World Intellectual Property Organization

FAVEO Limited: Una empresa de diseño y fabricación de un modelo innovador de sostén, creada por una científica británica dedicada a la investigación oncológica

Información básica

Empresa: Faveo Limited.
Ubicación: Midlands (Reino Unido)
Sector empresarial: Lencería
Actividades: Diseño, fabricación y comercialización de nuevos y revolucionarios modelos de sostén.
Número de empleados: Siete
Sitio Web: http://www.faveo.co.uk/
Presentación Powerpoint: http://www.wipo.int/edocs/mdocs/sme/en/wipo_icc_smes_08/wipo_icc_smes_08_topic01.ppt

Referencias:

  1. http://www.emda.org.uk/wie/websitewWIEVersion3_2006.pdf (véanse las páginas 65 y 66) http://www.businesslink.gov.uk/Starting_a_Business_files/DTI_Startup_web.pdf (véase la página 70)
  2. http://www.birminghampost.net/birmingham-business/tm_headline=extra-support-helps-bra-firm-to-expand&method=full&objectid=19838935&siteid=50002-name_page.html
  3. http://www.independent.ie/lifestyle/fashion-beauty/wonderfull-design-a-big-asset-for-the-buxom-babe-1092437.html

Un problema común que no tenía solución

La empresa Faveo® –que significa “sostengo” en latín– nació en marzo de 2004, con la colocación en el mercado de una nueva invención que resuelve un problema que afecta aproximadamente al 50% de las mujeres y que hasta ese momento no tenía solución. El sostén Faveo® Freedom es el primer sostén sin tirantes que puede sostener senos grandes y, hasta su creación, las prendas similares no lograban sostener ni siquiera los senos pequeños. Esta innovación recorrió un interesante camino desde su creación hasta llegar al mercado, entre otras cosas, por estar destinada típicamente a la mujer, lo cual ocasionó algunos problemas a la hora de interesar en el negocio a las instituciones financieras, en las que prevalecen los hombres.

Pocos saben que los sostenes son creaciones técnicamente complejas cuya eficacia se basa en un diseño de alta tecnología y en la combinación de materiales. Las mujeres rellenas suelen tener senos grandes, más difíciles de levantar y sostener. En el mundo occidental, el 50%, como mínimo, de las mujeres pertenece a esta categoría y la gama de sostenes que levantan y sostienen los senos grandes es más limitada que la que se destina al otro 50% de las mujeres, de senos más pequeños.


Detrás de todos los modelos de sostén hay patentes y otros títulos de propiedad intelectual y ello demuestra su naturaleza innovadora y técnica. Hace 100 años, Mary Phelps inventó el sostén y solicitó una patente, en 1913, basándose en el principio rector del diseño de todos los sostenes desde entonces. Aunque parezca increíble, en los modelos de sostén sin tirantes ni tiras posteriores, una cola adhesiva ajusta los senos al torso permitiendo usar vestidos de escote irregular, tirantes finos o escotes profundos en la espalda. Al mirar las actrices que pasan por la alfombra roja en las entregas de premios, se notará que la mayoría de los vestidos son de este tipo, porque resultan muy sentadores. Si se vieran los tirantes del sostén el efecto estético sería catastrófico.

El sostén Freedom de Faveo® es el primero que no utiliza en absoluto esos principios básicos. Se vale de un sistema revolucionario y totalmente nuevo para sostener los senos; el secreto de su eficacia está en modelarlos antes que levantarlos. La Dra. Joanne Morgan descubrió que al modelar los senos, éstos se mueven sólo hacia arriba, frenándose su movimiento hacia los lados o de arriba hacia abajo; en consecuencia, los senos lucen más elevados (es decir, parecen más elevados sin estarlo realmente) y firmes (no por estar ajustados al cuerpo, sino rodeados y envueltos individualmente). El resultado es tan notable que mientras que los sostenes adhesivos pueden sostener, como máximo, una copa D, el sostén Freedom de Faveo® funciona para las copas H y aun mayores (¡sí, esa talla existe y es común!).

Los comienzos

La inventora, la Dra. Morgan, sufría en carne propia la falta de un sostén cómodo para mujeres como ella, de pecho generoso, que fuera lo suficientemente flexible como para poder usarse debajo de ciertas prendas particularmente exigentes, como los vestidos sin espalda o sin tirantes. En ese momento tenía tan solo 28 años, era delgada y se sentía identificada con las mujeres que, como ella, querían usar vestidos bonitos, pero no lograban dar con el sostén adecuado. En esta época ejercía a tiempo completo su profesión de científica, con un doctorado en investigación oncológica, y se dedicó a diseñar un sostén que “ignorara las leyes de la gravedad”, dando libertad al 50% de las mujeres que tenían que limitar su guardarropa por no encontrar un sostén adecuado.

