World Intellectual Property Organization

La P.I. y el desarrollo - África Occidental: TheSOFTtribe señala el camino en el ámbito tecnológico

Marzo de 2005

El pensamiento creador y la capacidad de encontrar soluciones permiten al equipo de theSOFTtribe vencer las dificultades. (Fotografía cedida por BusyInternet)
El pensamiento creador y la capacidad de encontrar soluciones permiten al equipo de theSOFTtribe vencer las dificultades. (Fotografía cedida por BusyInternet)

“Sólo la tecnología puede ayudar a que África llegue a ser rica. Por lo que respecta a la producción, no tenemos la infraestructura necesaria ni podemos competir... Pero si usted me hace sentar delante de una computadora y me pide que cree un programa informático para un cliente chino, puedo competir en pie de igualdad con cualquier otra persona que trate de hacer lo mismo en los Estados Unidos de América.”, Hermann Chinery-Hesse1.

Estas son las palabras de un programador informático independiente que, a lo largo de los quince últimos años, ha señalado el camino a la tecnología de la información en Ghana. Basándose en su experiencia, el Sr. Chinery-Hesse ha llegado a ser un ferviente defensor de la propiedad intelectual como un medio para que los creadores de los países en desarrollo puedan sacar provecho de su creatividad y de su ingenio. Al igual que los miles de delegados que se reunieron en Accra en febrero con ocasión de la Conferencia Regional Africana de 2005 de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (WSIS), la Revista de la OMPI trató de conocer mejor la historia del Sr. Chinery-Hesse.

La historia de theSOFTtribe

Hermann Chinery-Hesse no es una persona que retrocede frente a un desafío. Hace quince años renunció a su vida confortable como programador informático en Londres, para probar a sus escépticos amigos la veracidad de lo que siempre había afirmado, es decir, que su país, Ghana, ofrecía enormes oportunidades a los empresarios con ideas comerciales innovadoras.

Únicamente con algunos ahorros como capital inicial, sin infraestructura y sin otro equipo que su vieja computadora, el joven Hermann sabía muy bien que sólo podía contar con sus recursos personales: su determinación y su talento creador para elaborar programas informáticos. “Sabía que no era un genio”, dice el Sr. Chinery-Hesse, “pero había visto en los Estados Unidos de América que era posible transformar una buena idea en un buen negocio”. Así nació S.O.F.T. Company Ltd., en una época en que la industria de la programación informática no existía en Ghana.

Con la ayuda de un único programa informático, que había elaborado cuando trabajaba como independiente en el Reino Unido, el Sr. Chinery-Hesse obtuvo su primer contrato con una agencia de viajes ghanesa, cuando aún estaba camino hacia Accra. El pago que recibió le permitió, a él y a su socio fundador, Kojo Gyakye, comprar una segunda computadora. A la hora de firmar su primer contrato para crear una aplicación para la red, la empresa no poseía red alguna para hacer funcionar ese programa. Pero dieron un salto adelante cuando la empresa multinacional suiza Nestlé encargó a S.O.F.T. la creación de un programa informático de gestión de la producción para sus actividades en Ghana. El Sr. Chinery-Hesse sonríe todavía cuando recuerda la estupefacción en el rostro de los ejecutivos de Nestlé cuando se decidió a llevarlos a visitar los locales de la empresa S.O.F.T.: dos escritorios en su dormitorio en la casa de sus padres. “Sin embargo, yo sabía que no corría riesgo alguno”, recuerda, “el proyecto estaba casi terminado y habíamos ganado su confianza en nuestra capacidad de llevar a cabo el proyecto”.

Actualmente, la empresa tiene un nuevo nombre, theSOFTtribe, y es la número uno del mercado de Ghana. Entre sus sistemas propone la gestión de la planilla de sueldos y salarios del personal, la facturación de los cybercafés, las reservas en las compañías aéreas, y el establecimiento de billetes electrónicos, la gestión de los fondos destinados a la microfinanciación y la gestión de las plantaciones, así como programas informáticos a medida, como los elaborados para la industria maderera de Ghana. TheSOFTtribe emplea a más de 70 personas, y tiene la mayor lista de autores de códigos de Ghana que no se dedican únicamente a la demanda interna de una única organización. Está al servicio de más de 250 clientes, de los cuales los más importantes son multinacionales como Pepsi, Unilever y el gigante del petróleo Total S.A. Exporta sus productos a nueve países de la región. Y todo esto lo ha realizado sin pedir un solo préstamo. Un grupo internacional de inversiones tiene actualmente una participación en la compañía, por lo que el Sr. Chinery-Hesse expresa con orgullo “todo lo que hemos sido capaces de realizar [incluido el hecho de atraer] inversores internacionales, está basado en la creación y la venta de nuestra propia propiedad intelectual”.

