Innovación en Botswana

Nombre:The Botswana Technology Centre
País / Territorio:Botswana
Derecho(s) de PI:Derecho de Autor y Derechos Conexos, Marcas
Fecha de publicación:3 de septiembre de 2010
Última actualización:11 de julio de 2012

Antecedentes


La pericia del BOTEC en el diseño de edificios eficientes desde el punto de vista energético queda demostrada en el propio edificio de su sede.

Una prótesis auditiva que funciona con energía solar, un método de aglutinamiento de la arena del desierto del Kalahari para fabricar ladrillos, un regulador de carga fotovoltaica: éstas son algunas de las innovaciones que han salido del Centro Tecnológico de Botswana (BOTEC), situado en Gaborone.

El BOTEC es una destacada organización de investigación y tecnología fundada por el Gobierno de Botswana en 1979. Depende del Ministerio de Comunicaciones, Ciencias y Tecnología y tiene por cometido el fomento de la innovación en materia de ciencias y tecnología, para que Botswana llegue a ser un país competitivo a escala mundial. Por consiguiente, el Centro se ha dedicado desde sus inicios a alcanzar el objetivo político del Gobierno, consistente en la promoción de la tecnología y la innovación técnica en pos del desarrollo económico y de una mejor calidad de vida en Botswana.

Invenciones e investigación y desarrollo

El BOTEC pretende aportar cambios positivos en la vida de los habitantes de Botswana en particular, y en la sociedad en general. Sus programas de investigación y desarrollo se centran en la energía, el medio ambiente, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y la electrónica.

En consonancia con la estrategia gubernamental general, la energía renovable constituye el principal centro de interés del BOTEC. Dada la falta de electricidad adecuada en el país, uno de los primeros proyectos de investigación del Centro abordó el desarrollo de fuentes alternativas de energía. En 1998 el BOTEC abrió una central de energía solar que suministra electricidad a un centro de salud, a una escuela primaria, al alumbrado y hasta a 14 hogares de la aldea de Motshegaletau. Ha creado asimismo una lámpara solar que funciona con cualquier tipo de fuente de alimentación. Esta útil invención, conocida como lámpara Masa, es de uso muy común en muchas zonas de Botswana.

La arquitectura sostenible constituye otro ámbito de especialización por el que se ha dado a conocer el BOTEC. El edificio que acoge al Centro, finalizado en 2001, está diseñado como un proyecto de demostración que incorpora características adaptadas al clima y de bajo consumo, como refrigeración por evaporación, atrio reticular, chimeneas solares, captación de aguas pluviales y reciclaje de aguas residuales. El Centro está también investigando métodos nuevos para la fabricación de bloques de construcción a partir de la arena del desierto del Kalahari. La finalidad es que las personas que viven en las zonas arenosas de Botswana puedan construir casas modernas más eficientes y de menor costo con ladrillos y bloques más asequibles y duraderos.

Otra iniciativa de investigación y desarrollo del BOTEC culminó con una interesante innovación en materia de productos alimentados por energía solar para personas con sordera. En los países en desarrollo, unos 167 millones de personas padecen sordera o alguna discapacidad auditiva, lo que limita sus oportunidades de acceso a la educación y el empleo. Si bien existen prótesis auditivas de bajo costo, no siempre están diseñadas para las condiciones que se dan en las comunidades empobrecidas, donde las baterías escasean y son costosas. Con objeto de hacer frente a este problema, el BOTEC creó una prótesis auditiva corporal recargable con energía solar que ha resultado muy útil a las personas con discapacidad auditiva en Botswana y en otros países.

Alianzas

Con objeto de reforzar su capacidad en investigación y desarrollo gracias al intercambio de información y a la creación de redes con otros expertos, el BOTEC mantiene desde hace años una estrecha relación y una colaboración activa con varias organizaciones locales tales como la Universidad de Botswana, el Instituto de Ingenieros de Botswana, las autoridades de Botswana para la inversión y el desarrollo de las exportaciones, el Centro de Innovación de Botswana y algunas organizaciones no gubernamentales.

Además, el BOTEC trabaja en cooperación con importantes redes y alianzas internacionales que abarcan diversas organizaciones e institutos. Por ejemplo, en el sector de la energía, coopera, entre otros con ETC Energy (Países Bajos), Solar Age (Namibia) y el Foro Mundial de la Energía. Cabe también mencionar a otros aliados como el Consejo de Investigación Científica e Industrial (Sudáfrica), el Instituto Tecnológico de Dinamarca (Dinamarca), INWENT y a Techonosol (Alemania), el Centro Tecnológico de Zimbabwe y la Southern and Eastern Africa Rainwater Network (Kenya).

Gestión de la propiedad intelectual

La Ley de Derechos de Propiedad Industrial de Botswana, de 1996, ofreció un marco jurídico a los innovadores del país que quisieran proteger su propiedad intelectual (P.I.). Sin embargo, la Oficina de Propiedad Industrial ha tenido que lidiar con la falta de personal cualificado, y con los elevados costos administrativos correspondientes, por ejemplo, a la búsqueda de información sobre patentes. El BOTEC participa activamente en los esfuerzos para fomentar en Botswana la sensibilización respecto a los derechos de P.I. y ayudar así a que los inventores sean más creativos y se beneficien de sus innovaciones. La política del BOTEC en materia de P.I. aborda diversas cuestiones, entre las cuales la participación de Botswana en tratados internacionales que atañen a la propiedad intelectual (el Tratado de Cooperación en materia de Patentes, el Protocolo concerniente al Arreglo de Madrid relativo al Registro Internacional de Marcas y el Arreglo de La Haya relativo al registro internacional de dibujos y modelos industriales), el acceso a informaciones sobre obras protegidas relacionadas con actividades del Centro y la gestión de la transferencia de nuevas tecnologías a empresas.

