World Intellectual Property Organization

La P.I. y las empresas : Patentes de calidad: reivindicar lo que importa

Febrero de 2006

Al redactar las reivindicaciones de patentes hay que examinar atentamente su propósito: deben estar al servicio de los objetivos comerciales y poder defenderse en juicio. (Photos.com)
Al redactar las reivindicaciones de patentes hay que examinar atentamente su propósito: deben estar al servicio de los objetivos comerciales y poder defenderse en juicio. (Photos.com)

Para mantener la competitividad, muchas empresas invierten una parte importante de sus ingresos en investigación y desarrollo. Así pues, velan por que las invenciones resultantes de estas inversiones esté protegidas por patentes que les den impulso, contribuyendo al logro de los objetivos que fundamentan su estrategia comercial.

No se trata sólo de solicitar u obtener un gran número de patentes en un sector de la tecnología. Es importante la calidad de cada patente; calidad que, en este contexto se refiere a la utilidad de una patente en relación con los objetivos de la empresa y no a la calidad o el valor de la invención en sí. Entre otros factores, esta calidad depende de que la solicitud de patente esté redactada con acierto, en particular las reivindicaciones. Lamentablemente no todas las reivindicaciones de patentes están redactadas teniendo presente una estrategia comercial. Lejos de salvaguardar las inversiones de la empresa y de producir beneficios, las patentes con reivindicaciones mal redactadas pueden convertirse en una carga financiera. Mediante este artículo se procura sensibilizar a las empresas acerca de los riesgos que entraña presentar una solicitud de patente sin haber dedicado suficiente atención a la redacción de reivindicaciones adecuadas.

¿Qué son las reivindicaciones de las patentes?

Las reivindicaciones son la esencia de la solicitud de una patente. La descripción de la invención en un documento de patente enseña cómo realizarla y utilizarla, en cambio, las reivindicaciones definen el alcance de la protección jurídica. Las reivindicaciones demarcan en palabras las fronteras de la invención, así como una cerca define la extensión de terreno que la escritura de una parcela delimita. Sólo la tecnología que abarcan las reivindicaciones está protegida por la patente. Si las reivindicaciones no están redactadas en forma adecuada, cualquier invención contenida en la descripción detallada que no esté cubierta en las reivindicaciones pasa a ser parte del estado de la técnica tras la publicación de la patente concedida. Cualquier persona podrá entonces utilizar sin autorización del titular de la patente esa información no protegida.

Reivindicaciones amplias contra reivindicaciones específicas

El alcance de las reivindicaciones puede ser amplio o reducido. La mayoría de los agentes de patentes prefiere redactar reivindicaciones lo más amplias posibles para abarcar todos los aspectos de la invención a la que se refiere la descripción detallada, sus equivalentes o posibles versiones futuras. Por otro lado, un examinador de patentes en una oficina de P.I. no permitirá reivindicaciones amplias que abarquen más de lo que el inventor ha realmente inventado, y tratará de circunscribir las reivindicaciones a la invención en sí. Además, una solicitud de patente para una invención definida por reivindicaciones amplias corre mayores riesgos de ser rechazada, habida cuenta de que se refiere a una porción más extensa del estado de la técnica. Así pues, si bien las reivindicaciones amplias pueden resultar interesantes para las empresas solicitantes porque abarcan una gama más vasta de productos o situaciones, es más difícil obtener y hacer valer una patente con reivindicaciones amplias.

Por lo general, las reivindicaciones específicas se refieren a una determinada invención incluida en un producto y constan de más elementos y limitaciones que las reivindicaciones más amplias. Cuando las reivindicaciones son específicas, suele ser más fácil obtener y hacer valer una patente. Por el contrario, resultarán menos útiles como instrumento comercial puesto que dejan un espacio para que los competidores accedan fácilmente al mismo sector del mercado, elaborando productos que sólo difieren por detalles menores del producto o servicio patentado. Por consiguiente, desde el punto de vista comercial, las solicitudes de patente más eficaces suelen incluir un gran número de reivindicaciones, algunas amplias y otras más específicas.