Soluciones adaptadas al trópico

Como toda empresa que comienza, theSOFTtribe tenía que convencer a cada nuevo cliente de que era una mejor solución que los conocidos competidores internacionales. Su estrategia era ofrecer sistemas especialmente concebidos para su utilización en el entorno de explotación africano, y respaldar esos sistemas con un servicio de apoyo garantizado por profesionales, y de mejor calidad que el que podrían prestar los competidores.

El éxito de theSOFTtribe se explica por el principio innovador que sustenta sus actividades, o sea, adaptar los programas informáticos al trópico. Este principio nació de la convicción del Sr. Chinery-Hesse de que África puede “saltar por encima de años con equipos obsoletos en telecomunicaciones e informática, a condición de que pueda utilizar sistemas concebidos para funcionar en el entorno africano”. Y explica cómo los sistemas de theSOFTtribe pueden hacer frente a las difíciles condiciones de los países en desarrollo.

  • Sistemas adaptados a la población. “La formación y la documentación no pueden basarse en conocimientos anteriores ni en competencias informáticas. Así pues, el primer desafío es elaborar un programa informático fácil de utilizar, pero también es necesario que mano de obra no calificada pueda encargarse del mantenimiento del sistema. Un sistema adaptado al trópico debe poder funcionar sin la ayuda de un administrador de bases de datos calificado”.
  • Sistemas adaptados a la comunicación. “En África, hay aproximadamente dos líneas telefónicas principales por cada 100 personas. En general, por lo que respecta a Internet, los países africanos disponen de una anchura de banda total inferior a la de la mayoría de los edificios administrativos de los Estados Unidos de América. Así pues, el sistema de programas informáticos debe concebirse de manera a poder continuar funcionando cuando las líneas telefónicas están cortadas. Habida cuenta de la escasa anchura de banda disponible, los sistemas tienen que evitar excederse en la cantidad de informaciones trasmitidas”.
  • Sistemas adaptados a los cortes de corriente. “En Ghana, es frecuente que haya hasta tres apagones por semana, que duran aproximadamente dos horas. En esa situación, un sistema que pueda restablecer su funcionamiento inmediatamente después de un corte de corriente permitirá ahorrar más de trece días de inactividad extra por año.”
  • Sistemas adaptados a la situación financiera : “Nuestros sistemas deben costar poco y ser eficaces. Y deben ser a la vez modulares, en el sentido de que no tienen que ser instalados necesariamente de una vez, sino más bien a medida de que se dispone del capital a mediano o largo plazo.”

Esta estrategia ha demostrado ser eficaz. La empresa theSOFTtribe ha podido apropiarse del 60 al 70 por ciento de la participación en el mercado compitiendo con algunas de las empresas más conocidas del mundo. Para clientes como la British High Commission de Accra, que utiliza el sistema de gestión de la planilla de sueldos Akatua para el pago de los sueldos del personal contratado localmente, las razones por las que habían optado por el producto de theSOFTtribe eran claras: “responde a nuestras necesidades, y se dispone de un servicio técnico de apoyo a nivel local”, dijo el administrador del sistema.

“Todo lo que hemos sido capaces de realizar (...) está basado en la creación y la venta de nuestra propia propiedad intelectual.”

Proteger la propiedad intelectual

El objetivo principal de theSOFTtribe es encontrar la forma de proteger los activos de propiedad intelectual de la empresas, así como aumentar esos activos. El equipo de theSOFTtribe señala que las estructuras de protección de la propiedad intelectual subdesarrolladas de Ghana, han aumentado los costos de las transacciones de las empresas. “En un país pobre como éste, la protección de la propiedad intelectual aún se reduce al mínimo, y la copia ilícita de programas informáticos es la norma”, explicó el Sr. Chinery-Hesse. “Intentar una acción judicial contra los autores de infracciones no vale la pena. Hemos tratado más bien de proteger nuestros productos por medios tecnológicos, por ejemplo creando programas informáticos a medida, difíciles de copiar y que no pueden ser instalados sin la ayuda de theSOFTtribe. Sin embargo, cuanto más nos desarrollemos, más tendremos necesidad de estructuras jurídicas de propiedad intelectual eficaces”.

Con objeto de contar con un nombre de marca distintivo, la empresa cambió su nombre el año pasado. El antiguo nombre S.O.F.T. se prestaba a confusión con otras empresas, productos e imitadores, registrados –deliberadamente o no– con nombre parecidos. Si bien se ha conservado el elemento “soft”, se le ha añadido una connotación más africana, creándose el logotipo de theSOFTtribe, que es actualmente bien conocido en las oficinas y los hoteles de Ghana.

