NODOKA: el té orgánico japonés

Nombre:NODOKA
País / Territorio:Japón
Derecho(s) de PI:Marcas
Fecha de publicación:7 de julio de 2018
Última actualización:7 de julio de 2018

Con la aparición de las grandes empresas en la industria de la bebida y el mayor consumo de té embotellado, los cultivadores japoneses que producen té verde de gran calidad tropiezan con dificultades a la hora de vender sus productos a precio de mercado. Pero ahora ese panorama cambia radicalmente gracias a la labor del Sr. Suil Hong, quien fundó una empresa que se dedica a producir y vender té verde orgánico japonés en polvo con la marca NODOKA.

(Foto: NODOKA)

NODOKA en síntesis

  • NODOKA produce auténtico té verde japonés, o sea, el que procede del propio Japón;
  • Muchos de los cultivadores de té ni siquiera sospechan que el té verde japonés goza de tanta fama en el extranjero;
  • El té se vende en polvo y el envase ostenta la marca propia de la empresa;
  • El logotipo de NODOKA fue creado gracias a la ayuda de un sitio de Internet de búsqueda de personal, y se ha solicitado ya el registro de la marca.

El té es una de las bebidas más antiguas del mundo. Procede de la China, donde se usaba con fines terapéuticos, y rápidamente se extendió a Europa y al resto del planeta. A raíz de eso en el comercio abundan las variedades de té que presentan distintas calidades y que son fruto de mezclas procedentes de diversos países. No obstante, en el Japón los productores de té verde siguen cultivando diversas variedades de té verde que son exclusivas de su cultura y que se cultivan siguiendo métodos de producción centenarios.

Más que una simple medicina, o incluso una mercancía, el té verde japonés hunde sus raíces en las tradiciones culturales y sociales del país y se acostumbra a beberlo con motivo de una ceremonia sagrada (denominada chanoyu, o “ceremonia del té”), para la cual se prepara y presenta siguiendo un ritual exclusivo del Japón. El té verde japonés goza de reconocimiento y aprecio en todo el mundo, no solo por su sabor, sino también por la parte que le corresponde en la evolución de la cultura japonesa.

Por tanto, no ha de sorprender que en otras partes del mundo se hayan dado cuenta del valor de dicho producto y se comenzara a comercializar el té verde japonés buscando la manera de reproducir sus propiedades naturales y aprovechando su profundo valor cultural. Hay compañías multinacionales que se dedican a plantar el arbusto de té verde y muchas de ellas también tratan de copiar en provecho propio el valor cultural del té verde japonés.

Té verde con otro nombre

El Sr. Hong pertenece a la tercera generación de una familia coreana radicada en Tokio, donde nació y fue criado. En 2016 fundó la empresa NODOKA para impulsar el comercio del té verde japonés de gran calidad dentro y fuera del Japón. Su clase de actividad consiste en fomentar ese producto japonés tradicional para preservar la tradición y extender su pasión por la cultura japonesa.

Este joven empresario comenzó a trabajar en la empresa Japan Expo USA y en ella dirigió varias actividades de difusión de la cultura japonesa en los Estados Unidos de América. Durante ese período, observó que crecía el interés internacional en los productos japoneses, como el té verde japonés. Sin embargo, las compañías que vendían los productos a la clientela extranjera, en realidad, no eran japonesas, pese a lo cual conseguían prosperar debido a la falta de competencia de los productores y de las compañías del Japón.

Hay muchísimas compañías japonesas que procuran vender sus productos en el extranjero, pero no son tan buenas en lo que respecta a la mercadotecnia.

Suil Hong, fundador de NODOKA

El Sr. Hong también percibió que, con frecuencia, la etiqueta del té verde decía que era procedente del Japón, incluso cuando no era originario de ese país. En los hechos, a pesar de su inmensa fama, el 98% del té verde que se produce en el Japón nunca sale del país. Sin embargo, la mayoría de los consumidores no se da cuenta de dicha distinción y son muchos los cultivadores de té verde auténticamente japonés que también desconocen tal circunstancia. Aunque el Sr. Hong celebra que en el extranjero crezca el interés en la comida japonesa y el té japonés, ve con frustración la oferta de productos que procedan verdaderamente del Japón.

Aunque muchos de dichos productos se etiquetan “té verde japonés”, en verdad, no proceden del propio Japón.

Suil Hong

La perspectiva de un “neófito”

Tras regresar al Japón, el Sr. Hong decidió visitar distintas explotaciones de té verde japonés para conocer mejor el método de producción por el cual se obtenía el producto y calibrar la situación real de los productores de té verde.

(Foto: NODOKA)

En el curso de dichas visitas conoció a la familia del Sr. Yoshimitsu Masuda, un cultivador de té de Shimada (prefectura de Shizuoka), quien cultiva té verde orgánico japonés desde hace más de 20 años. El Sr. Hong y el Sr. Masuda hicieron un pacto y decidieron constituir una sociedad en la cual el Sr. Hong compraría el té verde del Sr. Masuda para elaborar los productos de NODOKA.

