Día Mundial de la Propiedad Intelectual 2020: Innovar para un futuro verde

Singapur: Celebrar la innovación para un futuro verde

Por la Oficina de Propiedad Intelectual de Singapur

De la basura a la electricidad, pasando por cosechas de alto rendimiento: con motivo de la celebración del Día Mundial de la Propiedad Intelectual de 2020, se exponen algunos ejemplos de cómo Singapur presenta soluciones innovadoras para un futuro ecológico.

Con el lema, "Innovar para un futuro verde", la OMPI celebra el Día Mundial de la Propiedad Intelectual proponiendo a las oficinas de propiedad intelectual (PI) el desafío de señalar, en sus países, a los inventores y las innovaciones que hayan utilizado el sistema de PI para apoyar la transición en todo el mundo hacia un futuro con bajas emisiones de carbono.

Por ser uno de los principales organismos de innovación del país, la Oficina de Propiedad Intelectual de Singapur (IPOS) se dedica activamente a fomentar un dinámico ecosistema de PI, manteniendo la solidez de su régimen y actualizando sus políticas según lo exijan los distintos sectores de actividad. La IPOS también pone en marcha iniciativas en favor de la innovación para ayudar a las empresas a intensificar su actividad y expandirla más allá de Singapur, hacia los mercados mundiales. Sus esfuerzos han sido reconocidos a escala mundial, quedando reflejados en el Informe Mundial sobre Competitividad, del Foro Económico Mundial, el Índice Mundial de Innovación, de la OMPI y, más recientemente, la World Trademark Review.

Según Sharmaine Wu, directora de los Registros de Patentes, Dibujos y Modelos y Protección de las Obtenciones Vegetales de la IPOS: "Las nuevas soluciones y tecnologías pueden contribuir a remediar los problemas que el mundo afronta en común, ya sea sostenibilidad, sanidad o cambio climático. Las oficinas de PI ayudan a los innovadores a aportar sus soluciones al mercado y a la sociedad. La IPOS está firmemente decidida a hacer su aportación para apoyar a las personas y empresas innovadoras en todo el mundo, mediante sus programas y su conexión con el sistema internacional de PI. En nuestro país, al mismo tiempo que celebra el Día Mundial de la Propiedad Intelectual, la IPOS pondrá en marcha un nuevo programa en el contexto de las patentes, para reforzar su apoyo a los innovadores en todas las esferas de la tecnología. Los innovadores que aportan soluciones para un futuro más ecológico también pueden aprovechar este nuevo programa para acelerar la producción de sus invenciones".

La IPOS pondrá en marcha el nuevo programa a finales de este mes. Además de los esfuerzos de la IPOS, se refleja en los casos descritos a continuación la forma en que Singapur innova para un futuro ecológico.

Superar la escasez de recursos en Singapur

En unos 10 años, la demanda mundial de energía aumentará del 50% y la de agua del 40%. ¿Cómo puede la innovación tecnológica hacer frente a esos desafíos?

Singapur reconoce la necesidad de hacer frente al cambio climático para dejar a las generaciones futuras un planeta habitable y sostenible. El Gobierno ha dedicado cerca de 1.000 millones de dólares singapurenses a la investigación en materia de soluciones y sostenibilidad urbanas, prestando especial atención a ámbitos como la energía renovable, la refrigeración en Singapur y la captura de carbono. Luego, esas soluciones innovadoras creadas en Singapur pueden ser comercializadas y ayudar a hacer frente a los desafíos mundiales.

La agencia nacional de aguas de Singapur, PUB, es un buen ejemplo de una organización gubernamental que apoya esa causa. La agencia pondrá en funcionamiento en 2021 uno de los sistemas fotovoltaicos flotantes más grandes del mundo en Tengeh Reservoir. Una vez finalizado, el sistema generará suficiente energía eléctrica ecológica para satisfacer las necesidades de las operaciones diarias de las cinco plantas de tratamiento de agua bruta de Singapur, así como de la represa denominada Marina. Con ello, los sistemas hidráulicos de Singapur estarán entre los pocos, en todo el mundo, que funcionarán totalmente con energía renovable. El proyecto también reduce la huella de carbono de Singapur y permite superar las limitaciones del terreno.

