Modelos de utilidad

En algunos países, cabe la posibilidad de proteger las invenciones mediante los modelos de utilidad, también conocidos como "pequeñas patentes" o "innovaciones de utilidad". Las condiciones de registro de los modelos de utilidad son habitualmente menos estrictas (puesto que no se exige ninguna actividad inventiva o solamente una actividad inventiva de menor importancia), el procedimiento de registro es más rápido (ya que habitualmente no se examinan antes del registro la novedad y la actividad inventiva) y las tasas de adquisición y de mantenimiento son generalmente inferiores a las aplicables a las patentes. Las solicitudes han de presentarse normalmente en la correspondiente oficina nacional de propiedad intelectual.