World Intellectual Property Organization

Asambleas de 2009 – Los Estados miembros manifiestan un decidido apoyo

Noviembre de 2009

Las Asambleas de los Estados miembros de la OMPI de 2009 – primeras que se celebran bajo el mandato del Director General Francis Gurry – señalaron el inicio de una nueva era en la Organización. Por primera vez, la serie de reuniones de las Asambleas, celebrada entre el 22 de septiembre y el 1 de octubre, fue iniciada con una serie de sesiones ministeriales de alto nivel. A lo largo de las jornadas, los Estados miembros manifestaron un decidido apoyo a los objetivos estratégicos de la Organización, y acordaron prorrogar el mandato del Comité Intergubernamental sobre Propiedad Intelectual y Recursos Genéticos, Conocimientos Tradicionales y Folclore (Comité Intergubernamental).

Transformar las ideas en realidades

El Sr. Gurry dio la bienvenida a los más de 40 ministros que tomaron parte en las sesiones de alto nivel de las Asambleas y destacó que su participación refleja el creciente reconocimiento de que “la propiedad intelectual sigue siendo el principal medio de crear un entorno seguro para las inversiones, la innovación y la creatividad y la difusión de productos y servicios innovadores y creativos”. El Sr. Gurry pidió a los 184 Estados miembros de la Organización que colaboren para velar por que el sistema de propiedad intelectual sirva de estímulo a la hora de buscar soluciones a los problemas mundiales que afrontan los encargados de formular políticas en todo el mundo; para que encuentren un “modo equilibrado de avanzar” en la actividad normativa de la Organización; y para que hagan gala de la flexibilidad y comprensión necesarias para examinar las cuestiones que se planteen.

El Director General describió los progresos realizados en el marco del programa de alineación estratégica de la Organización y puso de relieve las iniciativas que se han puesto en marcha para desarrollar una cultura orientada a la prestación de servicios. El Sr. Gurry señaló que, si bien para 2009 se han previsto tasas de crecimiento negativas en los sistemas de registro y presentación de la OMPI y a lo largo de 2010 se espera un estancamiento de la demanda de servicios de la Organización, confía en que en 2011 pueda verse un crecimiento positivo. Dijo que es evidente que “la tendencia a largo plazo es hacia la intensificación constante del uso del sistema de propiedad intelectual”, “en el que los conocimientos y la educación se sitúan en el centro de la economía, el desarrollo y el cambio social”.

Los Ministros respaldan los progresos en el cumplimiento de las metas estratégicas

En la serie de sesiones de alto nivel de las Asambleas, los ministros respaldaron los progresos realizados por la OMPI en el cumplimiento de sus metas estratégicas, que, a su juicio, marcan una nueva época en la Organización y su capacidad de lograr que el sistema de propiedad intelectual contribuya a la superación de un número cada vez mayor de desafíos mundiales. Los ministros pusieron de relieve que, en la actualidad, la propiedad intelectual está comúnmente considerada como un instrumento de política esencial para promover el interés general, la innovación y el progreso de la tecnología, y que es una fuerza que impulsa el establecimiento de un entorno propicio para el desarrollo social, económico y cultural. Los ministros elogiaron el empeño de la Organización en prestar servicios eficaces en el marco de la Agenda para el Desarrollo y de los programas de la OMPI para el fortalecimiento de capacidades.

La reunión ofreció a los ministros la oportunidad de intercambiar experiencias, compartir preocupaciones y exponer sus respectivas prioridades nacionales en materia de propiedad intelectual. Se valoró, asimismo, la utilidad de las sesiones para poner de relieve la importancia de las cuestiones relacionadas con la propiedad intelectual en las esferas nacionales e internacionales de decisión política de alto nivel. Numerosos ministros secundaron la exhortación del Director General para que se renueve el mandato del Comité Intergubernamental sobre Propiedad Intelectual y Recursos Genéticos, Conocimientos Tradicionales y Folclore, de manera que se puedan obtener resultados tangibles. En la serie de sesiones de alto nivel también se acogió con satisfacción la respuesta de la Organización a los retos a los que se enfrenta el sistema de propiedad intelectual y su compromiso con los problemas mundiales, como el cambio climático, la seguridad alimentaria, la salud pública y la transferencia de tecnología.

