World Intellectual Property Organization

Figuras de la innovación : Nokia - Adaptación de la P.I. a las necesidades comerciales

Febrero de 2006

Cada vez más alicientes.  Este teléfono tiene capacidad para 3.000 pistas estéreo, permite hacer fotos de calidad y tiene otras características propias de los teléfonos inteligentes. (Fotos: Nokia)
Cada vez más alicientes. Este teléfono tiene capacidad para 3.000 pistas estéreo, permite hacer fotos de calidad y tiene otras características propias de los teléfonos inteligentes. (Fotos: Nokia)

En 2005, Nokia presentó más de 850 solicitudes internacionales de patentes, convirtiéndose así en uno de los cinco principales usuarios del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT). En un estudio realizado en 2005 por el Boston Consulting Group, se sitúa entre las empresas mundiales más innovadoras. En 2005 añadió varios premios iF a su larga lista de galardones obtenidos por el diseño de sus productos. Nokia es uno de los mayores fabricantes mundiales de teléfonos celulares, y su habilidad para mantenerse a la vanguardia de la innovación y el diseño ha sido esencial para su éxito en este sector sumamente competitivo.

En su entrevista con la Revista de la OMPI, el Vicepresidente de Nokia, responsable del sector de propiedad intelectual, Sr. Ilkka Rahnasto, explica cómo la propiedad intelectual está integrada en las estrategias comerciales de la empresa y cómo Nokia utiliza los mecanismos del sistema de P.I. para proteger y reforzar sus ventajas basadas en la innovación.

¿Cuál ha sido para Nokia su invención más innovadora?

Nokia ha desempeñado una función importante, en el sentido que ha aportado elementos clave de la tecnología de descarga de datos para aparatos móviles y teléfonos celulares de fácil utilización. Actualmente estamos en una posición ventajosa, ya que ningún fabricante de teléfonos celulares puede fabricar teléfonos celulares sin utilizar varias de nuestras patentes.

Es difícil hablar de una invención en particular, ya que en el sector en el que trabaja Nokia, ninguna empresa puede basarse exclusivamente en sus propias innovaciones y ninguna innovación es suficiente. Nokia tuvo la buena idea de basarse en normas abiertas, en la combinación de buenas tecnologías procedentes de diversas fuentes y en ciertas características que la diferencian de la competencia y que han gustado al consumidor.

¿Puede darnos ejemplos de cómo la empresa utiliza las diferentes formas de protección de la P.I.?

Nokia utiliza patentes para proteger conceptos innovadores tales como la descarga de tonalidades y sonidos y las fundas de teléfono intercambiables desarrolladas en los años noventa; diseños registrados para la forma de los productos, tales como pantallas, baterías y teclados; y marcas, tales como Nokia, Connecting People (Nokia conecta a las personas) y la tonalidad de Nokia.

* La tonalidad de la firma Nokia está registrada como marca.

Nosotros propugnamos las normas abiertas y muchas de nuestras innovaciones contribuyen al desarrollo de toda la industria. Los activos de P.I., en particular, en las interfaces de los usuarios, son utilizados para proteger la diferenciación de nuestros productos y para proteger a nuestros usuarios. Por ejemplo, el registro de diseños se utiliza para impedir que se vendan baterías falsificadas, que pueden ser nefastas.

Las empresas son cada vez más reacias a invertir en algo nuevo sin comprender primero las condiciones en materia de P.I. Así pues, en la primera fase del ciclo de producción, es importante alentar a la industria a invertir en nuevas tecnologías ofreciendo condiciones de P.I. favorables. En los mercados bien establecidos, el problema son las empresas que quieren copiar productos y beneficiarse de una tecnología sin invertir en I+D. En esos mercados, la clave consiste en un reparto adecuado de los gastos de I+D a través de la concesión de licencias.

¿Puede decirnos algo más acerca de su utilización de licencias y de licencias cruzadas?

Tenemos un programa de licencias de patentes para empresas que fabrican teléfonos celulares o equipos de redes para normas celulares, tales como GSM, CDMA o WCDMA. Estamos también a punto de lanzar nuevos programas de licencias para que los demás se beneficien de varios de nuestros conceptos de fácil utilización, o de elementos de movilidad en otros productos distintos de los teléfonos celulares.

