World Intellectual Property Organization

Estrategias y políticas nacionales para promover la innovación – Una perspectiva desde China y la India

Julio de 2007

El 2 de julio, la OMPI organizó el quinto de una serie de coloquios públicos sobre patentes, cuyo tema fue “Estrategias y Políticas Nacionales para promover la Innovación”. Los oradores de China y la India, dos economías en rápida expansión, explicaron de qué manera el sistema nacional de propiedad intelectual (P.I.) podría integrarse en las estrategias y políticas nacionales de fomento de la innovación, para contribuir al aprovechamiento de los recursos, la infraestructura y la capacidad de desarrollo económico de un país. A pesar de algunas diferencias en sus enfoques, ambos oradores coincidieron en que el sistema de P.I. constituía un factor importante, si no indispensable, para el crecimiento económico.

Los sistemas nacionales de P.I., y en particular el sistema de patentes, son ampliamente reconocidos como instrumentos eficaces para promover la innovación y el desarrollo tecnológico. No obstante, cabe preguntarse cuál es la mejor manera de utilizar esos instrumentos para maximizar los potenciales beneficios que ofrecen. No existe una respuesta clara a esta pregunta, porque cualquier estrategia nacional de P.I. debe tener en cuenta la situación, las necesidades y las prioridades específicas de cada país. Sin embargo, como punto de partida, es conveniente extraer enseñanzas de las políticas y experiencias de otros países, a fin de comprender mejor la función que puede cumplir el sistema de patentes en el marco más amplio que proporcionan las medidas relativas a las políticas de desarrollo 

Dos funcionarios gubernamentales invitados, el Sr. Liu Jian, Director de la División del Departamento de Cooperación Internacional de la Oficina Estatal de Propiedad Intelectual (SIPO) de la República Popular China, y el Sr. T. C. James, Director de la División de Propiedad Intelectual del Ministerio de Comercio e Industria de la India, presentaron las políticas de propiedad intelectual de sus respectivos gobiernos. 

Fortalecimiento de la innovación autóctona

El Sr. Liu se refirió a las estrategias nacionales de innovación detalladas en el plan Outline of National Medium- and Long-Term Science and Technology Development (2006-2020) (Esbozo del desarrollo nacional científico y tecnológico a mediano y largo plazo). El principal objetivo, señaló, consiste en mejorar la estructura industrial del país para convertir a China, en 2020, en una economía impulsada por la innovación. En ese contexto, el Sr. Liu puso de relieve la importancia que tiene para China la creación de una capacidad de innovación autóctona. 

“La tecnología genérica no se puede comprar. Sólo a partir de una sólida capacidad de innovación científica y tecnológica, y de la obtención de nuestros propios derechos de P.I, podemos promover la competitividad [de China] y ganar el respeto de la sociedad internacional.”

Primer Ministro Wen Jiabao

A pesar del auge de la protección mediante patente en China, reflejado en más de 210.000 solicitudes de patentes de invención presentadas en la Oficina Estatal de Propiedad Intelectual (SIPO) en 2006, la mayor parte de esas patentes sigue siendo de solicitantes extranjeros, particularmente en la esfera de la alta tecnología y las tecnologías genéricas. Al referirse a esta inquietud central, el Sr. Liu citó las palabras del Primer Ministro de China, Sr. Wen Jiabao, quien había manifestado que “la tecnología genérica no se puede comprar. Sólo a partir de una sólida capacidad de innovación científica y tecnológica, y de la obtención de nuestros propios derechos de P.I., podemos promover la competitividad internacional de nuestro país y conquistar el respeto y la dignidad en el seno de la sociedad internacional.”

El Sr. Liu señaló tres elementos clave de la innovación autóctona que era preciso desarrollar, a saber:

  • generar innovación en el campo de la investigación básica;
  • integrar la tecnología existente para crear nuevos productos y sectores comerciales competitivos; y
  • asimilar, adaptar y mejorar las tecnologías importadas para crear nuevos derechos de P.I. a partir de dichas tecnologías. 

Consiguientemente, las políticas de P.I. de China destinadas a fomentar la innovación, se orientaron, en primer lugar, a ayudar a las empresas chinas a fortalecer su capacidad de investigación y desarrollo con miras a crear y patentar tecnologías genéricas; en segundo lugar, asimilar las tecnologías existentes y, al mismo tiempo, introducir las tecnologías extranjeras avanzadas; y, finalmente, mejorar la protección de los derechos de P.I. como un medio para fomentar la inversión en innovación y obtener los beneficios conexos.

