World Intellectual Property Organization

Evaluación de las repercusiones económicas de los sistemas de propiedad intelectual

Julio de 2007

“Hay una firme demanda de datos sobre las posibles repercusiones del sistema de P.I. en el desarrollo económico” dijo el Subdirector General de la OMPI, Sr. Geoffrey Onyeama, en el simposio de Tokio. (Foto: UNU)
“Hay una firme demanda de datos sobre las posibles repercusiones del sistema de P.I. en el desarrollo económico” dijo el Subdirector General de la OMPI, Sr. Geoffrey Onyeama, en el simposio de Tokio. (Foto: UNU)

Mucho se discute acerca de la función del sistema de propiedad intelectual (P.I.) en la promoción de la innovación tecnológica, el incremento del comercio y el aumento de la competitividad. Sin embargo, en algunas oportunidades, los números son más elocuentes que las palabras. Y, como han subrayado los Estados miembros en las deliberaciones sobre el Programa de la OMPI para el Desarrollo, las instancias normativas necesitan urgentemente datos precisos que demuestren con exactitud las repercusiones del sistema de P.I. en el desarrollo económico.

Sin embargo, en la actualidad, el desarrollo de metodologías fiables para obtener los datos pertinentes y evaluar con precisión las repercusiones plantea importantes desafíos. En ese sentido, la Guía de la OMPI para determinar la contribución económica de las industrias relacionadas con el derecho de autor, publicada en 2003, representa un importante aporte, centrado específicamente en el sector de derecho de autor. Actualmente, la nueva Oficina de la OMPI en el Japón ha puesto en marcha un importante estudio sobre la repercusión de los sistemas de P.I. en seis países asiáticos, a saber, China, India, Japón, Malasia, la República de Corea y Viet Nam, con el objeto de evaluar y desarrollar una metodología rigurosa que permita llevar adelante una investigación de esas características. Si el proyecto lograra sus objetivos, esa metodología se podría aplicar en otras regiones del mundo, con lo cual los Estados miembros que desearan ejecutar proyectos similares dispondrían de un instrumento de gran utilidad. 

La metodología aplicada en el estudio, que abarca una gran variedad de sectores industriales, consta de tres componentes principales e incorpora datos empresariales que se remontan a los últimos 20 a 30 años. 

  • Parte 1: consta de un análisis de las reformas de las políticas nacionales orientadas al desarrollo económico basado en la P.I;
  • Parte 2: contiene estudios de casos sobre empresas particulares de diferentes sectores industriales y comerciales; y
  • Parte 3: incluye un análisis que utiliza modelos económicos.

El equipo de investigación del proyecto está integrado por expertos nacionales en las esferas de P.I., Derecho y Economía, provenientes de países con características económicas y sociales diferentes. 

Conclusiones preliminares

En mayo, la OMPI y la Universidad de las Naciones Unidas, en cooperación con el Centro de Información de las Naciones Unidas y la Oficina Japonesa de Patentes, organizaron en Tokio un simposio en el que expertos de los seis países participantes presentaron las conclusiones extraídas hasta ese momento. Aunque la mayoría de los expertos se hallaban todavía en la segunda etapa del proceso de investigación, pudieron comunicar resultados iniciales que revelaban una correlación positiva entre el fortalecimiento del sistema de P.I y el crecimiento económico, particularmente en las áreas de investigación y desarrollo, inversión extranjera directa y transferencia de tecnología.  

Los expertos señalaron algunas dificultades en la ejecución de un proyecto de investigación tan amplio. En algunos casos no se disponía de datos, o los mismos sólo existían en formatos inutilizables. En varios países participantes no había suficientes ejemplos de determinados tipos de industria que permitieran extraer datos estadísticos significativos. En estos casos, fue necesario reducir el número de los diferentes sectores industriales incluidos en la investigación.

Durante las deliberaciones, varios participantes recordaron que los países en desarrollo suelen carecer de medios, tanto en términos de capital como de experiencia comercial, para encarar iniciativas innovadoras, desde la fase de investigación y desarrollo hasta la de registro de patentes y comercialización. Muchos países en desarrollo tampoco cuentan con incubadoras de tecnología ni con inversores en capitales de riesgo que puedan ayudarlos a aprovechar mejor sus adelantos e innovaciones en materia de tecnología. En relación con los objetivos de la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas, los oradores destacaron la necesidad de ayudar a los países en desarrollo a crear las condiciones propicias para la innovación y la inversión, a fin de maximizar los beneficios económicos de la innovación tecnológica nacional y del sistema de P.I. 

La OMPI prevé publicar los resultados del proyecto de investigación para fin de año.


Informe de Allan Roach, Oficia de la OMPI en el Japón

La OMPI en Internet