World Intellectual Property Organization

Cartas y comentarios

Agosto de 2006

La Redacción de la Revista de la OMPI agradece el envío de cartas con comentarios sobre cuestiones planteadas en los artículos de la Revista, o sobre cualquier otra evolución en el ámbito de la propiedad intelectual.

En las cartas deberá indicarse "para su publicación en la Revista de la OMPI" y se dirigirán a la dirección de correo electrónico de la Redacción, WipoMagazine@wipo.int, o a la dirección postal o al número de fax que figura en la contratapa de la Revista. Tengan a bien incluir asimismo su dirección postal. Lamentamos que no sea posible publicar todas las cartas recibidas. La Redacción se reserva el derecho de revisar o acortar el texto de las cartas, o de publicar pasajes de las mismas. Si fuera necesaria una revisión importante, se consultará con el autor.

 ___________

En elogio del fallo en el caso de El código Da Vinci…

En el artículo firmado por la Dra. Suthersanen, El derecho de autor ante los tribunales: El código Da Vinci (junio de 2006), se exponen de forma clara y concisa los principios básicos del derecho de autor, que afortunadamente no han cambiado.

Como abogada especializada en la propiedad intelectual, inmediatamente me preocupó (si bien es cierto que no conocía los pormenores del caso) que no se presentara ninguna moción para desestimar el caso por frívolo o infundado y que el tribunal se tomara el caso suficientemente en serio como para admitirlo a trámite. A partir de los pocos datos que iban goteando de los medios informativos y exaltando los ánimos, temí que fuesen a poner patas arriba el derecho de autor. Me sentí muy aliviada cuando se vio que ese no iba a ser el caso.

Admito que me quedé estupefacta con la cobertura de medios que acaparó el caso. ¿No es interesante que ambos libros compartan la misma editorial y que los autores de El enigma sagrado y de El código Da Vinci acaben de publicar nuevos libros? Por no hablar de la adaptación de Hollywood. Todo este "fiasco" es el sueño de un publicista. La suma de las minutas de los abogados de las dos partes es probablemente mucho menor que el coste que hubiera tenido cualquier campaña publicitaria con una exposición de medios equivalente.

…y del servicio "estrella" de solución de controversias de la OMPI

Por otro lado, en su artículo de abril de 2006, Solución de controversias sobre propiedad intelectual a través de la mediación y el arbitraje, se pone de relieve uno de los servicios "estrella" de la OMPI. En el artículo se resume con gran precisión, y en un lenguaje que puedo transmitir a mis clientes, los servicios con que se puede contar para solucionar controversias sobre nombres de dominio. Este tipo de artículos me resultan muy útiles para mi práctica de jurista.

Carta enviada por Nathaly J. Vermette, LL.B., LL.M., Abogada y agente de marcas, Montreal (Canadá)

 ___________

Periodistas zambianos contra la piratería

He leído con interés el artículo sobre falsificación (Los últimos envites a la observancia, abril de 2006) y quisiera contar parte de mi experiencia en mi país, así como una nueva iniciativa dirigida a los periodistas.

Zambia no se ha librado del azote de la piratería y la falsificación. Los músicos zambianos son quienes más han sufrido. No hay más que patear las calles y los mercados de Lusaka para darse cuenta de cómo está floreciendo el negocio de la música pirata. A los pocos minutos de publicarse un original, desembarcan en el mercado cintas de audio o de vídeo, DVD o CD piratas. Según las estadísticas del Ministerio de Información, el gobierno de Zambia pierde unos ingresos que ascienden a 4,3 millones de dólares estadounidenses anuales debido a la piratería. [Se dice que hay mucho material pirata que viene del Oriente Medio, aunque una cantidad considerable se reproduce localmente de forma clandestina con métodos cada vez más perfeccionados.]

En 2004 se formó una unidad contra la piratería, integrada por la policía estatal, la administración fiscal de Zambia, las autoridades municipales y el departamento de inmigración, con el fin de tomar medidas enérgicas contra la piratería. Esta brigada ha confiscado material por valor de 430.000 dólares estadounidenses. La dependencia de aduanas también ha confiscado material pirata en los puntos de entrada al país.