El Sr. Gurry subrayó la importancia de aumentar la capacidad de participación de los países en desarrollo y los países menos adelantados (PMA) en la economía de los conocimientos y en sus beneficios, principio que motivó la adopción de la Agenda de la OMPI para el Desarrollo. “Ahora nos encontramos en la etapa en que hemos de transformar esa idea en una realidad práctica” afirmó. “Esa transformación sólo tendrá lugar con el esfuerzo y el empeño conjuntos de los Estados miembros y la Secretaría”. El Sr. Gurry hizo hincapié en la necesidad de que los Estados miembros y la Secretaría sean ambiciosos e “identifiquen y ejecuten proyectos que permitan obtener resultados tangibles”.

El Director General exhortó a los Estados miembros a que encuentren puntos de convergencia para avanzar en la labor normativa de la Organización, ya que, en caso contrario, resultará perjudicado el multilateralismo y se dará paso a acuerdos bilaterales y plurilaterales en un momento en que está intensificándose en todo el mundo el uso de las tecnologías. El Sr. Gurry afirmó que “la implantación mundial de las tecnologías exige una arquitectura normativa mundial que garantice la disponibilidad efectiva de esas tecnologías en todo el mundo”.

Asimismo, el Sr. Gurry declaró que “para seguir siendo un órgano normativo relevante, la Organización ha de poder ocuparse de todas las frecuencias del espectro del desarrollo tecnológico”. “Ha de poder dictar normas para los avances de la tecnología más recientes y para los sistemas de conocimientos tradicionales”. A ese respecto, el Sr. Gurry pidió a los Estados miembros la renovación del mandato del Comité Intergubernamental sobre Propiedad Intelectual y Recursos Genéticos, Conocimientos Tradicionales y Folclore, de manera que se puedan obtener resultados tangibles a nivel internacional.

El Sr. Gurry llamó la atención sobre los “turbulentos cambios” que “ponen en tela de juicio el derecho de autor como institución”. Afirmó que, pese a que el objetivo del derecho de autor es “proporcionar un mecanismo comercial que permita extraer valor a partir de las transacciones culturales, de modo que los creadores puedan vivir dignamente de sus creaciones y, a la vez, asegurar la mayor disponibilidad posible de esas creaciones en condiciones accesibles”, lo que está en juego son “los medios de lograr ese objetivo, habida cuenta del auge del entorno digital”. El Director General pidió encarecidamente a los Estados miembros que consideren la posibilidad de celebrar “consultas a nivel mundial” el año que viene a fin de reflexionar sobre la cuestión tan fundamental de los medios de financiación de la cultura en el siglo XXI. Teniendo en cuenta que la piratería constituye un problema mundial, el Sr. Gurry pidió a los gobiernos que se planteen “cómo podemos hacer el valer el derecho de autor en el entorno digital cuando no es posible diferenciar la calidad de los originales y las copias, y cuando los medios de reproducción y de distribución están al alcance de cualquiera por un precio insignificante”.

Con relación al nuevo objetivo estratégico de la Organización, a saber, la coordinación y el desarrollo de una infraestructura mundial de propiedad intelectual, el Director General citó algunos ejemplos iniciales concretos, como los programas de digitalización destinados a las oficinas de los países en desarrollo, la instauración de centros de servicios de tecnología e innovación, y la puesta en marcha de una nueva base de datos que ofrece a los países menos adelantados acceso gratuito a publicaciones científicas y tecnológicas.

El Director General mencionó la hoja de ruta del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT), que “tiene por objetivo encontrar el modo de intensificar, con carácter voluntario, las actividades de división del trabajo” para “disminuir las posibles ineficiencias, mejorar la calidad de los resultados del sistema internacional de patentes y, de este modo, contribuir a reducir el apreciable volumen de trabajo atrasado respecto de la tramitación de 4,2 millones de solicitudes de patente en el mundo que todavía no han sido examinadas”. El Sr. Gurry hizo hincapié en que “no es un ejercicio normativo”, y mencionó varias iniciativas plurilaterales para examinar esta cuestión, señalando que el objetivo de la hoja de ruta es “reunir todas esas iniciativas bajo la égida multilateral del PCT”.

