World Intellectual Property Organization

Proyecto de Tratado sobre el Derecho Sustantivo de Patentes

Tras la aprobación por la Conferencia Diplomática el 1 de junio de 2000 del Tratado sobre el Derecho de Patentes (PLT), que armoniza y agiliza los procedimientos formales en relación con las solicitudes nacionales y regionales de patente, así como con las patentes, y habida cuenta de la necesidad de que la armonización del Derecho de patentes se extendiera más allá del terreno de las formalidades, el Comité Permanente de la OMPI sobre el Derecho de Patentes (SCP) decidió iniciar la labor sobre la armonización del Derecho sustantivo de patentes.

 

En noviembre de 2000, el SCP acordó en su cuarta sesión que el primer proyecto de disposiciones para un futuro instrumento jurídico se centrara inicialmente en varias cuestiones que resultaban directamente pertinentes para la concesión de patentes, concretamente, la definición de estado de la técnica, novedad, actividad inventiva/no evidencia, y aplicación industrial/utilidad, la redacción e interpretación de reivindicaciones y el requisito de divulgación suficiente de la invención.  El SCP acordó además que se examinaran posteriormente otras cuestiones relativas a la armonización sustantiva del Derecho de patentes, como la oposición entre los sistemas de primer inventor y primer solicitante, la publicación de solicitudes de patente después de 18 meses y la oposición posterior a la concesión.

 

En mayo de 2001, el SCP consideró en su quinta sesión un primer proyecto de Tratado sobre el Derecho Sustantivo de Patentes (SPLT), junto con el Reglamento y las Directrices Prácticas.  El proyecto de Tratado abarcaba las cuestiones mencionadas anteriormente, y el SCP también examinó la relación existente entre el proyecto de SPLT, el PLT y el PCT, además de la cuestión de si el alcance del proyecto de SPLT debía limitarse a los requisitos de patentabilidad y validez, excluyendo las cuestiones relacionadas con la infracción de los derechos de patente.

 

En su sexta sesión, que tuvo lugar en noviembre de 2001, el SCP examinó el proyecto revisado de disposiciones y acordó crear una interrelación armoniosa entre el SPLT, el PLT y el Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT). Asimismo, sobre la base de una propuesta de la Delegación de los Estados Unidos de América, acordó crear un Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones de Invenciones Múltiples y Solicitudes Complejas.  El Grupo de Trabajo recibió el mandato de ocuparse especialmente de las cuestiones siguientes:  i) unidad de la invención;  ii) la vinculación de las reivindicaciones;  iii) el número de reivindicaciones;  iv) el requisito de que las reivindicaciones sean "claras y concisas" y v) procedimientos especiales para tramitar solicitudes complejas, por ejemplo, solicitudes muy extensas o largas listas de secuencias.

 

El SCP decidió asimismo que el Grupo de Trabajo transmitiera a dicho Comité los resultados de sus deliberaciones y efectuara sugerencias al respecto.  En la séptima y octava sesiones, el Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones de Invenciones Múltiples y Solicitudes Complejas continuó sus deliberaciones sobre esos asuntos.

 

Durante la séptima, octava y novena sesiones del SCP, que tuvieron lugar del 6 al 10 de mayo, del 25 al 29 de noviembre de 2002 y del 12 al 16 de mayo de 2003, respectivamente, se examinaron otros proyectos revisados de SPLT.  El contenido del proyecto de SPLT se ha ido ampliando tras la presentación de propuestas por varias delegaciones.  Si bien el SCP llegó a un acuerdo de principio sobre varias de las cuestiones, como el alcance del SPLT, el derecho a una patente, la novedad, la actividad inventiva/no evidencia o el requisito de divulgación suficiente, algunas disposiciones, como la de la materia patentable o las de las excepciones a la patentabilidad, plantearon interrogantes en cuanto al margen de flexibilidad, reconocida en varios tratados internacionales, que puedan tener las políticas nacionales.  Además, las delegaciones expresaron puntos de vista divergentes respecto de la divulgación en las solicitudes de patentes del origen de los recursos genéticos y los conocimientos tradicionales asociados cuando en dichas solicitudes se reivindique una invención derivada o basada en esos recursos o conocimientos mencionados.

