de gestión de calidad de la empresa es velar por el cumplimiento y la aplicación de las buenas prácticas de manufactura. Si bien las distintas empresas tienen diferentes prácticas de esa índole, existen requisitos mínimos para todas las empresas. Paill ha elaborado sus propias directrices a ese respecto, entre las que figuran contar con los locales adecuados para los distintos procesos que se llevan a cabo, realizar autoinspecciones programadas e instalar un sistema eficiente de documentación; todo ello se realiza con el único propósito de evitar errores o contaminación cruzada, permitiendo al mismo tiempo seguir el rastro de todos los procesos y establecer un ciclo de calidad en todos los laboratorios de la empresa.

Para ganar la confianza del consumidor, afianzar su reputación a escala internacional y mantener la ventaja competitiva sobre sus rivales, Paill ha incorporado para sus productos normas de certificación internacionales, reconocidas por la industria farmacéutica.

En 2004, los Laboratorios Paill pasaron a ser la primera empresa farmacéutica salvadoreña en recibir la certificación ISO 9001. Ahora que la norma ISO está incorporada a sus procesos, el laboratorio ofrece a los clientes un amplio espectro de medicamentos certificados. Gracias a su certificación ISO 9001:2000, Paill puede prestar servicio de manufactura –maquiladora– para clientes de otros países.

Marcas

Uno de los elementos centrales de la filosofía empresarial de Paill es el concepto de que el crecimiento económico y la competitividad van siempre de la mano de la innovación; la empresa entiende que dar rienda suelta a la imaginación permite dar el salto hacia el éxito futuro basándose en el sistema de propiedad intelectual (P.I.). Paill, usuario activo del sistema de P.I., ha protegido sus marcas presentando solicitudes de registro de marcas en El Salvador y en otros países de América Central, lo que incluye la República Dominicana y Panamá.

Para fidelizar a los clientes con la marca, sembrando al mismo tiempo la semilla de las inversiones e innovaciones futuras, la empresa cuenta actualmente con un amplio espectro de productos protegidos por marca en su cartera de P.I., incluidos Sudagrip™ - un antihistamínico; Novular - un anticonceptivo, Neuraxin – un complejo multivitamínico y Katafenac – un analgésico.

San Salvador (Fotografía: Jorge Colindres)

Gestión de la P.I.

Los avances recientes de El Salvador en materia de observancia de la legislación sobre P.I. han logrado instaurar una cultura de la P.I. más eficaz, que sirve de sustento a empresas como Paill. Aprovechando el nuevo entorno de P.I. del país, la empresa estableció su propio Departamento de Registro Sanitario y Propiedad Intelectual, que se encarga de fomentar y registrar los activos de P.I. de Paill.

Al utilizar con frecuencia los servicios de búsqueda de signos distintivos de las oficinas de propiedad industrial de América Central para determinar la factibilidad de registrar sus marcas, la empresa evita litigios innecesarios en materia de P.I., así como los costos que podría ocasionarle el uso de marcas que, de hecho, ya pertenecen a otra empresa.

Marca colectiva

Para distinguir los servicios y el origen geográfico de Paill, mejorando al mismo tiempo su competitividad y la reputación de la empresa en el plano internacional, Paill ha establecido alianzas con otras empresas farmacéuticas –con miras a crear marcas colectivas– y organizaciones intergubernamentales –con miras a recaudar fondos para registrar sus marcas.

En 2008, la empresa, junto con otros miembros fundadores, creó la alianza comercial Affluentes, S.A. de C.V. (Affluentes) –un consorcio compuesto por cinco laboratorios farmacéuticos salvadoreños, cuyo propósito es fomentar la colaboración entre sus miembros para dar impulso a la exportación de productos farmacéuticos, mediante la compilación de información sobre canales de distribución y posibles competidores, por ejemplo, a los tres países de la Comunidad del Caribe (Caricom): Trinidad y Tabago, Bahamas y Jamaica.

En consulta con la Agencia Oficial de Promoción de Exportaciones de El Salvador y con la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) de los Estados Unidos de América, que distribuye ayuda civil externa del Gobierno de los Estados Unidos de América– el objetivo del consorcio es exportar productos farmacéuticos a la Caricom y luego al resto del continente en los años sucesivos.

En noviembre de 2008, las cinco empresas que componían el consorcio comenzaron a exportar medicamentos a los nuevos mercados de la Caricom –en primer lugar, Trinidad y Tabago– utilizando una marca colectiva distintiva: Affluentes. La marca Affluentes representará una imagen mancomunada, sólida que refleje las ambiciones y los servicios del grupo –conveniencia, calidad y variedad– y su región de origen: América Central.

Alianzas

Paill también interviene en empresas conjuntas con organismos gubernamentales y asociados internacionales con el fin de obtener fondos para financiar sus costos de certificación y revolucionar la relación financiera entre las empresas y el Gobierno en El Salvador.

Trabajando con el Ministerio de Finanzas de El Salvador, por conducto de la Dirección de Calidad y Tecnología, el Sistema Nacional de Innovación, y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los dirigentes de varias empresas de El Salvador, incluidos los Laboratorios Paill, empezaron a crear una nueva cultura de control de calidad en las empresas pequeñas y medianas del país. La certificación ISO de los Laboratorios Paill, Fardel y Condusal, por ejemplo, costó 1,2 millones de dólares de los EE.UU., de los cuales 700.000 dólares procedían del BID y 400.000 del Gobierno de El Salvador.

San Salvador (Fotografía: René Aguiluz)

Licencias

Al liberarse cada vez más los mercados en América Central y del Norte, Paill ha podido expandir sus alianzas comerciales y tiene actualmente carteras de licencias con 36 importantes clientes en la región. Entre los distribuidores de la empresa figuran Laaned Edmar en la República Dominicana, Grupo de Haset en Panamá, Disprofar y Cía. Ltd. en Nicaragua y otros en Honduras, Costa Rica, Guatemala y Nicaragua. Paill no sólo es una empresa importante en El Salvador: su alcance, cada vez mayor, se está extendiendo en las Américas.

Resultados empresariales

Nuevas oportunidades se están abriendo para Paill gracias a su amplia protección de la P.I. y su estrategia de innovación, sus inversiones en capital humano y activos físicos, sus colaboraciones con asociados de los sectores industrial, gubernamental e internacional. La empresa se está afirmando en la industria farmacéutica, alimentando su reputación entre los clientes por la excelente calidad de sus productos, aumentando sus exportaciones a América Central y del Sur, sentando al mismo tiempo las bases de la expansión a nuevos mercados en las Américas con sus productos distintivos, protegidos por marcas y marcas colectivas que cuentan con el aval de normas internacionales.

En 2002, los Laboratorios Paill ganaron el Trofeo de la OMPI a las Empresas Innovadoras.

Hoy, San Salvador, ¡mañana, el mundo!

La incorporación con éxito de personal altamente capacitado, la inversión en infraestructura, equipos de primer nivel, programas orientados a la creatividad, normas reconocidas internacionalmente, estrategias astutas de P.I., permiten a la empresa seguir elaborando productos de primera calidad y mantenerse en primera línea entre sus competidores, mejorando al mismo tiempo cada vez más su reputación entre los consumidores.