Las nuevas directrices para la investigación económica en materia de PI contribuyen a la formulación de políticas a partir de datos empíricos

2 de octubre de 2019

La OMPI y sus asociados han elaborado un nuevo conjunto de directrices para aumentar la calidad de los estudios económicos y concienciar sobre la necesidad de contar con estudios empíricos fiables que faciliten la formulación de políticas en todo el mundo. [Video en YouTube]

Las nuevas “Directrices para aplicar los datos obtenidos en los estudios empíricos a la formulación de políticas” son el resultado de una larga colaboración entre los economistas jefes de:

  • IP Australia,
  • la Oficina Canadiense de Propiedad Intelectual,
  • la Oficina Europea de Patentes,
  • la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea,
  • la Oficina de Propiedad Intelectual de Singapur,
  • el Instituto Federal Suizo de Propiedad Intelectual,
  • la Oficina de Propiedad Intelectual del Reino Unido y
  • la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos de América (USPTO) y la OMPI.

“Estas nuevas directrices, establecidas por las oficinas de investigación económica de un grupo de importantes instituciones de PI, son un reflejo del empeño de la OMPI y sus asociados por establecer un marco objetivo fiable que facilite la labor de los encargados de la toma de decisiones de todo el mundo”, dijo Francis Gurry, director general de la OMPI. “Confiamos en que otras organizaciones también adopten estas directrices”.

El documento fue presentado públicamente durante las Asambleas de la OMPI, en las que participaron representantes de todas las organizaciones implicadas.

Estas directrices comprenden las mejores prácticas para la recopilación de datos, el análisis de datos, la claridad de los informes, la validación de los resultados y la formulación de conclusiones.

En lo que respecta a la OMPI, las nuevas directrices subrayan la contribución de la Organización a la formulación de políticas a partir de una base empírica. La Oficina del economista jefe de la OMPI elabora una serie de informes que aportan datos empíricos a la comunidad encargada de la formulación de políticas en materia de propiedad intelectual (PI) e innovación, tales como el Índice Mundial de Innovación, la serie Informe mundial sobre la propiedad intelectual y el informe anual Indicadores mundiales de propiedad intelectual.

La OMPI también cuenta con un programa de investigación establecido desde hace tiempo acerca del vínculo entre el desarrollo y la PI que ha dado lugar a numerosos estudios sobre distintos aspectos del sistema de PI. Además, los economistas de la OMPI también ofrecen apoyo analítico a diferentes comités y departamentos de los Estados miembros, por ejemplo, mediante la elaboración de previsiones y el análisis del uso de los sistemas que administra la OMPI para la presentación de solicitudes a escala internacional.