World Intellectual Property Organization

Propiedad intelectual y cuestiones de política pública

Septiembre de 2009

En el orden del día de la Conferencia Internacional de la OMPI sobre Propiedad Intelectual y Cuestiones de Política Pública, celebrada en Ginebra los días 13 y 14 de julio figuraban el cambio climático, la seguridad alimentaria, y el acceso a la tecnología médica y a la atención de salud. El Sr. Francis Gurry, Director General de la OMPI, señaló que la índole urgente de los problemas que plantean esas esferas de política pública, así como la evolución de la tecnología establecen una relación más estrecha que nunca entre la P.I. y las políticas públicas. Y añadió que la OMPI debe buscar nuevas formas de comprometerse con esas cuestiones, y utilizar ese compromiso para contribuir a la elaboración de políticas que permitan que el proceso creador esté al servicio de las necesidades de todos los países, tanto desarrollados como en desarrollo.

A la Conferencia asistieron unos 400 participantes y 30 oradores, de los cuales los jefes ejecutivos de cuatro organizaciones internacionales: el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Los debates se centraron en las dimensiones de P.I. del cambio climático, la salud pública, la biodiversidad y la seguridad alimentaria. También se puso de relieve el papel de la OMPI como instancia multilateral en la que el desafío que plantea la utilización de la P.I. para impulsar la innovación, la creatividad y la transferencia de tecnología se examina teniendo en cuenta la necesidad de garantizar que el sistema de P.I. produzca beneficios sociales y económicos para todos. Quedó claro que para hacer frente a esas cuestiones es necesario el diálogo y la colaboración entre los principales interesados: las organizaciones internacionales, los gobiernos, la industria y la sociedad civil; y que la OMPI está en una posición privilegiada y es la instancia más idónea para organizar y hacer avanzar esos debates.

La Conferencia, celebrada por recomendación del Comité Permanente de la OMPI sobre el Derecho de Patentes (SCP), representa un avance hacia el objetivo estratégico de la OMPI de garantizar que la Organización esté en el centro de los debates de política general sobre la P.I. a nivel mundial.1

La clave está en la cooperación internacional

La alocución sobre cuestiones de cambio climático pronunciada por el orador principal, Sr. David Lammy [DOC], Ministro de Educación Superior y Propiedad Intelectual del Reino Unido, fue uno de los momentos destacados de la Conferencia. El Sr. Lammy puso de relieve la importancia decisiva de sistema de P.I. para encontrar una solución que permita intensificar a escala mundial la difusión y la transferencia de tecnologías destinadas a atenuar el cambio climático, en particular en los países en desarrollo y en los países menos adelantados. El Sr. Lammy dijo que todos los países, ricos y pobres, sufren las consecuencias del cambio climático. Y añadió que resolver la cuestión de la transferencia de tecnología es la clave del éxito en las negociaciones sobre cambio climático.

Del mismo modo, el Sr. Michel Jarraud, Director General de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) destacó la importancia de la cooperación mundial y del intercambio de información con objeto de encontrar soluciones a los problemas creados por el calentamiento del planeta, y expresó que “la propiedad intelectual debe ser un catalizador, y no un obstáculo” para el éxito de la respuesta a nivel mundial [PDF].

En un debate de mesa redonda, el 14 de julio, la Dra. Margaret Chan y el Sr. Pascal Lamy, Directores Generales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Mundial del Comercio (OMC), respectivamente, insistieron en la necesidad de cooperar a escala internacional. La Dra. Chan exhortó a las organizaciones internacionales a colaborar activamente para hacer frente a los problemas relacionados con la salud pública, el comercio y la propiedad intelectual. Señaló a los participantes que, aunque la innovación tiene un papel fundamental que desempeñar en la fabricación de nuevos medicamentos, las fuerzas del mercado no bastan por sí solas para garantizar soluciones asequibles y universales en materia de salud pública. “En pocas palabras, las fuerzas del mercado y los incentivos, tales como la protección por patente, que actúan sobre esas fuerzas, no pueden por sí solas responder de forma adecuada a las necesidades sanitarias de los países en desarrollo.”

La Dra. Chan añadió que “es necesario encontrar nuevas medidas que permitan superar las dificultades que crea la ineficacia del mercado.” Dijo que se han emprendido muchas actividades completamente nuevas que tienen por objeto aprovechar los sistemas de innovación y de P.I., para atender las necesidades sanitarias del mundo en desarrollo. Y añadió que la investigación y el desarrollo (I+D) podrían estar centrados “tanto en las necesidades como en la rentabilidad,” y que “los acuerdos internacionales que rigen el sistema de comercio mundial podrían estar adaptados de modo que favorezcan las necesidades de la población pobre en materia de salud.”

