Francis Gurry fue director general de la OMPI del 1 de octubre de 2008 al 30 de septiembre de 2020.

Director general, Francis Gurry: La rapidez a la que evoluciona la IA plantea retos de políticas

28 de mayo de 2019

La rapidez a la que está evolucionando el sector de la inteligencia artificial (IA) está generando graves cuestiones a una velocidad mayor a la que se desarrolla la capacidad para dar una respuesta política a las mismas, dijo el martes el director general de la OMPI, Francis Gurry.

En su alocución inaugural, formulada en la Cumbre Mundial sobre Inteligencia Artificial “AI for Good”, el Sr. Gurry se refirió a las conclusiones del Informe de la OMPI: Tendencias de la tecnología: Inteligencia artificial, en el que se señala que, desde 1950, se han presentado 340.000 solicitudes de patente relacionadas con la IA, de las cuales más del 50% han sido presentadas desde 2013.

(Foto: OMPI/Berrod)

Así pues, parece que el sistema de propiedad intelectual, que, en muchos aspectos, surge como consecuencia de la revolución industrial, tiene una amplia aplicación, o se está utilizando de manera muy generalizada, en las tecnologías de inteligencia artificial.

Francis Gurry, director general

La rápida proliferación de la tecnología de IA está generando diversas cuestiones importantes, dijo a los participantes del evento organizado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) en Ginebra.

“De entre las tecnologías que actualmente están transformando nuestra economía y nuestra sociedad, la inteligencia artificial es una de las importantes. La inteligencia artificial está planteando cuestiones económicas relativas a los mercados y la competencia, el trabajo y el empleo, la seguridad y el comercio. Está planteando cuestiones sociales relativas a datos personales, la protección de datos personales, la integridad de datos personales y las noticias falsas. Y está planteando cuestiones éticas relacionadas con errores sistemáticos en los datos y la atribución de responsabilidades a entidades que no son humanas con respecto a la capacidad de adoptar decisiones que afectan al bienestar de la humanidad”, dijo el Sr. Gurry.

“En relación con todos esos factores, nos encontramos todavía en una fase extremadamente temprana, pero la característica común a todos ellos es que la actividad tecnológica en que se sustentan, que origina todas esas cuestiones, se está desarrollando a una velocidad mucho mayor que la de nuestra capacidad para formular una respuesta a las mismas”, añadió.

Titularidad de los datos generados mediante IA

La titularidad de los datos en que se basan las solicitudes de IA –datos en cuanto que activos de PI– plantea especial preocupación, señaló el director general.

En el evento titulado “Diálogo de la OMPI sobre propiedad intelectual (PI) e inteligencia artificial (IA)”, que se celebrará el 27 de septiembre de 2019, los Estados miembros de la OMPI se centrarán en la titularidad de los activos de PI vinculados con la IA.

“Esperamos que con ello podamos contribuir a solucionar las múltiples cuestiones de carácter político que se están planteando”, dijo con respecto al evento.