Los responsables del Día Mundial de la Propiedad Intelectual en Zambia han anunciado una nueva iniciativa: Periodistas contra la piratería en Zambia. Ésta es la primera vez que se emprende en el continente africano una actuación de tales características. La idea partió de la Oficina de Derecho de Autor, al darse cuenta de que no podía llevar a cabo la labor de informar a la población de forma aislada. Los periodistas que participan provienen de medios de comunicación impresos y electrónicos, y han sido capacitados para iniciar la tarea de divulgar entre el público información sobre piratería y falsificaciones, y sobre sus consecuencias en la economía. Los periodistas escribirán artículos de investigación sobre la piratería que contribuirán a concienciar a la población del peligro que supone apoyarla. También se prevé que desempeñen una función de defensa de la propiedad intelectual y que luchen por la adopción de políticas que permitan proteger mejor esos derechos.

Carta enviada por Janet Muyawala-Ilunga, Periodista, Sunday Times of Zambia, Lusaka (Zambia)

 ___________

Ayúdennos a cosechar lo que hemos sembrado – el punto de vista de un músico

Como Amadou (Autores, compositores, artistas – Amadou y Mariam, enero-febrero de 2006), soy un músico que trata de vivir de su música. Personalmente sé que la propiedad intelectual es un activo, algo que uno puede poseer físicamente, como unos pantalones, y sé que se supone que uno debe ser capaz de ganarse la vida con ella. Pero aquí en Kenya el público considera que está ahí por mero entretenimiento, por lo que se producen infracciones masivas de la propiedad intelectual como si fuera legítimo.

Esperamos que con su apoyo y el de otros organismos y departamentos de nuestro gobierno podamos, como músicos y como titulares de derechos de propiedad intelectual, cosechar lo que hemos sembrado.

Carta enviada por Edward Rowa Olang, Músico, Nairobi (Kenya)

 ___________

Acceso a los medicamentos esenciales – Patentes: ¿problema o solución?

En su artículo sobre los medicamentos contra la gripe aviar (Medicamentos contra la gripe aviar. cuestiones relacionadas con las patentes, abril de 2006) se ponen de relieve varios problemas que están sobre el tapete en el debate sobre las patentes, el acceso a los medicamentos y el Acuerdo sobre los ADPIC. No debemos perder de vista que el acceso a los medicamentos es un medio para lograr una finalidad y no una finalidad en sí misma. La finalidad es, en definitiva, la salud para todos. Entre los factores que más inciden para el ogro de esa finalidad están los medios financieros de que dispone un país para adquirir medicamentos, la distribución adecuada de los mismos y la capacidad de suministro. En lo que respecta a ese último factor cabe remitirse a la decisión de la OMC sobre la aplicación del párrafo 6 de la Declaración de Doha relativa al Acuerdo sobre los ADPIC y la Salud Pública. En esa decisión se apunta, en particular, a medidas para combatir los problemas que afectan a los países miembros que adolecen de falta de infraestructura en producción de medicamentos, por ejemplo, la concesión de licencias obligatorias, la transferencia de tecnología y la creación de capacidad en el sector farmacéutico.

La utilización del sistema de P.I. y las flexibilidades que ofrece en Acuerdo sobre los ADPIC son esenciales para promover el acceso a los productos farmacéuticos y solucionar problemas de salud pública. Ahora bien, igualmente importante es la infraestructura necesaria para distribuir medicamentos esenciales y responder a las necesidades sanitarias. Toda iniciativa de asistencia técnica debe orientarse hacia el establecimiento de sistemas eficaces de distribución. Y en los países en los que la producción esté en manos de empresas privadas, debería aplicarse una normativa en la que se imponga a dichas empresas la obligación de distribuir los medicamentos a toda la población o de contribuir a dicha distribución. También es necesario prestar atención al problema de la fijación de precios, ya sea mediante una normativa o en las propias condiciones de la licencia, de modo que los países importadores puedan beneficiarse de un precio lo menos elevado posible.

Tanto en los países importadores como en los exportadores, y para velar por que las ventajas del sistema beneficien a todos, la legislación nacional reviste una importancia crítica. En toda iniciativa de asistencia técnica que se lleve a cabo en los países en desarrollo en lo que respecta a su legislación de P.I., deben tenerse en cuenta todas las flexibilidades que ofrece el Acuerdo sobre los ADPIC. Por último, la utilización del sistema debe estar encaminada al logro del difícil equilibrio entre los derechos de los titulares de patentes, que precisan obtener beneficios de las inversiones que hayan efectuado para fabricar nuevos y mejores medicamentos, y las necesidades de los Estados miembros que aspiran a crear las capacidades necesarias en materia de producción farmacéutica para responder a los problemas de salud pública.

Sonja H. A. Francis, Consultora en asuntos jurídicos y comerciales, Saint George’s (Granada)

La OMPI en Internet