World Intellectual Property Organization

Salvar la brecha de los conocimientos de P.I. en los países en desarrollo

Abril de 2013

Por R. Mark Davis, Presidente y Director y Emilie van den Berkhof, Coordinadora Pro Bono, Public Interest Intellectual Property Advisors (PIIPA)

¿Qué sucedería si un inventor, una organización de interés público, un grupo indígena, una pequeña o mediana empresa o incluso una oficina de propiedad intelectual (P.I.) de un país en desarrollo necesitaran asesoramiento jurídico de P.I. pero no pudieran pagárselo o no tuvieran acceso a los conocimientos necesarios en el ámbito local? ¿Qué harían en ese caso? ¿Cómo podrían proteger sus activos de P.I. o acceder a la información necesaria? Una posibilidad consiste en aprovechar el asesoramiento jurídico pro bono (gratuito) que brinda la Public Interest Intellectual Property Advisors (PIIPA), una organización internacional sin ánimo de lucro basada en los Estados Unidos.


La PIIPA colabora con los productores agrícolas de
países en desarrollo a fin de que puedan generar
ingresos mayores y más sostenibles utilizando la P.I.
para mejorar el valor de marca de sus productos.
(Credit – Cortesía de la PIIPA)

Recursos de P.I. en el momento y el lugar adecuados

A fin de que las personas gocen de los beneficios de la ley, incluida la legislación de P.I., es necesario tener acceso a un sistema eficaz de justicia. Sin embargo, únicamente un pequeño porcentaje de la población mundial tiene los conocimientos y los medios financieros necesarios para valerse de la legislación de P.I. y utilizarla a fin de promover la innovación y la creatividad. La organización PIIPA, creada en 2002, tiene como objetivo primordial salvar esa brecha de conocimientos. La PIIPA se centra fundamentalmente en ofrecer un servicio de intermediación que permite a quienes desean recibir asistencia de P.I. (solicitantes) buscar voluntarios individuales o equipos de especialistas en P.I. (proveedores) que ofrezcan asesoramiento y representación legal de forma gratuita en cuestiones de P.I.

La PIIPA utiliza tres criterios para determinar qué solicitudes de asistencia han de aceptarse.

En primer lugar, la PIIPA determina si la actividad para la que se solicita asistencia es de interés público y propicia a los intereses de los países en desarrollo. En segundo lugar, mediante un examen financiero basado en las necesidades, evalúa si el solicitante dispone de los medios financieros necesarios para pagar la asistencia profesional si no dispone de la asistencia pro bono de la PIIPA. Y en tercer lugar, aplica un test para determinar si la organización cumple los requisitos necesarios para recibir ese tipo de asesoramiento.

Algunos tipos de solicitantes, por ejemplo, los organismos y gobiernos de países en desarrollo, reúnen automáticamente las condiciones necesarias para solicitar los servicios de la PIIPA. Otras organizaciones, como las organizaciones sin ánimo de lucro y los particulares o empresas de países en desarrollo, tienen que satisfacer por lo general al menos uno de los tres criterios aplicables a ese respecto.

Los voluntarios de la PIIPA en todo el mundo

El “IP Corps” (Grupo de la P.I.) de la PIIPA está compuesto por 3.500 profesionales de la P.I. de 50 países que ofrecen su tiempo para satisfacer las necesidades de P.I. de los innovadores de economías en desarrollo. El grupo de expertos de P.I. de la PIIPA agrupa en la actualidad a muchos de los más grandes bufetes de abogados del mundo, cientos de abogados particulares y representantes del sector académico y empresarial. Este grupo especializado de voluntarios ha prestado gratuitamente servicios de P.I. como actividades de formación, simposios y apoyo, a más de 130 clientes de 35 países en desarrollo.

Promover la P.I. al servicio del desarrollo


La PIIPA es una organización
internacional sin ánimo de lucro basada
en los EE.UU. que trabaja para salvar
la brecha de conocimientos de P.I. en
los países en desarrollo.

