World Intellectual Property Organization

La P.I. y la filantropía: filosofía de la Fundación Gates

Agosto de 2013

Por Catherine Jewell, División de Comunicaciones de la OMPI

La Fundación Bill y Melinda Gates se inspira en la convicción de que "toda persona merece la oportunidad de vivir una vida sana y productiva". Desde 1994, la Fundación ha distribuido unos 23.000 millones de dólares EE.UU. en subvenciones, y presta su apoyo en más de 100 países. En su afán por sacarle el máximo provecho a sus actividades, la Fundación se rige por cuatro valores fundamentales: optimismo, colaboración, rigor e innovación. "Creemos en el poder de la innovación para resolver los problemas", afirmó Bill Gates en su conferencia Dimbleby en Londres (Reino Unido) en enero de 2013. Junto con sus asociados, la Fundación ha desarrollado más de 100 innovaciones para ayudar a transformar la vida de muchas personas, algunas de las cuales ya están disponibles y otras se prevé que lo estarán a finales de esta década. La Revista de la OMPI se ha entrevistado con Richard Wilder, Asesor Jurídico Adjunto del Programa de Salud Global de la Fundación, quien explicó el papel que desempeña la P.I. en la labor de la Fundación.

FotoGRAFÍA: Bill & Gates Foundation / Prashant Panjar
La Fundación Bill y Melinda Gates se inspira en la convicción de que "toda persona merece la oportunidad de vivir una vida sana y productiva". Junto con sus asociados, la Fundación ha desarrollado más de 100 innovaciones para ayudar a transformar la vida de muchas personas. La P.I. desempeña un papel al permitir a la Fundación lograr sus objetivos de acceso mundial.

Aumentar al máximo los efectos

La Fundación se centra en ámbitos clave que tienen el mayor efecto social posible. "Nuestro programa mundial se dirige a un número limitado de enfermedades y situaciones sanitarias que son responsables de una parte importante de la morbilidad y mortalidad de los países en desarrollo", explica el Sr. Wilder. "La Fundación se esfuerza por aprovechar los avances científicos y tecnológicos para atajar las principales causas de dolencias, fundamentalmente las enfermedades infecciosas y la atención sanitaria de la madre y el recién nacido, si bien las vacunas siguen siendo nuestra más alta prioridad. De todos los fondos destinados al desarrollo, la mejor inversión que hemos realizado hasta el momento es en vacunas", indica el Sr. Wilder, al destacar el enorme efecto que han tenido las vacunas en la reducción de las tasas de mortalidad y morbilidad infantil. La Fundación tiene como objetivo vacunar al 90% de los niños del mundo contra enfermedades como el sarampión y el rotavirus antes de 2025.

La fuerza de las alianzas

Las alianzas y las colaboraciones son un elemento fundamental de la estrategia de la Fundación. "Creemos en la fuerza de la asociación para ampliar el alcance y la profundidad de nuestra labor", explica el señor Wilder. "Nos interesa establecer alianzas de colaboración con quienes disponen de las herramientas y la infraestructura necesarias para provocar cambios que permitan a todo el mundo disfrutar de una vida más saludable y productiva. No podemos hacerlo solos; nuestros beneficiarios y asociados constituyen la médula de nuestra labor. Las alianzas nos permiten recurrir al talento, los recursos y los conocimientos técnicos de la industria, los círculos académicos y el sector público para crear nuevas herramientas de salud asequibles y adaptadas a las necesidades de los países en desarrollo"."

El papel de la propiedad intelectual

¿Qué papel desempeña la P.I. en la estrategia de la Fundación? "Nuestras modalidades de utilización de la P.I. obedecen al hecho de que nos orientamos hacia los resultados. Como resultado final de cualquiera de nuestras iniciativas, lo que queremos es ver un producto que entra en los mercados que atendemos y que beneficia a las poblaciones a las que servimos", dice Wilder. La P.I. desempeña un papel en las numerosas asociaciones y colaboraciones mundiales de la Fundación, en la medida en que establece desde el principio la titularidad de los derechos de una tecnología determinada y cómo esa tecnología va a utilizarse y aplicarse una vez creada. "En todas nuestras inversiones, la P.I. se gestiona con miras a lograr un acceso mundial", señala el Sr. Wilder.

Para la Fundación, el acceso mundial supone la difusión rápida y general de los conocimientos y la información generados por los proyectos financiados, así como la disponibilidad de todos los productos derivados de esos proyectos a precios asequibles para quienes más lo necesitan en los países en desarrollo. "Es preciso firmar un montón de acuerdos detallados y muy negociados, por ejemplo sobre licencias de P.I., confidencialidad, transferencia de materiales y similares; éstas son las herramientas básicas que se utilizan en muchos contextos diferentes", dice, sin dejar de señalar los problemas particulares inherentes al carácter filantrópico de la labor de la Fundación.

