World Intellectual Property Organization

Difusión de anuncios publicitarios y películas de interés público

Los productos audiovisuales, como los anuncios publicitarios televisados, las películas y los vídeos de interés público, son sumamente útiles para atraer la atención del público y hacer que llegue el mensaje. Sin embargo, su creación debe dejarse en manos de profesionales, lo cual obligará a efectuar importantes desembolsos, si bien la posterior distribución pueda resultar gratuita. A la hora de elaborar ese tipo de productos cabe tener en cuenta las siguientes indicaciones:

Anuncios publicitarios de interés público

Hay anuncios publicitarios que se publican en la prensa escrita o se difunden por medio de la radio y televisión de forma gratuita. Algunas compañías propietarias de medios de prensa acceden a difundir anuncios emitidos por entidades sin fines de lucro que prestan un servicio a favor de la sociedad, como los organismos de las Naciones Unidas y los ONG. La presente clase de anuncios llega a un extenso público y transmite un mensaje cuidadosamente elaborado, o sea, que no es modificado por los medios de difusión que los distribuyen, a diferencia de lo que ocurre con los comunicados de prensa y las noticias que surgen de estos comunicados. Sin embargo, el carácter gratuito del anuncio conlleva que la institución que lo hace público no pueda decidir el momento de su publicación ni tampoco la forma y la periodicidad.

Los anuncios publicitarios de interés público sirven para acrecentar el conocimiento de la institución y de sus fines o para difundir un mensaje sobre una cuestión o acto en particular. Presentan más posibilidades de ser difundidos los anuncios que transmiten una idea sobre determinada cuestión que aquellos otros que buscan simplemente hacer propaganda de la institución.

Antes de trazar el plan de redacción del mensaje y de difusión de los anuncios publicitarios es imprescindible conocer suficientemente el público al que se destinarán, así como las condiciones que establecen los medios que los difundirán y los intereses que poseen dichos medios. Sobre lo último hay que tener siempre presentes las condiciones que establecen los medios sobre las cuestiones que son objeto del anuncio, así como sobre la duración de éste, el formato, la época óptima del año para difundirlo y demás asuntos que puedan influir en si se publica el anuncio y la forma en que se hace.

El anuncio tiene que interesar al público y para ello debe ser diáfano, fácil de comprender y de recordar y, sobre todo, debe ser concreto de modo que incite al público a obrar de determinada forma, por ejemplo, conseguir que llame al número de teléfono que se indica o que consulte un sitio Web para averiguar más sobre el asunto de que hable el anuncio.

Esta clase de anuncio permite aprovechar las diversas ventajas que presenta el amplio espectro de medios de difusión, o sea, hay que adaptar las características del anuncio a las peculiaridades del medio por el cual se hará público. En la televisión primarán el uso del color, el movimiento y el sonido; en la radio, la voz sonora y convincente del portavoz de la institución; y en la prensa escrita las fotografías, las ilustraciones y la maqueta del anuncio.

La OMPI es autora de varios anuncios publicitarios de interés público para ser difundidos con ocasión del Día Mundial de la Propiedad Intelectual. Dichos anuncios pueden consultarse en el sitio Web siendo posible también solicitar una copia de ellos por correo electrónico en la siguiente dirección: outreach@ompi.int

Vídeos

Los vídeos duran más que los anuncios publicitarios, lo cual permite tratar el tema con mayor profundidad. Son útiles para las conferencias y seminarios, además, pueden publicarse en el sitio Web, lo cual aumenta las posibilidades de difusión. Si la calidad del vídeo es muy buena y el tema interesante, las cadenas de televisión querrán difundirlo; a veces conviene también ofrecer a las cadenas una serie de vídeos en vez de uno solo.

Entre otras medidas concebidas para ilustrar al público sobre la propiedad intelectual y para resaltar la importancia de alentar y fomentar la creatividad, la OMPI ha producido una serie de cortometrajes para televisión denominada Creative Planet. Mediante retratos de diversos artistas, músicos, inventores, diseñadores y demás creadores se ilustra en qué consiste la labor creativa para cada uno de ellos, lo que opinan de sus empeños y la ayuda que les presta el sistema de propiedad intelectual. Los cortometrajes, de seis minutos de duración, se difunden por las cadenas de televisión nacionales e internacionales.
 

La OMPI en Internet