World Intellectual Property Organization

Fondos fiduciarios – Últimos donantes

Noviembre de 2007

En el número anterior de la Revista de la OMPI, presentamos algunos de los mecanismos mediante los que la OMPI moviliza recursos adicionales para los proyectos de asistencia técnica y de creación de capacidades, en particular gracias a acuerdos sobre fondos fiduciarios con países donantes. A continuación, les ponemos al día sobre las últimas contribuciones de dos de los donantes principales, Italia y Francia.

Nuevas contribuciones de Italia

Las contribuciones realizadas por el Gobierno de Italia en el marco de un acuerdo sobre fondos fiduciarios concluido recientemente con la OMPI ascienden a 600.000 euros.

La contribución más reciente, de 300.000 euros, fue comunicada a la OMPI en octubre y procede de la Dirección General de Cooperación para el Desarrollo del Ministerio de Relaciones Exteriores. Esta donación tiene su origen en el acuerdo que firmaron en septiembre el Dr. Kamil Idris, Director General de la OMPI, y el Sr. Massimo D’Alema, Viceprimer Ministro y Ministro de Relaciones Exteriores, el cual formalizó el apoyo de Italia a las actividades de la OMPI relacionadas con el desarrollo económico, apoyo que se remonta a hace mucho tiempo. Esta contribución hace de Italia uno de los principales donantes de recursos extrapresupuestarios de la OMPI.

En el programa de fondos fiduciarios, se otorga la prioridad a las actividades que fomentan:

  • la relación entre la propiedad intelectual y el desarrollo tecnológico;
  • el desarrollo de industrias creativas;
  • el uso de la propiedad intelectual por parte de las pequeñas y medianas empresas;
  • la protección de las indicaciones geográficas y los diseños industriales;
  • la formación en materia de propiedad intelectual, y
  • la lucha contra la falsificación y la piratería audiovisual.

Si bien el acuerdo de financiación se extiende a todos los países en desarrollo y en transición, se centra en particular en la asistencia a los países menos adelantados y los países de la región mediterránea.

Anteriormente, se había recibido otra donación de 300.000 euros vinculada a estos fondos, que contribuyó a financiar este año el programa de posgrado en Derecho de la propiedad intelectual, que administran conjuntamente la Academia de la OMPI, la Universidad de Turín y el Centro Internacional de Formación de la Organización Internacional del Trabajo.

Francia:  Principal donante de fondos fiduciarios

El Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI) francés empezó a contribuir a los programas de fondos fiduciarios de la OMPI en 1980, lo que convierte a este país en el donante de más antigüedad. El nivel de estas contribuciones voluntarias ha aumentado de 200.000 a 300.000 francos suizos al año.

El INPI sigue una política de cooperación bilateral activa en apoyo de los países en desarrollo y en transición. El hecho de que se haya duplicado el presupuesto total que esta institución dedicó a la cooperación bilateral entre 2004 y 2006 ilustra la gran prioridad que otorga a esta labor. La colaboración con la OMPI mediante el programa de fondos fiduciarios responde a una política más amplia, según la cual el INPI se basa en las sinergias que ofrecen las alianzas que persiguen objetivos de desarrollo comunes.

Todos los años, la OMPI y el INPI establecen un plan de acción que debe aprobar el Director General del INPI. Dicho plan se basa en las propuestas presentadas por las diversas oficinas regionales de la OMPI, y cualquier otra actividad que se proponga y pueda considerarse apropiada para ser financiada con los fondos.

Gracias a estas actividades dirigidas por la OMPI y financiadas por el fondo francés en los últimos años, muchos países en desarrollo y con economías en auge han podido:

  • beneficiarse de los conocimientos especializados de los mejores especialistas en propiedad intelectual;
  • poner en funcionamiento procedimientos más eficaces;
  • mejorar su legislación, en particular adaptándola al Acuerdo sobre los ADPIC, e
  • impartir formación sobre propiedad industrial a sus funcionarios.

Así, Francia ha sido el primer país que ha organizado talleres de formación para funcionarios de aduanas de Estados miembros de la Organización Africana de la Propiedad Intelectual (OAPI), a raíz de los Acuerdos de Marrakech. Asimismo, varios jueces de países de Asia, África, América Latina y Europa Oriental también han tenido la oportunidad de recibir formación en materia de propiedad intelectual impartida por jueces franceses, de modo que los participantes han podido compartir su experiencia en litigios de propiedad intelectual y debatir sobre algunas cuestiones problemáticas, como la indemnización por daños y perjuicios.

Con miras a seguir avanzando, el INPI y la OMPI tienen pensado formalizar su colaboración en un nuevo acuerdo, que firmarán próximamente el Dr. Idris y el Director General del INPI, Sr. Benoît Battistelli.

La OMPI en Internet