Conocimientos tradicionales

El BOTEC apoya los esfuerzos para progresar con la protección de los conocimientos tradicionales de Botswana, por lo que preside la Comisión Técnica sobre Conocimientos Indígenas, encargada de elaborar la propuesta de la sección sobre conocimientos indígenas de la Ley de Derechos de Propiedad Industrial, a fin de que los profesionales del conocimiento indígena se beneficien de su P.I.. Las prácticas de medicina tradicional pueden comercializarse con éxito gracias a esos sistemas. Por ejemplo, algunos investigadores han conseguido fabricar unas cápsulas que incorporan importantes propiedades médicas de la “garra del diablo”, una planta muy común en Botswana que se utiliza desde hace años para tratar diferentes dolencias, facilitando así su comercialización nacional e internacional.

Marcas

El BOTEC insiste en la importancia de la protección de sus marcas para la comercialización de sus productos. Por ejemplo, SolarAid, la prótesis auditiva inventada por BOTEC es una marca protegida. El Centro trata asimismo de registrar como marca el logotipo del BOTEC.

Comercialización

Los productos creados por el BOTEC responden a las necesidades tecnológicas inherentes al desarrollo social y económico de Botswana. Se precisan políticas de comercialización adecuadas para garantizar que las personas obtengan un beneficio real de esos productos. Por consiguiente, el BOTEC adopta un enfoque innovador y práctico de comercialización. Algunas de sus primeras tecnologías, como las lámparas Masa y el sistema centralizado de energía solar, se han transferido con éxito a emprendedores locales. Éstos se encargan de la producción y promoción de dichos productos y los ponen al alcance de la población.

La prótesis auditiva corporal recargable con energía solar se consiguió gracias a la colaboración con Motse Wa Badiri Camphill, una organización no gubernamental que ofrece en Botswana servicios de formación, empleo y rehabilitación a las personas con discapacidad. El equipo de Motse Wa Badiri Camphill, llevó a cabo las pruebas de campo, recaudó fondos para diseñar mejoras, creó la marca SolarAid para el dispositivo y lo lanzó al mercado. Esta prótesis generó un gran interés y fue utilizada en muchos países en desarrollo. No obstante, el volumen de ventas no era suficiente como para que el producto fuera sostenible, así que Motse Wa Badiri Camphill, con la ayuda de BOTEC, fundó una organización independiente, Godisa Technologies Trust, a fin de concentrar la pericia técnica necesaria para convertir el prometedor proyecto piloto en un producto de verdadero éxito. Un equipo de jóvenes diseñadores de productos y de técnicos de Godisa creó un cargador autónomo solar de baterías para los audífonos. El cargador que actualmente se comercializa con excelentes resultados bajo la marca SolarAid requiere solamente entre seis y ocho horas de luz solar para mantener una carga completa durante una semana.

Resultados empresariales

El BOTEC contribuye de forma considerable al bienestar de los habitantes de Botswana gracias a sus investigaciones innovadoras y a la calidad superior de sus productos, adaptados a la demanda. El proyecto sobre energía solar ha mejorado la calidad de vida de los residentes y ha propiciado el crecimiento de las empresas locales. El BOTEC está examinando actualmente con la Empresa de Energía Eléctrica de Botswana una estrategia nacional sobre centrales de energía solar. Actualmente la prótesis auditiva se utiliza en muchos países y consiguió en 1998 el premio al diseño en favor del desarrollo concedido por la Oficina de Normas de Sudáfrica y ulteriormente obtuvo en Austria reconocimiento internacional en los premios mundiales a las energías renovables de 2002. En 2005, recibió también un premio de la OMPI en el marco de los premios nacionales de diseño en favor del desarrollo de Botswana, patrocinados por el BOTEC. El Centro concibió ese concurso nacional en 1999 como una forma de reconocimiento otorgado a las invenciones e innovaciones susceptibles de ofrecer soluciones a algunos de los problemas a los que se enfrenta Botswana. Hasta 2010, se habían celebrado tres ceremonias de entrega de estos premios. La OMPI y la Organización Regional Africana de la Propiedad Intelectual (ARIPO) brindaron su apoyo a todas esas ceremonias mediante la financiación de premios especiales otorgados a innovaciones notables creadas en Botswana.

Una estrategia integral para crear una nación innovadora

La misión del BOTEC es tomar la iniciativa en el aprovechamiento de la ciencia y la tecnología innovadoras con el fin de transformar Botswana en un país competitivo a escala mundial. A estos efectos, las actividades que emprende están en consonancia con el plan nacional de desarrollo. El BOTEC está considerado como un elemento esencial del marco nacional para la innovación. Al integrar el talento intelectual, creativo y empresarial del país en la estrategia nacional de desarrollo, el Gobierno ha emprendido la marcha en pos del objetivo de la Visión 2016 de Botswana: “una nación próspera, productiva e innovadora”.