"Articular el objetivo del acceso mundial e incorporarlo en un documento jurídico es algo que requiere una buena cantidad de explicaciones por adelantado a las empresas y universidades con las que trabajamos por primera vez, y a menudo exige la negociación de condiciones especiales para asegurarnos de que conseguimos lo que necesitamos en lo que se refiere al acceso mundial", dice el Sr. Wilder, y explica que los acuerdos en materia de P.I. y los compromisos de acceso mundial varían en función de la opción de financiación, la naturaleza y la evolución del proyecto, así como las entidades participantes. "Desde los primeros tiempos, era evidente que nuestros asociados querían que la propiedad intelectual se gestionase adecuadamente", indica. "Puesto que hablamos de la P.I. incorporada en los productos, los titulares de los derechos serán sin duda muy sensibles al respecto y querrán asegurarse de que se tratan adecuadamente. Éstos aceptan nuestro principio de acceso mundial y el hecho de que, en última instancia, el producto será accesible. Pero si pueden obtener una ventaja comercial con la introducción de una tecnología en otros mercados o dirigiéndola a otras poblaciones, no querrán renunciar a ello, ni nosotros queremos que lo hagan, ya que la rentabilidad que obtengan en esos otros mercados puede hacer que su trabajo sea sostenible".

FotoGRAFÍA: Bill & Gates Foundation
La Fundación Gates intenta continuamente encontrar soluciones nuevas para mejorar la salud mundial y aliviar el hambre y la pobreza en el mundo en desarrollo.

Opciones de financiación

Entre las posibilidades de financiación que ofrece la Fundación están las subvenciones, los contratos y las inversiones en programas. En 2011, año más reciente del que se disponen datos, el Programa de Salud Global desembolsó cerca de 2.000 millones de dólares EE.UU. en subvenciones.

Las subvenciones normalmente suponen la negociación de un acuerdo con el equipo encargado de la P.I. de la Fundación con el fin de garantizar el acceso mundial sin trabas, o para asegurar un compromiso sobre la cantidad específica, el precio y la entrega de un producto, todo lo cual sucede antes del desembolso del dinero de la subvención. No obstante, la gestión de la P.I. derivada de los avances financiados se deja generalmente en manos de los perceptores y asociados, una vez asegurado el compromiso de acceso mundial. Cuando la Fundación firma un contrato para la realización de un trabajo específico, por lo general es con relación a un estudio o libro blanco y, por regla general, la Fundación conserva los derechos de autor sobre ese material. Sin embargo, cuando la Fundación concluye contratos más complejos, es preciso negociar disposiciones proporcionalmente más complicadas en torno a la P.I. y las licencias. Con todo, el objetivo primordial es asegurarse de que se logra el acceso mundial.

La Fundación también recurre cada vez más a la inversión en programas, por ejemplo, inversiones de capital en empresas, normalmente pequeñas empresas incipientes que pueden haber surgido recientemente a raíz de investigaciones en el ámbito universitario. En este tipo de inversiones se presta mucha atención a los derechos de P.I. y las licencias para asegurarse de que la tecnología creada por esas empresas, de la que son propietarias, se utilizará en la consecución del objetivo de acceso mundial de la Fundación.

El poder transformador de la innovación

En consonancia con su convicción en el poder transformador de la innovación, la Fundación intenta continuamente encontrar nuevas soluciones para mejorar la salud mundial y aliviar el hambre y la pobreza en el mundo en desarrollo. "Empezamos por definir una solución técnica que queremos obtener, ya sea reinventar el inodoro o desarrollar una vacuna contra el VIH/SIDA o un sistema de inyección sin aguja, y entonces solicitamos propuestas de los sectores interesados para obtener la mayor cantidad posible de aportaciones de personas con ideas de soluciones para resolver esos problemas", explica el Sr. Wilder.

La iniciativa Grand Challenges Explorations

En 2008, la Fundación puso en marcha la primera convocatoria de Grand Challenges Explorations, una iniciativa dotada con 100 millones de dólares EE.UU., cuyo fin es fomentar la colaboración en materia de investigación e innovación para mejorar la salud y el desarrollo mundial. Las subvenciones iniciales son de 100.000 dólares EE.UU., aunque los proyectos que demuestren un gran potencial pueden recibir financiación adicional de hasta un millón de dólares EE.UU. "Se trata de un modelo estándar", señala el Sr. Wilder. "Gracias a estas iniciativas hemos podido avanzar bastante, por ejemplo en lo que atañe a superar algunos de los obstáculos técnicos inherentes al desarrollo de nuevos medicamentos y vacunas. Trabajamos con los beneficiarios para asegurarnos de que disponen de los derechos de P.I. pertinentes para el desarrollo, la utilización, fabricación, comercialización y distribución de los avances que financiamos, a fin de garantizar el acceso mundial".