Por último, el Director General destacó el renovado compromiso de la OMPI a la hora de participar en los debates sobre cuestiones mundiales de política pública, como la del cambio climático, y declaró que, “la innovación tecnológica será esencial en las iniciativas mundiales que se adopten para afrontar los problemas derivados del cambio climático”. Asimismo, añadió que “la experiencia acumulada por el sistema y la comunidad de propiedad intelectual en la creación, comercialización y difusión y transferencia de tecnología puede resultar de gran valor”.

La OMPI y Kenya intensifican su colaboración en el campo de la información sobre patentes

Paralelamente a la sesión ministerial de las Asambleas de la OMPI, el Ministro de Industrialización de Kenya, Sr. Henry K. Kosgey, y el Director General de la OMPI, Sr. Francis Gurry, firmaron un acuerdo de cooperación sobre acceso a documentos nacionales de patente y su divulgación. Éste es el último acuerdo firmado hasta el momento entre la OMPI y una oficina de propiedad intelectual de un país en desarrollo con objeto de mejorar la información sobre patentes. Acuerdos semejantes han sido firmados con el Brasil, Cuba, Israel, Marruecos, México, la Organización Regional Africana de la Propiedad Intelectual, el Perú, la República de Corea, Singapur, Sudáfrica y Viet Nam.

A tenor del acuerdo, la OMPI proporcionará asistencia técnica al Instituto Keniano de Propiedad Industrial (KIPI) para la digitalización de los documentos de patente de Kenya y su divulgación por medio del servicio Patentscope® de la OMPI. Un mejor acceso a la información relativa a la situación en que se encuentran las patentes en Kenya y en el extranjero ofrecerá a las empresas e inventores locales un panorama más claro de la competencia a la hora de introducir una innovación y competir en el mercado nacional e internacional. Del mismo modo, el acceso a la valiosa información contenida en las patentes publicadas en todo el mundo servirá de estímulo a la innovación local. Cada año, el número de patentes que se solicitan en todo el mundo asciende a 1,8 millones, de las que sólo una fracción entra eventualmente en vigor en Kenya.

 

El Comité Intergubernamental recibe el apoyo de los Estados

Los Estados miembros renovaron el mandato del Comité Intergubernamental sobre Propiedad Intelectual y Recursos Genéticos, Conocimientos Tradicionales y Folclore y adoptaron un plan de trabajo y un mandato claramente definidos que permitirán a este Comité seguir trabajando los dos próximos años. Los Estados convinieron en que el Comité Intergubernamental deberá emprender negociaciones encaminadas a la consecución de un acuerdo en torno al texto (o textos) de un instrumento jurídico internacional (o instrumentos jurídicos internacionales) que asegure la protección efectiva de los recursos genéticos, los conocimientos tradicionales y las expresiones culturales tradicionales. La decisión tomada también contempla la celebración en el bienio 2010-2011 de tres reuniones de grupos de trabajo entre sesiones del Comité Intergubernamental, aparte de las cuatro sesiones ordinarias del Comité.

En los próximos dos años, el Comité Intergubernamental seguirá trabajando a partir de su labor previa, tomando como base de las negociaciones los textos de los documentos de trabajo que existen sobre recursos genéticos, conocimientos tradicionales y expresiones culturales tradicionales. El Comité deberá presentar, en el período de sesiones de la Asamblea General de 2011, el texto (o textos) de un instrumento jurídico internacional (o instrumentos jurídicos internacionales) que asegure la protección efectiva de los recursos genéticos, los conocimientos tradicionales y las expresiones culturales tradicionales. La Asamblea General decidirá entonces en ese período de sesiones si se convoca una conferencia diplomática. El Director General dijo que la “trascendental” decisión tomada con respecto al Comité Intergubernamental constituye un sólido y claro mandato para el bienio próximo, y añadió que se trata de un verdadero paso adelante para la Organización.

 

Aprobación del presupuesto por programas

Los Estados miembros manifestaron un firme apoyo a la alineación estratégica de la Organización al aprobar un presupuesto por programas para el bienio 2010-2011 que potencia las actividades de la OMPI relacionadas con el desarrollo, hace hincapié en la necesidad de avanzar en la labor normativa de la Organización y mejora una vez más la calidad de los servicios que ofrece al sector privado.