La Dra. Morgan aprovechó sus antecedentes científicos y su experiencia en propiedad intelectual (P.I.)

Si se le ocurre una idea nueva, debe investigar mucho para asegurarse de que realmente sea nueva. No divulgué mi idea en público antes de presentar la solicitud. De esa forma resguardé la posibilidad de obtener una patente. Suelo utilizar acuerdos de confidencialidad. 

Dra. Joanne Morgan

Valiéndose de los conocimientos adquiridos en su puesto de gestión de la P.I. en el Servicio Nacional de Salud y las Universidades de Nottingham y Sheffield, en el Reino Unido, la Dra. Morgan realizó las búsquedas pertinentes en la documentación en materia de patentes para cerciorarse de que no existieran otras invenciones de este tipo y poder presentar una solicitud de patente. Consciente de la importancia de realizar correctamente los trámites, contrató los servicios de un agente especializado que la guió a lo largo del proceso de solicitud.

A veces las personas dicen que las patentes son un “hueso duro de roer”. En muchos casos es así porque las reivindicaciones de la patente no se redactaron correctamente.

Dra. Joanne Morgan

La Dra. Morgan creó Faveo Limited como vehículo comercial para, con fondos propios y donaciones, crear prototipos a partir de nuevas ideas, pagar la protección de la P.I. (la patente, el registro de la marca y el diseño), probar el concepto y seguir investigando para determinar las perspectivas de la idea. No basta con patentar una invención, hay que elaborar y probar los prototipos para delimitar el alcance de la patente y colocar el producto en el mercado. Esta fase de investigación y desarrollo es propia de muchos tipos de empresas –la etapa de la prueba preliminar– y supone que una empresa necesitará fondos mucho antes de que pueda realizar una ganancia.


Para colocar una invención en el mercado, son necesarios un inventor y un empresario con experiencia en lo comercial. Tengo la suerte de reunir las dos condiciones pero el mío es un caso raro. Sugiero a cualquier inventor que comparta su empresa desde el comienzo con alguien que lo ayude a plasmar su idea. De otro modo pasará tres años pagando los gastos de la patente sin lograr ganancia alguna.

Dra. Joanne Morgan
 

Una invención exige dinero y la Dra. Morgan sabía que para completar la fase de prueba preliminar de una creación se necesitan entre 100.000 y 500.000 libras, según el tipo de invención (excluyendo el salario del inventor) y de uno a tres años, según los recursos disponibles. Además, se dio cuenta de que, en el marco de una empresa, los pagos pueden realizarse utilizando capital social en lugar de efectivo, tan útil para pagar invalorable ayuda y asesoramiento, antes que soluciones presupuestarias. Incorporó al proyecto a sus viejas amigas Susan Powell, una revendedora de lencería con más de 20 años en el comercio y Megan Powell-Vreeswijk, una conocida diseñadora de lencería, para trabajar en el desarrollo del producto, y añadió al equipo a su colega de trabajo, el Dr. Martin Whitaker, empresario y experimentado administrador de P.I.

La Dra. Morgan sabía que el éxito de un producto depende también de su forma o de su atractivo, así como de una marca interesante, y todo ello hacía necesario valerse de otros instrumentos de propiedad intelectual que lo protegiera con eficacia en los mercados local y de exportación. En consecuencia, también presentó solicitudes de registro del diseño industrial y de la marca del sostén. La protección de la marca Faveo® ha sido solicitada en distintos países mediante el mecanismo de presentación internacional de solicitudes de registro administrada por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), a saber, el Sistema de Madrid.

A continuación, figura una reseña de los derechos de propiedad intelectual relativos a este proyecto.
 