Para la mayoría de nuestros productos recurrimos a normas abiertas, lo que por lo general requiere el uso de derechos de P.I. Nokia contribuye con su propia P.I. al desarrollo de esas normas, y solicita licencias de P.I. de otros fabricantes. En la industria se habla mucho de economía de la red. Para Nokia esto significa que utilizamos varios suministradores de componentes e inventores para complementar nuestras propias actividades de desarrollo. 

¿Cómo describiría usted la estrategia de Nokia en materia de P.I.?

Nuestra estrategia en materia de P.I. está totalmente integrada en la estrategia comercial. A principio de los años noventa, la estrategia de P.I. de Nokia se centró en la adquisición de derechos de P.I., utilizándolos para proteger nuestras actividades en plena expansión. En los últimos años se ha prestado cada vez más atención a determinar el componente de P.I. en cada actividad de Nokia y en obtener el mayor rendimiento posible de nuestra tecnología y nuestra inversión en P.I.

Los activos de P.I. son gestionados por un departamento centralizado que informa al director de estrategias, y que mantiene vínculos muy estrechos con los departamentos comerciales de Nokia y los de tecnologías a fin de favorecer estrategias armonizadas.

¿Cómo ha evolucionado Nokia en la presentación de solicitudes de patente en los últimos años?

Con el tiempo, Nokia ha dado un giro radical en sus iniciativas de patentamiento. Podría decirse que Nokia empezó realmente a solicitar patentes en 1990, a raíz de varias experiencias difíciles en el mercado de los Estados Unidos. Después fuimos aumentando poco a poco el número de solicitudes de patente y actualmente presentamos aproximadamente entre 1.300 y 1.500 nuevas primeras solicitudes por año en ámbitos tecnológicos muy concretos.

Presentamos nuestra primera solicitud PCT en 1982, y aumentamos considerablemente el número de solicitudes presentadas durante el decenio de 1990, a raíz del auge en la esfera de las telecomunicaciones.

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene el PCT en opinión de Nokia?

Una de las principales ventajas del PCT es que aplaza los costos incurridos hasta que se sepa si la invención merece ser objeto de protección. Las telecomunicaciones son una esfera que se rige por normas. La normalización requiere algún tiempo y a menudo el año de prioridad es demasiado corto para ver si merece la pena solicitar una patente en relación con una norma, pero el período de 30 meses estipulado en el PCT ofrece una oportunidad más larga para identificar qué solicitudes son importantes y cuáles no, y en consecuencia ajustar la presentación de solicitudes en la fase nacional.

El PCT es un punto central para la modificación de solicitudes durante la fase internacional. Esto es a menudo necesario para conseguir reivindicaciones válidas en países donde las solicitudes son directamente concedidas sin ningún o con un examen somero en la fase nacional. Otra ventaja es que con arreglo al PCT deben elaborarse informes válidos de investigación y de examen antes de efectuar más gastos en la fase nacional de las solicitudes.

La desventaja son los costos añadidos y que la investigación/examen del PCT no garantiza el éxito en la fase nacional.

Aplicamos también el histórico Convenio de París y el Convenio sobre la Patente Europea debido a que el tiempo para obtener la patente es más corto, aspecto importante cuando se tiene prisa. Utilizamos también procedimientos alternativos para Estados que no son partes contratantes del PCT.

¿Cómo piensa Nokia que debería evolucionar el sistema de P.I.?

En lo que se refiere a la adquisición y tramitación de derechos, consideramos que sería fundamental mejorar las soluciones que vienen ofreciéndose hasta ahora a problema de costo, tiempo y calidad. En todo debate global centrado en los problemas del sistema de P.I. debería plantearse la necesidad de nuevas normas y enfoques sobre la utilización de los derechos de P.I. Se acusa una necesidad cada vez mayor de formular normas en materia de concesión de licencias. Por una parte, los titulares de derechos necesitan protección contra la copia o contra la utilización sin contrapartida. Por otro lado, la interoperabilidad y las normas abiertas requieren que el régimen de concesión de licencias sea justo, y que ninguna parte pueda exigir regalías más elevadas que lo que su contribución al desarrollo de la tecnología justifique. A largo plazo, el sistema de P.I. dependerá de que se tengan debidamente en cuenta esos aspectos.

La OMPI en Internet