El Sr. Lamy afirmó que “la coherencia, la cooperación y el diálogo concreto en el marco del sistema internacional” son indispensables para hacer frente con eficacia a los problemas que plantean ciertas cuestiones interdependientes de salud pública, cambio climático, biodiversidad y seguridad alimentaria, dado que todas tienen una dimensión mundial. Y observó que “el cambio climático tendrá ciertamente una grave incidencia en la evolución de las enfermedades y en la agricultura, de ahí que las cuestiones de salud, de seguridad alimentaria y de adaptación al cambio climático estén estrechamente vinculadas. Refugiarse detrás de las fronteras, se trate de fronteras nacionales o de barreras formales entre nuestras instituciones, no es una opción válida.”

Y añadió:  “utilizar con eficacia el sistema de propiedad intelectual y las flexibilidades previstas en el Acuerdo sobre los ADPIC es importante, pero no basta: las legislaciones y las políticas en materia de propiedad intelectual deben estar vinculadas a políticas de adquisición de medicamentos, a salvaguardias en favor de la competencia y a una reglamentación que permita garantizar la seguridad y la calidad de los medicamentos.”

Por lo que respecta a la seguridad alimentaria, el Presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), Sr. Kanayo F. Nwanze, señaló que “es urgente emprender un debate abierto sobre los componentes, los instrumentos y los límites por lo que atañe a la protección del sistema de propiedad intelectual en el sector agrícola, y acerca de la necesidad de conciliar los intereses comerciales de los titulares de derechos de P.I. y las preocupaciones del sector público [DOC].” El Sr. Nwanze reconoció asimismo que “la OMPI, que también se ocupa de cuestiones relacionadas con la armonización de las patentes, la falsificación y la protección de los conocimientos tradicionales de los agricultores,” es la instancia idónea para organizar esos debates.

Resumiendo los dos días de debate, el Sr. Maximiliano Santa Cruz, Presidente del Comité Permanente de la OMPI sobre el Derecho de Patentes (SCP), se refirió a la necesidad de reconocer “que la propiedad intelectual no constituye un fin en sí mismo, sino un instrumento destinado a promover la innovación, la creatividad y la difusión del conocimiento.” [DOC] Y añadió que aunque el sistema de P.I. presente algunas dificultades, puede aportar soluciones a las cuestiones de desarrollo.

En sus observaciones finales, el Sr. Gurry dijo que la Conferencia había permitido “profundizar el diálogo” sobre esas cuestiones importantes y que reflejaba “los esfuerzos de la comunidad de la P.I. para llegar a los contextos sociales y económicos a los que está destinado el sistema de P.I..” Observó que la innovación “tiene por objeto producir beneficios sociales y económicos perceptibles, en particular, en los sectores en los que nos enfrentamos, como comunidad internacional, con problemas mundiales.”

Thomas Bombelles, División de Desafíos Mundiales, OMPI

___________________________

Sellemos el Acuerdo


El Sr. David Lammy, junto con los jefes de las cinco organizaciones internacionales, estamparon el “Sello del Pueblo” en la petición mundial. (Foto: OMPI/Samar Shamoon)

El Sr. Kanayo F. Nwanze del FIDA, la Dra. Margaret Chan de la OMS, el Sr. Francis Gurry de la OMPI, el Sr. Michel Jarraud de la OMM, el Sr. Pascal Lamy de la OMC, y el Sr. David Lammy, Ministro de Enseñanza Superior y Propiedad Intelectual del Reino Unido, participaron en una campaña internacional destinada a estimular el apoyo del público a las negociaciones sobre el cambio climático patrocinadas por la ONU, que tuvo lugar como acontecimiento paralelo a la Conferencia sobre Propiedad Intelectual y Cuestiones de Política Pública, firmando una petición mundial dirigida a los dirigentes de todos los países del mundo.

La petición mundial “Sellemos el Acuerdo” se presentará a los dirigentes de todo el mundo en la reunión de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se celebrará en Copenhague, en diciembre de 2009. Esta petición tiene por objeto recordar a los dirigentes del mundo que tienen que negociar un acuerdo justo, equilibrado y eficaz en Copenhague, y comprometerse a actuar en favor de un crecimiento “verde,” a proteger el planeta y a instaurar una economía mundial más sostenible y próspera en beneficio de todas las naciones y los pueblos.

En una declaración aparte en apoyo de la campaña, el Sr. Gurry dijo: “el poder del ingenio es nuestra mayor esperanza para reestablecer el delicado equilibrio entre nosotros y nuestro entorno. Es la única arma de la que disponemos para hacer frente a este desafío mundial, y la que nos permitirá pasar de las grises tecnologías del pasado, basadas en el carbono, a la innovación verde del futuro, sin emisiones de dióxido de carbono. Por ello, la OMPI respalda la campaña “Sellemos el Acuerdo.” Alentamos a todos los gobiernos a trabajar mancomunadamente para que en Copenhague, en diciembre, pueda sellarse un acuerdo justo, equilibrado y eficaz sobre el clima.”

 

La OMPI en Internet