World Intellectual Property Organization

Prefacio

Una conferencia diplomática celebrada en Locarno (Suiza), a la que fueron invitados todos los países miembros del Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial, adoptó, el 8 de octubre de 1968, el Arreglo de Locarno que establece una Clasificación Internacional para los Dibujos y Modelos Industriales (Clasificación de Locarno).

La Clasificación de Locarno contiene:

i) una lista de clases y subclases;

ii) una lista alfabética de productos en los que se incorporan dibujos o diseños industriales, con indicación de las clases y subclases en las que están ordenados;

iii) notas explicativas.

La lista original de las clases y subclases fue anexada al Arreglo de Locarno al momento de su adopción.

El Arreglo de Locarno estableció un Comité de Expertos en el que está representado todo país parte en el Arreglo de Locarno y facultó a dicho Comité para introducir modificaciones o complementos a la lista original de clases y subclases, establecer la lista alfabética y las notas explicativas (que no se establecieron en la conferencia diplomática), y enmendar o completar cada una de las tres partes de la Clasificación (la lista de clases y subclases, la lista alfabética de productos y las notas explicativas).

Uso de la Clasificación de Locarno

La Clasificación de Locarno sólo tiene “un carácter administrativo” y no obliga a los países contratantes “ni en cuanto a la naturaleza ni en cuanto al alcance de la protección del dibujo o modelo en esos países” (Arreglo de Locarno, Artículo 2.1)).

El Arreglo de Locarno establece que las oficinas de propiedad industrial de los países contratantes “harán figurar en los títulos oficiales de los depósitos o registros de los dibujos o modelos, y, si son publicados oficialmente, en esas publicaciones, los números de las clases y subclases de la Clasificación Internacional a que pertenezcan los productos a los que se incorporan los dibujos o modelos” (Artículo 2.3)). Las Recomendaciones del Comité de Expertos tratan de la manera en que las clases y subclases deberán ser indicadas en dichos documentos y publicaciones.

Además de las oficinas competentes de los Estados contratantes, también la Oficina Internacional de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), la Oficina de Armonización del Mercado Interior (Marcas, Dibujos y Modelos) de la Unión Europea (OAMI), la Organización Africana de la Propiedad Intelectual (OAPI), la Organización de Propiedad Intelectual del Benelux (BOIP) y la Organización Regional Africana de la Propiedad Intelectual (ARIPO) utilizan la Clasificación de Locarno en sus registros y en los documentos que publican.

Revisiones y ediciones de la Clasificación de Locarno

El Comité de Expertos ha revisado la Clasificación de Locarno en varias ocasiones. La edición actual (la novena) incluye todas las revisiones realizadas con anterioridad a noviembre de 2007. Contiene 32 clases, 219 subclases y una lista alfabética de 7,024 productos (en la versión en inglés). La lista alfabética se presenta en dos partes: la primera contiene una lista alfabética de todos los productos con independencia de la clase a la que pertenecen, y la segunda recoge, para cada clase y subclase y por orden alfabético, los productos que pertenecen a cada una de ellas. La lista de clases y subclases va acompañada de notas explicativas.

La Oficina Internacional de la OMPI publica las versiones auténticas (en inglés y en francés) de la Clasificación de Locarno en edición impresa, en CD-ROM y en línea. La novena edición fue publicada en junio de 2008, está en vigor desde el 1 de enero de 2009 y sustituye a las ediciones anteriores.

La OMPI en Internet