El Sr. Hong actualmente trabaja en estrecha relación con cinco cultivadores, quienes cuentan con una fuente de ingresos más estable gracias al té orgánico de gran calidad que cultivan. Por la vía de dichos pactos, el Sr. Hong confía en construir un nexo entre los productores de auténtico té verde japonés y los consumidores del mundo entero, a quienes se les brindará no solo el producto, sino también una experiencia que es auténtica.

Muchos cultivadores no tienen acceso a Internet y no saben siquiera que el té verde es bien acogido en el extranjero.

Suil Hong

El Sr. Hong decidió reunir fondos para su empresa mediante una campaña de colecta que realizó en Indiegogo, gracias a la cual su idea comercial recibió apoyo económico de interesados de más de 15 países. Comenzaba a hacerse realidad el sueño del Sr. Hong: vender té verde orgánico japonés con la marca “NODOKA”, que significa “calma” y “paz” en japonés.

El té sin tetera

Tras estudiar los mercados que le interesaban, el Sr. Hong supo que la mayoría de los consumidores extranjeros no tenía los medios necesarios para preparar el té del modo tradicional, es decir, se ponen en agua caliente las hojas enteras y se las deja en infusión (es decir, en inmersión). Para hacer que sus productos llegaran a un público más amplio, decidió hacer un té en polvo, que sería más accesible.

El Sr. Hong piensa que las hojas de té orgánico poseen más beneficios para la salud porque los insectos se quitan a mano, uno por uno, en vez de pulverizarlos con pesticidas. Además, el uso del té en polvo quiere decir que es mayor la ingesta de hojas de té enteras. Eso realza su valor nutritivo y recuerda el uso medicinal original del té verde.

(Foto: NODOKA)

El matcha (las hojas de té que se cultivan protegidas de la luz solar directa y luego se muelen para transformarlas en polvo) es una famosa clase de té japonés, y el Sr. Hong decidió lanzar otras clases de té orgánico japonés, como el sencha (las hojas de té crecen a plena luz del sol y a su método de elaboración corresponde más de las tres cuartas partes del té que se produce en el Japón); el genmaicha (una mezcla de granos de arroz tostados y de hojas de té que se recogen cuando concluye la zafra); y el hojicha (son hojas de té tostadas con menor contenido de cafeína).

Cómo se logró la “presentación distintiva” de NODOKA

Aunque el público occidental pueda atribuir cualidades extraordinarias al té verde, para el consumidor japonés el té verde no es algo especial, sino una mercancía de uso cotidiano, pero el Sr. Hong espera que con NODOKA cambie esa forma de pensar. Para impulsar la venta en el mercado nacional, el Sr. Hong decidió hacer acuerdos con compañías que sirven el té verde de manera menos clásica, como en batidos y golosinas.

Para dicha estrategia de promoción de la imagen de marca, el Sr. Hong decidió dar a sus productos un aspecto limpio, pero moderno, para interesar al consumidor al que él se propone llegar, quien busca productos saludables. También trabajó con Crew, una empresa que presta servicios de Internet y que vincula a quienes tienen proyectos con profesionales de la creación. Crew lo puso en comunicación con un diseñador canadiense que tenía experiencia en el mundo de las empresas de alimentación y de la bebida y fue él quien ayudó a diseñar el logotipo y el envase de NODOKA. Por último, el Sr. Hong también solicitó el uso de dos marcas de certificación que se pudieran reconocer fácilmente: Organic JAS (normas agrícolas del Japón) y USDA Organic (Ministerio de Agricultura de los Estados Unidos), las cuales certifican que sus productos son orgánicos.

(Foto: NODOKA)

Como había invertido tanto dinero, tiempo y esfuerzo en dicho proyecto, el Sr. Hong también tenía una perfecta comprensión de que era necesario proteger los activos inmateriales correspondientes a NODOKA. Sin embargo, no sabía nada de la propiedad intelectual (PI) y no conseguía comprender lo que podría proteger y ni siquiera el modo de hacerlo.

Cuando se le pregunta por ese obstáculo, el Sr. Hong responde que fue difícil, pues no sabía cómo hacerlo y no conocía a nadie que pudiera ayudarlo. Quizás un abogado, pero no conocía a ninguno. El Sr. Hong buscó en Internet para saber algo de la PI y encontró la Japan External Trade Organization (JETRO), una institución oficial que se dedica a fomentar el comercio y tiene un programa de asesoramiento jurídico en PI. Gracias a dicho apoyo, pudo salir adelante.

Una vez que tuvo el logotipo de NODOKA, que había sido creado en colaboración con el diseñador que le proporcionó Crew, el Sr. Hong solicitó a la Oficina Japonesa de Patentes (JPO) el registro de una marca figurativa en la clase 30 de la Clasificación de Niza, la cual corresponde a té, bebidas a base de té y productos alimenticios afines. Si todo sale bien (en particular, el examen de fondo para comprobar que la marca no ha sido registrada anteriormente por terceros), la marca será registrada a finales de 2018.

Acogida positiva

Todos los esfuerzos del Sr. Hong comienzan a dar fruto, pues la marca está siendo acogida por los clientes y la prensa. Gracias a su empeño en revivir, por medio de NODOKA, la producción tradicional del té verde japonés, el Sr. Hong aparece a menudo en artículos en japonés y en inglés que se publican en los principales diarios del Japón, como The Japan Times, y también en publicaciones profesionales, como World Tea News.