Rocksteady Coffee o la aventura para cultivar uno de los mejores cafés del mundo

El café es una de las bebidas más populares. Cada día se consumen en todo el mundo más de 2.250 millones de tazas. Rocksteady Mountain Resort Ltd. tiene su sede en la región jamaicana de Blue Mountains, famosa por su variedad: el café cultivado en esa zona está protegido mediante una indicación geográfica, un activo de propiedad intelectual (PI) único que indica a los consumidores que un producto proviene de una zona geográfica específica y goza de una reputación y unas cualidades y características concretas vinculadas a ese lugar.

Ricardo Forbes, creador de la célebre empresa Rocksteady Coffee, analiza la importancia de la indicación geográfica Blue Mountain Coffee para su negocio y de la PI para el desarrollo de su estrategia gourmet.

Ricardo Forbes es el creador de la célebre empresa Rocksteady Coffee. Foto: © Cortesía de Rocksteady Mountain Resort, Ltd.

¿En qué momento se dio cuenta de que la PI podía ayudar a su empresa?

Blue and John Crow Mountains es un paraje que ocupa 42.000 hectáreas en una isla pequeña, pero su microclima y unas condiciones edáficas perfectas hacen de Blue Mountains y su café algo único y mundialmente reconocido. Como cabría esperar, el nombre del café Blue Mountain está ampliamente protegido. Dada la popularidad alcanzada por esta indicación geográfica en todo el mundo, muchos productores confían en el nombre Jamaica Blue Mountain Coffee para el éxito de su negocio, en lugar de centrarse en construir activos únicos vinculados a esta forma de PI.

Cuando empecé mi negocio, sabía que necesitaba un nombre de marca apropiado para mis productos selectos, un nombre que inspirara de inmediato algo significativo en la mente del consumidor. Por ello escogí Rocksteady Coffee, que los jamaicanos pueden reconocer al instante, ya que los transporta a la época de la música rock steady, justo entre los períodos del ska y el reggae. Este nombre evoca un sentimiento muy concreto de orgullo y felicidad, y es idóneo para lograr el reconocimiento de la marca en el país.

Por ello me percaté enseguida de la necesidad de proteger formalmente mi marca, Rocksteady Coffee. La marca ya está registrada en Jamaica, el Canadá, los Estados Unidos de América, el Reino Unido y Europa.

¿Qué valor añadido aportó inicialmente a sus productos la indicación geográfica Blue Mountain Coffee?

El café Blue Mountain de Jamaica es un producto sin parangón, el resultado de un microclima perfecto y único en el mundo. El suelo, el clima y el saber hacer de nuestros agricultores hacen de este café lo que es. Gracias a la indicación geográfica, los consumidores saben que adquieren un café de calidad, con un sabor especial e inconfundible. Cuando piden café Blue Mountain, saben lo que compran.

El café Blue Mountain responde todavía más a los deseos del consumidor de este producto de lujo. Rocksteady Coffee es tanto un producto como una sensación, y, por ello, la uniformidad del producto final es sumamente importante. Incluso contando con la protección de la indicación geográfica, quería que Rocksteady Coffee sobresaliese.

Nuestra estrategia ha consistido en vender solo el café tostado producido en nuestra explotación, para que nuestro producto tenga siempre el mismo sabor, dondequiera que lo compre. Así pues, ya compre café Rocksteady en Kingston, en Japón o en Europa, sabrá que este tendrá siempre el mismo sabor, al tratarse de un producto con un origen exclusivo. Esta uniformidad del producto, tanto en lo que se refiere al perfil de sabor como a la tostadura, nos ha ayudado a fidelizar a nuestra clientela.

En el mercado internacional de productos de lujo buscamos clientes con un mayor grado de conocimiento y sensibilidad sobre el café, es decir, clientes interesados en saber de dónde proviene su café, si es orgánico o no, cómo se tuesta, etc. La certificación de la indicación geográfica derivada de la designación Jamaica Blue Mountain Coffee, y la reputación que esta lleva consigo, nos ha permitido expandir nuestra marca.