 

El programa Grand Challenges Explorations se dirige a investigadores ya establecidos en el marco de la ciencia y la tecnología, así como a jóvenes empresarios e innovadores, con miras a ampliar el abanico de ideas para hacer frente a arduos problemas sociales. "Ello obedece en parte a la intención de llegar a un mayor número de actores que en el caso de las subvenciones más grandes. Estamos comprobando que se obtienen resultados muy satisfactorios", dice.

En cada convocatoria del programa se determinan las esferas en las cuales se requieren nuevas ideas y soluciones creativas, y se solicitan propuestas. Por ejemplo, la Fundación ha solicitado recientemente propuestas sobre tecnologías de saneamiento de última generación para ayudar a reducir las enfermedades diarreicas. Muchas comunidades de países en desarrollo no tienen acceso a la electricidad ni al agua corriente y no pueden instalar servicios de saneamiento adecuados. "Necesitamos una tecnología que no necesite estar conectada a la red de saneamiento", señala el Sr. Wilder. "El programa Grand Challenges Explorations ha generado algunas ideas realmente muy interesantes y vamos a financiar algunas de ellas de cara a su desarrollo futuro, asegurándonos de que sean asequibles y accesibles para las personas pobres de los países pobres”.

"Es muy probable que estas nuevas tecnologías estén protegidas por derechos de P.I., ya que este tipo de inodoros tienen un mercado comercial en embarcaciones de recreo, barcos, campamentos rurales y similares. Los beneficiarios tienen total libertad para atender estos mercados comerciales (u otorgar licencias a otros con esa finalidad) a efectos de lograr la rentabilidad y sostenibilidad, pero queremos estar seguros de que los productos en los cuales invertimos estén disponibles a un precio asequible en los mercados a los que apuntamos", añade.

El compromiso de la Fundación con la innovación va más allá del desarrollo de nuevas tecnologías, e incluye un gran interés en concebir medios más eficaces de hacer llegar estas innovaciones a los más necesitados. "Ninguna de estas innovaciones provocará cambio alguno si no llegan a las personas a quienes están destinadas", señala el Sr. Wilder. "Hay que planificar el despliegue y la asimilación de los nuevos productos. Eso no sucede por arte de magia. Para asegurar que nuestro trabajo forma parte de un todo coherente estamos adoptando un enfoque más integrado y holístico, a fin de potenciar los efectos de un extremo al otro, desde el descubrimiento hasta la entrega", dice. "Parte de este proceso de reestructuración conlleva el establecimiento de un nuevo sistema de gestión de la P.I. para hacer un mejor seguimiento del compromiso de acceso mundial, la concesión de licencias y la P.I. correspondiente.".

El uso estratégico que hace la Fundación de la P.I. le está permitiendo aprovechar sus recursos y el poder transformador de la innovación para hacer frente a algunos de los problemas de desarrollo más difíciles del mundo. Si la Fundación obtiene resultados satisfactorios, es muy probable que otras instituciones filantrópicas se animen a hacer lo mismo.

Reinventar el inodoro

FotoGRAFÍA: Bill & Gates Foundation / Michael Hanson

 

Hoy en día, más de 2.600 millones de personas, es decir, cerca del 40% de la población mundial, carecen de acceso a servicios básicos de saneamiento. En 2011, la Fundación Gates propuso a los investigadores e innovadores reinventar el inodoro, un objeto funcional que ha evolucionado poco desde su invención en 1775.

Se invitó a las universidades a diseñar inodoros que pudieran recoger y tratar los desechos humanos fuera de la red de saneamiento y transformarlos en recursos útiles, como energía y agua, a un costo no superior a 0,05 dólares EE.UU. diarios por persona, incluidos los costos de capital, explotación y mantenimiento.

Un equipo de investigadores (en la foto de la izquierda) del Instituto de Tecnología de California (Estados Unidos de América) obtuvo el primer premio con su aseo de energía solar que produce hidrógeno y electricidad.

En un acto en el que se expusieron las propuestas ganadoras, el copresidente de la Fundación, Bill Gates, dijo que "las soluciones innovadoras cambian la vida de las personas para mejor. Si aplicamos el pensamiento creativo a todos los problemas, como qué hacer con los desechos humanos, podemos solventar algunos de los problemas más difíciles del mundo".

La OMPI en Internet