Alianzas estratégicas en materia de p.i. en el desarrollo de una empresa semillera argentina de tamaño mediano

Nombre:RELMÓ S.A.
País / Territorio:Argentina
Derecho(s) de PI:Derechos de obtentores de variedades vegetales, Marcas
Fecha de publicación:3 de septiembre de 2010
Última actualización:11 de julio de 2012

Antecedentes

RELMÓ S.A. (RELMÓ) es una empresa semillera argentina que pertenece a la familia Ferrarotti. Los orígenes de RELMÓ se remontan a la Organización Ferrarotti Para El Campo (OFPEC), que se creó en la década de 1960 y fue la primera empresa dedicada al mejoramiento genético de la soja. OFPEC puso en marcha el programa que condujo al registro de la primera variedad argentina de soja (un conjunto de plantas de un solo taxón botánico del rango más bajo conocido) en 1980.

La estrategia de negocio de RELMÓ se centra en torno a la producción y venta de semillas de plantas de los principales cultivos: soja, trigo y maíz. La empresa desarrolla sus actividades en el sector agrícola y ganadero argentino. Sus oficinas centrales están en Rosario (Santa Fe), importante centro de comercialización de granos, molienda de soja y exportación de semillas. De hecho, en un área de 200 km alrededor de Rosario se encuentra el centro productor–exportador de soja más importante del mundo.

Pese a su estrategia tradicional en determinadas esferas (por ejemplo, el campo experimental principal de la empresa sigue siendo la hacienda de la familia Ferrarotti), RELMÓ ha cambiado de manera espectacular su manera de llevar el negocio y ha conseguido prosperar gracias a que se adaptó a algunos de los importantes cambios que tuvieron lugar en la industria semillera argentina desde mediados de los años noventa. Una de las principales razones del éxito cosechado por RELMÓ ha sido su capacidad para gestionar la propiedad intelectual (P.I.) de forma eficaz y establecer asociaciones con empresas nacionales y extranjeras y con institutos de investigación.

Obtenciones vegetales

En Argentina, la Ley Nº 20.247 de Semillas y Creaciones Fitogenéticas garantiza la titularidad de las obtenciones vegetales, y la Asociación Argentina de Protección de las Obtenciones Vegetales (ARPOV) se ocupa de defender los derechos y recaudar las regalías que corresponden a los titulares de derechos de P.I. Además, la adhesión de Argentina al Acta de 1978 del Convenio de la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (Convenio de la UPOV) desempeña un papel importante en el desarrollo de empresas como RELMÓ.

Una de las principales líneas de trabajo de RELMÓ es el mejoramiento genético de la soja. Sin embargo, su posición en el mercado se vio seriamente amenazada cuando Monsanto, una gran empresa multinacional de biotecnología agrícola, empezó a comercializar el gen RR (la tecnología RR o Round‑up Ready permite la utilización de herbicidas sin efectos adversos para los cultivos) en la Argentina a mediados de los años noventa. Las obtenciones vegetales basadas en el gen RR pronto se popularizaron entre los agricultores. RELMÓ se percató enseguida de que, para conservar su posición en el mercado, tendría que comercializar también variedades RR. Por este motivo llegó a un acuerdo con Monsanto Argentina por el que se autorizaba a RELMÓ a utilizar el gen RR. El acuerdo le brindó además la posibilidad de colocar sus variedades de soja en otros países.

En relación con el maíz, debido al alto nivel de adopción del maíz transgénico (genéticamente modificado) en la Argentina, RELMÓ firmó un acuerdo de ensayo con Monsanto para trabajar con MON 810, una variedad de maíz basada en el gen Bt (el gen de una bacteria común que produce una proteína tóxica para ciertos insectos. El gen Bt se puede transferir a los cultivos para aumentar su resistencia frente a un insecto determinado).


Diagrama de licencias y servicios de RELMÓ con socios nacionales y extranjeros (Fuente: OMPI–UPOV/SYM/03/13)

Marcas

RELMÓ ha registrado más de una docena de marcas. Entre ellas destacan RELMÓ, TECNOSOJA, TECNOTRIGO y TECNOMAIZ. La empresa también ha registrado el nombre con el que identifica sus distintas líneas de producto, como por ejemplo CANAI. En Argentina, las marcas registradas ante el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INPI) se destinan principalmente a la venta en el mercado nacional, dado que las variedades respecto a las cuales se otorgan licencias a empresas extranjeras, por ejemplo, a empresas norteamericanas, se venden, por lo general, con la marca del licenciatario.

Licencias

El crecimiento que ha experimentado RELMÓ en los últimos años se debe principalmente a los acuerdos de licencia suscritos en materia de P.I. La empresa ha negociado licencias para sus propias variedades y otras creadas por terceros con otras empresas en la Argentina y el extranjero.

