World Intellectual Property Organization

Estudio de caso - Nestlé: Racionalizar la P.I. para mantener el liderazgo

Noviembre de 2005

Las seis marcas estratégicas de Nestlé más conocidas en todo el mundo (Cedida por Nestlé)
Las seis marcas estratégicas de Nestlé más conocidas en todo el mundo (Cedida por Nestlé)

Nestlé – empresa famosa por su marca y líder mundial en el sector alimentario, con ventas que ascendieron a 70.000 millones de dólares EE.UU. en 2004 – viene realizando desde hace 3 años una revisión fundamental de su estructura de gestión de la P.I. La Consejera Jurídica General de Nestlé en materia de P.I., Sra. Paula Nelson, en una entrevista realizada el 22 de septiembre en la Academia Mundial de la OMPI en Ginebra, puso de relieve los principales cambios efectuados por su equipo, así como algunas de las líneas directrices de la experiencia de Nestlé.

Nestlé es una empresa ampliamente especializada en el sentido de que el 96% de sus actividades se relacionan con los productos alimenticios y las bebidas. El objetivo declarado de la empresa es ser el número uno en todas sus líneas de productos, que abarcan el café soluble, la nutrición infantil, la confitería, los productos lácteos, la leche chocolatada, el agua embotellada, los alimentos para animales domésticos, los helados, para nombrar tan sólo algunos productos. Las cifras correspondientes a las ventas de Nestlé sobrepasan a las de las empresas rivales en todas estas líneas, salvo en el sector de los helados, donde comparte el primer lugar con Unilever. Pero la competencia es fuerte y el cuadro directivo de Nestlé ha comprendido desde hace tiempo cuán importante es promover y defender con ahínco sus activos de P.I. para mantener el liderazgo.

Racionalizar la estructura

Nestlé realiza actividades de investigación y desarrollo en el mundo entero, pero la empresa matriz está en posesión de todos los activos de P.I., para los que otorga licencias a sus empresas subsidiarias. Antes de que se reestructurara el Departamento de P.I., 55 abogados repartidos en todo el mundo se ocupaban de las cuestiones relacionadas con las marcas. Todos estos abogados formularon recomendaciones por separado a los abogados de P.I. que trabajan en la sede sobre la forma en que se debía proceder a nivel nacional o regional, “generando más calor que luz”, dijo la Sra. Nelson. La empresa cuenta ahora con 16 asesores de P.I. que rinden informes a la sede desde 16 regiones del mundo y que forman parte de un equipo único.

El Departamento de P.I. también revisó su declaración de objetivos que se centra en la principal finalidad de las actividades de la empresa relacionadas con la P.I., a saber: “Generar ventajas competitivas mediante el desarrollo de los derechos de P.I.”. De ahí surgen todas las decisiones en cuanto a qué productos es preciso proteger, cómo y cuándo.

Resolver el problema de la proliferación de las marcas

Después de unificar el Departamento de P.I. en la sede, el equipo se dispuso a abordar un segundo problema importante. Las marcas de Nestlé más conocidas en todo el mundo son Nescafe, Nestlé, Nestea, Maggi, Purina y Buitoni. Sin embargo, seguían creándose nombres comerciales cada año para los mercados locales, aumentando su número en forma exponencial. Algunos se utilizaban constantemente, otros no y otros simplemente se confundían con otras marcas de la gama Nestlé. Todo esto ya era contraproducente. Las marcas locales debilitaban a las principales marcas estratégicas, compitiendo en realidad con ellas, al tiempo que exigían el mantenimiento de una enorme cantidad de trabajo y gastos importantes.

Tras realizar un examen estratégico para identificar las marcas generadoras de ingresos, el equipo de la Sra. Nelson redujo drásticamente el número de marcas locales a 6.000 y el número de marcas estratégicas a 340. “Si usted piensa que siguen siendo muchas, tendría que haber visto lo que teníamos antes”, dijo la Sra. Nelson. Actualmente se conceden licencias sobre algunas de las 6.000 marcas locales restantes a empresas terceras que no son filiales de Nestlé, para que éstas las utilicen en productos sin ninguna conexión con los de Nestlé, tales como ropa o juguetes. Esto permite a Nestlé aumentar las ganancias sobre sus activos de P.I. al tiempo que realiza una mayor difusión de los nombres comerciales.

