World Intellectual Property Organization

Potenciar el uso de la propiedad intelectual como motor del desarrollo

Noviembre de 2009

La OMPI organizó una Conferencia Internacional los días 5 y 6 de noviembre, con el fin de que la comunidad de donantes entienda mejor el papel fundamental de la propiedad intelectual en el contexto del desarrollo y de estimular el apoyo de los donantes a los proyectos de desarrollo relacionados con la propiedad intelectual para mejorar el acceso de los países en desarrollo, en particular los países menos adelantados (PMA) y los países de África, a la financiación de esos proyectos.

La Conferencia demostró a los organismos donantes la importancia de la propiedad intelectual para el desarrollo y explicó cómo pueden utilizarla los países en desarrollo para facilitar su desarrollo económico, social y cultural, en particular, en relación con los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Los tres temas principales Conferencia, a saber, la ayuda para el comercio; la ciencia, la tecnología y la innovación para el desarrollo; y la brecha digital, se debatieron una serie de mesas redondas de alto nivel con formuladores de políticas, intercaladas con presentaciones de ejemplos reales de utilización de la propiedad intelectual en países en desarrollo a cargo de diversos oradores.


El aumento de los ingresos experimentado por la OCFCU desde la creación de las marcas de comercio justo y el
registro de las marcas de café etíope Harrar, Sidamo y Yirgacheffe le han permitido construir escuelas y un dispensario
de salud.(Foos: Tadesse Meskela)

Entre esas presentaciones de ejemplos reales, Tadesse Meskela, Director General de la cooperativa etíope Oromia Coffee Farmers Co-operative Union (OCFCU), habló de cómo se había utilizado la propiedad intelectual para luchar contra la pobreza abordando cuestiones como la falta de condiciones dignas de vida y el acceso a servicios sociales, tales como escuelas y clínicas sanitarias. Desde la creación de las marcas de comercio justo y el registro de las marcas de café etíope Harrar, Sidamo y Yirgacheffe (véase la Revista de la OMPI Nº 5/2007, El origen importa: Dos cafés) el valor anual de las ventas de la cooperativa OCFCU ha aumentado de 180.000 dólares estadounidenses en 2001 a más de 20 millones en 2008. Estos elevados beneficios han permitido al OCFCU construir escuelas y un dispensario de salud, así como proporcionar agua salubre a los cultivadores de café y un almacén con maquinaria para limpiar el café.

 


Latas y otros materiales recogidos por el equipo de Cheick Diallo en Bamako, que se reciclan en su taller en forma de muebles
de diseño que han sido galardonados. (Fotos: Cheick Diallo)

Cheick Diallo, de Malí, impresionó a la audiencia con imágenes de sus galardonados muebles realizados a partir de materiales reciclados recogidos de las calles de Bamako. Este diseñador de muebles autodidacta abrió su taller hace 12 años. Ahora tiene empleadas a 12 personas y exporta muebles a Alemania, los Estados Unidos, Francia, Italia, Sudáfrica y el Reino Unido. Convencido de que hay un lugar en el mercado internacional para productos de buena calidad procedentes de África, utilizó los medios de comunicación para promover sus diseños. Su éxito fue puesto a prueba al empezar a aparecer en los mercados europeos copias falsificadas de sus diseños únicos y, un tanto irónicamente, fue él quien resultó acusado de copiar los originales europeos. Se quedó horrorizado cuando se dio cuenta de que a pesar de que podía demostrar que los diseños eran suyos, no podía acudir a los tribunales, ya que sus obras no estaban protegidas. Dijo que está totalmente convencido de que es indispensable disponer de protección de la propiedad intelectual y que es necesario sensibilizar sobre su importancia en África.

La conferencia se organizó como uno de los proyectos diseñados para la aplicación de la Recomendación Nº 2 de la Agenda para el Desarrollo de la OMPI. Fue la primera medida importante para establecer una relación entre la OMPI, sus Estados miembros y la comunidad donante y ofrecer la oportunidad a los países en desarrollo de interactuar con los organismos bilaterales y multilaterales de desarrollo con relación a cuestiones de propiedad intelectual, y para la OMPI de fomentar las alianzas en favor de un mejor acceso a la financiación para los países en desarrollo. Al reunir a representantes de países en desarrollo y organizaciones como el Banco Mundial, el Banco Africano de Desarrollo, el Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, así como los donantes de la OMPI, creó una oportunidad ideal para iniciar la construcción de ese diálogo y esa alianza.

En la última sesión de conclusiones la Conferencia se comenzaron a perfilar algunas de las próximas medidas sobre la forma en que la OMPI puede prestar apoyo a los Estados miembros en desarrollo para crear alianzas y movilizar recursos en favor del desarrollo a través de la propiedad intelectual. Ahora se está trabajando para aprovechar el impulso dado por la Conferencia, y la OMPI iniciará la colaboración con sus donantes, posibles donantes y Estados miembros en desarrollo para llevar esta labor adelante.

Si bien la aplicación de la Agenda de la OMPI para el Desarrollo está prevista en el marco del presupuesto ordinario de la Organización, se considera que la creación de alianzas y el acceso a recursos extrapresupuestarios es una manera de amplificar la incidencia de la labor de desarrollo que lleva a cabo la OMPI en general, y de acelerar la aplicación de las recomendaciones previstas en la Agenda para el Desarrollo en particular.


Fotos: Cheick Diallo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Enlaces

La OMPI en Internet