Acerca de diseños

Por qué se protegen los diseños industriales?

Los diseños industriales hacen que un producto sea atractivo y llamativo; por consiguiente, aumentan el valor comercial del producto, así como sus posibilidades de venta.

La protección de un diseño industrial ayuda a incrementar el rendimiento del capital invertido. Un sistema eficaz de protección beneficia asimismo a los consumidores y al público en general, pues fomenta la competencia leal y las prácticas comerciales honestas.

La protección de los diseños industriales contribuye a fomentar el desarrollo económico, alentando la creatividad en los sectores industriales y manufactureros, y contribuye a la expansión de la actividad comercial y al fomento de la exportación de productos nacionales. 

Cómo se protegen los diseños industriales?

En la mayoría de los países, el diseño debe registrarse para estar protegido bajo la legislación correspondiente. Por norma general, el diseño debe ser “nuevo” u “original”. La definición de dichos términos varía de un país a otro, como también el trámite de registro. Por lo general, “nuevo” significa que no se tiene conocimiento de la existencia de un diseño idéntico o muy similar. Una vez registrado el diseño, se concede la protección por un plazo que suele ser de cinco años, con la posibilidad de seguir renovando el registro, en la mayoría de los casos por un período de hasta 15 años.

En función de la legislación nacional y del tipo de diseño de que se trate, éste último también puede estar protegido como obra de arte en virtud de la legislación sobre derecho de autor. En algunos países es posible obtener una protección doble, en virtud de la legislación sobre diseños industriales y en virtud de la legislación sobre derecho de autor. En otros, son mutuamente excluyentes: cuando el titular escoge un tipo de protección, ya no puede acogerse a la otra.

En ciertas circunstancias, un diseño industrial puede estar protegido por la legislación sobre competencia desleal, si bien las condiciones de protección y los derechos y recursos disponibles pueden ser muy diferentes.

Qué es el plazo de gracia?

En la legislación nacional o regional aplicable en algunos países es posible que se contemple la aplicación de un plazo de gracia y los requisitos correspondientes. En dicho caso, la legislación puede autorizar la presentación de una solicitud de registro de diseño industrial después de su divulgación, dentro de un plazo limitado a partir de la fecha de divulgación (generalmente de seis meses o un año).

Durante el plazo de gracia, el producto que constituye el diseño industrial o en relación con el cual este último es utilizado se podrá comercializar sin destruir la novedad del diseño industrial y es posible que todavía se pueda presentar una solicitud de registro en el país en cuestión antes de que venza el plazo de gracia.

Qué diseños no pueden gozar de protección?

En muchos territorios, quedan excluidos de la protección los siguientes tipos de diseños::

  • los diseños que no cumplan los requisitos de novedad, originalidad o carácter individual;
  • los diseños que respondan exclusivamente a la función técnica de un producto; eventualmente será posible proteger las características técnicas o funcionales de ese tipo de diseños, según las circunstancias del caso, mediante otros derechos de propiedad intelectual (por ejemplo, patentes, modelos de utilidad o secretos comerciales);
  • los diseños que incluyan símbolos o emblemas oficiales protegidos (como la bandera nacional);
  • los diseños que se consideren contrarios al orden público y las buenas costumbres.

En algunos territorios, la artesanía está excluida de la protección como diseños, puesto que la legislación nacional exige que el producto al que se aplique un diseño industrial sea “un artículo manufacturado” o que pueda reproducirse “por medios industriales”.

Qué derechos confiere la protección de un diseño industrial?

El titular de un diseño industrial registrado goza del derecho a impedir la reproducción o imitación no autorizadas por parte de terceros. Ello incluye el derecho a impedir la fabricación, venta o importación por terceros no autorizados de cualquier producto en el que esté incorporado el diseño al que se aplique. Puesto que la protección de los diseños industriales es de naturaleza territorial, ese derecho se limita al territorio en el que el ha sido registrado el diseño.

Qué alcance tiene la protección de los diseños industriales?

Por lo general, la protección de los diseños industriales se limita al país que la concede. Bajo el Arreglo de La Haya relativo al Registro Internacional de Dibujos y Modelos Industriales, tratado administrado por la OMPI, se prevé un procedimiento de registro internacional. El solicitante puede presentar una única solicitud internacional ante la OMPI, designando todos los Estados parte en el Arreglo en los que desee obtener protección para el dibujo o modelo..

Cómo se pueden hacer valer los derechos que se tienen sobre los diseños industriales en caso de violación?

En caso de violación de los derechos, el titular del diseño industrial podrá, en primer lugar, decidir enviar una carta al infractor conminándole a cesar la práctica ilegal e informándole del posible conflicto entre los derechos que posee sobre su diseño industrial y el producto supuestamente infractor, pidiéndole que cese la actividad infractora. Si persiste la infracción, el titular de los derechos sobre el diseño industrial podrá decidir tomar las medidas legales adecuadas contra el infractor, según se contemple en la legislación aplicable.

La observancia de los derechos existentes sobre los diseños industriales puede resultar una cuestión compleja, por lo que es aconsejable recurrir a los servicios de un abogado que será en principio la persona competente para proporcionar asesoramiento acerca de la manera de solucionar los litigios.
 

Sistema de La Haya