World Intellectual Property Organization

Examen de los activos de propiedad intelectual de su PYME

Una manera de que su PYME se halle en disposición de aprovechar satisfactoriamente los posibles beneficios de sus activos de propiedad intelectual y extraer su pleno valor consiste en llevar a cabo un examen de los activos de propiedad intelectual de la empresa. La mejor manera de llevar a cabo el examen sería contar con la ayuda de profesionales en este ámbito, aunque a menudo es posible realizar un examen preliminar de la propiedad intelectual en el seno mismo de la empresa. Esta labor trae consigo la identificación, supervisión y evaluación de los activos de propiedad intelectual de su PYME, con el fin de asegurarse de que se les saca el mayor partido posible. De esta manera, su PYME estará en condiciones de tomar decisiones bien fundadas en los siguientes casos:

  • Adquisición de activos de propiedad intelectual: conociendo la propiedad intelectual de su empresa, así como su valor, usted podrá decidir qué tipo de derechos de propiedad intelectual ha de adquirir y mantener, así como cuál es la mejor manera de gestionar los activos de propiedad intelectual de su PYME (véase "¿Cómo puede su PYME adquirir y mantener derechos de propiedad intelectual?" y "Cómo administrar los activos de propiedad intelectual")
  • Fusiones y adquisiciones: un buen conocimiento de los activos de propiedad intelectual de su PYME puede dar lugar a un aumento importante en el valor de la empresa. Esto se debe a que los inversores valorarán la empresa teniendo en cuenta sus expectativas de beneficios, que se basarán en gran medida en la explotación de los derechos de propiedad intelectual.
  • Concesión de licencias: su PYME puede aumentar su flujo de efectivo (ingresos) mediante la cesión de sus derechos de propiedad intelectual a un tercero bajo licencia (véase "La concesión de licencias sobre derechos de propiedad intelectual: un componente vital de la estrategia comercial de su PYME"). El examen de la propiedad intelectual ayudará a su PYME a determinar el valor de sus activos de propiedad intelectual, a fin de obtener las máximas ventajas de los acuerdos de licencia. Los ingresos derivados de esta actividad pueden dar lugar a un aumento del valor comercial de su PYME.
  • Garantía secundaria: una cartera de valores de propiedad intelectual bien organizada se puede, en ciertas circunstancias, también puede utilizarse como garantía secundaria. En tal caso, el prestamista utilizará los activos de propiedad intelectual de su PYME para determinar la solvencia de la empresa (véase "¿Puede utilizar su PYME activos de propiedad intelectual para su financiación?").
  • Observancia de los derechos: conociendo el valor de sus activos de propiedad intelectual, su PYME podrá tomar decisiones sobre si merece la pena ejercer acciones judiciales contra las infracciones, así como sobre la manera en que pueden ejercerse en cada caso.
  • Reducción de costos: un registro de propiedad intelectual bien administrado contribuirá a determinar cuáles son los activos de propiedad intelectual que han pasado a ser obsoletos (permitiendo de esta manera reducir los costos de mantenimiento de dichos activos), evitar que se produzcan infracciones de los derechos de propiedad intelectual de otras personas, etc. Esto dará lugar indudablemente a una reducción de los costos.

Gracias al establecimiento de una cultura empresarial en la que se determinen, se cultiven y se utilicen estratégicamente los activos de propiedad intelectual, la empresa podrá aumentar sus ingresos, adquirir cierta ventaja sobre sus competidores y posicionarse ventajosamente en el mercado; estas estrategias pueden dar lugar a un aumento del valor comercial de su PYME.

La OMPI en Internet