World Intellectual Property Organization

Autores, compositores, artistas – Amadou y Mariam

Febrero de 2006

Fotos: Patricia Bailer
Fotos: Patricia Bailer

"Los más burbujeantes afro-pop blues jamás embotellados": así es como The Observer describía Dimanche à Bamako (Domingo en Bamako), el último álbum del dúo de Malí Amadou y Mariam. Lanzado en Francia en noviembre de 2004, este disco compacto fue "disco platino", no.2 en los índices de ventas -el puesto más elevado jamás alcanzado en la música europea por un disco africano- y ganó la prestigiosa Victoire de la Musique. Trascendiendo todos los géneros musicales, Dimanche à Bamako ha causado gran sensación en rock, pop, ritmo y blues y en los registros musicales mundiales y fue recientemente nominado para un premio Grammy en los Estados Unidos.

Unidos por la pasión por la música, esta pareja se conoció en 1976 en el Instituto de Malí para Jóvenes Ciegos. Mariam Doumbia, ciega de nacimiento, había empezado cantando música tradicional en bodas y festivales locales. Amadou Bagayokou, cantor/compositor que perdió la vista a los 15 años, tocaba la guitarra con músicos de Malí muy conocidos, Les Ambassadeurs. La pareja se casó y empezaron a actuar juntos en 1980. Si bien populares en África y entre los aficionados de la música del mundo desde hace bastante tiempo, no fue hasta 1988 con la salida del disco Je t'aime mon amour, ma chérie (Te quiero amor, cariño) que se vieron propulsados a la escena internacional.

El camino del éxito no fue fácil y la historia de Amadou y Mariam es testimonio de su determinación así como de su indiscutible talento artístico. Defensores vocales del derecho de autor como medio para que los artistas se ganen la vida dignamente, Amadou y Mariam lucharon durante años a medida que la creciente piratería hacía disminuir los ingresos de sus ventas musicales. Aunque ahora la fama les permite subvenir confortablemente a las necesidades familiares, la pareja continúa viviendo modestamente y manteniendo un ritmo de trabajo extraordinario.

La Revista de la OMPI entrevistó recientemente a Amadou entre varios conciertos en París. En los siguientes extractos, Amadou nos expone su experiencia personal de creatividad y de derecho de autor. En breve podrá verse en el sitio Web de la OMPI una película corta de esta entrevista.

Inspiración y creatividad

"La inspiración procede de diferentes fuentes. Procede de algo dentro de uno mismo, la historia personal, y , para mí, la historia de mi país, que ha marcado la historia de mi propia vida. De muchos otros artistas creativos -especialmente aquellos que escuchaba cuando era joven como Jimi Hendrix, John Lee Hooker, Ray Charles, Stevie Wonder- y que han influido también en mi trabajo. La música francesa me ha inspirado especialmente en mis canciones.

No se puede programar la creatividad, surge instintivamente, como una idea repentina. Pero nada se produce por arte de magia, cada uno de nosotros tiene su don particular.

Mariam y yo cantamos para estar juntos y afirmar nuestra identidad. La música es una pasión. Es nuestra vida. Cantamos sobre la libertad, el amor, la paz y la solidaridad entre los pueblos, y principalmente sobre la justicia."

En el camino del éxito

"Empezamos actuando hace mucho tiempo pero el éxito vino poquito a poco. Al principio tocábamos sólo con algunos amigos, después nos convertimos en un grupo del vecindario, después en una orquesta profesional, y más tarde iniciamos una carrera con Mariam en Côte d'Ivoire, y en África occidental y finalmente en Europa. Nos llevó mucho, mucho tiempo, pero nunca nos desanimamos. Fue necesario mucho valor para seguir adelante, no desistir, seguir trabajando.

Es difícil conseguir buenas condiciones de grabación en África y eso hace que los compositores tengamos que esforzarnos mucho para hacernos un hueco en el mercado musical. A todo esto viene a sumarse también el complejo problema de la distribución.

A la gente le gusta que nuestra música y nuestro mensaje sean universales y la simplicidad de la letra de las canciones. Nuestra música es Bambara*, inspirada de la música n'goni [laúd tradicional] y está influenciada por el rock y los blues. En esa mezcla está la esencia de nuestro éxito. Nos reunimos con personas diferentes, tocamos y cantamos con colombianos y sirios que añadieron distintas cosas a nuestra música y nos ayudaron a hacerla original."

Sobre el derecho de autor

"Es lógico que la creatividad pueda ampararse en el derecho de autor para defender los derechos de los creadores. El derecho de autor es vital para nosotros. No podemos sobrevivir sólo con lo que recibimos por los conciertos. Necesitamos también que nuestros derechos sean protegidos. Cuando componemos nuestras obras esperamos a su vez beneficiarnos del fruto de ese trabajo. Los derechos son los que permiten a los creadores ganarse la vida y continuar produciendo. El derecho de autor es el sustento de la industria cultural.

A mi manera participo también en la gestión del derecho de autor. Establecí la Sociedad Nacional de Artistas de Malí y soy presidente del Sindicato de Músicos Profesionales, ambos de los cuales colaboran con la Oficina de Derecho de Autor de Malí."

Sobre la piratería

"Las personas que escuchan música sin pagar o comprar discos compactos son un obstáculo para la producción y la creatividad. La industria musical trabaja con artistas, creadores que tienen familias que mantener como todo ser humano, que quieren vivir de su trabajo. Evidentemente cuando esto no es posible, empiezan los problemas.

En África, en nuestro país, Malí, donde hay muchos creadores y muchos tipos de música, creo que las autoridades han comprendido que la música es algo que puede ser protegido, que hay mucho que ganar con ello y que muchas personas podrían vivir de ello. Creo que tomarán medidas para reprimir la piratería. Las autoridades, los artistas, todas las personas implicadas necesitan unirse para encontrar una solución.

A los jóvenes que copian y descargan música ilícitamente, les decimos que están matando la música, matando a los creadores, matando una parte de la economía del país. Les decimos: "Si admiráis realmente a un artista y queréis que continúe creando la música que os gusta ¿por qué no compráis sus discos para que pueda ganarse la vida y producir más música?". Queremos que comprendan que los artistas viven de su trabajo al igual que ellos, es un sistema simbiótico de supervivencia."

Ser embajadores de la cultura

"Lo que a mí y a Mariam más nos gustaría, aparte de tener mucho éxito, es que la música de Malí se convirtiese en una música universal -no sólo música folclórica, sino música que todas las personas y en todas partes puedan apreciar, escuchar y bailar.

A través de nuestra condición de músicos creadores, defendemos una cultura: Somos embajadores de la cultura de Malí y de África."

 

 

_____________________
* Bambara es el nombre que se da al pueblo y al idioma del valle superior del río Níger. La música Bambara se parece mucho a los blues americanos.

La OMPI en Internet