World Intellectual Property Organization

Contratos importantes y propiedad intelectual

Al desarrollar y proteger la propiedad intelectual de su empresa de comercio-e, deberá prestar atención a los contratos; los contratos y la propiedad intelectual van de la mano. Ningún contrato firmado por su empresa carece de importancia y todos los detalles deberán revisarse para asegurarse de que potencian y no dañan sus activos de propiedad intelectual. De hecho, es mediante contratos que los derechos de propiedad intelectual pueden venderse, ser objeto de licencias o hasta cederse. Un contrato mal hecho puede ocasionar un litigio y un gasto innecesario.

Los mayores riesgos son los contratos celebrados con los empleados y los contratistas, los acuerdos de desarrollo, los de diseño de sitios Web, de licencia sobre sus productos o su propiedad intelectual a otra empresa, los acuerdos para tomar una licencia sobre un producto o propiedad intelectual de otra empresa, acuerdos de distribución, acuerdos de licencia sobre nombres de dominio y marcas, licencias de patente, licencias cruzadas y creación de consorcios. Esta lista no es exhaustiva.

Si usted se vale de empleados, contratistas, consultores u otras empresas para desarrollar su propiedad intelectual (por ejemplo, un contratista que elabora programas informáticos), es indispensable celebrar un contrato con esa persona o entidad antes de comenzar el trabajo. Aun las primeras etapas de trabajo pueden dar origen a importantes derechos, y el contratista puede ser el autor o titular de su trabajo o tal vez el cotitular. Los contratos deben especificar quién es el titular de la propiedad intelectual que se crea y cómo se la tratará en el futuro.

El valor económico más importante de la propiedad intelectual deriva de su uso en la concesión de licencias. Podrá tratarse de licencias sobre un producto (por ejemplo, dar una licencia sobre un producto que contiene propiedad intelectual, como un programa informático, o material educativo) o de licencias puras de propiedad intelectual (por ejemplo, una licencia por la que otra empresa adquiere el derecho de explotar una patente).

Como indicamos anteriormente, en los puntos 3 y 6 de la lista de actividades, es importante celebrar contratos que establezcan claramente qué derechos mantiene y qué derechos ha cedido a otros para el uso de la propiedad intelectual.

En la mayoría de los países, no es necesario que los contratos sean largos ni demasiado formales, pero deben ser claros y contener el lenguaje adecuado sobre derechos de propiedad intelectual. Como se indicó anteriormente, en esta esfera es importante que obtenga asesoramiento jurídico de expertos. A menudo es útil que su asesor jurídico le dé unos formularios que podrá utilizar como punto de partida para varias situaciones relativas a la propiedad intelectual. Así podrá trabajar con eficiencia, aunque siempre es prudente consultar a su asesor jurídico antes de celebrar un acuerdo de propiedad intelectual que lo vincule jurídicamente, sin importar cuán simple parezca.

Es conveniente que una empresa de comercio-e guarde copias de todos los contratos relativos a la propiedad intelectual. La disciplina de guardar archivos es importante para que usted pueda verificar cuestiones que vayan adquiriendo importancia con el tiempo. A título de ejemplo, los contratos relativos a propiedad intelectual serán muy importantes si su empresa de comercio-e participa en una transacción de adquisición, fusión, venta de activos o inversión. Preste atención a las disposiciones de los contratos que puedan limitar su capacidad de vender, conceder licencias, ceder o transferir la propiedad intelectual de su empresa.

Para mayor información:

Sobre concesión de licencias y propiedad intelectual, véase

La OMPI en Internet