(Foto: cortesía de PUB)

De la basura al destello de la electricidad

Otro desafío clave es el movimiento mundial contra los residuos plásticos. Tan solo el año pasado, Singapur generó 930.000 toneladas de desechos plásticos de las cuales solo se ha reciclado el 4%. Dando un paso hacia delante en el propósito de Singapur de convertirse en una nación de cero desechos, un equipo de científicos de la Universidad Tecnológica de Nanyang (NTU Singapore), ha ideado un método destinado a aprovechar la luz solar para convertir los desechos plásticos en productos químicos valiosos.

(Foto: Cortesía de NTU Singapore)

Dirigido por el Dr. Soo Han Sen, el equipo de investigación mezcló materiales plásticos con su catalizador en un disolvente, lo que permitió aprovechar la energía lumínica y convertir el plástico disuelto en ácido fórmico, un producto químico utilizado en pilas de combustible para producir electricidad. El catalizador se obtiene de un metal asequible y biocompatible, el vanadio, que se utiliza comúnmente en aleaciones de acero para vehículos y aleaciones de aluminio para aeronaves. El catalizador, tras disolverse en una solución que contiene un material plástico no biodegradable de uso corriente y exponerse a una luz solar artificial, rompe en seis días los enlaces carbono-carbono existentes en el plástico.

El Dr. Soo dijo: "Nuestra intención fue desarrollar métodos sostenibles y costoeficaces para aprovechar la luz solar con el fin de fabricar combustibles y otros productos químicos."

(Foto: Cortesía de NTU Singapore)

El equipo de investigación presentó una solicitud de patente para proteger su invención en 2016 y su investigación se publicó en la revista Advanced Science en octubre de 2019. Esos esfuerzos por desarrollar soluciones destinadas a lograr un nivel cero de desechos forman parte de la visión del NTU Smart Campus de llegar a un futuro sostenible.

Granja vertical urbana con un potencial sin límites

Con una población mundial en crecimiento, se prevé que en 2030 la demanda de alimentos aumentará del 35%. El impacto mundial de la actual situación generada por la COVID‑19 en las cadenas de suministro hace que los países como Singapur puedan sufrir perturbaciones.

Un ejemplo de cómo la tecnología puede resolver la cuestión de producir más con menos es Sky Greens, una granja vertical de Singapur. La empresa se ha convertido en líder mundial en tecnologías sostenibles de producción de alimentos.

(Foto: Cortesía de Sky Greens Ptd Ltd.)

Creada en 2012, la empresa aprovecha la tecnología y la innovación para ofrecer soluciones que hagan frente a los problemas de seguridad alimentaria en Singapur. El año pasado, la empresa recibió la certificación ISO 632 para productos orgánicos primarios de Control Union Certifications, la primera norma nacional del mundo para las hortalizas orgánicas cultivadas en entornos urbanos. La norma atañe a desafíos como el número limitado de recursos naturales y el aumento de los costos de funcionamiento debido al consumo de energía y a la mano de obra reducida.

Gracias al sistema de Sky Green de contenedores especiales de aluminio en grandes marcos triangulares, la granja logra decuplicar el cultivo de hortalizas, utilizando el 95% menos agua en comparación con las granjas tradicionales de campo abierto. Para salvaguardar su tecnología, la empresa ha presentado más de 15 solicitudes de patente, tanto nacionales como internacionales. También ha creado marcas para proteger la imagen de marca de la empresa.

(Foto: Cortesía de Sky Greens Ptd Ltd.)

Roshe Wong, jefe de Desarrollo Empresarial, dijo: "Sky Green es una empresa tecnológica, es indispensable contar con activos de PI, ya sea para protegerse o para impedir una infracción."

Actualmente, la empresa vende el producto de la cosecha a una cadena local de supermercados y exporta a países como China, Malasia, Tailandia y Viet Nam.