World Intellectual Property Organization

Información General sobre el Benelux


Los Estados de Benelux

El Benelux es la unión de los tres Estados soberanos:  Bélgica, Luxemburgo y los Países Bajos.  En 1958, estos tres Estados decidieron crear la alianza del Benelux para competir financieramente con los Estados vecinos más poderosos, proteger los intereses de cada uno y ampliar su cooperación transfronteriza.


Tratado constitutivo de la Unión Económica del Benelux

El Tratado constitutivo de la Unión Económica del Benelux (Tratado Benelux) es el documento legal por el que se creó la unión entre los tres Estados.  En virtud del Tratado se instauró en el Benelux una coordinación de las políticas económica, financiera y social y leyes y normativa aplicables a los tres Estados.  El Tratado Benelux también creó instituciones que pueden actuar en su nombre:  el Comité de Ministros, las Comisiones y las Comisiones Especiales, la Secretaría General, el Consejo Consultivo Interparlamentario, el Consejo Consultivo Económico y Social, el Consejo de la Unión Económica y el Colegio Arbitral.  Las recomendaciones formuladas por el Comité de Ministros son incorporadas a la legislación nacional de los tres Estados y se refleja en los convenios (véanse más detalles a continuación).  A pesar de la creación de organismos supranacionales, no hay transferencia del ejercicio de competencias legislativas a la dirección supranacional.  Según el instrumento jurídico que se utilice, algunas medidas no son automáticamente vinculantes en los Estados miembros.


Instrumentos jurídicos del Benelux

Hay cuatro tipos de instrumentos que garantizan la plena aplicación del Tratado Benelux.[1]

Decisiones:  El Comité de Ministros tiene la facultad de promulgar las decisiones en varios ámbitos restringidos, que se enumeran en el Tratado Benelux y en los convenios y convenciones.  Una vez adoptadas por el Comité de Ministros, las decisiones pasan a ser obligatorias para los tres gobiernos.  Sin embargo, para que puedan aplicarse a los ciudadanos de los Estados del Benelux las decisiones deben ser incorporadas en la legislación nacional.

Convenios y convenciones:  Conforme al Tratado Benelux, el Comité de Ministros podrá adoptar convenios y convenciones.  Estos acuerdos están sujetos a aprobación por los parlamentos nacionales de los tres Estados y una vez aprobados, pasan a ser jurídicamente vinculantes para los Estados del Benelux.

Recomendaciones:  El Comité de Ministros también puede hacer recomendaciones sobre cuestiones relacionadas con el funcionamiento de los Estados del Benelux.  Esas recomendaciones no son jurídicamente vinculantes, pero los tres Estados deben tenerlas en cuenta en su legislación nacional.

Directivas:  El Consejo de la Unión Económica y la Secretaría General pueden analizar las directivas que pronuncia el Comité de Ministros.

El objeto de los instrumentos jurídicos del Benelux varía mucho de un caso a otro: el Derecho internacional público, inversiones, comercio, propiedad intelectual, inmunidades, etcétera.  Estos instrumentos son utilizados como medio para facilitar la cohesión y la uniformidad de las leyes entre los tres Estados.  Cada nueva decisión o acuerdo es objeto de aprobación conforme a los procedimientos nacionales de los tres Estados y sólo pasa a ser jurídicamente vinculante para los ciudadanos una vez que el Estado en cuestión lo ha incorporado formalmente a la legislación nacional.

También hay un cuerpo jurídico común a los Estados del Benelux: el Tribunal de Justicia del Benelux, que garantiza la uniformidad del marco jurídico común a los tres Estados del Benelux.


Convención del Benelux sobre Propiedad Intelectual (PI)

La Convención del Benelux sobre Propiedad Intelectual (Marcas y Dibujos y Modelos Industriales) establece un marco jurídico común en materia de marcas y modelos y dibujos industriales en Bélgica, Luxemburgo y los Países Bajos.  En ella se estipulan las principales responsabilidades de la Oficina de Propiedad Intelectual del Benelux y sus órganos ejecutivos. La Oficina trabaja en estrecha colaboración con las oficinas nacionales de propiedad intelectual para garantizar la aplicación de las leyes de propiedad intelectual y fomentar la protección de las marcas y los dibujos y modelos industriales de los Estados del Benelux. La Junta Ejecutiva y el Director General de la Oficina presentan recomendaciones de modificación al Comité de Ministros que, si procede realizará la modificación de inmediato para cumplir con las normas internacionales, o propondrá la modificación a los tres Estados para su aprobación.  La presentación, registro y renovación de marcas y dibujos y modelos industriales se pueden hacer ya sea ante la Oficina, ante una de las oficinas nacionales de propiedad intelectual del Benelux, o ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.


[1] Benelux, "Réglementation", disponible en el sitio Web http://www.benelux.int/fr/rgm/rgm_intro.asp, sólo en francés, ingles y neerlandés.

La OMPI en Internet