World Intellectual Property Organization

AB/XXX/4 Rev.

ANEXO

La Delegación de Colombia, que habló en nombre del Grupo de América Latina y del Caribe, afirmó, en relación con el programa, que el GRULAC consideraba improcedente debatir las cuestiones de personal en la presente reunión, por lo que resultaba inadecuado incluir el tema 5 en el proyecto de programa. La Delegación añadió que había manifestado en repetidas ocasiones su profundo desacuerdo con el notorio desequilibrio existente en la distribución geográfica de los puestos de director en la Organización, e indicó que de los 26 puestos directivos superiores (de las categorías D.1 y D.2), sólo dos estaban ocupados por latinoamericanos y, según la nueva propuesta, esos puestos pasarían a ser 29 sin que se produjera aumento alguno en el número de ciudadanos latinoamericanos que los ocuparan. A pesar de las repetidas peticiones del GRULAC en el sentido de que se restableciera de algún modo el equilibrio respecto de tales nombramientos, no había propuestas escritas en los presentes documentos al efecto de rectificar la situación. El GRULAC se reafirmaba en su rechazo de los comportamientos suscitados por este tema en la OMPI. Respecto de las propuestas mencionadas en el tema 5 del proyecto de programa, la Delegación deseaba aclarar que el GRULAC no tenía nada que objetar contra las personas propuestas para su promoción, ni pretendía tomar una iniciativa que pudiera interpretarse como obstruccionismo a la promoción del personal dentro de la OMPI o a la posibilidad de que otras regiones tuvieran sus representantes en la Organización. En realidad, lo que se pedía era que en las actas figurase una cuestión de principio. El portavoz del GRULAC afirmó que el proyecto de programa podía aprobarse por mayoría, pero no por consenso, ya que todo un grupo regional se mantendría al margen del debate. Por último, propuso que se aplazase el examen del tema para otra ocasión en que pudiese tomar parte el Director General electo, que indudablemente tendría sus propias opiniones sobre los temas en cuestión.

La Delegación de Côte d'Ivoire, que habló en nombre del Grupo Africano, consideró que el tema 5 era una cuestión importante cuyo examen estaba justificado; la Delegación confiaba en el Director General, que había propuesto el tema en cuestión y, en consecuencia, deseaba que se mantuviese en el proyecto de programa.

La Delegación del Canadá, que habló en nombre del Grupo B, indicó que ese tema del programa conllevaba dos cuestiones: en primer lugar, los ajustes periódicos de los sueldos; y en segundo lugar, las promociones a puestos directivos de la categoría D1. Aunque se trataba de puestos directivos, eran relativamente subordinados. Al tiempo que valoraba positivamente que el Comité de Coordinación hubiese alcanzado un consenso en relación con el candidato que se propondría para el cargo de nuevo Director General en la sesión plenaria de los Órganos Rectores, expresó su convencimiento de que, entre tanto, la OMPI debía seguir funcionando con eficacia. Asimismo, indicó que era importante que se crease una estructura de apoyo para los tratados adoptados en la Conferencia Diplomática en diciembre. En consecuencia, el Grupo B apoyaba al Grupo Africano en su propuesta de que se mantuviese este tema en el programa para examinarlo más adelante.

La Delegación de Sri Lanka afirmó, en nombre del Grupo Asiático, que estaba también de acuerdo en que se mantuviese sin más este tema del programa, por las razones expuestas por la Delegación del Canadá, como coordinadora del Grupo B, y por la Delegación de Côte d'Ivoire, en nombre de los países africanos. La Delegación apoyaba plenamente el mantenimiento de este tema, cuya supresión no debía someterse a examen.

La Delegación de la Argentina hizo suyas las afirmaciones de la Delegación de Colombia, que había hablado en nombre del GRULAC, y señaló que en la lista había un nacional del continente africano, pero ninguno de la región de América Latina y del Caribe. Añadió que el GRULAC había expresado en numerosas ocasiones anteriores su pesar por la exigua representación de la región de América Latina y del Caribe entre el personal directivo de la Organización. A ese respecto, la Delegación hizo suya la declaración formulada por la Delegación de Colombia en nombre del GRULAC.

La Delegación de Egipto apoyó la postura adoptada por la Delegación de Côte d'Ivoire, y dijo que era importante tener en cuenta la evolución que estaba teniendo lugar en la OMPI y pidió que se mantuviera este tema en el proyecto de programa.

La Delegación de Chile apoyó la propuesta hecha por el representante de Colombia en nombre del GRULAC y afirmó que no consideraba acertado ni conveniente tratar temas como éste en un período extraordinario de sesiones de los Órganos Rectores. La presente reunión se había convocado con arreglo a la decisión adoptada por la Conferencia Diplomática en diciembre pasado, y su finalidad era examinar la labor futura respecto de dos temas: las fijaciones audiovisuales y las bases de datos. En referencia a lo expuesto por el representante del Canadá en nombre del Grupo B, es decir, que en su opinión, la Oficina Internacional de la OMPI debía seguir funcionando, la Delegación se mostró plenamente de acuerdo con esa afirmación, pero opinó que el tema debía examinarse en un contexto más amplio, y recordó a ese respecto que, desde el año anterior, se hallaban vacantes dos importantes puestos de la Organización, el de Consejero Jurídico y el de Auditor Interno. Añadió que, el año anterior, se habían convocado concursos para ambos puestos, a los que se habían presentado candidatos de la región con buenas calificaciones profesionales, pero lamentablemente los concursos se habían anulado posteriormente.

La Delegación de Israel expresó su apoyo a la postura expuesta por las Delegaciones del Canadá y de Côte d'Ivoire, y afirmó que el trabajo de la organización debía continuar sin contratiempos y, dado que la cuestión figuraba en el programa de la Asamblea General, debía examinarse. La Delegación se mostró en desacuerdo con que en la fase actual se suprimiera este tema del programa.

La Delegación de Arabia Saudita expresó su confianza en el Director General, Dr. Arpad Bogsch, y apoyó su propuesta. Asimismo, expresó su apoyo a la declaración realizada por el Coordinador del Grupo Asiático respecto al mantenimiento del tema 5 del programa. Pidió que esta cuestión se examinara durante la presente sesión y que se siguiese el mismo procedimiento que anteriormente.

La Delegación de Argelia se mostró también partidaria de mantener el punto 5 en el programa. Añadió que era importante que la Organización pudiese seguir trabajando en paz y que la tranquilidad del personal constituía un factor importante al respecto, por el que era preciso velar. Consciente de ello, la Delegación de Argelia pidió que el tema en cuestión se mantuviese en el proyecto de programa y expresó su esperanza en que cada delegación pudiese manifestar plenamente su punto de vista durante los debates sobre las diversas propuestas presentadas por el Director General.

La Delegación de China se adhirió a las afirmaciones hechas por el Grupo Africano, el Grupo Asiático y el Grupo B en el sentido de que el tema 5 del programa actual debía mantenerse.

El Director General afirmó que la declaración del honorable delegado de Colombia se reflejaría con claridad en el informe.

La Delegación de los Emiratos Árabes Unidos confirmó la importancia del tema 5 del programa y expresó su apoyo a las afirmaciones de otras delegaciones respecto a su mantenimiento.

[Fin del Anexo]

[La lista de participantes es disponible en Adobe PDF]


 

Explore WIPO