World Intellectual Property Organization

El agotamiento de los derechos a escala internacional

Al elaborar su estrategia de exportación, usted deberá comprobar, preferiblemente consultando a un profesional competente, si un comprador puede revender en otro mercado productos protegidos por propiedad intelectual y comprados a su PYME, o con el consentimiento de su PYME, sin tener que solicitar su consentimiento. Esta cuestión surgirá únicamente en caso de que usted ya haya protegido o vaya a proteger sus derechos de propiedad intelectual en el mercado nacional y en el de exportación. Igualmente, si su PYME ha comprado productos protegidos por patentes, marcas, dibujos o modelos industriales o derechos de autor, usted deberá averiguar si necesita el acuerdo formal del titular de los derechos de propiedad intelectual para vender esos productos en el extranjero, es decir, en otros mercados (con el fin de determinar si se considera que los derechos de propiedad intelectual están "agotados"). Es posible que se sorprenda de lo complejas que son las respuestas a estas cuestiones, que no solamente pueden resultar distintas de un país a otro, sino que también dependen de la clase de derechos de propiedad intelectual de que se trate.

Antes de examinar estas cuestiones, debemos definir qué se entiende por el "agotamiento" de los derechos de propiedad intelectual. El "agotamiento" se refiere a una de las limitaciones de los derechos de propiedad intelectual. Una vez que un producto protegido por un derecho de propiedad intelectual ha sido comercializado por su PYME o por otros con su consentimiento, su PYME ya no tiene derecho a ejercer los derechos de propiedad intelectual de la explotación comercial sobre este producto dado, puesto que se han "agotado". A veces esta limitación se denomina igualmente la "doctrina de la primera venta", puesto que los derechos de explotación comercial sobre un producto dado finalizan con la primera venta del producto. Salvo que la legislación disponga específicamente lo contrario, su PYME no podrá controlar u oponerse a los actos posteriores de reventa, alquiler, préstamo u otras formas de uso comercial por terceros. Existe un consenso bastante amplio en el sentido de que esto se aplica al menos dentro del marco del mercado nacional.

El consenso no es tan amplio a la hora de determinar en qué medida la venta de un producto protegido por la propiedad intelectual en el extranjero agota los derechos de propiedad intelectual sobre ese producto en el marco de la legislación nacional. La cuestión pasa a ser pertinente en los casos de la denominada "importación paralela". Por importación paralela se hace referencia a la importación de productos fuera de los canales de distribución negociados contractualmente por el fabricante. Como el fabricante/titular de derechos de propiedad intelectual no posee una conexión contractual con la parte que efectúa la importación paralela, a veces se describe a los productos importados como "productos del mercado gris", lo cual de hecho puede inducir a engaño, puesto que los productos como tales son originales, mientras que los canales de distribución no están controlados por el fabricante/titular de los derechos de propiedad intelectual. Basándose en el derecho de importación que un derecho de propiedad intelectual confiere a su titular, cabe la posibilidad de que este último se oponga a dicha importación con el fin de mantener mercados independientes. No obstante, si la comercialización del producto en el extranjero por parte del titular del derecho de propiedad intelectual, o con su consentimiento, da lugar al agotamiento del derecho de propiedad intelectual en el ámbito nacional, también se produce el agotamiento del derecho de importación y, por consiguiente, no puede recurrirse a dicho derecho para impedir la importación paralela.

Los principios mencionados tienen distintas repercusiones en función del concepto de agotamiento, nacional, regional o internacional, que aplique el país de importación, por razones de legislación o de política. El concepto de agotamiento nacional no permite al titular del derecho de propiedad intelectual controlar la explotación comercial de productos puestos en el mercado nacional por dicho titular o con su consentimiento. No obstante, el titular de los derechos de propiedad intelectual (o su licenciatario autorizado) todavía podría oponerse a la importación de productos originales comercializados en el extranjero, sobre la base del derecho de importación. En el caso del agotamiento regional, tras la primera venta del producto protegido por propiedad intelectual que corresponde al titular de los derechos, o con su consentimiento, se produce el agotamiento de los derechos de propiedad intelectual sobre dichos productos, no sólo a escala nacional, sino en toda la región, y no ha lugar a la oposición a las importaciones paralelas dentro de la región sobre la base de los derechos de propiedad intelectual. Cuando un país aplica el concepto de agotamiento internacional, los derechos de propiedad intelectual se agotan una vez que el producto ha sido vendido por el titular de los derechos o con su consentimiento en cualquier parte del mundo.

Las oficinas nacionales de propiedad intelectual o los agentes/abogados que se ocupan de dicho ámbito estarán en condiciones de informarle sobre las disposiciones o la jurisprudencia que se aplican en el país correspondiente para cada tipo de derecho de propiedad intelectual.

Para más información sobre decisiones recientes y distintos enfoques en los países que se rigen por el derecho civil y por el derecho anglosajón, así como sobre el contexto internacional, véase el documento ATRIP/GVA/99/6 "Parallel Imports and International Trade" [PDF] (presentado en la Reunión Anual de la Asociación Internacional para el Progreso de la Enseñanza y la Investigación de la Propiedad Intelectual (ATRIP) en la sede de la OMPI, en Ginebra (7 a 9 de julio de 1999)).

La OMPI en Internet