Cuenta corriente en la OMPI: Panorama general

La cuenta corriente en la OMPI es una cuenta financiera especial que administra la OMPI. La cuenta se lleva en francos suizos (CHF) y se puede utilizar para efectuar los pagos correspondientes a los servicios que presta la OMPI, como los siguientes:

  • marcas internacionales, diseños industriales, indicaciones geográficas, denominaciones de origen y solicitudes de patente PCT;
  • renovaciones y otros cambios;
  • solución extrajudicial de controversias y controversias sobre nombres de dominio;
  • programas de la Academia de la OMPI.

Las cuentas corrientes en la OMPI están pensadas para los clientes que realizan (o piensan realizar) de forma periódica operaciones financieras con la OMPI.

La cuenta es gratuita, pero se debe mantener un saldo mínimo de 200 CHF. Si el saldo es inferior a dicha suma, se recibirá una notificación por correo electrónico. El saldo de la cuenta se puede consultar en todo momento.

La cuenta corriente en la OMPI no devenga intereses.

Advertencia – La OMPI se reserva el derecho de cobrar una comisión en concepto de los gastos que se deban desembolsar si la cuenta corriente presenta un descubierto, si el cliente solicita extractos impresos o servicios postales adicionales o si es parte en un pleito judicial.

Atajos