World Intellectual Property Organization

Un tesoro de artesanía omaní

Diciembre de 2010

Dos eventos culturales acompañaron la celebración de las Asambleas anuales de la OMPI, siendo uno de ellos una muestra patrocinada en común por la Administración Pública de Industrias de la Artesanía (PACI) de la Sultanía de Omán y por la OMPI; la exposición, de características fascinantes, coincidió con el cuadragésimo aniversario de la fiesta nacional omaní.

Omán se extiende por una de las regiones más cálidas y áridas del planeta, famosa por sus espectaculares panoramas. Además, el país está dotado de un rico e inconfundible patrimonio cultural. Su artesanía nació por la necesidad de sobrevivir en las rigurosas condiciones de vida que imponía el desierto. En la actualidad, con la conducción de Su Majestad el Sultán Qaboos ben Said, se aplica “una previsora política de desarrollo regulado… con el fin de proteger y alentar las tradiciones omaníes, particularmente el patrimonio artesanal, que han servido de sustento a la sociedad omaní por espacio de milenios”.

A propósito del carácter inconfundible del patrimonio omaní, la señora Aiysha bint Khalfan Al-Siyabiya, directora de la PACI, explica que “[H]ace siglos que, gracias a la creatividad, los omaníes buscan perfeccionar las labores artesanales con el fin de aprovechar bien los recursos naturales”.

La PACI fue creada por un Real Decreto de marzo de 2003 para fomentar la industria artesanal del país y velar por que sobrevivan los oficios tradicionales de forma de brindar empleo a las nuevas generaciones de artesanos. Se encarga de darles formación y de ayudarlos a buscar nuevos mercados para los objetos que fabrican. Asimismo le compete registrar, documentar y conservar los objetos propios de las distintas artesanías regionales y averiguar las necesidades de los artesanos.

En el prospecto de la exposición, el Director General de la OMPI, el Sr. Francis Gurry, destacó la “multitud de industrias artesanales creadas a lo largo de las generaciones gracias al ingenio y la creatividad del pueblo omaní” y aplaudió el compromiso del Gobierno de Omán por asegurar que el sector siga progresando y floreciente.

La muestra resultó exuberante y llena de sorpresas, y brindó un amplio panorama de la artesanía tradicional omaní, como trabajos de orfebrería, finos tejidos, trenzados de hojas de palma y alfarería. Los delegados pudieron contemplar en persona la forma en que trabajan los artesanos. Pese a la mundialización y los modernos métodos de manufactura, la artesanía tradicional del país vive momentos de pleno auge.

Alfarería y cerámica


Fotos: Omani Crafts

La alfarería es una de las industrias tradicionales de Omán que posee mayor valor comercial. Sus alfareros son famosos por las hermosas formas que imprimen a las vasijas fabricadas enteramente a mano.

“La clásica belleza de la alfarería de Omán se destaca por la eterna gracia de sus formas geométricas, lo cual le ha ganado el favor de los decoradores de interiores.”

Cestería

La cestería es un oficio aún muy difundido y sus artesanos fabrican un amplio surtido de objetos gracias a las fibras naturales, como la palma datilera y la ghadaf, una planta que crece en el desierto; se procede a trenzar las fibras, que luego son retorcidas, y se las enrolla y cose, para finalmente emparejarlas. Si bien cada región posee una técnica propia, jamás se desperdicia parte alguna de la planta.

Orfebrería en plata

“En la tradición omaní, la plata simboliza la pureza y se piensa que posee valor de talismán, pues trae buena suerte y protege del mal”. La Sultanía de Omán es famosa por la tradicional orfebrería en plata, y sus plateros gozan de renombre por la excelente factura de los objetos que fabrican, particularmente, la khanjar, la tradicional daga omaní, exquisitamente decorada, que complementa el atuendo del hombre en las ocasiones de gala.

La daga khanjar es el clásico símbolo del patrimonio cultural omaní y representa también la identidad, la masculinidad y el orgullo. La habilidad y precisión necesarias para crear los motivos que la decoran testimonian el exquisito buen oficio del platero omaní. La khanjar se porta en un cinto de cuero repujado con adornos de plata.

En la joyería de plata omaní sobresalen las pulseras de púas, los anillos adornados con piedras preciosas (al khatim), el mafraq (una especie de tocado), pendientes, colgantes, broches. Todos sirven de complemento al atuendo de la mujer y también se llevan con ocasión de las danzas tradicionales.

Carpintería y ebanistería

La nación omaní posee una rica historia marítima y una larga tradición de construcción de buques. Figuraban en la exposición modelos de buques mercantes y de pesca algunos de los cuales aún están en servicio. La industria de la construcción naval de Omán tiene unos 4.500 años de antigüedad.

Los mandoos

Son cofres decorados, que gustan mucho a los coleccionistas, y los hay de distintos tamaños. Se fabrican de palisandro, nogal u otras maderas especiales y llevan incrustaciones de latón, oro o plata y piedras preciosas.

La jerz (hacha)

Este objeto nació en la Edad de Bronce y es el símbolo que distingue a la región de Musandam. El mango del hacha se fabrica con una madera autóctona y presenta un laborioso trabajo de tallado, y para la cabeza, de pequeñas dimensiones, se emplea el acero, que lleva grabados e incrustaciones de latón.

Destilación de flores

El agua de rosas se produce en las famosas rosaledas de Jabel al Akhdar y con ella se suele rociar a los invitados en muestra de respeto. Se emplea para dar aroma al té, el café y diversos platos de la cocina de Omán, destacándose el halwa, el postre típico del país.

El incienso

“Según cuenta la leyenda, hace mucho tiempo, las preciosas perlas del árbol del incienso, hechas de la resina cristalizada, valían su peso en oro.”

El incienso es una fragancia muy apreciada en Omán y sirve de impulso a la floreciente industria artesanal. Con esta pieza fundamental de la cultura del país los omaníes manifiestan su hospitalidad a los invitados. Es una fragancia de resonancias místicas y se extrae de la Boswellia, árbol que crece en la porción que se extiende entre el linde del árido desierto de Nejd y las tierras secas y bajas de la región de Dhofar. Para su extracción, se practica una herida en el tronco del árbol, de la cual mana un líquido blanco nacarado que forma perlas semi opacas cuando se endurece. Posee diversas propiedades terapéuticas y se utiliza profusamente en la perfumería y la cosmética.

La OMPI en Internet