Los Estados miembros aprobaron un presupuesto para el bienio 2010-2011 de 618 millones de francos suizos (CHF), lo que representa una disminución del 1,6% (9,8 millones de CHF) con respecto al presupuesto aún vigente, sintomático de la incidencia que está teniendo la crisis económica mundial en los servicios de la OMPI. Cerca del 20% del presupuesto de la Organización (unos 118 millones de CHF) ha sido dedicado a los programas de fortalecimiento de capacidades y actividades relacionadas con el desarrollo, cuyo objetivo es consolidar la participación de los países en desarrollo y menos adelantados en los beneficios que se derivan de la economía basada en los conocimientos. Además, se han asignado otros 4,5 millones de CHF exclusivamente para la ejecución de proyectos en el marco de la Agenda para el Desarrollo.

Las Asambleas también aprobaron la construcción de una nueva sala de conferencias con una capacidad de 900 plazas, así como varias salas pequeñas de reuniones en el edificio principal de la Sede para atender la creciente demanda de consultas multilaterales y bilaterales que se produce durante las reuniones de la OMPI. Los Estados miembros destinaron 64 millones de CHF para ese proyecto, que se sufragará con cargo al Fondo de reservas de la OMPI (24 millones de CHF) y a la ampliación de un préstamo comercial ya concedido (40 millones de CHF). La nueva sala, diseñada por la empresa Behnisch Architekten de Stuttgart (Alemania), da prioridad a la sostenibilidad. Entre las características de la nueva sala respetuosas con el medio ambiente figuran el uso de madera local, el aprovechamiento de la luz natural, un sistema de ventilación que combina medios mecánicos con naturales y un sistema de aire acondicionado que hace uso del agua del cercano Lago Leman.

Acelerar la aplicación de la Agenda para el Desarrollo

Las delegaciones manifestaron un decidido apoyo a la metodología basada en proyectos propuesta por el Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (CDIP), que acelerará la aplicación eficiente de la Agenda para el Desarrollo. Los Estados miembros reafirmaron su compromiso con la Agenda para el Desarrollo, la cual consideran una prioridad fundamental de la Organización, e hicieron hincapié en la importancia de que se disponga de la dotación adecuada de recursos humanos y financieros para su aplicación. La Asamblea General instó también al CDIP a instaurar un mecanismo de coordinación para la supervisión, evaluación y presentación de informes sobre la aplicación de las recomendaciones. El CDIP deberá presentar un informe al respecto en el período de sesiones de 2010 de la Asamblea General.

Nuevas alianzas para mejorar la situación de los artistas intérpretes y ejecutantes

El 23 de septiembre, la OMPI firmó un acuerdo con la Federación Internacional de Músicos (FIM) y la Federación Internacional de Actores (FIA) para contribuir a que aumente el reconocimiento de las inestimables aportaciones de los actores y músicos de todo el mundo. La finalidad del acuerdo, firmado por el Director General de la OMPI, Sr. Francis Gurry, la Presidenta de la FIA, Sra. Agnete G. Haaland, y el Presidente de la FIM, Sr. John Smith, es mejorar la situación de los artistas intérpretes y ejecutantes de los países en desarrollo.

(Para más información, véase “Mejorar la situación de los artistas intérpretes y ejecutantes: iniciativas y perspectivas”)

 

Comités permanentes

Los Estados miembros tomaron nota de la marcha de la labor relacionada con las tres cuestiones que actualmente están sometidas a debate en el seno del Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos (SCCR): los derechos de los organismos de radiodifusión, los derechos de los artistas intérpretes y ejecutantes sobre sus interpretaciones y ejecuciones audiovisuales, y las excepciones y limitaciones.

La Asamblea General tomó nota de un informe sobre la labor del Comité Permanente sobre el Derecho de Patentes (SCP), en el que consta la decisión de encargar cinco estudios: sobre exclusiones, excepciones y limitaciones, teniendo en cuenta tanto la perspectiva de política pública como la socioeconómica y de desarrollo; sobre soluciones técnicas para lograr un mayor acceso a la información contenida en patentes y su divulgación; sobre la prerrogativa del secreto profesional en la relación cliente-abogado; sobre transferencia de tecnología; y sobre los sistemas de oposición.