La PIIPA se dedica a fomentar los intereses de P.I. a largo plazo de personas y organizaciones de países en desarrollo, mediante una serie de materiales y programas de formación acerca de la manera en que se pueden aplicar (o impugnar) los derechos de P.I. Entre los programas de la PIIPA figuran grupos de debate en Internet, ponencias, foros de discusión, debates en grupo y conferencias. Asimismo, la organización mantiene un centro de recursos en Internet que ofrece información a profesionales, estudiantes y solicitantes de asistencia. Estos recursos de información son gratuitos y pueden utilizarse siempre y cuando se indique que se trata de materiales de la PIIPA.

La PIIPA ofrece una gama exclusiva de servicios que gestiona en distintos sectores, a saber: agricultura, biodiversidad/recursos genéticos; conocimientos tradicionales; atención sanitaria; tecnologías de la información; ciencia y tecnología. Un aspecto fundamental de su misión es la creencia de que “el acceso equitativo equivale a unos resultados justos”.

En su obra seminal titulada Intellectual Property and Human Development: Current Trends and Future Scenarios publicada en 2011, la PIIPA examina la incidencia social de la legislación de P.I. y su relación con la salud, la seguridad alimentaria, la educación, las nuevas tecnologías, la conservación del patrimonio biocultural y los desafíos contemporáneos vinculados a la promoción de las artes. En dicha obra se examina la manera en que los marcos de P.I. podrían ajustarse más adecuadamente para satisfacer las necesidades socioeconómicas de países que se hallan en diferentes etapas de desarrollo, teniendo presentes los contextos y las culturas locales.

Carlos A. Primo Braga, Director de Política Económica y Deuda del Banco Mundial, señala que en el libro “se abordan muchas de las cuestiones críticas relativas al futuro de los regímenes de propiedad intelectual en la economía mundializada. Al introducir una perspectiva de desarrollo humano en los análisis de costos y beneficios de la P.I., esta obra subraya no solamente la importancia de un enfoque pluridisciplinar en ese ámbito, sino también la necesidad de pensar de manera innovadora acerca de formas “comunales” de innovación. Esta iniciativa de la PIIPA será un importante punto de referencia para todos los interesados en analizar la manera en que la P.I. puede resultar un instrumento eficaz de desarrollo humano”.

Fomentar el valor de la agricultura colombiana

En junio de 2012, la PIIPA y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) pusieron en marcha un proyecto fundado por la Agencia Canadiense de Desarrollo Internacional para generar ingresos mayores y más sostenibles para los productores agrícolas, utilizando la P.I. para mejorar el valor de marca de sus productos.

Colombia goza de una amplia gama de frutos tropicales y aprovechar el desarrollo potencial de unos recursos tan diversos desde el punto de vista biológico constituye una prioridad nacional. La producción y transformación de frutas tropicales de alto valor ofrece un medio eficaz de aumentar los ingresos de los pequeños agricultores y comunidades rurales.


La PIIPA colabora con artistas nigerianos para luchar
contra la piratería de películas de Nollywood en
los EE.UU.

Desde mediados del decenio de 1990, gran parte de las investigaciones se ha centrado en caracterizar la diversidad genética de especies frutícolas como la papaya y diversas especies de passiflora (fruta de la pasión), que poseen un importante valor comercial y la capacidad de generar ingresos. Los conocimientos generados a partir de esas investigaciones son esenciales para mejorar las variedades que se producen actualmente y detectar nuevas variedades frutales que resulten atractivas para los consumidores de mercados de otros países. Entre los principales productos agrícolas cultivados figuran el café, la fruta (plátanos), las flores frescas, las plantas vivas y el azúcar.