 

Con ese telón de fondo, en la décima sesión del SCP, celebrada del 10 al 14 de mayo de 2004, los Estados Unidos de América, el Japón y la Oficina Europea de Patentes presentaron un documento conjunto en el que se proponía que se centrara la atención en un paquete inicial de puntos prioritarios, como la definición de estado de la técnica, plazo de gracia, novedad y no evidencia/actividad inventiva.  Según dicha propuesta, una vez alcanzado un acuerdo internacional sobre las cuestiones relacionadas con el estado de la técnica, la labor del SCP podría centrarse en otros temas.  Aunque la propuesta fue apoyada por varias delegaciones, otras no lo hicieron e hicieron hincapié en la necesidad de examinar todas las disposiciones del proyecto de tratado.

 

En las sesiones de septiembre de 2004 de la Asamblea General de la OMPI, Estados Unidos de América y Japón presentaron una propuesta muy semejante en su fondo a la presentada en la décima sesión del SCP.  En esa ocasión, la Asamblea General de la OMPI adoptó la siguiente declaración:

 

"i) La Asamblea General examinó la propuesta presentada por las Delegaciones del Japón y los Estados Unidos de América.  No se llegó a ningún consenso al respecto.

 

ii) Se decidió que el Director General fije las fechas de la próxima sesión del Comité Permanente sobre el Derecho de Patentes (SCP) una vez concluida toda consulta oficiosa que decida emprender."

 

A tenor de dicha declaración, el Director General de la OMPI convocó las consultas oficiosas en Casablanca (Marruecos) el 16 de febrero, para examinar la labor futura del SCP.  A las consultas asistieron delegados de Alemania, Brasil, Chile, China, Estados Unidos de América, Federación de Rusia, Francia, India, Italia, Japón, Malasia, Marruecos, México, Reino Unido, Suiza, la Oficina Eurasiática de Patentes (EAPO), la Oficina Europea de Patentes (OEP), la Organización Africana de la Propiedad Intelectual (OAPI), la Organización Regional Africana de la Propiedad Intelectual (ARIPO), y la Unión Europea.  Al término de la reunión, los participantes, con la excepción del Delegado del Brasil, adoptaron una declaración en la que se recomendaba al Director General que la OMPI debería abordar con premura los seis puntos siguientes con miras a desarrollar y codificar gradualmente el Derecho internacional de propiedad intelectual:  el estado de la técnica, el plazo de gracia, la novedad, la actividad inventiva, la divulgación suficiente y los recursos genéticos.  Estas cuestiones deberán ser abordadas en procesos paralelos y acelerados, a saber, los cuatro primeros puntos (estado de la técnica, plazo de gracia, novedad y actividad inventiva) en el marco del SCP y los dos últimos (divulgación suficiente y recursos genéticos) en el marco del Comité Intergubernamental sobre Propiedad Intelectual y Recursos Genéticos, Conocimientos Tradicionales y Folclore.  En la reunión también se destacó la importancia que reviste el hecho de que continúen los debates y la labor en la OMPI sobre cuestiones relativas al desarrollo y la propiedad intelectual con la mira puesta en establecer un Programa de la OMPI para el Desarrollo que sea sólido, eficaz y aplicable.

 

El Director General presentó esa recomendación al SCP reunido en su undécima sesión, celebrada los días 1 y 2 de junio de 2005.  La Delegación del Brasil, en nombre del "Grupo de Amigos del Desarrollo", presentó una declaración en la que propuso que continúen las negociaciones del proyecto de SPLT considerando a tal fin la totalidad del proyecto de tratado y otras cuestiones, como la transferencia de tecnología, las prácticas anticompetitivas, la salvaguardia de las flexibilidades en pro del interés público, y cláusulas específicas sobre los principios y objetivos.  Aunque las delegaciones reconocieron la importancia de la labor que lleva a cabo el SCP y destacaron que la armonización el Derecho de patentes debe avanzar tomando en consideración los intereses de todas las partes, no se pudo llegar a un acuerdo respecto de las modalidades y el alcance de la futura labor del Comité.

 

En consecuencia, se suspendieron temporalmente las negociaciones sobre el SPLT en 2006, ya que el Comité decidió que era prematuro establecer un nuevo programa de trabajo para el SCP.

 

Desde junio de 2008 se ha reanudado la labor del SCP pero los debates no se han centrado en el proyecto de SPLT.  El objetivo principal del SCP ahora es crear una base de recursos técnicos y jurídicos que sirva para mantener debates fundamentados a los fines de elaborar un programa de trabajo para el Comité.  En la decimoquinta sesióndel SCP, que fue celebrada del 11 al 15 de octubre de 2010, los Estados miembros acordaron incluir en la labor futura del Comité una serie de cuestiones clave relacionadas con la legislación y la práctica en materia de patentes.

 

Los nuevos avances en la labor del SCP pueden consultarse aquí.

 

La OMPI en Internet