[Introducir el logotipo de theSOFTtribe]

“Éste es el futuro”

*
Los cybercafés de BusyInternet está atestados día y noche de clientes. La empresa theSOFTtribe ha creado un programa informático Limpopo para administrar las cuentas de Busy. (Foto: BusyInternet)

El Sr. Chinery-Hesse es categórico: “La experiencia de la industria en los países occidentales y en las economías emergentes pone en evidencia que la única forma de avanzar que tiene Ghana es hacer que nuestra propiedad intelectual esté a nuestro servicio. [La tecnología de la información y de la comunicación] hace que esto sea posible.”

Y Ghana parece decidido a hacer que esto sea realidad. El presidente John Agyekum Kufuor puso en marcha recientemente una Política de Desarrollo Acelerado de Ghana mediante las Técnicas de la Información y la Comunicación. En su discurso de apertura en la Conferencia WSIS citó como ejemplo el Centro de Excelencia Kofi Annan para la Tecnología de las Comunicaciones y la Información que, sobre la base de una asociación entre Ghana y la India, ha llegado a ser un “formador de formadores” en el ámbito de la tecnología de la información para la subregión de África occidental. (El Sr. Chinery-Hesse forma parte de la Junta de Directiva del Centro.)

Mientras tanto, BusyInternet, que ocupa el segundo lugar en la historia de la tecnología de la información en Ghana, sigue prosperando. Considerado actualmente como el mayor centro privado de tecnología de la información y la comunicación en África, “cuya misión específica consiste en proporcionar tanto servicios comerciales como desarrollo social”, esta empresa conjunta fue establecida en 2001 por inversores ghaneses y estadounidenses para servir como semillero de pequeñas empresas y de pioneros en el ámbito tecnológico, combinada con una infraestructura de cafés Internet abiertos las 24 horas del día, que son muy populares. En el marco de una asociación mutuamente provechosa, BusyInternet utiliza los programas informáticos de theSOFTtribe. Aproximadamente 1.800 personas acceden cada día a las instalaciones puestas a disposición por BusyInternet.

Los ghaneses son cada vez más conocidos por su habilidad técnica en informática, y Ghana es considerado a veces como el futuro Silicon Valley de África. El Sr. Chinery-Hesse pone en guardia contra la actitud de gritar prematuramente victoria con bombos y platillos. “Es verdad que los cafés Internet crecen como hongos. Pero utilizar Internet para enviar mensajes electrónicos a los miembros de la familia [en el extranjero] no es lo que yo llamaría hacer uso de la tecnología. Para mí, Internet sirve cuando un profesor conocido en Accra da una conferencia que pueden leer miles de personas. O cuando un fabricante de tambores en medio de los matorrales africanos puede vender sus tambores en línea”.

Gracias a los dos, theSOFTtribe y BusyIntenet, Ghana ha pasado directamente a ocupar un lugar en el escenario africano de la tecnología de la información. Sin embargo, serán necesarias otras empresas conjuntas antes de que se comprueben realmente los efectos, en términos de riqueza y de creación de empleo, en el desarrollo económico de Ghana. Según el Sr. Chinery-Hesse, hay algunos factores que dificultan el crecimiento potencial de las empresas que aspiran a trabajar en el ámbito de la tecnología de la información y la comunicación en Ghana. Se refiere, en particular, al sistema de enseñanza demasiado teórico, orientado hacia una aprendizaje basado en los hechos más bien que en la investigación (la primera tarea que se ha asignado theSOFTtribe con los nuevos reclutas, cualesquiera que sean sus capacidades, es enseñarles a pensar de manera creativa), a un cierta renuencia a conceder contratos en el sector público a empresas locales, por temor a la reacción de las empresas de los países donantes, y a la falta de una política de créditos o de reducción de impuestos que permitiría a las empresas ser competitivas en los mercados de exportación.

Ghana es uno de los cinco países en los que la OMPI lleva a cabo actualmente una evaluación de la propiedad intelectual, con objeto de estudiar su utilización en el país y sopesar sus ventajas para la economía nacional. Los datos recabados se utilizarán para elaborar una estrategia nacional de propiedad intelectual, que el gobierno podrá integrar en su plan de desarrollo. La OMPI proporciona asimismo un apoyo concreto para la informatización de la Oficina Nacional de Propiedad Intelectual. Además de una mayor eficacia, esta informatización facilitará la utilización de las técnicas de información con objeto de divulgar la información técnica. El año pasado, el Sr. Chinery-Hesse fue nombrado miembro del Junta Nacional de la Propiedad Intelectual. En esa función se esfuerza por poner de relieve las medidas necesarias para movilizar el potencial económico de las empresas basadas en la propiedad intelectual de Ghana. La redacción de la Revista de la OMPI se regocija ante la posibilidad de ser testigo de esos avances.
 

__________________

1 Informe de 3 de junio de 2003 de BBC News Online.

Enlaces

La OMPI en Internet