XYZ Reality aporta precisión y tecnología al sector de la construcción

La posibilidad de imaginar objetos sencillos sobre el papel y proyectarlos en la vida real es fundamental para toda persona que se dedique a la ingeniería. Gracias a la tecnología desarrollada por la empresa británica XYZ Reality Limited (XYZ Reality), ahora los ingenieros pueden utilizar la realidad aumentada para visualizar modelos 3D de estructuras complejas, como un edificio entero.

¿Qué es la realidad aumentada? El término se refiere a la mejora de la realidad mediante información perceptual generada por ordenador. Mientras que la realidad virtual implica una experiencia simulada en un mundo virtual, la realidad aumentada parte de un entorno real y le añade elementos generados por ordenador.

En otras palabras, si se utiliza una aplicación o un programa informático conectado a una cámara que permite ver el aspecto de una persona con una prenda o unas gafas determinadas, se está haciendo uso de la realidad aumentada. XYZ Reality está llevando esta tecnología al sector de la construcción gracias a su plataforma de realidad aumentada, HoloSite®.

Ver cómo los proyectos cobran vida

Hoy en día, los planos de los arquitectos se realizan por ordenador, con lo que se obtienen fantásticas visualizaciones en 3D. No obstante, una vez que esos planos llegan a la obra, se reducen a copias de papel en 2D. “Los constructores trabajan a partir de los planos de los arquitectos”, señala Julian Crump, socio de Abel + Imray, bufete de abogados británico y europeo especializado en PI, y presidente de la FICPI. Inevitablemente, ello conlleva discrepancias entre los planos y la realidad. Esas discrepancias se agravan con el paso del tiempo: si los planos difieren, hay que rehacer todo el proceso o se imponen fuertes sanciones.

HoloSite® se compone de un casco y unas gafas de realidad aumentada para ingeniería (Foto: Cortesía de XYZ Reality)

HoloSite® se compone de un casco con sensores de posicionamiento de alta precisión y unas gafas de realidad mixta que permiten visualizar los modelos de construcción descargados de la nube mediante la realidad aumentada adaptada a la ingeniería. De este modo, se elimina la necesidad de que los topógrafos tracen la zona de construcción y se garantiza que la obra se realice con una precisión milimétrica.

El resultado es una visualización de alta precisión sobre el terreno, lo que permite a los constructores hacerse una mejor idea de cómo deben ejecutarse determinados elementos de la construcción y validar su trabajo en tiempo real, según las tolerancias de construcción, con lo que se elimina la necesidad de rehacer el trabajo. De este modo, se acelera considerablemente el proceso de construcción.

Aumentar el valor de una empresa con la propiedad intelectual

Consciente de la importante repercusión que su invención puede tener en el futuro de la construcción, XYZ Reality solicitó rápidamente la protección de su invención mediante la propiedad intelectual (PI) presentando una solicitud de patente en el Reino Unido.

Como puede imaginarse, la solicitud de patente de este dispositivo fue complicada, ya que participan distintas disciplinas, como el seguimiento continuo de la posición en 3D, la realidad aumentada y la física. No obstante, la obtención de una patente era esencial para captar capital de riesgo y financiación privada,

señala Julian Crump.

La empresa también comprendió la importancia de contar con una buena imagen de marca, por lo que solicitó el registro de las marcas XYZ y HoloSite en el Reino Unido, así como en otros países.

Los fundadores de XYZ Reality, Umar Ahmed y David Mitchell, han figurado en TechCrunch, Telegraph, FT y otras publicaciones notables, al tiempo que han recibido galardones por su invención, como el Forbes 30 Under 30. La empresa sigue patentando su tecnología fuera del Reino Unido como parte de su expansión mundial.

El enfoque estratégico de la empresa respecto a la protección de la PI le proporciona las herramientas necesarias para convertirse en un importante actor en el mercado mundial. La próxima vez que pase por delante de una obra en construcción, podría detenerse un momento para ver si algún trabajador utiliza la tecnología de la realidad aumentada.