Rocksteady Coffee es un producto de origen exclusivo, cultivado en la región montañosa de Blue Mountains (Jamaica). Foto: © Cortesía de Rocksteady Mountain Resort, Ltd.

¿Qué cree que las Oficinas de PI pueden hacer para ayudar más a empresas como la suya?

Además de los excelentes servicios que proporciona la Oficina de Propiedad Intelectual de Jamaica (JIPO), sería fantástico poder acceder a más servicios de PI en línea en el país. Esto, sin duda, nos facilitaría mucho la vida a los empresarios.

Cuanto más fácil sea para los empresarios utilizar el sistema de PI, mejor. Si es fácil de usar, más empresarios registrarán sus activos de PI y se beneficiarán de la protección correspondiente. En este momento hay muchas empresas grandes en Jamaica que pueden aprovechar mejor el sistema de PI.

¿Puede compartir con nosotros alguna de las principales lecciones que ha aprendido hasta ahora?

La lección que más me ha ayudado a crear un producto valioso se basa en no prestar atención al “ruido” que se genera en cada fase del proceso de expansión de la empresa. La colaboración y el intercambio de opiniones son fundamentales para nuestro trabajo, pero no debemos perder de vista nuestros objetivos. Como empresarios, debemos ser capaces de determinar qué elementos de nuestro negocio funcionan realmente y expandir nuestra empresa sobre esos cimientos. Si nos distraemos intentando responder a cada comentario sobre lo que va mal en nuestro negocio, corremos el riesgo de introducir tantos cambios que al final ya no reconozcamos nuestro producto.

También he aprendido a no pensar demasiado las cosas y a ser paciente, especialmente cuando se opera en un mercado de productos selectos como el de Rocksteady Coffee. Céntrese en las ventas y en desarrollar su base de consumidores. Las relaciones tienen un valor inmensurable. Yo aún sigo el enfoque tradicional de visitar un establecimiento para hablar con el gerente, que siempre me acaba preguntando “¿cuándo lo puedo comprar?”. Esa es mi forma de captar clientes.

Es importante saber estrechar buenas relaciones, conocer los detalles del producto y ser paciente. Con esas bases, los buenos resultados suelen llegar de forma natural.

Las principales lecciones de Rocksteady Coffee son hasta ahora centrarse en las ventas y en estrechar relaciones con la base de consumidores. Foto: © Cortesía de Rocksteady Mountain Resort, Ltd.

¿Qué consejo daría a otras pymes sobre la protección de la PI?

Registrar su PI le dará una dosis adicional y muy importante de confianza en su actividad. Por ejemplo, su marca registrada le brinda un activo comercial potencialmente valioso, que puede aportar beneficios tangibles a su empresa. Además, podrá hablar de su marca con mayor tranquilidad.

El registro de la marca fue un aspecto importante de nuestra estrategia comercial internacional. El haber registrado mi marca en mercados extranjeros me dio la confianza necesaria para poder decir “Aquí estamos. Este es nuestro producto. Aquí está Rocksteady Coffee.”

¿Qué planes tiene para el futuro?

Aspiramos a ser mundialmente reconocidos como el mejor productor de café de la indicación Jamaica Blue Mountain Coffee, uno de los mejores cafés del mundo. Nuestra visión ya está dando resultados, pues muchos clientes muestran una clara preferencia por nuestro producto sobre otros de esta misma región y protegidos por la misma indicación geográfica. Ello muestra que hemos logrado fidelizar a la clientela y generar confianza en nuestra marca. Otro plan emocionante para el futuro consiste en construir un resort de lujo privado y un establecimiento experimental en el Canadá con el que deseamos acercarnos a nuestros clientes. Queremos acercar nuestra explotación al consumidor, que no solo desea beber nuestro café, sino también conocer nuestra experiencia agrícola.

Rocksteady Coffee aspira a ser uno de los mejores cafés del mundo. Foto: © Cortesía de Rocksteady Mountain Resort, Ltd.