Consejos para redactar reivindicaciones

La Oficina Canadiense de la Propiedad Intelectual (CIPO) ha publicado en su sitio Web una guía redactada en forma clara y destinada a ayudar a los particulares y a las pequeñas empresas a redactar solicitudes de patente. Incluye los siguientes consejos prácticos para la redacción de las reivindicaciones.

  • Determine cuáles son los elementos esenciales de su invención respecto de los cuales desea reivindicar derechos exclusivos. Estos elementos deben ser los que distinguen su invención de la tecnología conocida. Empiece por las reivindicaciones más amplias y siga con las más específicas.
  • Redacte las reivindicaciones en una página aparte (que no sea la de la descripción) y numere ordenadamente cada reivindicación desde el comienzo, utilizando números arábigos.
  • Anteponga a cada reivindicación una breve declaración que comience, por ejemplo, por "se reivindica...". En algunas patentes esto se expresa, por ejemplo, de la siguiente forma: "Habiendo descrito la naturaleza y el alcance de la invención y la manera de llevarla a la práctica, se reivindica como de exclusivo derecho y propiedad...".
  • Controle que cada reivindicación conste de una introducción, una palabra de enlace y un núcleo.
  • Una buena manera de asegurarse de que todas las reivindicaciones, o varias, incluyan determinadas características que suponen actividad inventiva es redactar una reivindicación inicial y referirse a ella en reivindicaciones de alcance más específico.

Cortesía de la Oficina Canadiense de la Propiedad Intelectual.  Para más información y ejemplos, la guía de la CIPO en Internet se encuentra en http://strategis.gc.ca/sc_mrksv/cipo/patents/e-filing/menu.htm

 

Interpretación de la reivindicación de una patente

En virtud de la legislación sobre patentes, los derechos exclusivos del titular de una patente dependen completamente de las reivindicaciones de la patente concedida. En caso de discrepancias respecto del alcance de esos derechos exclusivos, compete a los tribunales entender en todas las cuestiones relativas a la interpretación de la patente. Mediante la interpretación de las reivindicaciones de las patentes se procura determinar el sentido y alcance las palabras utilizadas. La interpretación de las reivindicaciones es importante en los litigios sobre patentes ya que permite determinar si la patente cumple todas las condiciones y requisitos de patentabilidad o si es objeto de infracción.

Los enfoques y principios jurídicos relacionados con la interpretación de las reivindicaciones de patente varían de un país a otro. Si bien en 1977 el Convenio sobre la Patentes Europea (CPE) creó un sistema armonizado para la concesión de patentes en sus países miembros, todavía existen variaciones en el enfoque adoptado por los tribunales de los distintos países con respecto a la interpretación de las reivindicaciones. Por consiguiente, este artículo se refiere a la redacción de reivindicaciones tal como se practica en Estados Unidos de América, denominada también interpretación de reivindicaciones al estilo estadounidense.

Determinar si hay infracción de una patente

Para determinar si una reivindicación de patente da lugar a una infracción, los tribunales de Estados Unidos suelen aplicar un proceso en dos etapas: la primera es determinar, en función del derecho aplicable, el significado de las palabras de la reivindicación. La segunda es determinar si, de hecho, la reivindicación abarca el producto que es objeto de la supuesta infracción. La infracción queda confirmada cuando todos los elementos de la reivindicación están presentes, en forma literal o equivalente, en la supuesta infracción.

Los tribunales de Estados Unidos se valen de dos categorías de pruebas para interpretar las reivindicaciones. La primera, denominada de pruebas intrínsecas, se desprende del fascículo, de las reivindicaciones y del expediente de tramitación de la solicitud de patente. La segunda, denominada de pruebas extrínsecas, incluye todas las demás fuentes que son externas a la patente y al expediente de tramitación de la solicitud, como la opinión de expertos, los diccionarios, los textos técnicos, etc. En los últimos años, los tribunales han cambiado de opinión con respecto al uso de las pruebas extrínsecas y, por lo general, se considera que las pruebas intrínsecas alcanzan para determinar el significado de la redacción de la reivindicación objeto de controversia.

