World Intellectual Property Organization

Nota informativa sobre el marco jurídico y normativo de propiedad intelectual de Portugal

preparada por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) © 2011


Introducción

La Constitución de la República Portuguesa de 1976 fue aprobada el 2 de abril de ese año, tras la revolución de abril de 1974.  Esa revolución acabó con el régimen del Estado Novo, instaurado bajo los auspicios de la Constitución de 1933.  La Constitución ha sido objeto de siete enmiendas en los años 1982, 1989, 1992, 1997, 2004 y 2005.  Sus 296 artículos la convierten en una de las Constituciones más extensas del mundo.  Es la sexta Constitución en la historia de Portugal y la tercera de la República Portuguesa.

Con la Constitución de 1976 se establece, como forma de gobierno, una república democrática regida por el Estado de Derecho y por un exhaustivo sistema de derechos y libertades fundamentales.
 

Forma de gobierno

El poder soberano lo ejercen el presidente de la República, la Asamblea de la República, el Gobierno y las Cortes.  La Constitución establece la interrelación entre tales órganos, en un régimen semi‑presidencial.

El presidente de la Republica representa a la República Portuguesa y garantiza la independencia nacional, la unidad del Estado y el adecuado funcionamiento de las instituciones democráticas y es Comandante en Jefe nato de las Fuerzas Armadas.  Es elegido por un período de cinco años mediante sufragio universal, directo y secreto de todos los ciudadanos portugueses, y sus competencias son esencialmente políticas.

La Asamblea de la República está constituida por un mínimo de ciento ochenta miembros y un máximo de doscientos treinta miembros (su composición actual) y representa a todos los ciudadanos portugueses.   Los miembros son elegidos por circunscripción plurinominal, espacio geográfico definido por ley en proporción al número de ciudadanos inscritos para votar en cada circunscripción.  Cada legislatura dura cuatro ciclos legislativos.  Todos los debates que se celebran en la Asamblea se publican en el Diário da Assambleia da República.  La Asamblea de la República tiene competencias políticas, legislativas y de supervisión, así como la competencia de enmendar la Constitución.

El Gobierno es el órgano que dirige la política general del país y la suprema autoridad de la Administración Pública.  Está compuesto por el primer ministro, los ministros y secretarios y subsecretarios de Estado.  El presidente de la República elige al primer ministro tras consultar a los partidos con escaños en la Asamblea de la República y a la luz de los resultados electorales de dicha Asamblea.  El presidente de la República elige a los restantes miembros del Gobierno a propuesta del primer ministro.  Así, el primer ministro rinde cuentas al presidente de la República y, en el marco de la responsabilidad política del Gobierno, a la Asamblea de la República.  El Gobierno tiene amplias competencias políticas, legislativas y administrativas.
 

Relaciones exteriores

Portugal es miembro de la Unión Europea (en 1986 abandonó la AELC, de la que fue miembro fundador en 1960, para ingresar en la CEE) y de las Naciones Unidas;  asimismo, es miembro fundador de la Unión Latina, la Organización de Estados Iberoamericanos, la OCDE, la OTAN, la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa, la Eurozona de la Unión Europea y es también un Estado Schengen.
 

Legislación

La legislación comprende leis (leyes), decretos-leis (decretos-leyes) y decretos legislativos regionais (decretos legislativos regionales).  Las leis son aprobadas por la Asamblea de la República, los decretos-leis son aprobados por el Gobierno y los decretos legislativos regionais son aprobados por las Asambleas Legislativas de las Regiones Autónomas de las Azores y Madeira.

La Asamblea de la República tiene tres tipos de competencias legislativas:

i) competencia exclusiva:  el único órgano con competencia para legislar es la Asamblea de la República;

ii) competencia parcialmente exclusiva:  puede legislar, pero también puede delegar esa tarea en el Gobierno mediante una ley de autorización legislativa;  a partir de ahí, el Gobierno aprueba un decreto lei en cuyo marco debe respetar el objeto, fin, alcance y duración de la autorización;

iii) competencia compartida:  además de sus competencias exclusivas, la Asamblea de la República debe encargarse de legislar en todos los ámbitos, excepto en aquellos que incumben exclusivamente al Gobierno.

El Gobierno tiene cuatro tipos de competencias legislativas:

i) competencias exclusivas:  en cuestiones que atañen su propia organización y procedimientos.  Asimismo, cuando la Asamblea de la República haya decretado una ley de autorización legislativa y dentro de sus límites;

ii) competencias delegadas:  el Gobierno podrá legislar en las materias que en él delegue la Asamblea de la República;

iii) competencias de ejecución:  el Gobierno podrá elaborar los principios básicos establecidos por las leyes parlamentarias, siempre que no sean competencia exclusiva de la Asamblea de la República;

iv) competencias compartidas:  el Gobierno puede legislar en todas las materias que no sean responsabilidad exclusiva de la Asamblea de la República.

Las leis y los decretos-leis tienen la misma fuerza legal y ambos son mutuamente revocables.  No obstante, por su carácter, algunas leyes tienen mayor fuerza legal que otras (por ejemplo, leyes orgánicas o leyes que son prerrequisitos jurídicos obligatorios de otras leyes, o leyes a las que otras deben subordinarse) o refuerzan procedimientos de autorización (por ejemplo, mayorías cualificadas necesarias).

También las Asambleas Legislativas de las Regiones Autónomas tienen varios tipos de competencias legislativas.  No obstante, todos los  decretos legislativos regionais comparten algunas características:  deben tener un alcance regional y ocuparse de las cuestiones establecidas en el Estatuto Político y Administrativo de la Región Autónoma en cuestión que no sean competencia exclusiva de los órganos que ejercen poder soberano.  En caso de que no exista legislación regional específica en alguna cuestión que no incumba exclusivamente a los órganos que ejercen poder soberano, en la región autonómica en cuestión se aplicarán las disposiciones vigentes de la legislación de la República.

Todas las leis, decretos-leis y decretos legislativos regionais deben publicarse en el diario oficial:  Diário da República.
 

Autoridad y observancia en materia de P.I.

El Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI) se constituyó bajo los auspicios del Ministerio de Comercio Exterior el 28 de julio de 1976 mediante el Decreto-Ley Nº 632 a fin de reformar el antiguo Departamento de Propiedad Industrial.  Actualmente, el INPI es una institución gubernamental autónoma, con personalidad jurídica y autonomía administrativa y financiera, así como sus propios activos.  El Ministerio de Justicia supervisa y orienta su funcionamiento en lo que respecta a la definición de políticas específicas relacionadas con la propiedad industrial y supervisa asimismo su aplicación.  El INPI se encarga de la aplicación de la legislación nacional, como el Código de Propiedad Industrial, que contiene disposiciones fundamentales sobre derechos de propiedad industrial y de convenios, tratados y acuerdos internacionales ratificados por Portugal.
 

Fuentes y agradecimientos:

“Legal Research in Portugal: A Guide”, Tiago Fidalgo de Freitas

Página Web de Wikipedia sobre Portugal

CIA World Factbook

La OMPI en Internet