1. Patentes

La primera solicitud de patente de Faveo® se presentó en el Reino Unido
Fecha de prioridad: 23 de diciembre de 2003
Fecha de presentación de la solicitud PCT(internacional) = 21 de diciembre de 2004
En la solicitud PCT se designaron los territorios siguientes:
Presentación de la solicitud en la UE: 20 de septiembre de 2006
UE (Solicitud divisional): 2 de abril de 2007 (basada en la solicitud original ante la UE)
Presentación de la solicitud en los EE.UU.: 22 de agosto de 2006
Presentación de la solicitud en la India: 3 de julio de 2006
Presentación de la solicitud en el Japón: 23 de junio de 2006
Presentación de la solicitud en Australia: 30 de Junio de 2006
Presentación de la solicitud en China: 15 de septiembre de 2006
Presentación de la solicitud en el Canadá: 27 de septiembre de 2006
Presentación de la solicitud en Israel: 30 de agosto de 2006
Se concedió la patente en los territorios siguientes:
Reino Unido: concedida el 23 de abril de 2008 – Nº GB2409399
Sudáfrica: aún sin número
Se está tramitando, únicamente en Europa, una patente divisional (una segunda patente)

Nueva solicitud: GB 0814175.6 Fecha de prioridad, 4 de julio de 2008

2. Diseños industriales

Se concedió el registro de dos diseños comunitarios (Nº 552955-0001 y Nº 552955-0002)

3. Marcas

Se concedió el registro de la marca “Faveo” en el Reino Unido
Se concedió el registro de la marca “Faveo” en Australia, los EE.UU. y la UE

4. Derecho de autor

Faveo® es titular del derecho de autor sobre los moldes y los dibujos creados para el sostén; se trata de diseños y moldes originales creados especialmente y distintos de cualquier otro.

La Dra. Morgan ganó varios premios por su modelo empresarial basado en la innovación. Fue finalista regional en el concurso Shell Livewire Young Entrepreneur of the Year, en 2005, en el mismo año ganó el premio Handbag.com Barclays Bank Most Innovative Business y fue ganadora regional del premio de la Cámara Británica de Comercio a la empresa más innovadora, en 2007.

Además, Faveo® recibió financiación de distintas organizaciones, en primer lugar, gracias al hecho de que la empresa supo proteger sus ideas mediante títulos de propiedad intelectual. En sus comienzos, el Consejo de Distrito de Mansfield otorgó a Faveo® una donación Innovation Futures de 3.000 libras, administrada por Angle Technologies; asimismo, la East Midlands Textile Association (EMTEX) otorgó una donación de 1.000 libras y financió al equipo que creó el sitio Web de Faveo®. Más recientemente, Faveo® recibió de Advantage West Midlands una donación de 63.000 para investigación y desarrollo.

Poner en marcha la maquinaria empresarial; las fuentes de financiación externa

La Dra. Morgan estaba dispuesta a dedicar todos sus ahorros a apoyar su brillante invención, pero para encaminar la empresa se necesitaba mucho más. Durante la etapa de elaboración del producto, los amigos y la familia invirtieron en acciones de la empresa. Después de la etapa de prueba preliminar, Faveo Limited recibió el apoyo de inversores de capital de riesgo, en el marco del Advantage Early Growth Fund (AEGF), que forma parte de la amplia red de acceso a financiación del organismo de desarrollo Advantage West Midlands. La de Faveo® fue una de las primeras rondas de inversión de capital de riesgo en una empresa innovadora que resultó más provechosa para el AEGF en 2006. La empresa también atrajo inversiones de capital de unos 30 inversores privados. Sin embargo, los nueve meses de búsqueda de financiación no fueron tan sencillos como parecen, a pesar de la experiencia combinada de la Dra. Morgan y el Dr. Whitaker.

En primer lugar, para atraer inversiones, era necesario trasladar la empresa de Nottingham, en la región de Midlands oriental, a Tamworth, en la región de Midlands occidental, debido a las normas sobre inversión que rigen el AEGF, y al hecho de que, en ese momento, no existía en la región de Midlands oriental un fondo similar dispuesto a investir, ni una red de inversores privados equivalente a la de la región occidental. Un prerrequisito para el AEGF era que la empresa ya contara con financiación privada. Sin embargo, la mudanza suponía una desventaja importante: al mudarse, Faveo® tuvo que renunciar a una donación de 200.000 libras del organismo regional de desarrollo de la región de Midlands oriental. Lamentablemente, para acceder a esa donación, la empresa tendría que haber obtenido previamente inversiones por 600.000 libras, y la única manera de lograrlo era mudándose. Un círculo vicioso burocrático, teniendo en cuenta que, en definitiva, la financiación procedía de la misma fuente, es decir, el Gobierno central británico. 
 

