World Intellectual Property Organization

Cómo transformar una controversia de propiedad intelectual en una oportunidad empresarial

En Chikpet (Bangalore), en el Estado meridional de Karnataka (India), se encuentra una pequeña empresa de orfebres. Desde hace varios años, el orfebre, asistido por su hijo, viene creando nuevos diseños y adornos que vende directamente a los clientes. Un día, cuando paseaba por una lujosa calle del centro de Bangalore, se detuvo ante una joyería de un gran conglomerado de empresas industriales indias y descubrió con espanto que vendían joyas inspiradas de algunos de sus diseños originales.

El orfebre quedó horrorizado y sin saber qué hacer, pero su hijo decidió tomar cartas en el asunto. Consultó a un abogado de Bangalore especializado en derechos de propiedad intelectual. Si bien el orfebre no había registrado sus diseños originales en virtud de la Ley de Diseños Industriales de la India, presentó al abogado numerosos bosquejos y dibujos (protegidos automáticamente por el derecho de autor) que había realizado del diseño en cuestión y en los que se apreciaba claramente la evolución del mismo. El abogado envió una notificación legal al conglomerado de empresas, a la que el abogado del conglomerado respondió que no había habido mala fe y que, de hecho, los diseños habían sido realizados independientemente por sus empleados y su similitud se debía exclusivamente al azar.

Al recibir esta respuesta, el hijo del orfebre examinó el registro de ventas, en el que encontró datos sobre la venta al conglomerado de empresas de varias piezas del artículo en cuestión para ser ofrecidas como regalos de Navidad. Esto constituyó una prueba irrefutable y el conglomerado de empresas convino en llegar a un acuerdo sin recurrir a los tribunales. Como parte del acuerdo el conglomerado efectuó un pago global al orfebre y decidió asimismo cesar la fabricación de este artículo y, durante los cinco años siguientes, encargar sus pedidos de este artículo al orfebre.

Este estudio de caso ofrece varias informaciones importantes. En primer lugar, muestra la importancia de conservar archivos de todos los dibujos, diseños y transacciones comerciales que puedan utilizarse en el futuro como prueba, en caso de que se produzca una controversia en materia de propiedad intelectual. Cabe reconocer que el caso hubiese sido más sencillo si el orfebre hubiese registrado su diseño en virtud de la Ley de Diseños Industriales de la India. No obstante, el hecho de que conservase de manera sistemática (fechados, numerados, firmados y debidamente archivados) los dibujos de las joyas de oro en cuestión y que inscribiese en el registro de ventas las anotaciones que probaban que la gran empresa había comprado los artículos a su empresa, resultó crucial para que el orfebre ganase el caso. En segundo lugar, se ilustra la importancia del asesoramiento calificado en materia de propiedad intelectual. En tercer lugar, se ejemplifica cómo una controversia en materia de propiedad intelectual puede convertirse en una oportunidad empresarial, ya que el conglomerado de empresas es actualmente un gran cliente de la pequeña empresa de orfebres.

Compilado por: Pankaj Jain, Director de la Sección de Derechos de Propiedad Intelectual del Ministerio de Industrias de Pequeña Escala del Gobierno de la India.
(correo-e: pjain@sidomail.com)
en colaboración con el Sr. Sajan Poovayya
(correo-e: sajan@poovayya.net)

La OMPI en Internet