World Intellectual Property Organization

Se inaugura en Beijing una conferencia diplomática de la OMPI en la que se espera adoptar un tratado sobre la protección de los derechos de los artistas intérpretes y ejecutantes en obras audiovisuales

Beijing/Ginebra, 20 de junio de 2012
PR/2012/713

La Sra. Liu Yandong, Consejera de Estado, y el Sr. Lu Wei, Vicealcalde de Beijing, acompañaron hoy al Sr. Francis Gurry, Director General de la OMPI, y a más de 700 delegados en la inauguración de la Conferencia Diplomática sobre la Protección de las Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales, en la que culminarán las negociaciones de un tratado que permita consolidar los derechos de los artistas intérpretes y ejecutantes sobre sus interpretaciones y ejecuciones audiovisuales.

Al hacer uso de la palabra en la ceremonia de apertura, la Sra. Liu Yandong, Consejera de Estado de China, subrayó la importancia que tiene la innovación para impulsar el desarrollo económico, social y cultural. La Sra. Liu dijo que China ha avanzado muchísimo en el área de la P.I. y destacó que su país está decididamente abocado a proteger la P.I. Declaró que el “Gobierno chino ha adoptado una actitud clara y sin ambages con respecto a la protección de la P.I.”, añadiendo que “[e]l año pasado China tomó nuevas medidas para afianzar la protección de la P.I. Es nuestra intención establecer una estrategia y un régimen de P.I. que sean sólidos y efectivos con el fin de dar rienda suelta al dinamismo de la ciencia y la tecnología.”

La Consejera de Estado hizo hincapié en la necesidad de llegar a un equilibrio adecuado entre los intereses de quienes generan propiedad intelectual y los usuarios y el público en general, y dijo que hay que tener en cuenta la especificidad de los países en lo que a sus niveles de desarrollo se refiere. Manifestó que, a su juicio, “siempre que demostremos un respeto suficiente por las circunstancias específicas de las naciones, se dé cabida adecuadamente a los intereses de los diferentes grupos, en particular, los de las naciones en desarrollo, y se inicie un diálogo y una cooperación sobre un pie de igualdad y en beneficio mutuo, se logrará de una vez por todas establecer un régimen internacional de protección de la P.I. que sea equilibrado, eficaz y aceptable para todas partes”.

El Sr. Gurry dijo que la conferencia diplomática constituye un éxito del sistema multilateral, particularmente en el ámbito de la propiedad intelectual (P.I.). “Cuando se decidió convocar esta conferencia diplomática, los Estados miembros de la OMPI ya habían alcanzado esa comunidad de interés en lo que respecta al valor del trabajo de los artistas intérpretes y ejecutantes” y añadió que “[e]s mi esperanza de que en esta semana quede demostrado que también hay una predisposición universal para pactar en lo relativo al valor de esa labor y a la necesidad de protegerla.”

La celebración de la Conferencia, cuyo último día será el 26 de junio, es también un reconocimiento de la contribución de los artistas intérpretes y ejecutantes audiovisuales a la sociedad, la cultura y la educación, según palabras del Sr. Gurry. “Los artistas intérpretes y ejecutantes audiovisuales son fundamentales para nuestra capacidad de experimentar el arte que ha creado un autor o compositor. […] Sus interpretaciones y ejecuciones nos enseñan, emocionan y enriquecen y por ello son merecedoras de protección”, señaló el Director General de la OMPI.

El Director General declaró que es particularmente adecuado que este evento se esté celebrando en Beijing, habida cuenta tanto de la profunda asociación histórica de China con el mundo del espectáculo, como por la vitalidad y el dinamismo del teatro, el cine y la televisión contemporáneos de China. Destacó que “[l]a interpretación y ejecución de obras artísticas en China se remontan a la dinastía Shang y han sido objeto de un desarrollo y una adaptación ininterrumpidos durante estos siglos, culminando en el florecimiento actual de la cultura en China donde se produjeron más de 500 películas en el año 2010 y es el país del mundo con el mayor número de series de televisión.”

El Sr. Gurry dijo que el entorno digital plantea tanto oportunidades como peligros para las interpretaciones y ejecuciones audiovisuales. “La tecnología digital e Internet ofrecen el potencial de un público mundial y la posibilidad de disponer de un número sin precedentes de obras creativas. Pero, al mismo tiempo, las obras creativas quedan cada vez más vulnerables a la explotación desleal.” El Director General continuó diciendo que “[e]l Tratado de Beijing dará más confianza a los artistas intérpretes y ejecutantes en su relacionamiento con el entorno digital, y subsanará lo que muchos perciben como la injusticia del trato desigual que se le otorga a las interpretaciones y ejecuciones audiovisuales, en comparación con las musicales, en el plano internacional.”