Acuerdo con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de la Argentina: en 2002, RELMÓ concertó un convenio de vinculación tecnológica con el INTA para el mejoramiento genético del germoplasma de maíz subtropical.  En virtud de este convenio, el INTA aporta el germoplasma, las instalaciones y el personal técnico, y RELMÓ se hace cargo de los gastos de funcionamiento.  RELMÓ comercializa de manera exclusiva los híbridos obtenidos y paga al INTA una regalía porcentual como titular del germoplasma.  En virtud de este acuerdo público/privado sin precedentes, se autoriza además a RELMÓ a producir los híbridos con su propia marca y a conceder licencias a terceros.

Acuerdo de licencia con el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIA) del Uruguay: en virtud del acuerdo suscrito por el INIA y RELMÓ, la empresa goza de derechos exclusivos para la concesión de licencias sobre las variedades de trigo del INIA en la Argentina. A cambio, RELMÓ otorgó derechos similares al INIA para las variedades de soja de RELMÓ. Este acuerdo de licencia permite a RELMÓ entrar en el mercado de semillas de trigo con variedades adaptadas a un costo que equivale, probablemente, al costo de desarrollar sus propios cultivos, con la ventaja de ganar tiempo. Para el INIA, esto supone ampliar el mercado para sus variedades de trigo. Para RELMÓ, se trata de una oportunidad comercial excelente; aunque durante años su principal actividad ha sido la siembra de soja en el verano, la incorporación de semillas de cultivos de invierno procedentes del INIA le permite ampliar su estructura de ventas y generar más ingresos. El plan de concesión de licencias sobre variedades de soja al INIA para su comercialización en el Uruguay tiene implicaciones similares para ambas partes.

Concesión de licencias a empresas de Sudáfrica: en el pasado, RELMÓ concedió licencias sobre variedades tradicionales en Sudáfrica y, recientemente, ha hecho lo mismo con variedades RR, contribuyendo así al desarrollo del cultivo en ese país. Al igual que en acuerdos anteriores, RELMÓ es el propietario de las variedades y una empresa sudafricana las explota comercialmente.

Alianzas

Asociación con Delley Semences et Plantes (Semillas y plantas) S.A. (DSP) de Suiza: RELMÓ estableció una asociación comercial con DSP de Suiza que abarca la concesión de licencias sobre variedades de trigo para toda Sudamérica y la colaboración técnica, en concreto la formación de personal de RELMÓ en Suiza. Como se ha observado respecto al Convenio con el INIA, aquí también DSP posee las variedades y RELMÓ se encarga de explotarlas comercialmente. El acuerdo ha facilitado la entrada de RELMÓ en el mercado argentino con variedades de trigo de alta calidad.

Asociación con la Fundación Mato Grosso (FMT) del Brasil: el Brasil y la Argentina constituyen el principal sector productor de soja del mundo. La FMT presta una importante asistencia técnica al cultivo de la soja en el Brasil, donde se cultivan aproximadamente 16 millones de hectáreas. RELMÓ ha establecido un programa de trabajo que abarca el lanzamiento conjunto de variedades de soja y que se ha puesto en marcha en ambos países. Este proyecto conjunto no supone la concesión de licencias, sino que constituye un ambicioso programa de desarrollo conjunto de variedades y de investigación en materia de resistencia a enfermedades y de tecnología de cultivo.

Integración con Sursem S.A.: en abril de 2009, RELMÓ concertó un acuerdo con Sursem S.A., otra empresa semillera argentina. En virtud de este acuerdo, Sursem ha asumido la distribución de semillas para RELMÓ en la Argentina. Sursem podrá aprovechar la estructura de ventas que le ofrece RELMÓ y mejorará los servicios que la empresa presta a sus clientes y distribuidores. Por su parte, RELMÓ podrá concentrar su actividad en la investigación y en el mejoramiento de la soja y el trigo con el fin de cumplir los requisitos que exige la Argentina. Al mismo tiempo, seguirá exportando tecnología a los países vecinos.

Resultados empresariales

Desde que iniciara su andadura como pequeño negocio familiar, RELMÓ ha recorrido un largo camino hasta convertirse en empresa pionera en el mejoramiento genético de la soja en la Argentina. Las alianzas estratégicas no sólo le sirvieron para conservar su posición en el mercado argentino, sino que además le permitieron mejorar la calidad de sus obtenciones vegetales, su acceso a los mercados extranjeros y consecuentemente sus ingresos. Gracias a su integración con Sursem, RELMÓ puede dedicar mayores esfuerzos a la investigación y el desarrollo y acceder al mismo tiempo a los mercados nacionales y extranjeros que tanto necesita.

La clave del éxito: los contratos de licencia vinculados a la propiedad intelectual

La clave del éxito de RELMÓ fue el establecimiento de alianzas estratégicas mediante la negociación de licencias y un uso inteligente de la P.I. Si el marco jurídico nacional e internacional sirvió para garantizar la titularidad de las creaciones fitogenéticas (variedades o líneas), las alianzas permitieron a RELMÓ avanzar rápida y dinámicamente para conservar e intensificar su presencia en los mercados nacionales y extranjeros.