En la práctica, los tribunales no han querido limitar la investigación relativa a una infracción al significado preciso de las palabras utilizadas en la reivindicación. En cambio, el alcance de la protección puede extenderse más allá de la redacción literal en virtud de la doctrina de equivalentes. Ésta se creó para impedir que las personas tratasen de eludir la infracción literal introduciendo diferencias insignificantes en productos rivales basados en una invención reivindicada. No obstante, en casos recientes, los tribunales han limitado la doctrina de los equivalentes subrayando que si la infracción en cuestión podía razonablemente haber sido prevista por el redactor de las reivindicaciones, era obligación de este último redactar las reivindicaciones de manea tal de obtener protección literal con la concesión de la patente.

Consideremos algunos sencillos ejemplos de infracción. Llamaremos a la invención patentada "A" y a los elementos contenidos en las reivindicaciones a, b, c y d. El producto acusado de infracción se denominará "B".

Caso 1

*

En este caso, el producto B infringe literalmente la patente A porque tiene todas las características cubiertas por la patente A, aunque tenga el elemento adicional e.

  • La patente A incluye reivindicaciones relativas a los elementos a + b + c + d.
  • El producto B tiene características que corresponden a elementos idénticos a los de la patente A, es decir, a + b + c + d, con la adición del elemento e.
  • En este caso, el producto B infringe literalmente la patente A porque tiene todas las características cubiertas por la patente A, aunque tenga el elemento adicional e.

Caso 2

*

  • La patente A incluye reivindicaciones relativas a los elementos a + b + c + d.
  • El producto B tiene características que corresponden a elementos idénticos a los de la patente A, es decir, a + b+ c.
  • Es posible que el producto B no infrinja directamente la patente A porque no incluye -en forma literal o equivalente- el elemento d de la invención A.

Los tribunales de Estados Unidos consideran que cada uno de los elementos incluidos en las reivindicaciones es fundamental para la invención, incluso aquellos elementos que son sólo partes menores o periféricas de la invención. (Esto sólo se aplica a casos de infracción directa.)

Así pues, se produce una infracción cuando cada elemento de una reivindicación está presente en la supuesta infracción, en forma literal o equivalente. Si todos los elementos de la reivindicación están presentes en forma literal, como en el caso 1, lo más probable es que se trate de una infracción literal. Si uno o más elementos de la reivindicación están presentes en forma equivalente y el resto en forma literal, lo más probable es que se trate de una infracción en virtud de la doctrina de equivalentes. Por supuesto, si bien este ejemplo parece sencillo, la aplicación de las normas ha demostrado ser bastante difícil en la solución de litigios.

Conclusión

La eficacia de una patente para proteger los productos y servicios de una empresa depende de las reivindicaciones. Los aspectos de la invención detallados en la descripción de la patente no estarán protegidos a menos que estén incluidos en las reivindicaciones. La mejor manera de redactar la sección de reivindicaciones de una solicitud de patente es redactar reivindicaciones amplias y genéricas así como reivindicaciones específicas. El alcance de la protección conferida por una patente puede extenderse más allá de la redacción literal de las reivindicaciones con arreglo a la doctrina de equivalentes. Sin embargo, hoy en día los tribunales de Estados Unidos están menos dispuestos a conceder protección a los titulares de patentes al margen del alcance literal de la reivindicación. Las reivindicaciones de patentes deben ser redactadas de forma tal que puedan ser defendidas en juicio, además de tener utilidad comercial. Es aconsejable y sumamente recomendable contratar los servicios de un agente de patentes con experiencia.

Enlaces

La OMPI en Internet