Asimismo, en el marco de la estrategia nacional, se adoptaron medidas orientadas a mejorar el sistema de innovación, que incluyeron:

  • el apoyo a las pequeñas y medianas empresas,
  • la colaboración entre los círculos empresariales, universitarios y académicos,
  • la comercialización de los resultados de los trabajos de investigación y desarrollo realizados en institutos y universidades, y
  • la promoción de servicios de intermediación tales como los servicios de información, los organismos de P.I., los servicios de inversión y las incubadoras.

El Sr. Liu señaló que uno de los desafíos consistía en fortalecer la sensibilización respecto de la P.I. con miras a crear una cultura de la innovación y un entorno social que fomentara el respeto de los derechos de P.I. ajenos y la protección de los propios. Además, el orador hizo hincapié en la necesidad de proteger eficazmente los derechos de P.I., que consideró el componente más importante del sistema de P.I.

Derechos de P.I.: ¿elección o necesidad?

El Sr. James comenzó su intervención preguntando si un régimen sólido de derechos de P.I. era una elección o una necesidad. Señaló que la estrategia de P.I. de la India se basaba en cuatro objetivos:

  • cumplir con las normas internacionales vigentes;
  • proteger los derechos de los titulares de P.I. y, al mismo tiempo, salvaguardar el interés público;
  • modernizar la administración de los derechos de P.I.; y
  • mejorar la sensibilización en materia de P.I.

El Sr. James reseñó las diferentes leyes de P.I. promulgadas en la India y destacó que la legislación de ese país procuraba establecer un equilibrio entre los intereses de los titulares de los derechos de P.I y los del público. 

*
Antes y ahora. En el curso de los últimos tres años, la modernizada administración de la P.I de la India ha puesto al día más de 44.000 solicitudes de patentes atrasadas. (Cortesía del Ministerio de Comercio e Industria de la India)

Además de establecer un marco jurídico actualizado, el gobierno de la India asignó 34 millones de dólares para un proyecto destinado a modernizar la administración de los derechos de P.I. en el país. En el marco de ese proyecto se construyeron cuatro edificios de oficinas de P.I. equipados con los más modernos servicios de TI; se cuadruplicó el número de examinadores y se creó un instituto internacional de capacitación en materia de propiedad intelectual para proporcionar formación en el trabajo. El orador añadió que, durante los últimos tres años, la modernización de la administración había logrado poner al día más de 44.000 solicitudes de patentes atrasadas, y que en la actualidad era posible obtener una patente en ocho meses, mientras que anteriormente se registraban demoras de entre seis y ocho años. Además, señaló que en los últimos cinco años la presentación de solicitudes de patentes se había triplicado, y los registros de patentes se habían quintuplicado.

 El Sr. James destacó la importancia de los programas de sensibilización dirigidos a funcionarios de policía y aduanas, docentes y estudiantes, empresarios, industriales y científicos, y señaló que esos programas representaban una tarea fundamental para el futuro. Asimismo, se refirió al papel esencial de la cooperación internacional en las esferas de fortalecimiento de capacidades, desarrollo de recursos humanos, sensibilización pública, formación profesional en materia de P.I., estudios conjuntos e intercambio de experiencias relativas a la protección de los conocimientos tradicionales. Como próximo paso, la India procurará ser designada como Administración de la búsqueda y del examen preliminar internacionales, en el marco del PCT, y suscribir el Protocolo de Madrid. Además, el país establecerá un instituto nacional de gestión de la propiedad intelectual, que funcionará como un centro de estudios en materia de P.I. orientado a la capacitación, educación e investigación. 

El Sr. James se mostró convencido de que la confianza en el sistema de P.I. constituía un estímulo económico excelente, y citó como ejemplo el incremento del número de empresas multinacionales establecidas en la India, de 18, en 2004, a 50, en 2006. Añadió que un sistema de patentes eficaz y eficiente alentaba los trabajos de innovación y promovía la transferencia de tecnología. Sin embargo, a ese respecto, los derechos de P.I. deberían abordarse no como un elemento autosuficiente y autónomo, sino como instrumentos normativos de utilidad en el marco de objetivos socioeconómicos, tecnológicos y políticos más amplios. Para finalizar, y respondiendo a su propia pregunta, el Sr. James afirmó que “la protección de los derechos de P.I. no es una elección sino una necesidad.”


Informe de Philippe Baechtold y Tomoko Miyamoto, Sección de Derecho de Patentes, OMPI.

La OMPI en Internet