El Sr. Gurry concluyó su discurso de apertura manifestando su gratitud al Gobierno de China por haber proporcionado la plataforma que permitirá corregir ese defecto, e instó a los delegados “a dar el paso final hacia el reconocimiento internacional del valor intrínseco de las interpretaciones y ejecuciones audiovisuales y adopten el Tratado de Beijing en los días venideros.” También dio las gracias al Gobierno de China y a la Municipalidad de Beijing por las excelentes disposiciones tomadas para preparar la Conferencia.

El Sr. Lu Wei, Vicealcade de Beijing, dijo que era testigo del amplio consenso logrado para convocar la conferencia diplomática. Declaró que el resultado positivo de la conferencia abrirá un nuevo capítulo en la historia de la propiedad intelectual. El Vicealcalde describió a su ciudad como la capital política y cultural de China, donde impera la prosperidad económica y social, y señaló que es muy oportuno que la conferencia se esté celebrando en Beijing. “La decisión de que Beijing organice la conferencia diplomática es tanto reflejo de la confianza depositada en la municipalidad como un homenaje a la ciudad, y aprovecharemos la oportunidad para redoblar esfuerzos en aras de la innovación científica y tecnológica, así como cultural, y para no cejar en nuestro empeño por seguir mejorando nuestros sistemas de creación, gestión, protección y utilización de la P.I.” Añadió que el Gobierno municipal de Beijing está convencido de la necesidad de mejorar la administración de la protección de los derechos de P.I. y de asegurar un terreno fértil en el que puedan prosperar la innovación y la creatividad.

La Conferencia eligió Presidente al Sr. Liu Binjie, Ministro encargado de la Administración Nacional de Derechos de Autor de China y Presidente de la Administración General de Prensa y Publicaciones. Asisten a la conferencia unos 700 delegados procedentes de 156 Estados miembros de la OMPI, seis organizaciones intergubernamentales, unas 40 organizaciones no gubernamentales. En esa cifra también están incluidos algunos 14 Ministros del Gobierno chino y 12 Ministros de otros Estados miembros de la OMPI.

En un mensaje difundido por vídeo en la conferencia, actores y actrices de diferentes países hicieron un llamado para que se adopte el tratado. Meryl Streep, ganadora este año del Oscar a la mejor actriz, dijo que “[e]ste es un momento crucial en la batalla que libran los artistas intérpretes y ejecutantes en pos de la protección de la propiedad intelectual. Si bien es cierto que la tecnología digital ofrece un vasto abanico de nuevas posibilidades para los artistas intérpretes y ejecutantes, también aumenta significativamente el riesgo de que los artistas intérpretes y ejecutantes pierdan el control de su propia labor cuando personas no autorizadas manipulen sus imágenes o interpretaciones y ejecuciones.” En un llamado a la conferencia, instó a los participantes “a incluir un derecho audiovisual en este nuevo tratado internacional. De la misma forma en que los escritores y compositores dependen de los ingresos que perciben por regalías para ganarse la vida, los artistas intérpretes y ejecutantes de todo el mundo deben beneficiarse asimismo de los ingresos que puedan derivar de la explotación de sus obras.”

La actriz brasileña Sonia Braga dijo que es “absolutamente necesario que los Estados miembros de la OMPI logren adoptar un tratado que conceda a los actores y actrices de todo el mundo el amparo de la propiedad intelectual para sus interpretaciones y ejecuciones audiovisuales. Confiamos en vosotros.”

Haciendo uso de la palabra en nombre de los actores de todo el mundo que luchan para ganarse la vida, la estrella española Javier Bardem dijo que “los actores forman parte de una gran industria de nuestros tiempos. Somos el único grupo de creadores que aún no goza de un tratado internacional”, y advirtió de que “en una industria desequilibrada, los trabajadores que no estén debidamente protegidos terminarán mal tarde o temprano.”

La actriz canadiense Ferne Downey, presente en la ceremonia, dijo que “[y]a es hora de que quede reconocido en el Derecho internacional el derecho de los artistas intérpretes y ejecutantes audiovisuales a proteger su imagen y percibir una remuneración por su trabajo. Adopten este tratado. Reconozcan los derechos de los artistas intérpretes y ejecutantes audiovisuales. Otórguenos las herramientas que necesitamos para seguir transmitiendo nuestro mensaje y participar en esta revolución digital e intercambio global de ideas. Es lo justo.”