El proyecto se divide en tres fases. La primera fase comprende un amplio examen agrícola desde la perspectiva de la P.I. En este examen básico se analiza qué instituciones y empresas, o cultivadores, generan la mayor cantidad de invenciones que pueden protegerse o patentarse relacionadas con productos agrícolas de alto valor y la frecuencia con que se patentan esas invenciones. La segunda etapa del proyecto tiene que ver con el fortalecimiento de la capacidad de P.I. En enero de 2013, en la sede del CIAT, situada en Cali (Colombia), la PIIPA llevó a cabo un programa de formación en P.I. y exportación destinado a los productores agrícolas de todo el país, en colaboración con la Oficina de P.I. de Colombia (la Superintendencia de Industria y Comercio) y la Oficina ProExport del Ministerio de Comercio. La última fase del proyecto conlleva brindar asesoramiento a algunos productores pequeños y medianos para fomentar sus estrategias de P.I. y formular recomendaciones relacionadas con el registro de marcas y las solicitudes de patente.

Este proyecto ha subrayado la importancia de aplicar una política de investigación agrícola nacional centrada en la P.I. y asegurar los derechos de P.I. dentro de ese marco político. Actualmente existe interés por repetir el programa de formación en otras ciudades colombianas y realizar proyectos similares en países vecinos.

La operación NAP

La PIIPA ha colaborado igualmente con la organización African Artists Collaborative (AAC) y la Asociación de Cineastas de Nigeria USA (FAN USA) para abordar el problema de la piratería de películas de Nollywood en los Estados Unidos. En 2008 se ejecutó una estrategia de P.I. que conllevaba lo siguiente:

  • Una campaña de registro del derecho de autor;
  • el uso de la Ley de derecho de autor para el milenio digital (DMCA) a fin de persuadir a los proveedores de servicios de Internet de que la transmisión por flujo continuo violaba la legislación de derecho de autor de los Estados Unidos e infringía los derechos de autor de los artistas;
  • cartas en las que se conminaba a las tiendas estadounidenses a cesar en la práctica ilegal; y
  • una iniciativa sobre logotipos denominada Copyrighted in the US en colaboración con importantes distribuidores africanos a fin de fomentar la sensibilización acerca de la protección que ofrecía el derecho de autor.

Hasta la fecha, el proyecto ha registrado más de 100 películas africanas y ha suprimido materiales infractores de más de 50 sitios web. Como consecuencia de esos esfuerzos los tres distribuidores legítimos que representan el 90% de películas distribuidas por Nollywood en los Estados Unidos han visto aumentar sus ingresos en un 20%.

Durante siglos, las artes visuales, la música, la literatura, los textiles y las prendas de vestir africanos, como ahora sucede con las películas, se han exportado a mercados mundiales que han crecido exponencialmente. Los artistas africanos se han encontrado desde hace mucho tiempo en desventaja en comparación con sus homólogos de América y Europa. Se está pirateando abiertamente en África, los EE.UU. y Europa una enorme cantidad de música, películas, arte y otras obras africanas dentro de nichos de mercado que alardean de no sufrir repercusiones legales a pesar de su desprecio flagrante por la legislación de derecho de autor. Se trata de una pérdida importante de la capacidad de obtener ingresos de los artistas y productores africanos que viajan a los EE.UU. y a otros lugares. Asimismo, constituye una fuente de enorme frustración ya que esos artistas a menudo carecen de acceso a la representación legal y, en consecuencia, rara vez son capaces de obtener compensación o reparación jurídica.

La operación NAP ayuda a los cineastas de Nollywood a asegurar sus derechos de P.I. y crea valor para toda la industria cinematográfica. Además, ha permitido al Banco Nigerian Export Import (NEXIM) tener la confianza suficiente para financiar la primera producción de alto nivel nigeriano estadounidense de la historia, Doctor Bello, difundida en 2012.

El camino por recorrer

Durante más de una década, la PIIPA ha mantenido el compromiso de servir a las necesidades de P.I. de los innovadores y organizaciones de interés público de países en desarrollo. La PIIPA invita a solicitar asistencia a todos quienes crean que son necesarios sus servicios de P.I. Asimismo, colabora con asociados internacionales, como la OMPI, para desarrollar proyectos que promuevan la P.I. como instrumento de desarrollo a fin de crear oportunidades económicas.

La OMPI en Internet