La Asamblea del PCT designa nuevas Administraciones

La Asamblea de la Unión del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT) designó a la Oficina Egipcia de Patentes y a la Oficina Israelí de Patentes como Administraciones encargadas de la búsqueda y el examen preliminar internacionales con arreglo al PCT, lo que eleva el número de Administraciones a 17. Las designaciones entrarán en vigor en las fechas que comuniquen las Oficinas.

Los Estados miembros también adoptaron varias modificaciones al Reglamento del PCT que entrarán en vigor el 1 de julio de 2010. Esas modificaciones guardan relación con la medida en que las administraciones pueden definir el alcance de la búsqueda suplementaria internacional; con el requisito de que los solicitantes que cursen modificaciones deben indicar la base de esas modificaciones en la solicitud tal y como fue presentada; y con mejoras en la determinación del equivalente en otras monedas de determinadas tasas del PCT.

Asamblea de la Unión de Madrid

La Asamblea de la Unión de Madrid tomó nota del estudio preparado por la OMPI sobre la posible introducción de idiomas adicionales para la presentación de solicitudes (alemán, árabe, chino, holandés, italiano, japonés, portugués y ruso) en el Sistema de Madrid para el Registro Internacional de Marcas, de un modo viable desde los puntos de vista económico y funcional. La introducción de idiomas adicionales de presentación quedaría sujeta a la concertación de acuerdos específicos con las oficinas de las Partes contratantes interesadas. Como primera medida, la Asamblea aprobó la ejecución de un proyecto piloto con la participación de las oficinas interesadas.

Denominaciones de origen

Los países miembros del Arreglo de Lisboa para la Protección de las Denominaciones de Origen y su Registro Internacional modificaron varias disposiciones del Reglamento con el fin de mejorar el acceso a información sobre el destino de los registros internacionales en los países miembros del sistema de Lisboa. Con ello, una parte interesada podrá determinar si una denominación de origen registrada internacionalmente es objeto de protección en un país determinado gracias al mecanismo reglado de comunicación de una “declaración de concesión de la protección”.

Los países signatarios suspenden el Acta de Londres del Arreglo de La Haya

Los delegados de los países contratantes del Acta (de Londres) de 1934 del Arreglo de La Haya decidieron en una reunión extraordinaria celebrada el 24 de septiembre simplificar el sistema de registro internacional de diseños industriales mediante la suspensión de la más antigua de las tres Actas que rigen el Arreglo de La Haya relativo al depósito internacional de dibujos y modelos industriales. Con esta decisión se agiliza la administración de este instrumento.

El Arreglo de la Haya relativo al depósito internacional de dibujos y modelos industriales, de noviembre de 1925, consta de tres Actas distintas, a saber, el Acta de Londres de 1934, el Acta de La Haya de 1960 y el acta de Ginebra de 1999. El 24 de septiembre, los 15 signatarios del Acta de Londres de 1934, considerada obsoleta, decidieron dejar esa Acta en suspenso a partir del 1 de enero de 2010.

Con esta decisión se reduce la complejidad del sistema, centrando la atención sobre el Acta de Ginebra, que perfeccionó el sistema existente haciéndolo más compatible con los sistemas de registro de los países en los que la protección de los diseños industriales está supeditada a un examen para determinar si se acepta la solicitud. El Acta de Ginebra también introdujo modificaciones en el sistema de tasas, e incluyó la posibilidad de aplazar la publicación de un diseño hasta 30 meses y de presentar en la solicitud muestras de los diseños, en lugar de fotografías o reproducciones gráficas de otra índole. Estas últimas características revisten especial interés para las industrias textil y de la moda.

Como consecuencia de esta decisión, a partir del 1 del enero de 2010 no podrán inscribirse en el Registro Internacional de Diseños Industriales nuevos diseños en virtud del Acta (de Londres) de 1934; sin embargo, no se verán afectadas las designaciones efectuadas con arreglo a dicha Acta antes de esa fecha. Se acordó por unanimidad que el próximo paso será abrogar el Acta de 1934. La Asamblea de la Unión de La Haya modificó el Reglamento Común del Arreglo de La Haya con el fin de que esta decisión quedase reflejada la siguiente semana.

La OMPI en Internet