El famoso cantante de ópera Mei Baojiu, nacido en una familia de actores y cuyo padre fue también un conocido cantante de ópera, instó también a la conferencia diplomática a adoptar un tratado por el que queden protegidas las interpretaciones y ejecuciones audiovisuales. Señaló que los derechos de los artistas intérpretes y ejecutantes no son aún objeto de una protección y un reconocimiento adecuados en los tratados internacionales. “Es un perjuicio ocasionado a todos los artistas profesionales. Exhorto a todos los delegados a que asuman la responsabilidad que tienen en lo relativo a los derechos de los artistas intérpretes y ejecutantes. Los invito a que emitan su voto y cumplan con su deber.”

Antecedentes

La Conferencia Diplomática sobre la protección de las interpretaciones y ejecuciones audiovisuales es la culminación de más de 12 años de negociaciones, y se espera que tengan por resultado la adopción de un tratado que fortalezca los derechos patrimoniales de muchos actores y otros artistas intérpretes y ejecutantes que luchan por reivindicar sus derechos, y les garantice ingresos adicionales. Los artistas intérpretes y ejecutantes tendrán así la posibilidad de participar, junto con los productores, en los beneficios derivados de la explotación internacional de las producciones audiovisuales. Asimismo, el nuevo instrumento concederá derechos morales a los artistas intérpretes y ejecutantes para reivindicar la paternidad de su obra u oponerse a la deformación de ésta.

Las negociaciones que han culminado con la convocación de la conferencia, llevadas a cabo bajo los auspicios del Comité Permanente de la OMPI de Derecho de Autor y Derechos Conexos, y sobre la base del acuerdo provisional alcanzado en la Conferencia Diplomática de 2000, se han traducido en una "propuesta básica" (en la página http://www.wipo.int/meetings/en/details.jsp?meeting_id=25602 están disponibles todos los documentos) que será sometida a la reunión de Beijing.

En el año 2000 se lograron avances importantes en los debates sobre un tratado y se llegó a un acuerdo provisional sobre 19 de los 20 artículos objeto de negociación. En aquel entonces los negociadores no llegaron a un acuerdo acerca de la manera en que se debía establecer en el tratado la cesión de los derechos de los artistas intérpretes y ejecutantes a los productores y la conferencia diplomática fue suspendida.

Los Estados miembros, reunidos en la sesión del Comité Permanente de la OMPI de Derecho de Autor y Derechos Conexos, celebrada en Ginebra en junio de 2011, convinieron en una solución de compromiso respecto del texto de la disposición sobre la cesión de derechos de manera que resultara suficientemente flexible para poder adaptarse a las distintas legislaciones nacionales, allanando de ese modo el camino para la adopción de un tratado. La Conferencia de Beijing tiene por objeto concluir la labor iniciada hace doce años.

La adopción de un nuevo instrumento fortalecerá la precaria situación de los artistas intérpretes y ejecutantes en la industria audiovisual al sentar una base jurídica más clara para su protección. En particular, por primera vez se proporcionará protección a los artistas intérpretes y ejecutantes en el entorno digital. Un instrumento de esta naturaleza contribuirá asimismo a salvaguardar los derechos de los artistas intérpretes y ejecutantes contra el uso no autorizado de sus interpretaciones y ejecuciones en medios audiovisuales, como la televisión, el cine y el vídeo.

Los cantantes, músicos, bailarines, actores y actrices han gozado de protección internacional limitada con respecto a sus interpretaciones y ejecuciones fijadas en producciones audiovisuales a partir de la adopción, en 1961, de la Convención de Roma sobre la protección de los artistas intérpretes y ejecutantes, los productores de fonogramas y los organismos de radiodifusión (Convención de Roma). En 1996, la adopción del Tratado de la OMPI sobre Interpretación o Ejecución y Fonogramas (WPPT) modernizó y actualizó esas normas respecto de las interpretaciones y ejecuciones de obras sonoras, especialmente en relación con los usos digitales, dejando un vacío en el sistema internacional de derechos en lo que atañe a los artistas intérpretes y ejecutantes de obras audiovisuales.

Para más información, diríjase a la Sección de la OMPI de Relaciones con los Medios de Comunicación:

  • Tel: (+41 22) - 338 81 61 / 338 72 24
  • Fax: (+41 22) - 338 81 40
  • Correo-e

La OMPI en Internet