Activos de P.I. de Nestlé

Marcas:

  • 340 marcas estratégicas protegidas por 75.000 registros de marcas en diferentes países del mundo, de conformidad con los intereses comerciales de Nestlé.
  • 6.000 marcas locales protegidas por 28.000 registros de marcas.

Patentes:

  • 9.018 patentes concedidas en distintos países de los cinco continentes
  • 6.127 patentes pendientes

 

La lucha contra la infracción

La observancia fue el tercer ámbito de importancia en el que Nestlé realizó su examen de gestión de la P.I. La falsificación está en aumento, particularmente en la industria alimentaria. Las estadísticas realizadas en la Unión Europea en 2004 muestran que el valor de las mercancías falsificadas objeto de embargo aumentó un 12% con respecto a la cifra alcanzada en 2003 y un 1.000% con respecto a la cifra registrada en 1998. En el sector alimentario, las incautaciones de alimentos, bebidas y alcohol falsificados se incrementaron un 200% con respecto a las incautaciones efectuadas en 2003.

Luchar contra la falsificación ha sido siempre una de las grandes prioridades de Nestlé, tanto más cuanto que los productos alimenticios y bebidas adulterados, al no estar conformes con las normas sanitarias y de seguridad, pueden representar una amenaza para el bienestar de los consumidores. Cada empresa subsidiaria de Nestlé tiene el deber de detectar los productos falsificados y de informar sobre todos los casos de falsificación a la sede, donde se deciden las medidas apropiadas. Entre los casos señalados están: los productos de imitación vendidos con marcas de Nestlé falsificadas; el uso no autorizado de patentes; el uso abusivo de nombres de dominio de Internet y el uso despreciativo de marcas.

“Nestlé ya no es más demasiado educado para entablar un juicio”

No se pasa por alto ningún caso. Con la cooperación de las autoridades locales, se embargan las mercancías y se mandan muestras a la sede para que sean analizadas y sirvan de referencia futura. En vista de que los falsificadores imitan los embalajes en forma cada vez más perfeccionada, a veces es necesario recurrir al análisis químico para confirmar que el producto no es auténtico. El análisis de los productos suele revelar una procedencia común con productos embargados en otros lugares, creando así una cadena de pruebas. Si bien la mayoría de los casos no terminan en un litigio, Nestlé entabla cada año juicios por varias centenas de casos importantes de infracción. El mensaje es claro. Como lo dijo la Sra. Nelson, “Nestlé ya no es más demasiado educado para entablar un juicio. Ya no toleraremos las infracciones”.

Nestlé ha decidido destinar más recursos a la formación de sus empleados para que puedan detectar productos falsificados, así como a la labor que realiza con los gobiernos organizando programas de formación para policías y agentes de aduanas. Cada caso de infracción debe estudiarse individualmente, teniendo en cuenta el sistema jurídico del país en cuestión. La Sra. Nelson ha señalado que la falta de armonización entre las legislaciones de P.I. de los distintos países complica considerablemente para las empresas multinacionales la tarea de velar por una defensa eficaz de sus derechos.

Lecciones aprendidas

La racionalización del Departamento de P.I. permitió aclarar los problemas relacionados con la proliferación de las marcas e hizo posible formular una estratégica para decidir cuáles valía la pena conservar. A su vez, el Departamento de P.I. de Nestlé pudo trabajar más eficazmente en su lucha contra la falsificación.

La Sra. Nelson y sus colegas de Nestlé consideran que se puede lograr mucho más trabajando con las organizaciones internacionales, tales como la OMPI y la Organización Mundial del Comercio (OMC), los grupos industriales y los organismos que velan por el cumplimiento de la ley en todos los países del mundo. Se trata de un sector que el Departamento de P.I. pretende seguir desarrollando.
 

La OMPI en Internet