World Intellectual Property Organization

Día Mundial de la Propiedad Intelectual – 2011

Diseñar el futuro

Mensaje del Director General

El diseño incide en todos los aspectos de la creatividad humana y da forma a las cosas que apreciamos, desde la artesanía tradicional hasta los productos electrónicos de consumo, los edificios y las bicicletas, la moda y los muebles. El diseño se ha denominado “la inteligencia hecha materia”.

El diseño es el ámbito en el que la forma y la funcionalidad van unidas de la mano, pues determina la apariencia de los productos que utilizamos diariamente: desde los enseres domésticos cotidianos hasta los últimos modelos de computadora táctil. El diseño concilia los aspectos prácticos con los puramente estéticos y aporta una nota de estilo a la innovación.

Este año, en el Día Mundial de la Propiedad Intelectual se destaca la función que desempeña el diseño en el mercado, en la sociedad y en la manera de forjar las innovaciones del futuro.

Los diseños industriales, considerados inicialmente como “la aplicación del arte a la industria”, sirven para diferenciar los objetos fabricados en cantidades masivas, haciendo que nos interesemos más por un producto que por otro y que una marca tenga más éxito que otra. Detrás de cada nuevo diseño se esconde el deseo de abrir nuevos caminos y de que los consumidores vivan unas experiencias más satisfactorias. Un diseño adecuado hace que los productos sean más cómodos, seguros y fáciles de utilizar.

Dada la importancia creciente que se otorga al estilo de vida ecológico, el “diseño ecológico” constituye una aspiración compartida por muchos creadores. Los procesos de diseño sostenible pueden contribuir a reducir los costos de producción y el impacto medioambiental. Habida cuenta de que los diseños del futuro serán ecológicos por necesidad, el sistema de propiedad intelectual alienta a los diseñadores a producir ese tipo de diseños, contribuyendo a proteger los diseños originales contra la copia y la imitación no autorizadas.

En los mercados internacionales, las empresas tienen que ser capaces de proteger sus diseños en varios países de manera rápida y eficiente en lo que atañe a los costos. El año pasado aumentaron en un 30% las solicitudes internacionales presentadas en el marco del Sistema de La Haya para el Registro Internacional de Dibujos y Modelos Industriales, administrado por la OMPI.

Con motivo del Día Mundial de la Propiedad Intelectual de 2011, la OMPI se une a gobiernos, organizaciones, escuelas y empresas de todo el mundo para exaltar la labor de nuestros diseñadores contemporáneos, que están diseñando el futuro.

La OMPI en Internet