Conocía en detalle los organismos regionales de inversión de la región de Midlands oriental, así como el sistema regional de financiación por donaciones. Lo irónico es que, para obtener financiación por donaciones, la empresa debe disponer de un capital que, de todas formas, recibirá en forma de donaciones, es decir que el problema resulta casi imposible de resolver para las empresas incipientes. Lamentablemente, en ese momento, la región de Midlands oriental no estaba a la altura de la región occidental en lo que hace al respaldo de las estructuras de inversión privada y de capital social destinadas a financiar el comienzo de las actividades de empresas innovadoras.

Dra. Joanne Morgan
 

Un producto típicamente femenino

La Dra. Morgan destacó que uno de los mayores problemas a la hora de intentar obtener financiación privada fue el hecho de que su producto estuviera destinado a las mujeres cuando los principales encargados de otorgar financiación eran hombres. Comentó en público que la relación de las inventoras y empresarias con las instituciones financieras y las organizaciones gubernamentales es difícil. Es comprensible que cuando una persona invierte dinero (ya sea dinero propio o en nombre de un tercero/empleador) en una empresa riesgosa que recién empieza, la decisión final se tome, de alguna forma, por instinto. Cuando la empresa gira en torno a un problema o una solución que no afecta directamente a esa persona, es difícil despertar un alto nivel de entusiasmo para con la idea innovadora. Aún peor, cuando una importante industria mundial, como la de la lencería, se comercializa con imágenes frívolas de desnudez, quienes no conocen ese sector de la industria tienden a asociar esas imágenes también con el aspecto puramente empresarial. 


Ya me había dedicado a obtener inversión privada para empresas incipientes, por ello sé que obtener dinero para una empresa incipiente que elabora un producto dirigido a la mujer es un logro considerable. Tengo una lista de fracasos ocasionados por la falta de comprensión de mi solicitud de financiación debido al sector comercial de mi producto. Ninguno de los hombres a los que recurrí en busca de financiación pudo tomar una decisión hasta tanto sus esposas no hubieran probado el producto y dado su opinión, a pesar de haberles yo facilitado el contacto con expertos independientes de ese sector de la industria que habían examinado el producto.

Dra. Joanne Morgan

 

Faveo® intentó obtener un esquema de crédito bancario respaldado por el Gobierno, denominado Garantía de Crédito para Pequeñas Empresas. La Dra. Morgan ya había realizado ese trámite unas 30 veces para otros, y sabía qué tipo de empresas tenían mayores probabilidades de ser aceptadas. Cuatro bancos, en sucursales dirigidas por mujeres (todas ellas insistieron en probar el sostén Faveo® Freedom antes de conceder el crédito), habían acordado conceder el crédito en el ámbito local, sin embargo, lamentablemente, los cuatro rechazaron el crédito cuando el suscriptor, un hombre, examinó la propuesta en la sede central de Londres. La Dra. Morgan, como mujer, no podía creer que la afinidad con el producto tuviera tanto peso en las empresas incipientes cuando el nivel de venta del producto aún no está comprobado, a pesar de los fundamentos esgrimidos por los bancos.


Un futuro promisorio

Faveo® cuenta con una amplia cartera de productos innovadores protegidos por propiedad intelectual y que presentan ventajas significativas con respecto a los productos ya conocidos. Faveo® prevé conceder en licencia su tecnología a un importante fabricante del sector durante 2008/2009, sin embargo, cabe preguntarse por qué la concesión en licencia no se produjo antes. Según la Dra. Morgan, la respuesta es triste, pero simple: las grandes empresas sólo aceptan innovaciones completamente desarrolladas, pues son muy cautas en lo que atañe a los nuevos productos. La Dra. Morgan intentó conceder en licencia su propiedad intelectual en una etapa más temprana de su negocio, pero tres importantes empresas la rechazaron porque la idea era demasiado nueva. Desde la colocación en el mercado del sostén Faveo® Freedom, casi todas las semanas, Faveo® recibe llamados de empresas que se han dado cuenta de que el primer producto era sólo el comienzo y que la invención encierra un potencial mucho más valioso.


Me gustaría que en cinco años Faveo® fuera una marca exitosa, conocida en muchos países. Sé que es un deseo ambicioso, sin embargo, pienso que si no aspiro a ello, difícilmente me acerque a ese ideal, y no me preocupa alcanzarlo totalmente porque, de todos modos, habré recorrido un largo camino en esa dirección y eso será en cualquier caso un éxito.

Dra. Joanne Morgan
http://www.independent.ie/lifestyle/fashion-beauty/wonderfull-design-a-big-asset-for-the-buxom-babe-1092437.html
 

 

La OMPI en Internet